Tag Archives: Poder Judicial

JUECES Y FISCALES QUE PRODUCEN VERGÜENZA AJENA

30 Oct

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

El pasado viernes, día 27, se produjo un golpe de estado en Cataluña, en principio incruento, pero victorioso.

70 diputados cobardes, amparándose en el anonimato, proclamaron la “república catalana” (el parlamento tiene 135 miembros).

Esta votación se produjo al mediodía, pero los jueces y fiscales no podían ocuparse, y mucho menos preocuparse, de lo que era un clamor general: la necesidad de que el Estado de Derecho afrontase la situación.

Los magistrados del tribunal supremo, tribunales superiores de justicia, audiencia nacional, fiscales de la fiscalía general, etc., no trabajan el fin de semana, ni que se hunda el mundo.

Da igual que haya un golpe de estado, y que Cataluña pueda ser durante tres días, como mínimo, “la república de su casa”. Eso es lo de menos. Lo primero es lo primero…

A excepción de los jueces de guardia, que como su nombre indica trabajan durante el fin de semana, noches, etc., para dar “salida” a cualquier delito, parece ser que nuestros altos tribunales, y la propia fiscalía general, no contemplan esa posibilidad para situaciones como la que describo, que son de una gravedad extrema.

Recuerdo que cuando el señor Tejero hizo un pronunciamiento militar, el golpe del 23 de febrero de 1981, rápidamente la justicia militar ordenó su detención e ingreso en prisión. Es más, creo que el teniente coronel y todos sus cómplices entregaron voluntariamente sus armas a sus propios compañeros, y pasaron a la situación de presos preventivos.

Eso es lo que procede en cualquier Estado de Derecho serio.

Perro estos golpistas, que no solamente han querido hacerse con el poder, con todo el poder, en Cataluña, sino destruir la unidad e integridad de nuestra Patria, no solamente no se han entregado voluntariamente, sino que siguen viviendo tan tranquilos, y en el caso del ex presidente, con coche oficial, chófer y escoltas, como he podido ver hoy mismo en televisión, un día y medio después de los hechos.

¡Y con la perspectiva de cobrar una pensión vitalicia de 115.000 euros anuales, sujeta a los incrementos del IPC, por supuesto, a sus 53 años de edad, con “derecho” a coche oficial, escoltas, secretarias, despacho y oficinas con cargo a la Generalidad, es decir a todos nosotros, pues Cataluña va camino de ser un erial, etc.!

Me pregunto, y creo que muchos españoles también: ¿qué hemos hecho para merecer esto?

¿Es que el Gobierno no podía oficiar al Poder Judicial comunicando lo sucedido, para que actuase en consecuencia, ante unos hechos que, además, son públicos y notorios?

¿O la fiscalía general no debería haber denunciado rápidamente lo sucedido, presentando una simple denuncia, sin perjuicio de materializar y ampliar posteriormente los hechos y fundamentos de derecho aplicables al caso, pues ya sabemos que la querella exige más tiempo, etc.?

De cualquier forma lo que iba a suceder lo podía ver hasta un ciego, y la querella podía estar ya preparada, a salvo solo de añadir las últimas incidencias…

¿De qué tiene miedo el gobierno del PP…? ¿Será verdad que la familia Pujol, que sigo pensando está detrás de todo esto, tiene mucha información y amenaza con divulgarla, urbi et orbe, si se ataca demasiado a sus cachorros, palanganeros y mamporreros…?

El Rey sigue desaparecido, y os militares también. Habrá que ir pensando en suprimir los artículos 2 y 8 de la Constitución, así como el 62, h)., pues parece ser que no sirven para nada.

De seguir así las cosas, yo pronto voy a ser republicano, pero no de la nueva república catalana, sino de la tercera república española…

Pobre España. Y pobres españoles.

Ramiro GRAU MORANCHO,

Ex Juez y Fiscal Sustituto. Abogado.

Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia

y Legislación.

www.ramirograumorancho.com

Etiquetas: España, Cataluña, Poder Judicial, Fiscalía General, Felipe VI, Ramiro Grau Morancho.

Guardar

Guardar

Anuncios

SENTENCIAS COMO CHURROS

11 Abr

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

La mayoría de las personas que peinamos canas seguramente pensamos que la Justicia va de mal en peor. Y seguramente no estamos equivocados.

Es verdad que las personas mayores siempre creen ser el centro del mundo, y que sin ellas se derrumbará todo, cuándo la verdad es que todos somos precisos, pero nadie es imprescindible, en términos generales, y salvo alguna excepción, pues hay gente que no son ni precisos ni necesarios.

Pero lo que es cierto es que en los últimos años, y “gracias” a las bases de datos, a la informática judicial, etc., ya no quedan jueces sastres, que hacen el “traje” a medida del pleito correspondiente, sino que lo que abundan son los jueces pret a porter, que te endiñan la primera sentencia similar que encuentran en cualquier sitio, y se quedan tan satisfechos de su “ciencia” jurídica.

Es decir son jueces zaborreros, igual que existen los abogados zaborreros, que los hay, y en grandes cantidades…

Acabo de recibir una de esas sentencias, y sin dar los datos concretos y determinados, pues no deseo ofender o molestar públicamente a nadie, si quiero comentarlo. Y no es un caso excepcional, sino que, por desgracia, cada día está más generalizado.

Para empezar, confunden mi nombre, y en el encabezamiento del asunto me llaman Alfonso, nombre por otra parte muy bonito, y que me gusta, por lo que no me quejo.

Además puedo suponer que ese encabezamiento lo ha hecho el funcionario correspondiente, por lo que le echamos la culpa a él, y asunto solucionado, que para eso están los funcionarios y las secretarias en los despachos profesionales.

Pero a continuación y en los antecedentes de hecho, empieza a desbarrar: dice que “La Procuradora de los Tribunales demandante…”, cuando en realidad es un Procurador; se trata de un juzgado de pueblo, donde creo hay sólo dos o tres procuradores, con lo cual tampoco es muy lógico que se confunda a un señor con una señora…

Seguidamente se copian y pegan los datos de una sentencia similar , de las muchas que están colgadas en cualquier base de datos jurídicas (he localizado varias muy parecidas), y se nos da la razón en todo, faltaría más, pues la realidad es que la tenemos (se trata de un juicio verbal, en un procedimiento de desahucio de un precario), reconociéndose en el fundamento de derecho final que las costas se imponen a la parte demandada, al haberse estimado íntegramente la demanda…, pero se olvida de consignarlo en el Fallo, que obviamente ha tenido que redactar para el caso en concreto.

Y, como colofón, en la parte final de la sentencia, cuando se dice que puede interponerse recurso de apelación en el plazo de 20 días… “ante este juzgado para su resolución por la Audiencia Provincial de Las Palmas” (el pleito se ha sustanciado ante un Juzgado de la provincia de Zaragoza, por lo que resulta obvio que el recurso deberá ser conocido por la Ilma. Audiencia Provincial de Zaragoza, pero eso, ¿a quién coño le importa?).

En resumen, una sentencia de las que producen vergüenza ajena. Menos mal que el juez es joven, y supongo que todavía tiene remedio, si abandona el pret a porter, y vuelve a la sastrería judicial tradicional.

Comprendo que es más fácil cortar y pegar, pero no es lo que esperan los abogados, que muchas veces se han dejado los cuernos preparando las demandas, y mucho menos los justiciables.

A %d blogueros les gusta esto: