El Salud reconoce, ahora, su responsabilidad en la caída de un bebé de la incubadora

22 Ene

La Fiscalía y los padres de la niña retiran los cargos contra la enfermera acusada de un delito de lesiones por imprudencia profesional grave, para la que pedían cárcel e inhabilitación.

Foto de archivo de la unidad de Neonato del Clínico, donde ocurrieron los hechos en junio de 2016. DUCH

La juez que investiga el accidente sufrido por una recién nacida en la sala de incubadoras del Hospital Clínico ha decidido archivar el caso, por lo que finalmente no habrá juicio contra la enfermera acusada de un delito de lesiones por imprudencia profesional grave y el Servicio Aragonés de la Salud (Salud). Según fuentes judiciales, la instructora ha optado por el sobreseimiento al saber que los investigados han reconocido su responsabilidad y han cerrado un acuerdo para indemnizar a los padres del bebé. De hecho, tanto estos como la Fiscalía han retirado también la acusación.

Ignacio Barrasa Villar. Gerente del hospital Clínico y una gran eminencia de las incubadoras, la legionelosis, los elementos radiactivos y de los quirófanos cerrados

Los hechos que dieron lugar a esta investigación se produjeron a una hora todavía sin determinar entre las 22.00 del 11 de junio de 2016 y la 1.30 del día siguiente. Fue ya de madrugada cuando una de las doctoras de la unidad de Neonatos llamó por teléfono a los padres de la niña –que habían estado esa misma noche viendo a la pequeña– y les pidió que acudieran urgentemente al hospital. Cuando llegaron, les explicaron que su hija –de solo 32 días y 1,8 kilos de peso– se había aupado por sí sola a una de las ventanillas de la incubadora, había empujado la portezuela y se había precipitado al suelo. Para la pareja, aquella versión resultaba completamente inverosímil, lo que les impulsó a presentar una denuncia por la vía penal.

El Salud decidió abrir su propia investigación interna para aclarar lo sucedido y la conclusión de la inspectora fue rotunda: el personal de la unidad de Neonatos no tuvo ningún tipo de responsabilidad en el accidente. En cualquier caso, dadas las explicaciones ofrecidas a los padres, la titular del Juzgado de Instrucción número 10 decidió llamar a declarar a todos los sanitarios de la unidad que estaban trabajando cuando se produjo la caída.

Tras la práctica de los interrogatorios y después de que el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) emitiera un informe desmontando la versión del hospital de que la recién nacida había abierto sola la portezuela, la magistrada llegó a la conclusión de que a la enfermera María Victoria M. A. se le tenía que haber caído la niña de los brazos cuando trataba de calmarla. Aunque ella, nunca ha reconocido responsabilidad alguna.

A la misma conclusión llegaron la abogada de los padres del bebé, Carmen Cifuentes, y la Fiscalía, que pidieron para la acusada penas de entre 4 y 6 meses de prisión, y de entre 2 y 3 años de inhabilitación.

La representante del Ministerio Público consideraba que había causa suficiente para ir a juicio, pero ha optado también por retirar los cargos al entender que prima el interés de los perjudicados. Y estos valoran de forma positiva tanto el acuerdo cerrado con la encausada y el Salud como el hecho de que su denuncia haya servido para sustituir varias de las incubadoras del la unidad de Neonatos del Clínico.

Recuerda la Fiscalía que la acusada mantuvo siempre la versión de que la recién nacida se cayó sola. “Descartada tal increíble versión –apunta en su último informe–, hemos de suponer que la niña se cayó al suelo por un descuido de la enfermera, pero desconocemos el motivo concreto que causó tal caída”.

Origen: M. A. Coloma El Salud reconoce su responsabilidad en la caída de un bebé de la incubadora | Noticias de Aragón en Heraldo.es

Inspectores e Instructores en entredicho

Algunos inspectores del Servicio Aragonés de Salud están en entredicho. Cuando el Directivo o Consejero de turno quiere meter un paquete a algún disidente buscan al mas cabrón de todos. El interfecto se va de pesca en la vida del condenado a priori y exagera las debilidades y oculta los méritos. El resultado es la condena. El político cuando ve que su sillón esta en peligro pone a un inspector que le saque las castañas. Cuando un inspector brilla el político de turno Celaya y otros le cortan la cabeza.

Si los hechos dejan en mal lugar al Servicio Aragonés de Salud o al político de turno, como es el caso, algunos inspectores no dudan en firmar informes dudosos y en ponerse de felpudos en favor de la administración y en contra de la verdad. Es el caso que nos ocupa. La Inspectora tuvo la desfachatez de apoyar la postura oficial de que la niña se había colado por una de las ventanillas de la incubadora y se había caído sola al suelo. El Gerente del centro era Ignacio Barrasa Villar. Gerente del hospital Clínico y gran eminencia de las incubadoras, la legionelosis y de los productos radioactivos. El Consejero de Sanidad era Celaya, incompetente donde los haya y hazmerreir de la profesión. Ambos deberian saber que trabajan para los ciudadanos.

Aunque hay inspectores que brillan El cuerpo de inspección esta desprestigiado. La culpa es de ellos mismos y de los políticos que los usan como kleenex

 

Anuncios

EL PP SE HUNDE COMO EL TITANIC

22 Ene

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

La realidad es que en España la corrupción no pasa mucha factura, pero alguna pasa.

Somos un país de corruptos, quien más y quien menos, y aquí al corrupto se le considera inteligente, o muy inteligente, y todos aspiramos a emular sus “éxitos”.

Pero la corrupción institucional, puesto en macha durante décadas por el PPSOE, las dos caras de la misma moneda, creo está llegando a unos límites que son realmente insoportables.

  1. El PP debería cerrar su sede nacional de Génova, 13, en Madrid, y proceder a su desinfección, con Zotal, ese producto de tanto éxito en las granjas de animales, aunque ahora creo que está prohibido, pero siempre pueden utilizarse alguno similar.
  2. También debería despedirse, preferiblemente a patadas, a las “jovenes promesas”, esos que ya pasan de los 60 años, tipo Arenas el andaluz, tan gracioso él –y tan inútil-, la mema de empleo, perdón, quería decir la ministra del paro, o los incompetentes ministros de interior, fomento, etc. Y, por supuesto, la primera a la que habría que dar la patada en el culo sería a la gobernadora general de Cataluña, Conde Duque de Olivares, según el chepas, o alguno de sus secuaces, e incompetente total, y a las pruebas me remito.
  3. En realidad el problema viene por arriba, y desde arriba, y se llama Rajoy, un hombre designado digitalmente por Aznar, igual que él fue nombrado a dedo por Fraga, y a Fraga le eligió Franco como alto cargo del régimen: “este chico vale mucho”.
  4. Esa forma de designar a los jefes, más propia de la Iglesia que de un partido político, encierra estos problemas: muchas veces el designado es un inútil con piernas, y únicamente se ha caracterizado por hacer la pelota al jefe correspondiente, dándole siempre la razón, y sin llevarle nunca –y he dicho nunca-, la contraria.

De esos polvos vienen estos lodos.

Y claro, luego pasa lo que pasa…

En mi opinión el PP solo tiene dos alternativas:

  1. Hundirse todos juntos, al mando del aguerrido grumete, Rajoy, con ínfulas de capitán ,mientras sigue tocando la banda, o
  2. Echar a todos los inútiles, y jóvenes promesas sesentonas, es decir a la mayoría de la cúpula actual, y empezar a buscar gente nueva, preparada y competente, preferiblemente con una vida profesional fuera de la política.

Que ya sabemos que los políticos profesionales, o más bien profesionalizados, se venden por un plato de lentejas, es decir por un buen salario, un gran despacho, un coche oficial y una secretaria (o secretario) de buen ver.

De cualquier forma, y a este paso, pronto asistiremos al hundimiento del PP, mientras sigue sonando la música…

Un aragonés tarda 5,5 horas en ser ingresado

22 Ene

Sanidad admite su preocupación por las 7 horas de espera en el Royo Villanova. La demora se eleva por encima de las 15 en el Servet por las salas de observación

Sebastián Celaya

Un aragonés tarda de media 5 horas y media en ser ingresado en el hospital después de ser atendido en Urgencias. Así lo exponen los datos ofrecidos por el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, en una respuesta parlamentaria a pregunta formulada por la portavoz de Podemos, Itxaso Cabrera.

El dato que podría ser más preocupante se refiere a las 15,25 horas de demora en el hospital General del Miguel Servet de Zaragoza, desde cuyo servicio de Urgencias se solicitaron, en noviembre del año pasado, 1.231 ingresos. Sin embargo, desde el hospital se asegura que esa considerable demora nada tiene que ver con la falta de camas para poder llevar a cabo esos ingresos, sino que responde a la «singular» estructura del servicio en el centro y a sus 68 puntos de observación repartidos en las salas correspondientes. «Desde que se indica el ingreso hasta que se realiza, el paciente permanece en esas salas de observación y es el médico quien decide cuándo efectuar ese ingreso en función de la criticidad del enfermo», asegura el gerente de los sectores I y II, José Manuel Aldámiz, que añade que este sistema ofrece «recursos hasta que el paciente se encuentre estabilizado para subir a planta».

Así pues, es el criterio médico el que fija el tiempo adecuado para llevar a cabo el ingreso. «Responde a la forma de trabajar y con los servicios que se prestan en boxes o salas de observación. La falta de camas solo se produce en momentos muy puntuales y se podría decir que es un motivo marginal», afirmó Aldámiz.

ROYO VILLANOVA // Más preocupado se muestra el gerente con las 7, 22 horas que un paciente del Royo Villanova debe esperar para ser ingresado una vez ha sido atendido en Urgencias. Porque este hospital no dispone de la estructura del Servet y su pequeño tamaño se convierte en un hándicap importante. «Se impone reflexionar y tratar de darle una vuelta a este tema, pero no es fácil», indica Aldámiz. Porque, además de que el centro no dispone de todas las especialidades, su cobertura (200.000 habitantes) es excesiva en función de su tamaño. «Estamos hablando de un área que, además, ha crecido mucho en los últimos años, fundamentalmente, en cuanto a personas mayores, que son las que más uso hacen del hospital, con una nutrida presencia de residencias», subrayaron fuentes sanitarias.

En este caso, el Royo no dispone de las camas suficientes para responder a la demanda. «No damos abasto», asegura a este diario un trabajador del centro. Pero es que, además, el hospital no ofrece posibilidad alguna de crecimiento porque no hay espacio disponible para ello, así que cualquier medida a aplicar por parte de la gerencia sería ajena a obras.

EN EL POLO OPUESTO // Especialmente relevante también son las casi 6 horas de demora que un paciente debe esperar hasta ser ingresado en el hospital de Barbastro.

En el polo opuesto se sitúa el hospital Provincial de Zaragoza, donde el tiempo de espera hasta el ingreso no llega a una hora, al igual que en el Infantil (45 minutos) o Matenidad (6). En el Clínico, esta demora se sitúa entre las 2 y las 3 horas posteriores a la atención en Urgencias, similar a la del hospital de Alcañiz (2,37) y ligeramente superior a la del Ernest Lluch de Calatayud (2).

En Jaca (1,69) y Teruel (1,82) no se alcanzan las dos horas de tardanza, al igual que en el hospital oscense de San Jorge (1,41 horas).

En total, en noviembre del 2017 se solicitaron 5.883 ingresos desde los servicios de Urgencias de los nueve hospitales públicos de la comunidad, de los que 1.852 se llevaron a cabo entre las tres áreas del Servet. El Clínico Lozano Blesa, segundo con mayor volumen de ingresos, realizó 1.427.

Origen: Jorge Oto Un aragonés tarda 5,5 horas en ser ingresado – Aragón – El Periódico de Aragón

Las estatadisticas engañosas

Pedro Navaja

El Consejero de Sanidad usa las estadísticas para mentir. Usar la media anual de permanencia de pacientes en urgencias para afirmar que los aragoneses solo esperan 5,5 horas una cama es decir una verdad a medias. No es lo mismo la espera en urgencias en una hora no pico de una época no gripal que el hacinamiento invernal sin seguridad para los pacientes y en condiciones inadecuadas.

La estadísticas de Chano son Chanadas. Escomo afirmar que si entre dos se comen un pollo cada uno se ha comido medio. Celaya miente y lo decimos nosotros e incluso la Diputada Carmen Susín. Es un personaje sin conocimientos y con pocos escrúpulos al que no le importa mentir con estadísticas o sin ellas.

 

Unas 28.000 personas aspiran a una de las 2.400 plazas que el Salud ofrece este semestre

22 Ene

Los primeros exámenes de 2018 serán el 1 de febrero y le seguirán los de diferentes categorías.

Una de las últimas oposiciones del Salud.Toni Galán

Alrededor de 28.000 personas aspirarán a conseguir una de las más de 2.400 plazas que ha convocado el Servicio Aragonés del Salud (Salud) para este semestre de 2018. Los primeros exámenes se celebrarán el 1 de febrero y durante las próximas semanas se desarrollarán pruebas para diferentes categorías. Los trabajadores aseguran que es una oportunidad “histórica” por el volumen de puestos convocados y por los puntos que generarán para las futuras bolsas de empleo.

Estas 2.400 plazas forman parte de las más de 5.000 que el Servicio Aragonés de Salud consolidará en dos años. Así, estos primeros exámenes de 2018 le seguirán otros a finales de año y durante el 2019 con el mismo fin. Según han confirmado tanto fuentes sindicales como profesionales sanitarios, los aspirantes están “volcándose” en esta gran convocatoria, ya que la consideran una gran “oportunidad”. La ope aragonesa, una de las primeras en salir adelante a nivel nacional, también ha atraído a mucha gente de otras comunidades.

“Es la Oferta de Empleo Público (OPE) con más plazas desde las transferencias sanitarias”, asegura Merche Otín, del sindicato médico Cesm Aragón, que recuerda las más de 700 plazas de especialistas que se convocan. Por ejemplo, destacó las 72 plazas de médico de Urgencias hospitalarias o las 50 de Anestesiología para las que en principio optarán 157 personas.

Precisamente, Delia Lizana, del sindicato CC.OO. subraya la importancia de esta oferta de empleo, que ha sido “fruto del pacto por el empleo que firmamos en el año 2014”. Permitirá, según aseguró Lizana, que Aragón sea la primera Comunidad que reduzca la temporalidad al 8% y, sobre todo, que haga frente a la falta de especialistas en los centros periféricos, un problema que se ha acrecentado en los últimos meses (algunas vacantes están todavía sin cubrir).

Pero al importante volumen de plazas convocadas, se suma otra circunstancia que hace que esta oferta de empleo pública sea especialmente atractiva para el personal sanitario: el cambio de baremos para las próximas bolsas de empleo. Hasta ahora, el Salud daba seis puntos extra por cada oposición aprobada en cualquier Comunidad autonóma. A partir de ahora, y para elaborar las próximas bolsas de empleo, los profesionales sumarán 25 puntos por cada oposición aprobada en Aragón.

“A efectos de la próxima bolsa del año 2020, en Enfermería supondrá un gran cambio. Por eso, la gente también se anima a estudiar y presentarse”, afirma Ana Asín, del sindicato Satse. Más de 14.000 personas aspiran conseguir una de las 861 plazas ofertadas para Enfermería. Mientras, 661 personas se han apuntado a la oferta de 37 puestos de Matrona, según los listados provisionales publicados por el Salud. Según pudo saber este periódico, la lista definitiva de aspirantes en las categorías que faltan podrían conocerse el día 25.

“La gente no tendrá una oportunidad como esta para conseguir una plaza fija en el Salud. A partir del 2022 habrá muy poca gente que se jubile, la tasa de reposición será mínima y se generarán muy pocos contratos de interinos”, reconoce Evangelino Navarro, de CSI-F. “Para mí, son unas oposiciones históricas”, añade el delegado de Sanidad de CSI-F.

Diferentes fuentes consultadas reconocieron que todos los profesionales están “echando la carne en el asador” y, en algunos casos, las oposiciones están afectando a la planificación asistencial de algunos servicios. Admitieron, de hecho, que algunos de los aspirantes están usando todas las fórmulas posibles (días de vacaciones, moscosos, reducciones de jornada o incluso bajas temporales en las bolsas de empleo), para conseguir tiempo libre para estudiar.

“Estamos cubriendo estas semanas como podemos, pero creo que se merecen un voto de confianza. Es una gran oportunidad para ellos y a nosotros nos beneficiará en el futuro”, explica un jefe de servicio de un hospital de la capital aragonesa que prefiere guardar el anonimato. Hay que tener en cuenta que muchos de los profesionales sanitarios cuentan ya con hijos a su cargo e incluso personas mayores y su tiempo de estudio es limitado.

“Estudio entre ocho y diez horas al día”

A Juan, nombre ficticio, no le importa contar su esfuerzo diario para intentar conseguir una plaza de especialista. Prefiere guardar el anonimato, pero reconoce que esta es una gran oportunidad que no puede desaprovechar. Lleva meses delante de los libros, pero es ahora, al acumular varios días de fiesta, cuando está dedicando más horas a fijar conceptos.”Llevo meses dedicando unas 5 o 6 horas al día, pero he cogido vacaciones y estoy metiendo entre 8 y 10″, explica este facultativo que lleva tiempo de interino.”Mientras estás trabajando dedicas las horas que puedes y tienes libres, que realmente no son muchas”, añade.

Academias y sindicatos sanitarios que ayudan en la preparación de estas oposiciones admiten que han generado un enorme interés por el volumen de plazas que se ofrecen. Desde la academia Master D, especializada en estos exámenes, explican que las peticiones de información se dispararon cuando se publicitaron las oposiciones y cuando se convocaron.

Susana Rupérez, una de las docentes de sanidad del centro Master D, afirma que es una gran oportunidad para conseguir una plaza pública fija, pero hace hincapié en que hay que tomarse en serio la convocatoria. Según su experiencia, se requieren al menos ocho meses de preparación para enfrentarse a unos exámenes de esta dimensión.“De hecho, la gente normalmente precisa dos o tres años”, señala.

Para la experta, es importante prepararse bien para el día de la prueba y, por ello, desde su academia se trabaja especialmente en la gestión del estrés y las técnicas de estudio. Por ejemplo, según Rupérez, es importante descansar unos minutos cada hora de estudio.”Si se estudia de tirón llega un momento que no sirve de nada”, afirma la docente de Sanidad.

C. Fontenla

Origen: Unas 28.000 personas aspiran a una de las 2.400 plazas que el Salud ofrece este semestre | Noticias de Aragón en Heraldo.es

Celaya defiende una organización ‘flexible’ de los centros de salud rurales

22 Ene

El responsable político ha destacado la “importancia” de llevar la atención primara a todos los pueblos de la Comunidad, independientemente del número de habitantes que tengan

Sebastián Celaya

El consejero de Sanidad del Gobierno aragonés, Sebastián Celaya, ha incidido hoy en la necesidad de que los centros de salud rurales dispongan de una organización “flexible” para adaptarse a las necesidades del medio en el que llevan a cabo su labor.

Celaya ha hecho esta afirmación durante el transcurso de una visita a los centros de salud altoaragoneses de Grañén y Almudévar, que atienden cada uno a más de cuatro mil personas, informa el Ejecutivo regional.

El responsable político ha destacado la “importancia” de llevar la atención primara a todos los pueblos de la Comunidad, independientemente del número de habitantes que tengan

Durante la visita, Celaya ha puesto de manifiesto la importancia de llevar la Atención Primaria a todos los pueblos independientemente de que tengan muchos o pocos habitantes.

Por esta razón, ha resaltado que estos centros deben de tener una organización “más flexible” que les permita adaptarse a las necesidades del medio rural.

Ha destacado a este respecto que el centro de salud de Grañén debe de verse como un ejemplo de cómo tiene que enfocarse el futuro de la atención primaria en Aragón, con una organización “flexible y propia”.

Además, ha apostado por reforzar el papel del personal de enfermería y de la fisioterapia, por las consultas monográficas y por las nuevas tecnologías como formas de mejorar la calidad de la asistencial en las zonas rurales.

Origen: Celaya defiende una organización ‘flexible’ de los centros de salud rurales – Aragón – El Periódico de Aragón

«El convenio con el Salud ha salvado al hospital Militar»

22 Ene

José María Abad, el pasado jueves, en el salón de actos del hospital de la Defensa. – CHUS MARCHADOR

Esta semana se formalizaba la integración en el Salud del hospital de la Defensa de Zaragoza, más conocido como hospital Militar. Su director analiza para EL PERIÓDICO qué supone el cambio.

–El convenio acordado con el Salud ha cambiado radicalmente la situación del centro. ¿Cómo lo ha acogido?

–Realmente estoy muy contento. Como director del hospital es un gran momento, sin duda.

–Hubo momentos duros. ¿Cuánto de cerca estuvo el cierre de las instalaciones?

–Ha habido momentos muy difíciles, es verdad. Al comienzo de las negociaciones todo era imposible porque, a principios de año, la posibilidad de que el Ministerio de Defensa mantuviera este hospital era inviable. Porque no hay suficientes médicos especialistas como para dar asistencia de un hospital y teníamos que replegarnos, utilizando la terminología militar, al Gómez Ulla en Madrid. No había más remedio.

–Entonces se podría afirmar que el convenio con el Salud ha salvado la vida al hospital Militar.

–Por supuesto. Así es. Porque de esta forma al Ejecutivo le interesan las especialidades pero un hospital no se puede lograr sin todas ellas porque todas son muy importantes y no puedes quedarte solo con Cirugía. O tienes todo o no tienes nada y la única posibilidad de subsistir era que la sanidad aragonesa pusiera los especialistas. Ellos se han encontrado con un hospital que ya funciona, aunque hay que rearmarlo porque hay servicios completos pero otros se pueden rellenar con personal del Salud. Y este hospital lo tiene mucho más fácil para seguir funcionando. De hecho, aunque el convenio ha costado mucho por temas burocráticos, está funcionando ya.

–De momento, ya están abiertas tres plantas de Medicina Interna, Psiquiatría y Geriatría…

–Desde la primera reunión, el año pasado, empezamos a trabajar. Se abrió Psiquiatría, luego Medicina Interna y Geriatría y la voluntad e impulso políticos han sido tan importantes que los demás hemos hecho lo que hemos podido y entre todos lo estamos consiguiendo.

–El Salud defiende que el hospital era un recurso al que no podía renunciar y que debía aprovechar.

–Claro. Evidentemente, con la epidemia de gripe que ha habido, se nos han roto un poco las costuras porque no tenemos capacidad para tanta gente. Nos hemos llegado a meter 150 personas y son demasiadas para el personal de que disponemos. El hospital es grande y tiene mucha capacidad, pero una cosa es el centro y otra las personas.

–¿Se necesita mucha inversión en el hospital de cara a esa integración práctica en el Salud?

–Lo cierto es que el hospital está bastante bien. Hay alguna parte sin renovar pero gran parte del centro está ya bastante actualizada. Habrá que hacer alguna cosa pero vamos a atravesar por una época en la que podría haber algún desfase en cuanto a quién asume una cosa u otra o una u otra máquina. Pero se podrá arreglar. Seguro.

-¿Qué porcentaje del centro seguirá siendo de uso exclusivo militar?

–En principio, alrededor del 60% del personal es de Defensa y el resto del Salud. Pero el 90% de los pacientes son del Salud. La cuestión ahora es que estaríamos encantados de que se pudieran formar aquí médicos militares.

–¿Ese es el reto ahora?

No hay paro y tienen puesto asegurado como médico militar. Hay mucha demanda de sanidad pero poca oferta de médicos especialistas. A efecto militar es un plus y no todo el mundo se quiere apuntar, pero si algún traumatólogo se quiere hacer médico militar, que hable conmigo (risas).

–¿Todo el personal que actualmente trabaja en el hospital tiene el puesto garantizado con la integración?

–Evidentemente, todos los trabajadores fijos seguirán trabajando e incluso es posible que se incremente alguna plaza de Oferta Pública de Empleo (OPE). Es un proyecto de futuro y nos interesa mantener nuestra parte.

Origen: Jorge Oto «El convenio con el Salud ha salvado al hospital Militar» – Aragón – El Periódico de Aragón

ESTOY CON LOS AMIGOS DE DON JOSÉ LUIS IRANZO

19 Ene

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

Leo hoy en la prensa aragonesa que un grupo de amigos de don José Luis Iranzo, que en paz descanse, el ganadero asesinado por un hideputa extranjero en Teruel, han hecho público un comunicado pidiendo el cese o dimisión del Subdelegado del Gobierno en la provincia, por incompetente.

Ni que decir tiene que me adhiero y solidarizo con esa propuesta.

En ningún momento la guardia civil avisó a las autoridades locales de la presencia en la zona de un peligroso delincuente, nacional o extranjero, pues se supone que en esos momentos desconocían su identidad, pero no su peligrosidad, pues ya había recibido a tiros a dos agricultores, cuando fueron a la granja de uno de ellos…

Tampoco se hizo ninguna batida especial por la zona, como hubiera sido lo lógico, es posible que para no alarmar a la población, o por la tradicional carencia de medios en Teruel, donde la mayoría de los guardias civiles están en la capital de la provincia, mientras que escasamente hay efectivos desplegados por el territorio.

Capital de la provincia que, para más inri, está en un extremo del territorio, de forma que difícilmente se pueden atender desde allí estos servicios, salvo con varias horas de espera de la llegada de las dotaciones correspondientes.

Soy consciente de que los destinos en la guardia civil son funcionariales, es decir, no políticos, pero creo que debería realizarse un dos por uno, es decir cesar a ambos, al subdelegado y al teniente coronel primer jefe de la comandancia de Teruel, pues parece obvio que ambos no han sabido estar a la altura de las circunstancias.

Los hijos, la viuda, los padres, los vecinos y amigos de don José Luis Iranzo lo merecen.

¡La única persona a la que no se enterró con grandes honores, pero si con el cariño de todo su pueblo!

Y que, al día de hoy, sigue sin recibir condecoración alguna, por desgracia a título póstumo.

Ello pese a que era el único de los tres asesinados que no tenía obligación alguna de sacrificarse por los demás, o de colaborar con las fuerzas de seguridad del Estado.

Así paga España a sus héroes…

A %d blogueros les gusta esto: