Tag Archives: país vasco

ESPAÑA O EX ESPAÑA, ES UN ESTADO FALLIDO

12 Ene

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado y escritor. Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

Se denomina estados fallidos a aquellos que desde un punto de vista formal tienen las estructuras propias de un Estado, pero que, en la práctica, funcionan al margen de las Instituciones, que realmente no son independientes, y están colonizadas u ocupadas por los poderes fácticos, que son los que realmente mandan.

Son aquellos países donde el presidente del gobierno dice que “estoy seguro de que a la Infanta Cristina le va a ir bien”, como así sucedió, y donde el Fiscal y la Abogado del Estado, en lugar de defender el interés público, se dedican a defender el interés particular de los delincuentes y defraudadores fiscales y económicos, por ejemplo.

O donde las instituciones destinadas a defender a los consumidores y usuarios, como la CNMC y la CNMV, en lugar de hacer su trabajo se dedican a amparar a los grandes bancos y empresas del Ibex 35, una buena parte de las cuales actúan en régimen de oligopolios, abusando de su posición dominante: grandes bancos, compañías eléctricas, del gas, etc.

Un estado fallido es aquel donde los presidentes del gobiernos y ministros actúan siempre en beneficio de los poderes económicos, que una vez cesados o dimitidos, tras haber acreditado sobradamente su incompetencia, son “recompensados” con la sinecura de un asiento en los consejos de administración de esas empresas a las que tanto han favorecido durante su mandato, con retribuciones de varios cientos de miles de euros al año…, a cambio de asistir a dos o tres reuniones, obviamente sin enterarse de nada…

España, o la ex España, es un estado fallido, pues hay dos regiones en las que se obliga a todos los españoles, nativos o forasteros, a “sumergirse” en el idioma vernáculo, puesto que prácticamente se persigue la hermosa lengua española, que es la segunda del mundo, después del inglés, o la tercera, si incluimos el chino, aunque todos sabemos que no hay quien pueda estudiar, entender y aprender ese idioma.

España es un estado fallido, pues hay cinco policías distintas, por ahora, y vamos camino de posibles enfrentamientos con las armas en la mano entre alguna policía autonómica, o más bien separatista, y la policía nacional y guardia civil, o incluso el propio Ejército, o lo que queda de él, tras haber sido triturado y convertido en poco más que una ONG.

España es un estado fallido, pues los extranjeros tienen más derechos que nosotros, los españoles de origen, de pura cepa, ya que ellos solo tienen “derechos”, mientras que nosotros solo tenemos obligaciones y deberes…

En definitiva, la ex España es un estado donde cuando hay un temporal, la máxima autoridad del estado tiene los cojones de decirle a los ciudadanos “que no haber salido de viaje”, como si ellos no tuvieran competencia o responsabilidad alguna.

¡Bienvenido a la ex España, nación de naciones y país de gilipollas, donde ya no cabe un tonto más!

Ramiro GRAU MORANCHO,

Abogado y escritor. Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España.

www.ramirograumorancho.com

Etiquetas: .

Guardar

Guardar

Anuncios

Zapatero, el imbecil, bombero pirómano

13 Nov

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

No me gusta insultar a nadie, pues creo que más que conseguir la razón, se pierde cuándo se acude a expresiones malsonantes. Pero en este caso voy a hacer una excepción, y más a la vista del diccionario de la lengua española que en su primera acepción define al imbécil como a una persona “alelada, escasa de razón”, y en la segunda como “débil”. Creo que estos adjetivos, meramente descriptivos, explican claramente la total falta de personalidad de don José Luis Rodríguez Zapatero, esa nota a pie de página, negra, en la Historia de España.

Ahora que estamos tan preocupados por el problema de Cataluña, y dentro de poco tendremos que hacer lo mismo con el País Vasco, no estaría de más recordar al imbécil que ha creado estos problemas, o por lo menos agravado. Y ese imbécil, repito, se llama Zapatero, ese pobre hombre a quien una mano oculta, creo que la masonería, ascendió al colmo de la incompetencia, nada menos que al Gobierno de España, cuándo en toda su vida no había sido más que un culo parlante, es decir, uno de esos diputados que pasan por la Carrera de San Jerónimo, sin oficio ni beneficio.

Este bombero pirómano no se recata ahora de hacer declaraciones diciendo como solucionaría él el problema catalán… Acojonante. Yo creo que esto sólo pasa en España.

Existiendo Australia y Nueva Zelanda, ¿realmente que hace este individuo aquí todavía? La verdad es que no lo entiendo.

Si tuviera algo de vergüenza torera, o dignidad, que evidentemente no la tiene, se marcharía lo más lejos posible, y para no volver, por lo menos hasta que los españoles nos olvidáramos de su nefasta gestión. Como dicen que hará Mas, camino de Canadá, y espero que sea verdad.

Pero Mas, al fin y al cabo, es un subproducto, una creación de Pujol y Zapatero, al igual que Bildu, a quien este sujeto dio alas para hacerse con el poder en el País Vasco y Navarra.

Para ello no tuvo empacho en presionar al Tribunal Constitucional y al Tribunal Supremo, que tanto monta, monta tanto, para que legitimasen el estatuto catalán, con pequeñas correcciones, y con casi cinco años de retraso, en el caso del primero, o para que considerasen “legal” un partido proetarra, en el segundo supuesto… Con dos cojones.

Pero este tonto es de los tontos que hacen tontear… Reformó la ley del Consejo de Estado, que siempre ha estado formado por juristas eximios, para dar cabida en él como consejeros natos a los ex presidentes del gobierno, es decir a si mismo, asegurándose así dos sueldos: el de consejero de estado y la pensión vitalicia del 80% de los ingresos que tenga en todo momento la persona que ocupe la Presidencia del Gobierno de España. Al día de hoy, sus ingresos por ambos conceptos rondan casi los 200.000 euros anuales.

Y esto un individuo que decía que el concepto de nación era un concepto discutible y discutido, vamos que no tenía –y sigue sin tener- ni puta idea de que es España, y mucho menos nuestra Patria.

Mientras tanto, toda la banda de pedorras de las que se rodeo, a cual más tonta, y lo que es peor, más fea, le reían las gracias, igual que (supongo) harían su mujer y los dos hijas góticas que tiene.

En fin, no sigo, pues no quiero decir más barbaridades. Pero a veces es conveniente recordar de dónde venimos, y que las fechorías políticas no permanezcan impunes, por lo menos en el recuerdo…

 

 

Rebelión vacunal en el País Vasco

7 Mar

Así es, querido lector. El Departamento vasco de Sanidad rechaza el planteamiento del Ministerio de Sanidad atendiendo al análisis del Consejo asesor de Vacunaciones de Euskadi ante la propuesta realizada por el equipo de Ana Mato. El consejo, compuesto por personal técnico, censura en un contundente escrito el calendario vacunal unificado en cuanto a la hepatitis B se refiere.

Aunque el consejo defiende la pertinencia de unificar los calendarios de toda España –el del ministerio recoge las vacunas, pero también las dosis y las edades en las que se deben aplicar a los niños-, las propuestas del ministerio están hechas “sin bases científicas sólidas” y harían que comunidades como el País Vasco sean “penalizadas con volver a un esquema de vacunación ya superado” para embarcarse en un planteamiento que “no supone ningún beneficio en términos de protección clínica” en comunidades con programas de cribado de recién nacidos.

Euskadi pone la vacuna contra la hepatitis B en tres dosis a los dos, cuatro y seis meses desde el año 2000, frente a los cero, dos y seis meses que plantea el ministerio. La opción vasca ha permitido que desde ese año no se hayan registrado casos de recién nacidos con hepatitis B. Entre 2000 y 2004 en menores de 15 años Salud Pública detectó siete casos, “la mayoría en población inmigrante”, y desde 2004 no se han registrado nuevos casos.

¿Ciencia o nacionalismo?

Vía El País Vasco rechaza el calendario vacunal del Ministerio de Sanidad

A %d blogueros les gusta esto: