Tag Archives: Raquel Tenías

INSTALANDO DICTADURA

21 Sep

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

  Entre las docenas de chistes y memes que circulan estos días por la red, sobre las medidas que se están tomando para impedir el referéndum catalán, he leído algunos que me parecen geniales. Por ejemplo uno que sugiere a los organizadores que escondan las papeletas para votar… en las cunetas porque allí nunca miran. Humor negro, esperpéntico, como no podía ser de otra manera dada la situación valleinclanesca que atravesamos, ¡y cuándo no! los carpetovetones. Pero declarar un estado de excepción en Cataluña no tiene ninguna gracia.

Como no la tiene detener concejales preventivamente o que se vulnere el derecho a las comunicaciones, la información  y la reunión pacífica entre ciudadanos sin autorización judicial. Aquí pisamos democracia. Y oiga, mire, al margen de la nula empatía que tengo con los movimientos independentistas sospecho que, si el gobierno español actúa con la delicadeza de un elefante en una cacharrería, no lo hace guiado por salvaguardar la unidad de España. A mi me huele que se erigen garantes anti-separatistas para que, mientras se agarran al pendón con patriotil vehemencia, nadie se fije en el muladar de corrupción que se les escurre escatológicamente por las perneras. Pero seguro que son cosas mías. Que soy muy mala.

Aunque no hace falta ser un reputado conocedor del comportamiento humano para entender que, semejante despliegue de torpeza y autoritarismo, es una fábrica de independentistas. Los últimos acontecimientos así lo demuestran. La reacción ante los registros, detenciones e imputaciones masivas ha sido instantánea. Una gran parte de la ciudadanía catalana, no solo la independentista, ha salido a la calle a mostrar su indignación. Pero es que además se ha creado un efecto rebote y una oleada de solidaridad ha recorrido todos los confines de la península, sin olvidar a Baleares y Canarias. Plataformas ciudadanas y diferentes organizaciones de toda España han convocado ya numerosas movilizaciones en ciudades y municipios en defensa del derecho a decidir de los catalanes.

Ya hay más de cuarenta confirmadas y el número de convocatorias no para de crecer. Y no es que nos haya entrado a todos una fiebre separatista, ¿ o puede que si?.

Porque una respuesta tan plural e inmediata solo tiene una explicación: La percepción general de que el estado de derecho está en peligro dentro y fuera de Cataluña. Y eso es algo, esa excepcionalidad que hace 38 años que no se repetía, de lo que los demócratas de todos los territorios queremos separarnos definitivamente. No se si me explico. De lo que queremos distanciarnos es de ese periodo oscuro llamado dictadura y de la falta de derechos y libertades que acarreaba. Si el estado español quisiera resolver esta crisis tiene mecanismos dentro de la Constitución para hacerlo sin tener  que anular la autonomía de ninguna comunidad. Pero sobre todo, Marianico y sus mariachis, deberían probar a usar el diálogo. A pesar de lo que opinan algunos suele dar mejor resultado que la represión. Lo digo porque, de seguir por esa linde, se va a querer emancipar hasta Murcia.

Y lo dejo ahí, que ya estamos calentitos todos con el tema, pretendiendo sacar una sonrisa con otro tuit, mucho y muy español (por lo del cachondeito que le ponemos a todo por muy grueso que sea el tema):

“El partido fundado por franquistas que hicieron la guerra por la paz, ahora detienen políticos por la democracia”.

Igual no tiene tanta gracia. En cualquier caso ,algo me dice que Rajoy no tendrá un caganer en su belén estas Navidades. Quizás puedan sustituirlo Guindos o Montoro. Aunque la sola idea, más que risa, da miedo.

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos
Anuncios

LA CRUZ, EL ROSARIO Y LAS MUELAS DE FRANCO

6 Abr

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

Según un estudio de la Universidad de Columbia (NY) por expertos en fascismos europeos, la dictadura franquista;fue una de las más sangrientas y represivas que ha conocido el viejo continente. Y no hablamos de los muertos que acarreó la contienda civil. Se refieren a después, durante el régimen. La cosa se contabiliza más o menos así: Por cada asesinato que cometió la dictadura de Mussolini, Franco y su dicharachera banda, (con Carrero Blanco el de los chistes de altos vuelos, de la mano), ejecutaron a diez mil españoles.¿No está mal eh? Su gobierno estaba cimentado en el puro terror. Y ese terror debió impregnarse en el adn de varias generaciones que, de tanto callar y temer, acabaron perdiendo la memoria.

Igual que casi acabaron perdiendo la esperanza las familias de los, todavía hoy, 120.000 desaparecidos que abonan nuestras demócratas cunetas Íbamos detrás de Camboya en el siniestro ranking de desaparecidos. Pero creo que allá han comenzado una política de recuperación de los desaparecidos y, en dos patadas, seremos los p. amos del universo en tan dudoso honor. ¡Qué se jodan los jemeres rojos!

No podía ser de otra manera por como aún se llevan estas cosas por aquí. Imaginen que, en Alemania, la fundación Adolf Hitler pusiera una demanda a un cómico por contar un chiste sobre las cenizas del genocida. ¡Ah! Que no me acordaba que, en cualquier país europeo que ha vivido un régimen fascista, no se autorizaría una fundación que reivindicara sus valores. Y menos que se nutriera con dinero público. Sería simplemente un delito. Ósea que, difícilmente, podrían denunciar a nadie y semejante disparate no sería nunca admitido a trámite. Pero España es diferente. ¿O será demente?

Aquí el esperpento fascista proyecta una alargada sombra que no deja ver con claridad. Por eso un juez español ha admitido una denuncia contra el programa “El Intermedio” de parte de unos tipos que se hacen llama Asociación para la defensa del Valle de los Caídos. Ya su sola existencia, subvencionada por todos y todas (incluidos los hijos y nietos de sus víctimas), es una ofensa nacional. Pero además, la exaltación del franquismo celebrando misas por la gloria de Paquita la Culona y sus matones y haciendo apología de la dictadura, es un delito. También aquí, aunque no lo parezca

Lo que sucede es que la ley carpetovetona es laxa y se retuerce como si se reflejara en espejos cóncavos y convexos. Igualito que en una atracción de feria de tres al cuarto pero más cutre. Y en vez de ilegalizar a esta banda de fascistas militantes, disparan al pianista. O al payaso, en este caso Wyoming que con el humor, arma poderosa donde las haya, escarba en la surrealista naturaleza de esta patria. Y a nada sale a relucir la porquería.

La demanda viene motivada porque, al parecer, estos señores fachas, se sintieron dolorosamente ofendidos por este sketch del presentador: “El Valle de los Caídos, alberga la Cruz cristiana más grande del mundo, con doscientas mil toneladas de peso y ciento cincuenta metros de altura, el triple de lo que mide la torre de Pisa. Y eso es porque Franco quería que esa Cruz se viera de lejos, normal, porque quien va a querer ver esa mierda de cerca”.

A lo mejor no han entendido bien las palabras del histrión, fascistillas de mis entretelas: Cuando hablaba de una gran mierda no se refería a la cruz como símbolo religioso. Al fin y al cabo, mandarla construir no se debe a un acto de devoción divina, sino al inconmensurable ego de un sanguinario tirano. Muchos buenos cristianos fueron represaliados por la dictadura precisamente por eso, por practicar los evangelios. Ósea que no mezclen la sensibilidad religiosa con esto. Hablamos de otra cosa.

La gran mierda que nombró Wyoming está debajo de una losa de mármol, Y los cadáveres de muchos presos republicanos permanecen retenidos, pese a la oposición de sus familias, en el mismo mausoleo que da loor a sus asesinos.Esa es la gran mierda. Que esta vergüenza nos persiga aún en nuestros días. Y que un juez admita la denuncia, otro truño como un puño. Y ya perdonarán la licencia poético-escatológica.

Me gustaría terminar aportando una humilde sugerencia para zanjar el tema: En primer lugar, y como no puede ser de otra manera, facilitar a los familiares que así lo deseen, a los de ambos bandos se sobreentiende, el traslado de los restos de sus seres queridos de este infame lugar. También los Franco podrían exhumar al abuelito e incinerar su momia en directo en Telecinco, por ejemplo. Fijo que sacaban una pasta. Ahí suelto la idea. Seguro que Carmencita la pilla. Pero si no quieren que lo dejen tranquilo.

Tumbadito en su caja, hecho un higo sí, pero un higo embalsamado.¡ Tan marcialmente muerto por la gracia de dios!. O ¡a dios gracias!, ;mejor dicho. Porque la siguiente propuesta le evitaría mucho lío y dar mas que hablar a su polifacética descendencia…Se trata de dinamitar directamente el monumento a la vergüenza con todos los trastos que queden dentro. A grandes males, grandes remedios

Puedo verlo a cámara lenta. La majestuosa tumba, con propietario incorporado, volando alegremente por los aires. Y de música de fondo… una copla de Juanito Valderrama: “Me voy a hacer un rosario… con tus dientes de marfil…”

Para que luego que digan que los rojeras tenemos animadversión a los símbolos religiosos. Pues mira que no. Es a los liberticidas que se enmascaran tras ellos. A esos mierdas.

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos

Yo soy Raquel

23 Nov

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

El próximo viernes 25 de noviembre tendrá lugar el juicio contra Raquel Tenías, miembro de la Presidencia de IU Aragón y Responsable de Relaciones con los Movimientos Sociales. Los hechos se remontan al 22 de marzo del 2014 cuando participaba en una manifestación que culminaba con la confluencia de las Marchas de la Dignidad en la capital madrileña. La fiscalía solicita para ella una pena de cuatro años de prisión por resistencia a la autoridad y desordenes públicos pese a que los cargos no se sostienen con ningún tipo de pruebas,

Al finalizar la manifestación , cuyo lema era “Pan, trabajo, techo y dignidad”, Raquel se dirigía junto a otro grupo de personas hacia el autobús que les traería de vuelta a Zaragoza. De pronto se vieron envueltos en una carga policial y de forma absolutamente aleatoria ,según aseguran múltiples testigos, fue arrojada al suelo y detenida con uso de una extrema violencia por los antidisturbios. Posteriormente empezó su particular calvario en las dependencias policiales. Durante siete horas se vio obligada a permanecer de pie con los brazos en alto, Después estuvo incomunicada durante cuatro días. Cuando fue puesta en libertad se le informó de que estaba acusada por resistencia a la autoridad y por arrojar piedras contra la embajada francesa. Los escasos cincuenta kilos de Raquel podrían ser argumento suficiente para cuestionar la resistencia a unos fornidos y bien pertrechados miembros de los cuerpos especiales. Pero es que además no existe una sola prueba, excepto el propio testimonio policial, que respalde esta afirmación.

Por otro lado, Raquel Tenías ignoraba el emplazamiento de la referida embajada y no hay un video, una foto o un testimonio, al margen del de los agentes, que la sitúe en la escena de los supuestos hechos.

¿Y saben por qué? Porque Raquel, igual que los cientos de personas que nos reunimos allí para reclamar “Pan, trabajo, techo y dignidad”, no es una delincuente. Lo que la llevó hasta allí no fue la necesidad de responder a la violencia institucional con violencia callejera o vandalismo. Lo que impulsaba a Raquel es algo cada vez más escaso en esta sociedad que avanza hacia la psicopatía y el individualismo: La conciencia. Una conciencia solidaria que motiva que una mujer trabajadora de un restaurante y madre de una niña no se abstraiga de las injusticias y se comprometa, de manera pacífica pero apasionada, para que un mundo mejor pueda germinar para todas y todos.

He hablado de una sociedad enferma donde se están revirtiendo los valores. Donde sacar los pies del cesto reclamando derechos fundamentales para los seres humanos te convierte en enemigo del sistema. En delincuente. En el nuevo mundo que se está configurando no hay cabida para la solidaridad. Es el ¡sálvese quién pueda! llevado al más descarnado extremo. El capitalismo salvaje, desbocado ahora hasta de sus propios y aberrantes orígenes, es la causa de la enorme desigualdad. Los pocos ricos son cada vez más ricos y la mayoría de pobres se vuelven cada vez más pobres. El neoliberalismo pretende eliminar totalmente al Estado de su tarea de controlador, regulador, para adueñarse, a placer, del mercado. Una práctica que está generando más y más pobreza en todo el mundo.

Entonces, ¿quiénes son los delincuentes?, ¿Los que crean la desigualdad y la pobreza o los que la combaten?

A los abanderados del actual sistema que se atreven a defenderlo enarbolando una biblia en la mano les recomiendo que repasen sus textos. Que lean sobre los profetas Isaías, Amós o Jeremías que defendían la justicia social para el género humano y se enfrentaban a los poderosos opresores arriesgando su vida por esos ideales por los que fueron perseguidos, torturados y asesinados. Ellos proponían instituciones sociales fundamentales; por ejemplo: el acceso universal a la propiedad de la tierra con una regla, la del jubileo, en que cada 50 años, la tierra debía tener justa redistribución entre todos, según el número de miembros, no según rangos, ni clases sociales ni poderes, porque era el bien más valioso de la antigüedad. Los profetas, herederos de esa tradición, lo propagaron, siendo probablemente la política social más ambiciosa de la historia del género humano. ¿Eran comunistas, podemitas, perro-flautas? Y si Jesucristo anduviera por esta época, ¿en qué lado creen que se posicionaría? ¿Junto a las grandes compañías que fabrican desigualdad y pobreza y asolan el medio ambiente? ¿Se iría a jugar al paddle con el presidente de Endesa o estaría  en las calles reclamando una solución para la pobreza energética?

En ese juicio del día 25 somos muchos los acusados. No existe banquillo para sentar a todos los que creemos que otro mundo mejor es posible y necesario, El crimen de Raquel consiste en tener un corazón valiente y solidario. Por ello se la castiga. Que no cunda el ejemplo  Jarabe de palo y mordaza al canto.

Pues que vayan fabricando más bozales y grilletes. Raquel no está sola. Todos cuantos anhelamos “Pan, trabajo, techo y dignidad” somos ella. Yo también me confieso cómplice del verdadero delito por el que le acusan:  No doblegarse a la fatalidad del extraño mundo que están construyendo. Yo también soy una criminal peligrosa. Yo soy ella.

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos
A %d blogueros les gusta esto: