La carta que un enfermero colgó en su puerta y se hizo viral

29 Jun

Carta colgada en una consulta de Enfermería que se ha hecho viral

“Queremos informar de que a partir del día de hoy no se admitirán opiniones ni quejas sobre listas de espera, recortes en sanidad, sustituciones de personal, reducciones de plantilla o cualquier otro problema de índole política relacionada con la sanidad pública”. Así arranca un aviso que se ha visto colgado en la puerta de una consulta de Enfermería en Madrid y que copia un texto en gallego aparecido en un centro de Galicia, y que ya se ha hecho viral en las redes sociales. La carta continúa diciendo que “esto es una consulta de Enfermería, no es un consultorio, ni un confesionario”. ¿La razón de esta misiva? Criticar irónicamente que “el momento para mostrar descontento o cambiar fue el pasado 26 de junio de 2016”, el día de las elecciones. Por eso, la carta, fechada el 27 de junio, indica que a partir de ese día no se aceptan más quejas: haberse quejado en las urnas…

Origen: Redacción Médica. La carta que un enfermero colgó en su puerta y se hizo viral

La crisis se come 1.200 euros del salario anual de los sanitarios

29 Jun

Los datos del INE señalan que tras la caída de 2012 los salarios brutos medios apenas han subido entre 2013 y 2014

La encuesta de la estructura salarial que este martes publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre los salarios medios brutos por trabajador en 2014 arrojan una casi imperceptible subida para los sanitarios: pasan de 24.804 euros en 2013 a 24.826 el año siguiente, apenas 22 euros de diferencia.

Los salarios en el sector sanitario empezaron caer precisamente en 2012, cuando mayores económicos se aplicaron, momento en el que perdieron 3.332 euros. En 2011 concretamente el sueldo medio para las actividades sanitarias estaba en 26.058 euros, pero se redujo hasta 22.726 euros, una bajada de la que aún no se han recuperado los bolsillos de los profesionales del sector.

De ahí que en los últimos años, desde 2012, los salarios en sanidad se hayan dejado más de 1.200 euros al año por el camino.

En los últimos datos conocidos, los de 2014, la ganancia media total por trabajador fue de 22.858,17 euros, quedando algo por encima la remuneración del sector sanitario, mientras que el que más subió fue el de las actividades inmobiliarias. En cambio, la hostelería fue la que cosechó los peores resultados.

La media total registrada en 2013 -22.697,86 euros- también se queda ligeramente por debajo del salario bruto medio para los sanitarios, que se quedó en 24.804,42 euros después de haber registrado una importante caída en 2012.

Las cifras reflejan la situación económica de los últimos cinco años, ya que la pérdida de poder adquisitivo experimentada en 2012 ha tenido después cierta recuperación en 2013, pero muy leve en 2014, al menos en lo que a sanidad se refiere.

La media salarial total, sin embargo, bajó también en 2012 pero siguió haciéndolo en 2013 y sólo en 2014 se ha recuperado ligeramente, de los 22.697,86 a los 22.858,17 euros por trabajador.

Accede aquí al documento íntegro con los datos del INE

Origen: Laura Diez. Redacción Médica. La crisis se come 1.200 euros del salario anual de los sanitarios

Un estudio estima el umbral de eficiencia del SNS en plena crisis

29 Jun

Presentado en las Jornadas de Economía de la Salud, estima el valor de cada AVAC (año de vida) entre 21.000 y 24.000 euros para el periodo 2008-2013.

Beatriz González (presidenta de Sespas), José María Abellán (presidente de AES), Laura Vallejo (secretaria de AES) y Eduardo Sánchez-Iriso (vicepresidente de AES), en las XXXVI Jornadas de AES, en Murcia. (DM)

Un estudio econométrico calcula en España el coste promedio por año de vida ajustado por calidad (AVAC) entre 21.000 y 24.000 euros para el periodo 2008-2013. Estos datos, presentados en las XXXVI Jornadas de Economía de la Salud, celebrada la pasada semana en Murcia, sirvieron para que los expertos se planteen la necesidad de que el SNS disponga de un umbral de coste-efectividad, aunque con algunas matizaciones.

Laura Vallejo, miembro del Departamento de Evaluación del Servicio Canario de Salud, dio a conocer el trabajo empírico, realizado en colaboración con la Fundación Canaria de Investigación y Salud, para calcular el citado umbral según datos de esperanza y calidad de vida de la población. “No teníamos ningún valor en España para calcular la eficiencia de la tecnología sanitaria o cuánto le cuesta al SNS generar un año de salud perfecta en cada ciudadano”, comenta la investigadora.

Vallejo concluyó en su trabajo -que abarca una etapa de crisis económica- que por cada partida de entre 21.000 y 24.000 euros que se desvía del SNS para financiar otras alternativas de tratamiento o tecnologías se pierde un AVAC en la población. Incluso incorporando una nueva tecnología se perdería salud neta de la población si se superaran los 30.000 euros por AVAC.

Además, hace dos recomendaciones: en contextos de desinversión, que no se supere el rango de 20.000 a 25.000 euros, y también seguir explorando el valor social de las ganancias en salud para fijar un umbral en los contextos en que el SNS no tenga que desinvertir.

Pero ¿debe establecerse un umbral español? Los expertos creen que sí, aunque se entregan con diferente ímpetu. Beatriz González, profesora de la Universidad de Las Palmas y presidenta de Sespas, da un sí con mayúsculas por varias razones: para prevenir la arbitrariedad en el SNS; para que sirva como faro para la transparencia y la cultura de la priorización, para la disciplina y la regulación de precios; como condición necesaria para la arquitectura institucional; porque “las leyes hay que cumplirlas” -y cita con ironía las normativas actuales que ni siquiera mencionan costes o informes de posicionamiento terapéutico-, y porque previene la improvisación.

Y, finalmente, para evitar los “silos” en las partidas económicas, “que van contra el genotipo más íntimo de la economía de la salud”.

Según José María Abellán, profesor de la Universidad de Murcia y elegido nuevo presidente de la Asociación de Economía de la Salud (AES) durante las jornadas, para calcular el umbral deberían sumarse parámetros como el reembolso y la fijación de precios al gasto en medicamentos o tecnología. “El umbral debe ser explícito y vinculante si queremos que sirva para algo”. Y califica de “imposible o improbable” que una institución supranacional se haga cargo de ello.

Por autonomías
Otra pregunta rizó el rizo: ¿umbral y modificadores de umbral para el SNS o para cada comunidad autónoma? En opinión de González, sí pueden establecerse diferentes umbrales, aunque con un juego de mínimos y máximos. “Hacerlo por autonomías implica un tema normativo que tiene que ver con el concepto de equidad, con una cartera básica, y habría que consultar a la sociedad”.

Abellán se mostró contrario a que el umbral de coste-efectividad se estime “a base de revisiones de literatura, o de análisis retrospectivos de agencias de evaluación económica, o de diversas ocurrencias”. Entre los enfoques de demanda y de oferta en que se basa el cálculo apuesta por el primero, que sería el valor de ganar un AVAC, antes que el coste de producirlo, y subrayó la necesidad de considerar la perspectiva social.

¿Umbral o dintel?

Con respecto al cálculo del umbral de coste-efectividad presentado en las Jornadas de AES, “tiene que tener un dintel y eso es más importante que el número de euros”, dijo Salvador Peiró, del Centro Superior de Investigación en Salud Pública de Valencia, que bromea con que “ya nos hemos gastado los 30.000 euros del AVAC en otras cosas”. Peiró dibujó una simbólica “puerta” de coste-efectividad “que sirva para la toma de decisiones, no para hacer evaluaciones más bonitas”. Este experto asegura que tener un umbral oficial de eficiencia incentivaría los estudios de evaluación económica. Manifiesta que habría que estar dispuestos “a saltarse reglas, aunque con transparencia, si de verdad queremos tener un umbral” en casos en que los topes establecidos por Sanidad resultaran ineficientes o fueran en detrimento de los valores de salud perseguidos.

Origen: Un estudio estima el umbral de eficiencia del SNS en plena crisis – DiarioMedico.com

El copago empeoró la adherencia y la crisis elevó el uso del SNS

29 Jun

Efectos de la crisis en la salud 

Varios estudios presentados en las jornadas anuales de Economía de la Salud muestran empeoramiento de la salud percibida y del acceso a prestaciones como consecuencia de la crisis.

copago3Hace tan sólo unos días que  en las Jornadas de Economía de la Salud celebradas en Murcia se dio a conocer el primer estudio español que ha estimado el coste promedio de un año de vida ajustado a calidad (AVAC), que se ha situado entre 21.000 y 24.000 euros para el periodo 2008-2013. La estimación de este umbral para España aspira a servir de referencia para la toma de decisiones de la Administración en procesos de desinversión en tecnologías sanitarias y medicamentos.

Pese a la amplia controversia que ha despertado esta investigación, no ha sido la única presentada en las jornadas que invita a la reflexión. Entre los estudios presentados han proliferado los dedicados a los efectos de la crisis económica y de los recortes sobre la salud y el comportamiento de los pacientes. Entre ellos, destaca la investigación de la presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas), Beatriz González López-Valcárcel, que concluye que la reforma del copago ha tenido un efecto negativo en la adherencia a los tratamientos de los pensionistas.

La investigación, concretamente, ha analizado el cumplimiento terapéutico de mayores de 35 años que han sufrido un infarto durante el periodo 2009-2013, y ha llegado a la conclusión de que la reforma que introdujo el copago a pensionistas redujo la adherencia a los tratamientos entre los jubilados pero no tanto entre los activos, si bien lo hizo de forma transitoria recuperándose  los niveles de cumplimiento año y medio después de la reforma. Concretamente, antes de la reforma del copago la no-adherencia a los tratamientos tras un síndrome coronario agudo alcanzaba entre los activos al 9 por ciento de los tratamientos con IECA/ARA y al 16 por ciento de las terapias con estatinas. En el caso de los pensionistas, estas cifras eran mucho menores, con un 5-6 por ciento de incumplimientos. Tras la reforma del copago en 2012 el incumplimiento en activos creció un 1 por ciento y en pensionistas entre 2 y 3 por ciento.

Otro de los estudios más llamativos sobre los efectos de los recortes y la crisis económica que han visto la luz estos días ha sido el presentado por Genoveva Barba de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitaria (AQuAS), La investigación en este caso ha analizado el uso de servicios sanitarios y de consumo de psicofármacos entre la población más vulnerable ante la crisis, esto es, los exentos de copago farmacéutico que son, en la práctica, personas económicamente vulnerables como parados de larga duración o rentas de inserción. El estudio, con datos de Cataluña, ha llegado a la conclusión de que había un 2,3 por ciento de población exenta de copago por estas razones y que quienes estaban exentos eran personas con el doble de probabilidad de consumir psicofármacos que el resto de la población, pero también con una probabilidad 1,5 veces mayor de ser ingresadas en hospitales, 1,4 veces mayor de ir a Urgencias y 3,5 veces mayor de ser atendidos en centros de salud mental. Dicho en plata, la crisis económica ha puesto a este colectivo en especial riesgo sanitario.

No en vano, en esta misma línea, otro de los estudios presentados en el encuentro de economistas de la salud ha llegado a la conclusión de que la crisis “muestra una relación con el aumento del consumo de somníferos y ansiolíticos para ambos sexos, siendo más probable el consumo entre mujeres de nivel económico bajo. Estar empleado disminuye, por el contrario, la probabilidad de consumir tranquilizantes”.

Lea el reportaje completo:

Origen: Laura Gutierrez. El copago empeoró la adherencia y la crisis elevó el uso del SNS – DiarioMedico.com

¿Pueden expedientar a un médico por criticar los recortes en su blog personal?

29 Jun

Según los expertos, la jurisprudencia señala que, en casos en los que las críticas se hagan en defensa del interés púbico, el ámbito de la libertad de expresión del profesional se ampliaría.

Entrada al Hospital Universitario de Burgos. GIT

La polémica suscitada por la apertura de un expediente disciplinario a Virginia Ruiz Martín , una oncóloga del Hospital de Burgos (aunque el propio consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez, ha negado posteriormente que se le abriera dicho expediente), trasquejarse en una entrada en su blog personal de los retrasos en el tratamiento de radioterapia a los pacientes, así como de la “sobrecarga” que viven en su servicio debido a la falta de personal, ha reabierto el debate, especialmente en las redes sociales, sobre la libertad de expresión del médico.

Virginia Ruiz Martín

Virginia Ruiz Martín

Según la Consejería de Sanidad, la profesional utilizó los mecanismos internos para trasladar sus quejas a la dirección del hospital, por lo que no se le ha abierto un expediente.

De hecho, esta empleada ha recibido el apoyo de una institución científica como la Sociedad Española de Oncología Radioterapia (SEOR), que defiende el “trato injusto” del hospital al amenazar a la profesional con abrirle un expediente por, supuestamente, haber faltado al “deber de reserva y confidencialidad” respecto a su servicio médico. El Defensor del Paciente y los propios profesionales (una petición en la conocida plataforma digital Change.org ha superado las 4.000 firmas) también han apoyado a esta médica por sus declaraciones.

Pero, ¿hasta dónde llega la libertad de expresión del médico? Según explica a Consalud.es Adrián Carriedo, abogado de Lex Abogacía, son muchos los factores que intervienen en un caso así a la hora de abrir un expediente disciplinario a un profesional. Entre ellos, el hecho de que, habitualmente, los empleados ya tienen vías internas para plantear este tipo de quejas a la dirección del hospital. Algo que, como ha reconocido la propia Consejería, sí había hecho la oncóloga de Burgos, de ahí a que niegue haberle abierto el expediente.

En caso de que sí se le hubiera expedientado (ya ocurrió algo parecido con un médico de La Paz, que fue cesado de su cargo), entraría en juego un conflicto de intereses entre la libertad de expresión del profesional y los intereses de la propia administración. Un conflicto en el que, según señala el experto, se tendría que ponderar qué derecho habría de prevalecer en función de los hechos.

LA DOCTRINA DEL CONSTITUCIONAL

La doctrina “es tajante al afirmar que el ámbito de la libertad de expresión se amplía cuando lo expresado se refiere a cuestiones de interés público”

En este sentido, una sentencia del Tribunal Constitucional, ante un caso muy similar, señala que la doctrina anterior “es tajante al afirmar que el ámbito de la libertad de expresión se amplía cuando lo expresado se refiere a cuestiones de interés público”.

Además, la misma sentencia, a la que alude el portavoz de Lex Abogacía, aclara que, para que se supere ese límite de la libertad de expresión son necesarias dos premisas: que se haya puesto en entredicho (públicamente o no) la autoridad de algún superior jerárquico; y que la actuación haya comprometido el buen funcionamiento del servicio público en el que trabaja.

“A mi modo de ver, en este caso, las manifestaciones de la doctora tienen un interés público, porque estamos hablando de un posible mal funcionamiento de un servicio tan importante como es la sanidad, que afecta de forma directa y negativa a la salud de los pacientes y su integridad física”, señala Adrián Carriedo, que tampoco considera que se cumpla la otra premisa, puesto que el artículo de la facultativa, “no compromete el buen funcionamiento del servicio, sino que postula una protesta por su mal funcionamiento y por tanto va dirigido a mejorarlo”.

De hecho, Sanidad se ha mostrado favorable a algunas de sus peticiones, como replantear la distribución de los pacientes que se asignan a cada hospital.

No obstante, y aunque en este caso la queja de la profesional a través de su blog podría quedar amparada por la libertad de expresión, el experto señala que cada situación es distinta y depende de cómo se desarrolle el proceso de instrucción del expediente en cuestión.

Origen: Con Salud ¿Pueden expedientar a un médico por criticar los recortes en su blog personal?

La casta expedienta a los que denuncian irregularidades

Da los mismo que sea en Burgos, Barbastro o Zaragoza y con políticos del PP o del PSOE. La casta de politicos y directivos impresentables intentan acallar las voces que denuncian graves irregularidades en la asistencia sanitaria. Ya vale de que politicastros como el Consejero de Aragón Sebastian Celaya o el de Castilla León hayan usado este metodo para ocultar sus  errores. No son democratas. Son politicastros de la casta.

Podemos prefiere un pacto PP-PSOE en sanidad

29 Jun

La formación morada cree que sería el escenario “menos malo” si se compara con una coalición del PP con C’s

De izquierda a derecha, Amparo Botejara, Jesús María Fernández, Francisco Igea y José Ignacio Echániz.

El escenario político que ha dejado el 26-J es incierto en el que el PP tiene la iniciativa y puede tratar de formar Gobierno con Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canaria o tratar de convencer al PSOE para formar una gran coalición. También cabe la posibilidad de que el PSOE pudiera tratar de formar Gobierno con el apoyo o la abstención de Podemos y Ciudadanos.

Ante esta situación Amparo Botejara, exportavoz adjunta de Podemos en la Comisión de Sanidad del Congreso y reelegida diputada por Badajoz, ha señalado  que un Gobierno del PP “sería muy negativo para los servicios públicos y, en especial, para la sanidad”. Considera que “los recortes que plantea Bruselas afectarán precisamente al ámbito sanitario” y no duda en afirmar: “Me preocupa muchísimo lo que puede pasar con la sanidad”.

Por eso, Botejara considera que sería “menos malo” para la sanidad un pacto entre PP y PSOE que una alianza del PP con Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canaria, ya que considera que el PSOE defenderá mejor los intereses de la sanidad. En el caso de que Podemos pudiera entrar en un hipotético Gobierno, defiende “revertir los recortes y apostar por una sanidad pública y de calidad para todos”.

PP: a por un gran pacto

José Ignacio Echániz, secretario general de Sanidad y Asuntos Sociales del Partido Popular y recién elegido diputado en el Congreso de los Diputados, se ha mostrado satisfecho con los “excepcionales” resultados electorales. A su juicio, la contribución del PP a la sostenibilidad y al progreso del sistema sanitario ha sido “definitiva para el respaldo conseguido”.

Es por ello que considera que “sobre las bases ya fijadas, debemos seguir construyendo, pero sin dar marcha atrás”. En este sentido, apunta: “No podemos quitar la razón a los millones de españoles que han respaldado al PP con su voto”.

Si bien, Echániz se ha mostrado confiado en la posibilidad de alcanzar acuerdos en materia sanitaria con el resto de partidos: “Tendemos la mano a todas las fuerzas políticas con las que compartimos los principios esenciales para la buena marcha de España para que nuestro sistema sanitario avance”.

En esta línea, ha abogado por la “moderación”,  la “capacidad de integración” y el “diálogo constante” porque “no hay líneas rojas y todo se puede hablar con el único fin de hacer más eficaz y sostenible el sistema de salud español”. Para Echániz lo esencial, en materia sanitaria, es “llegar a políticas de consenso”. De  hecho, ha asegurado que en estos meses de campaña electoral en los que ha coincido con los portavoces sanitarios del resto de grupos, “he percibido más puntos de acuerdo que de disenso”.

Respecto a esta etapa de negociación para la configuración del nuevo gobierno, Echániz es claro: “En democracia debe gobernar el que gana las elecciones, dos perdedores no pueden gobernar”. Asimismo, ha defendido la consecución “de un acuerdo de investidura que permita una legislatura estable y fructífera”.

PSOE: “universalidad y financiación”

No piensa de la misma manera Jesús María Fernández, exportavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso y reelecto como cabeza de lista por Navarra, que lamenta que la consecuencia del resultado de las elecciones sea “una sustracción en el proyecto de cambio que había para España debido a la intransigencia de Pablo Iglesias”, en referencia a la imposibilidad de formar Gobierno en la pasada legislatura.

Fernández destaca que la que se abre ahora es “una situación complicada porque no hay mayorías claras y el PSOE se ha presentado con un programa alternativo al del PP” que complica el entendimiento entre ambas formaciones. Aunque señala que la decisión última la tomarán los órganos del partido, apunta a que “el PSOE no está para apoyar a un Gobierno del PP”.

Sobre el papel de la sanidad en los futuros acuerdos apunta a que no es el sector “donde hay más problemas para entenderse”. En este sentido, destaca que las prioridades del PSOE a la hora de pactar son “la recuperación de la universalidad y hacer un esfuerzo financiero para mejorar la dotación de recursos de la sanidad”.

Ciudadanos: “transparencia, equidad y financiación suficiente”

Por su parte Francisco Igea, exportavoz en la Comisión de Sanidad y reelegido como cabeza de lista por Valladolid, ha señalado que su partido “es más decisivo de lo que era”, a pesar de haber perdido ocho escaños.

En este sentido, considera que una opción para un gobierno estable sería un gobierno amplio entre PP, PSOE y Ciudadanos, en el que su formación juegue un papel de “palanca para el cambio”. En su opinión, este Gobierno debería tener “una clara política de regeneración y reformas” y defiende “sentarse a hablar antes del programa y no de personas”.

Aunque sobre acuerdos concretos se remite a las decisiones que tome en su momento la ejecutiva del partido, señala que en lo sanitario el resto de partidos deberán fijarse en su programa. En sus propias palabras: “incluye rendición de cuentas, profesionalización, portal de transparencia, equidad entre comunidades y una financiación que asegure la sostenibilidad del SNS”.

Origen: Carlos Corominas. Redacción Médica Podemos prefiere un pacto PP-PSOE en sanidad

El Salud no encuentra médicos para cubrir las vacantes de Atención Primaria en el Bajo Aragón

29 Jun

Los facultativos prefieren trabajar en zonas próximas a las capitales

El problema complica las guardias de verano

El centro de salud de Alcañiz, en la foto, se queda sin uno de sus médicos de Atención Continuada. M. QUÍLEZ

El centro de salud de Alcañiz, en la foto, se queda sin uno de sus médicos de Atención Continuada. M. QUÍLEZ

El Salud no encuentra médicos para cubrir las vacantes que se producen en los centros de salud del Bajo Aragón. La escasez de profesionales, la preferencia de estos por destinos no periféricos y, por si fuera poco, la reciente convocatoria de traslados –con un saldo negativo para la zona– ha ocasionado un serio problema que se verá agravado este verano, cuando algunos pueblos pasen de 40 a 500 vecinos en unos días.

Hasta 9 médicos serían necesarios para cubrir todos los huecos que hay. Falta un facultativo de Atención Primaria en el centro de salud de Alcañiz y otro en el de Híjar, donde dos médicos están de baja. Hay otras tres bajas de Médico de Atención Continuada (MAC) –se ocupan de las urgencias– repartidas entre Alcañiz, Mas de las Matas y Cantavieja. Precisamente, uno de los MAC de Alcañiz ha pasado a atender el área de pediatría de Calanda y Mas de las Matas, al estimarse que su labor era más necesaria allí.

En Andorra, la pediatra está de baja y es un médico de atención continuada el que atiende a los niños. Por último, son necesarios médicos de refuerzo en Calanda, Mas de las Matas y Muniesa, tres de los municipios que multiplican su población. Aunque finalmente se ha resuelto, en Caspe (Zaragoza), dos médicos han tenido que asumir durante un mes el trabajo de toda la plantilla, al trasladarse a otro lugar cuatro de los seis facultativos que ejercían allí.

«Hay una falta importante de profesionales y el escollo no es económico. Lo que ocurre es que no hay médicos disponibles para sustituciones en este territorio en la bolsa de trabajo de Aragón», explicó el director médico de Atención Primaria del Sector de Alcañiz, Roberto González de Mendíbil. «Ahora mismo contrataríamos encantados a 10 médicos para esta temporada», dijo. Agregó, con preocupación, que cualquier nueva baja que se produce, «genera un problema». «Necesitamos una solución», destacó.

Situación «al límite»

El coordinador del centro de salud de Mas de las Matas, José Ángel Castán, afirmó que la situación en este ambulatorio, donde un solo médico de atención continuada tiene que hacerse cargo de tres localidades durante los fines de semana, «está al límite». Subrayó, no obstante, que «el paciente es lo primero y los médicos cumplimos con nuestro deber para llegar a todo y que la asistencia sanitaria no se resienta».

Antonio Martínez, coordinador del centro de salud de Híjar y médico de familia en Albalate del Arzobispo, señaló que hay días en los que ve hasta 80 pacientes, al haber asumido el trabajo de su compañero, de baja y sin sustituto. A su juicio, la falta de profesionales venía fraguándose desde hace tiempo y, entre otros factores, contribuyó el recorte de plazas en localidades pequeñas que se llevó a la práctica con el compromiso de enviar en verano unos médicos de refuerzo que ahora es imposible encontrar. Lamentó, además, que muchos profesionales opten por ejercer en otras comunidades autónomas o fuera de España, donde los contratos de trabajo son de mayor duración.

«Se reparte el trabajo entre todos, pero es muy complicado organizar las guardias en verano con falta de personal», advirtió el coordinador del centro de salud de Alcañiz, José Juan Calvo.

Miguel Ángel de Mingo, coordinador del centro de salud de Muniesa, donde se han quedado sin un médico de refuerzo, explicó que los tres profesionales que hay tendrán que ponerse de acuerdo para poder atender a los 12 pueblos que engloba el ambulatorio. «Solo rogamos que no haya ninguna baja», dijo.

En el resto de la provincia de Teruel, el problema es menos generalizado, aunque también en el centro de salud de Monreal del Campo han solicitado un médico de refuerzo que no llega, por lo que los profesionales temen no poder coger las vacaciones hasta octubre.

Origen: M.ª ÁNGELES MORENO. Heraldo de Aragón
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.715 seguidores