Tag Archives: Ramiro Grau Morancho

CATALUÑA NO TIENE SOLUCIÓN

14 Dic

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado y escritor. Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com

Ramiro Grau Morancho

Pienso, en conciencia, que la “cuestión catalana” no tiene solución. Y no tiene solución pues no se han puesto las bases para ello, atacándose solamente los efectos, pero no las causas de la situación, de cómo hemos llegado a dónde estamos: una región en la que una gran parte de la población desearía ir por libre, fuera de España, pues están convencidos de que les iría mejor.

Da igual que sean el treinta por ciento, el cuarenta o el cuarenta y cinco… Lo cierto es que es un sentimiento que va en aumento, o por lo menos no disminuye. Y ello se debe a varios factores, contra los que el pusilánime –y digo pusilánime por no decir cobarde- gobierno del PP no ha querido hacer nada:

  1. El adoctrinamiento de los niños desde la guardería, es decir, a los 3 años, y hasta los 16, como mínimo, inculcándoles la idea de que España les roba, de que Cataluña fue un estado avasallado e invadido por nosotros, y otras visiones igualmente peripatéticas de la historia, y de juzgado de guardia.

¡Pero cuándo todo un ministro de educación, cultura y deportes, y Barón de Claret, lo niega expresamente, es obvio que no han hecho nada, ni piensan hacerlo!

Y ello a pesar de que el art. 27, 8, de la Constitución les faculta para ello: “Los poderes públicos inspeccionarán y homologarán el sistema educativo para garantizar el cumplimiento de las leyes”.

  1. La inmersión lingüística, o más bien la imposición obligatoria del catalán, en la enseñanza y en la sociedad, sin que el Estado español haya sido capaz de reaccionar a tiempo, simplemente respetando lo que dice la Constitución al efecto:

Art. 3, 1: “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”.

Los niños que tienen la desgracia de vivir en Cataluña son sumergidos en el catalán, que se impone manu militare en todo el sistema educativo, sin que ningún gobierno, ni del PP ni del PSOE (las dos caras de una misma moneda) hayan sido capaces de hacer algo para evitar esta situación auténticamente dictatorial.

  1. La existencia de un cuerpo policial, más bien en funciones de policía política, germen de un futuro ejército catalán, que Dios quiera no se levanten en armas pronto contra España…Es algo que cualquier persona con dos dedos de frente lo ve venir, menos el gobierno del PP…

¿De dónde sacan los ministros y altos cargos estos pardillos…? No quiero pensar que vayan Atades (con todo respeto hacia los disminuidos psíquicos), pero a algún sitio similar deben de acudir, pues no es normal juntar a tanto tonto por metro cuadrado.

En definitiva, que los españoles tenemos lo que nos merecemos, o que tal vez no nos merezcamos, pero que los sucesivos gobiernos del PSOEPP han sido incapaces de controlar.

Como decía José Antonio Primo de Rivera: “No olvidemos la Historia: el catalanismo nace políticamente cuando España pierde sus colonias, es decir, cuando los fabricantes barceloneses pierden sus mercados. No se oculta entonces a su pasada agudeza que es urgente conquistar el mercado interior. Tampoco se nos oculta que sus productos no pueden defenderse en una competencia puramente económica. Hay que imponerlos políticamente al resto de España. Y nada mejor para imponerlos que blandir un instrumento de amenaza al mismo tiempo que de negociación. Ese instrumento fue el catalanismo… El alma popular catalana, fuerte y sencilla, fue llenándose de veneno. Áridos intelectuales compusieron un idioma de laboratorio sin más norma fija que la de quitar toda semejanza con el castellano. Cataluña llegó a estar crispada de hostilidad para con el resto de la Patria…. El catalanismo era una especulación de la alta burguesía capitalista con la sentimentalidad del pueblo”.

Y ahora, mucho me temo, que ya es demasiado tarde para enderezar este barco que se hunde…

Guardar

Guardar

Anuncios

VILLANUEVA DE SIGENA, O LA FUERZA DEL DERECHO

13 Dic

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado y escritor. Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com

Ramiro Grau Morancho

Villanueva de Sigena (y no Sijena, como se empeñan en escribir la mayoría de los medios), es un claro ejemplo de que en la lucha de David contra Goliat, a veces gana David.

Se trata de una pequeña localidad de la provincia de Huesca, con escasamente quinientos habitantes, pero mucha historia.

Hoy es noticia, y lo será durante algún tiempo, espero que durante mucho tiempo, pues han sido muchos años de batallar por lo suyo, por la recuperación de las obras mal llevadas a Cataluña, y apropiadas indebidamente por ellos, como se ha encargado de resaltar la Justicia. Administración de Justicia española que es lenta, pero segura.

Sobre 1980, más o menos, acudí por primera y única vez a la localidad (tan pronto como estén expuestas las obras volveremos, si Dios quiere), para recibir el nombramiento de Consejero Adjunto del Instituto de Estudios Sijenenses, una Institución cultural de primer orden, creada en la localidad de la mano de su fundador y promotor general, don Julio P. Arribas Salaberri, director y catedrático de la escuela de Comercio de Lérida, e interventor general de la diputación provincial, también de Lérida.

Disfruté de la amistad y compañía de don Julio, y recuerdo una solemne sesión en la iglesia parroquial, donde un pastor protestante de Suiza vino a pedir disculpas públicamente por el asesinato de don Miguel Servet, nuestro gran sabio, oriundo de la localidad.

Como este señor se expresaba en francés, un ilustre jacetano, don Juan Lacasa Lacasa, ofició de traductor, acreditando un excelente dominio del idioma francés.

Ambos dos, don Julio y don Juan, ya fallecidos, y los dos olvidados e ignorados en este Aragón que no se caracteriza, precisamente, por su gratitud hacia sus hijos más ilustres, dignos y sobresalientes.

Vaya este cariñoso recuerdo, en su memoria.

Hoy irá el presidente de Aragón a hacerse la foto, y ponerse la medalla, a pesar de ser un personajillo insignificante, absolutamente inútil, al que el cargo le viene grande, muy grande, como lo acredita, por ejemplo, que haya sido incapaz de renovar El Justicia o la Cámara de Cuentas de Aragón, instituciones ambas que llevan ya varios años en funciones… Pero así se escribe la historia.

La historia de Villanueva de Sigena es también el triunfo de la voluntad, la fuerza del Derecho, el tesón y coraje de un pueblo aragonés, que ha sabido luchar por lo suyo, contra viento y marea.

Nada nos es regalado en la vida, y es algo que deberíamos aprender todos desde nuestra más tierna infancia.

Pese al “modelo” educativo actual, consistente en que los niños tienen “derecho” a ser felices, lo cierto es que en la vida todo hay que lucharlo, sufrirlo y trabajarlo, y que los muy dignos, constantes y esforzados habitantes de Villanueva de Sigena han demostrado, con creces, ser dignos de volver a tener en su poder las obras que nunca debieron de salir de allí.

Y que la aplicación del artículo 155 de la Constitución, además de evitar la destrucción de España, ha servido también para solucionar de una forma pacífica y ordenada, este serio conflicto jurídico, que enturbiaba las relaciones entre los catalanes y los aragoneses.

Unas relaciones de vecindad, para lo bueno y para lo malo.

Hoy todo Aragón, y me atrevería a decir que toda España, somos Villanueva de Sigena.

Guardar

Guardar

LA CONSTITUCIÓN VIOLADA DEL 78

6 Dic

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado y escritor. Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com

Ramiro Grau Morancho

Un buen amigo me decía que la solución de los males de España estaba en la Constitución del 78, y seguramente no le faltaba razón.

Que simplemente, había que aplicarla. Y la verdad es que la única ocasión en que se ha acudido directamente a un precepto constitucional, el artículo 155, el resultado ha sido bastante satisfactorio… Y ello a pesar de la existencia de una corriente doctrinal partidaria de su inaplicación, basándose en que no había una ley de desarrollo del artículo, como si el texto del mismo no fuera claro y contundente, estableciendo diversos requisitos para poder implantarlo.

Hoy, en el día de la Constitución, 39 años después de su aprobación, nos encontramos ante un texto que es meramente decorativo, que en la práctica no se aplica, y que realmente va a morir de muerte natural, pero no por uso, sino por desuso. En efecto:

  • Artículo 2: “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española…”.
  • Lo cierto es que estamos al borde del precipicio de la desintegración humana y territorial de España, y a nadie parece importarle demasiado.
  • Artículo 3: “El castellano es la lengua española oficial del Estado…”.
  • Lo cierto es que, hoy por hoy, es imposible opositar a nada sabiendo solamente español en Cataluña, País Vasco, Galicia o País valenciano, por ejemplo. Las lenguas vernáculas, en algunos casos meros dialectos “elevados” a la categoría de lenguas, se imponen y superponen por encima del español, al que la propia Constitución llama castellano…
  • Artículo 8: “Las Fuerzas Armadas… tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional…”.
  • Lo cierto es que no han dicho ni pio en relación con el golpe de estado de los separatistas catalanes, a excepción de la Guardia Civil que, como siempre, ha hecho lo que ha podido, en condiciones penosas y totalmente desfavorables. ¡Vaya mi gratitud hacia ellos!
  • Artículos 14, 23 y 103: establecen la igualdad y publicidad en el acceso a los cargos y empleos públicos, en virtud de los mayores méritos y capacidad.
  • Lo cierto es, y lo sabe un tonto, que en España quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija. El acceso a los empleos públicos se produce, mayoritariamente, por enchufe, amistad, afinidad ideológica o sindical, pertenencia al partido político en el poder en la administración o institución correspondiente, etc. ¡Son el botín del vencedor!
  • Artículo 15: “Todos tienen derecho a la vida…”.
  • Lo cierto es que cada año más de cien mil niños indefensos son asesinados en las entrañas de sus ¿madres? sin que a nadie le quiten el sueño estos asesinatos de seres totalmente indefensos.
  • Somos una sociedad enferma y criminal, y algún día Dios, y la propia supervivencia de la especie, nos pedirán cuentas por ello.
  • Mientras tanto España se está repoblando de emigrantes, la mayoría de los cuales vienen aquí no a vivir con nosotros, sino a vivir de nosotros, usando y abusando de las numerosas ayudas sociales que toda clase de entidades públicas, privadas y medio pensionistas (es decir, ONGs que viven de los presupuestos públicos) les dan, incluyendo entre ellas a la Iglesia Católica, que ayuda más a los musulmanes, por ejemplo, que a sus propios fieles…
  • Artículo 16: “Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”.
  • Lo cierto es, que solo es cuestión de tiempo, de poco tiempo, que empiecen a asaltarse las iglesias y conventos, y ya ha habido algunos precedentes al respecto.
  • Se menosprecia cualquier manifestación de religiosidad en público, mientras se apoyan y exaltan las confesiones minoritarias, que escasamente representan a una mínima parte de la sociedad española, la mayoría de ellos extranjeros.
  • Artículo 24: “Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos…”.
  • Lo cierto es que sin un buen abogado, puede darse uno por jodido, por mucha razón que tenga.
  • El sistema judicial se basa en el dinero, no en la razón, pues habiendo dinero siempre encuentras un abogado que retorcerá los hechos, y hasta el derecho y la jurisprudencia, para hacer que las cosas se vean de la forma más beneficiosa para el cliente, con lo cual quien acude al sistema judicial acaba muchas veces más bien ajusticiado, que otra cosa…
  • Por no hablar de las demoras, y los años y años que uno consume sus energías en unos procesos auténticamente kafkianos, que parecen destinados a disuadir a la gente de pleitear.
  • Artículo 27: “todos tienen el derecho a la educación… Los poderes públicos inspeccionaran y homologarán el sistema educativo para garantizar el cumplimiento de las leyes…”.
  • Lo cierto es que en muchas comunidades autónomas, Cataluña y el País Vasco por ejemplo, y últimamente también en la comunidad Valenciana, se utiliza torticeramente la enseñanza para adoctrinar a los pobres e indefensos niños, desde los 3 años, para que “aprendan” a odiar a España, el Estado opresor –según ellos-, sin que nadie haga algo para impedirlo.
  • Artículo 28: “Todos tienen derecho a sindicarse libremente…. Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad”.
  • Lo cierto es que, 39 años después de promulgada la Constitución, los varios miles de diputados y senadores que hemos tenido, todavía no han tenido tiempo, ganas, o simplemente, coraje, para promulgar una ley de huelga, como sí existe en todos los países civilizados, que evite los abusos que sufrimos la población civil, totalmente indefensa e inerme ante los excesos de los sindicatos, que actúan más como partidos políticos o grupos de presión, que otra cosa…

Y si este es el panorama en lo que respecta a los derechos fundamentales, que son los relativos a los artículos 14 a 30 de la Constitución, imagínense ustedes cual será el panorama para el resto de los artículos.

En fin, feliz Día de la Constitución, sobre todo para los que viven de ella.

Guardar

Guardar

LA EXTRAÑA MUERTE DEL FISCAL GENERAL DEL REINO DE ESPAÑA

21 Nov

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

Ayer me quedé horrorizado, y preocupado, por el fallecimiento casi repentino de don José Manuel Maza, el Fiscal General del Estado, en acto de servicio, pues estaba en Argentina representando al Ministerio Público español en una reunión internacional de fiscales.

Vaya por delante mi más sentido pésame a su hijo, esposa o compañera, hermano, familiares, amigos y fiscales.

Quienes hemos servicio en esa Institución, como simples fiscales sustitutos, sabemos perfectamente las grandes responsabilidades que debe asumir y afrontar el Fiscal General, muchas veces del gobierno, que no del Estado, en el ejercicio legítimo de sus funciones, y la necesidad de templar gaitas, para intentar contentar a todos, o por lo menos no enfadar demasiado…

Don José Manuel Maza, a quien no tuve el honor de conocer, siempre me pareció un fiscal íntegro, con una gran formación jurídica, y una capacidad de trabajo fuera de lo normal.

Y, sobre todo, un hombre que se vestía por los pies, y que afrontaba las situaciones a cuerpo descubierto, cogiendo al toro por los cuernos. Me refiero, como es obvio, a la “cuestión catalana”.

Mientras que el gobierno del PP, anegado de corrupción, cobardía y miseria moral, iba dando tumbos de aquí para allí, encomendando la solución del problema primero a la fiscalía, y después al poder judicial, intentando desentenderse del asunto, tanto la fiscalía como el fiscal general, desde un primer momento afrontaron las responsabilidades correspondientes, tanto propias como ajenas.

Es evidente que estos meses habrán sido de una gran tensión, preocupación, problemas, sufrimientos, etc., que es posible hayan hecho mella en su salud, y que incluso le hayan podido llevar a descuidar su cuidad, y el necesario y merecido descanso, en aras de ese bien superior que era y es la unidad e integridad territorial de nuestra Patria.

De cualquier forma, amigos míos nefrólogos me dicen que es una muerte extraña, y que con un buen tratamiento es muy difícil que una infección, por fuerte que sea, se pueda llevar a uno por delante con tanta rapidez…

En su día, 1995, estuve varios meses en Argentina, como profesor universitario invitado por la Universidad Nacional de Rosario, y tuve ocasión de comprobar que la sanidad privada en Argentina está a unos niveles similares a los europeos. (Otra cosa es la pública, que es un verdadero desastre, o por lo menos lo era por aquel entonces).

Habida cuenta de que don José Manuel supongo fue ingresado en un hospital privado de la ciudad de Buenos Aires, dada cuenta de su categoría profesional, alto cargo que ostentaba, etc., todavía se confirman más las tesis de que hay algo extraño en su muerte.

El Fiscal General del Estado (pues el señor Maza si lo era del Estado, y no solo del Gobierno de turno) era una pieza clave para parar el proceso separatista catalán, y posiblemente hasta resultaba incómodo para una parte del gobierno, más interesada en amigables componendas con los independentistas, que en aplicar la Ley y el Derecho: la Constitución, el Estatuto de Autonomía de Cataluña, y el Código Penal.

Y si a ello unimos el interés de algunos estados en que Cataluña se constituya en un nuevo país, por ejemplo Israel (por mucho que su presidente haya dicho lo contrario), y la existencia de una gran colonia de judíos en Argentina –hay quienes sostienen que allí los que realmente mandan son los judíos-, no estaría de más hacerle la autopsia para comprobar y verificar las causas reales de su muerte…

Confío y espero que el viejo Reino de España sepa ser agradecido, y honrar como se merece, a un hombre que murió en acto de servicio, y dio su vida en defensa de los intereses superiores de la Nación Española.

Descanse en paz, don José Manuel Maza. Nunca le olvidaremos.

EL GOBIERNO ESTUDIARÁ “DETENIDAMENTE” LA DEVOLUCIÓN DE LOS BIENES ECLESIÁSTICOS SUSTRAÍDOS A ARAGÓN

20 Nov

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

Los catalanes independentistas reivindican más de cuatro mil kilómetros cuadrados de Aragón, que se dice pronto. Es lo que ellos llaman la franja, es decir las tierras oscenses y turolenses que lindan con Cataluña, y que “obviamente” son también suyas… (Se asemejan mucho a esa señora que se divorcia y pretende quedarse con todo, menos con las deudas).

Por suerte o por desgracia, yo procedo de la franja, concretamente de la localidad de Laguarres, en la Ribagorza altoaragonesa.

A 17 kilómetros de mi pueblo está Roda de Isábena, con su imponente Catedral románica, en su día arrasada por los musulmanes (esa religión de paz, según dicen), y vuelva a reconstruir por los cristianos.

Al expandirse el pequeño Reino de Aragón fuera de sus confines originales, y anexionarse el Condado de Barcelona, por ejemplo, el Papado entendió que era preferible trasladar el Obispado a las nuevas tierras reconquistadas a los musulmanes, ubicándolo en la ciudad de Lérida, Lleida para los catalanistas.

Ello supuso que se mantuviera la dependencia eclesiástica de un Obispado ubicado en otra provincia, ya que Roda, Ribagorza, etc., son parte de la provincia de Huesca, pero ya se sabe que no tienen por qué coincidir los límites civiles con los eclesiásticos.

Algunos Obispos ilerdenses, cuando acudían en visita pastoral a las parroquias del Alto Aragón, optaron por llevarse –se supone que en depósito-, los bienes más preciados de cada localidad, con el argumento de que en Lérida estarían más protegidos, ya que iban a crear un museo diocesano, dónde, además, podrían estar expuestos…

En aquella época, estoy hablando de mediados del siglo XIX, y principios del siglo XX, no hubo Sacerdote que se atreviera a contradecir la voluntad del Señor, es decir, del Obispo, y mucho menos los Alcaldes de los pueblos, la mayoría de los cuales ni siquiera se enteraron de este “traslado” de bienes.

Algún cura rural, como mucho, se atrevió a pedir un recibo del depósito, y gracias a esos recibos los tribunales han acabado reconociendo la legítima propiedad aragonesa de esos bienes, que posiblemente son solo una ínfima parte de los sustraídos…

Tras una ardua batalla en los juzgados y tribunales de varios y prestigiosos abogados, tanto en la jurisdicción eclesiástica como en la civil, el criterio unánime de ambas jurisdicciones es que deben retornar a sus lugares de origen, habiéndose construido incluso un museo para guardarlos, en la ciudad de Barbastro, sede del Obispado de Barbastro-Monzón, que ha venido a suceder al Obispado de Lérida, en la reforma de las jurisdicciones territoriales eclesiásticas, para hacerlas coincidir con los límites provinciales y autonómicos. (Todo esto contado a grandes rasgos, por supuesto).

En resumen, y como colofón, que las autoridades catalanas pasan de todo, e incumplen sistemáticamente las sentencias firmes correspondientes, a favor de Aragón.

El Juzgado de Huesca que lleva la ejecución ha pedido al Ministerio de Cultura que, a virtud del artículo 155 de la Constitución, asuma sus competencias, y disponga esa devolución, pues así procede en Derecho y, sobre todo, en Justicia.

Y la contestación del Barón de Claret y Ministro de Educación, Cultura y Deporte, ha sido antológica: “Que lo estudiará detenidamente”.

En otras palabras, y hablando en cristiano: que no van a hacer nada, siguiendo la costumbre tradicional del PP de actuar con la mayor cobardía del mundo.

Es lógico: los corruptos son cobardes, pues tienen muchas cosas que esconder. (Y no me refiero a una cobardía personal del señor Barón de Claret, contra quien nada tengo, sino del partido en el que milita, el PP de Rajoy).

Desde luego, si piensan contar con mi voto, les aconsejo que se sienten, para no cansarse esperando.

CATALUÑA Y ESPAÑA ESTÁN SUFRIENDO UN SEGUNDO GOLPE DE ESTADO, MÁS EFECTIVO QUE EL PRIMERO

14 Nov

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

Los españoles estamos asistiendo, entre la incredulidad y la perplejidad, a un segundo golpe de estado catalán, más efectivo que el primero.

Al parecer, a los separatistas les importa una higa la actividad económica en Cataluña, y pretenden paralizar el funcionamiento ordinario de la región, la red de transportes nacionales e internacionales, los desplazamientos al trabajo, en fin, todo.

Y lo que es peor, el gobierno del PP (aunque realmente deberíamos hablar del desgobierno del PP), quiere actuar con proporcionalidad, entendiendo por “proporcionalidad” dejar que los independentistas hagan lo que les dé la gana… Es decir, bajarse los pantalones y ponerse mirando para Cuenca, que es una postura que al señor Rajoy por lo visto le gusta mucho.

Es lamentable, penoso, y produce rubor y vergüenza ajena, ver como un simple Mozo se embolsa unos 2.500 euros mensuales, con las dos pagas extraordinarias correspondientes, y los trienios, en su caso, es decir, más de 3.000 euros efectivos al mes…, a cambio de nada, pues se limitan a mirar a los piquetes de neocomunistas y estalinistas, que aún no han empezado a quemar iglesias y conventos, pero todo se andará.

Estos “señores”, por llamarles de alguna manera, son el equivalentes a los Guardias de Asalto de la segunda República, si esos que asesinaron a don José Calvo Sotelo, al mando del siniestro teniente Castillo.

El gobierno y la vicetodo, gobernadora general de Cataluña y Conde Duque de Olivares, según Podemos, sigue pensando que es la más lista, porque aprobó unas oposiciones en la que se sabía de memoria 400 temas, sin darse cuenta de que es casi tan corta mentalmente como de estatura, y que no tiene ni puta idea de lo que realmente se cuece en Cataluña.

El primer golpe fue una victoria pírrica de los separatistas, pues proclamaron la independencia de España, anunciando la nueva república catalana para, sin solución de continuidad, decir que suspendían su puesta en marcha, en tanto en cuanto negociaban con España, de igual a igual, por supuesto, el asunto.

Pero este segundo golpe, por ahora incruento, no sabemos por cuanto tiempo, está demostrando la absoluta cobardía e incapacidad de un gobierno corrupto, que carece de legitimidad moral y hasta intelectual, para hacerse con el control real y efectivo de la situación.

El “respeto” a un cuerpo corrupto como el de los Mozos, donde el principal mérito real para ingresar era ser catalán, hablar catalán y ser separatista (y si uno estaba relacionado con los líderes independentistas, tanto mejor), nos han llevado a un callejón sin salida, pues estos se descojonan del legítimo gobierno de España.

El PP no se ha atrevido a intervenir a los Mozos, poniendo al frente de los mismos a un Teniente General o General de División de la Guardia Civil, con su Estado Mayor de Jefes y Oficiales, poniendo orden en ese “ejército de Pancho Villa”, acostumbrado a hacer lo que les daba la gana, o lo que los líderes políticos separatistas querían que hicieran, y el resultado está a la vista.

¿Cuánta miseria y cobardía nos queda por ver, hasta que Cataluña se desgaje definitivamente de España…?

PUIGDEMONT, UN PRESIDENTE DEMENCIADO

13 Nov

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

Un hombre es una persona que, con todos sus fallos, errores o limitaciones, se viste por los pies, y afronta todas las responsabilidades, incluidas las penales, en su caso.

Un cobarde es una persona que es incapaz de enfrentarse a los problemas que la vida le depara, y opta por la solución más fácil: la huida.

Un hombre es quien es capaz de ganarse la vida con el sudor de su frente, y no quien aspira a vivir toda la vida de la política, como activista, hombre de paja, o testaferro de la familia Pujol, y sus 3.000 millones de euros.

Un hombre, o una mujer, es quien cuando el barco se hunde es el último en abandonar la nave, y no quien abjura de sus principios ante los fiscales y jueces, para evitar su encarcelamiento.

Un demente es una persona que confunde la realidad con sus propias fantasías, y vive en un universo virtual, pensando que las cosas son como a él le gustaría que fueran, y no como realmente son…

Un incapacitado, desde el punto de vista civil, es una persona que no está bien, y necesita la asistencia de un tutor para que vele por sus intereses, de forma que no se perjudique a sí mismo ni a los demás.

Cualquier médico forense podría, previa revisión, verificar si el señor Puigdemont, presidente legítimo de la república de su casa (sobre todo ahora, que no está su mujer) está cuerdo o tiene graves deficiencias psicológicas, psiquiátricas o sociales, que le nublan el conocimiento, fruto tal vez del exceso de estrés a que ha estado sometido en los últimos tiempos, o por las razones que fueren…

No soy médico, ni psicólogo, ni psiquiatra, por lo que mi opinión realmente carece de autoridad, pero desde hace un tiempo a esta parte, me ha parecido –y cada día más-, que el señor Puigdemont no está bien de la azotea, que le falta un hervor, que es tonto perdido, o que se le ha ido la olla, o todo ello a la vez, en un totum revolutum.

Teniendo en cuenta que los problemas mentales pueden reducir mucho las penas a imponer, o incluso eximir de las mismas, previo internamiento en un centro psiquiátrico, obviamente, no estaría de más que el señor Puigdemont y sus secuaces, que no saben cómo quitárselo de encima, estudiasen detenidamente esta posible salida por la gatera, siguiendo la tónica de huir de sus propias responsabilidades, ante la incapacidad de poder afrontar las consecuencias de sus actos.

Él querría volver a España, a la Plaza de Cataluña, precisamente, o cualquier otro lugar emblemático, cual un nuevo Tarradellas, y gritar ¡YA ESTOY AQUÍ!, mientras las masas enfervorizadas –o más bien arruinadas- por su mala gestión le aclamaran, pero se trata de una mera ilusión, propia de una mente enferma, que confunde la realidad con sus fantasías delirantes.

Decididamente, está para que lo encierren, o por lo menos le sometan a tratamiento psiquiátrico y psicológico, con efectos curativos, si es que todavía es recuperable, que lo dudo…

 

 

A %d blogueros les gusta esto: