Tag Archives: corrupción

LA MENTE DE UN CORRUPTO

13 Dic

Antonio Tejedor García. Escritor y Profesor

Antonio Tejedor García

Antonio Tejedor García

Quien más, quien menos, en casa o con los amigos, se ha hecho las mismas preguntas: ¿Qué pasará por la cabeza de un corrupto antes y después de cometer su delito? ¿No se cansan de robar tanto? ¿Para qué quieren tanto dinero? No es fácil dar una respuesta, pues las motivaciones son diferentes, hay perfiles distintos en cada delincuente. Lo que no falta en ningún pensamiento es la asociación poder – corrupción. ¿Quiere eso decir que todos los poderosos sean corruptos? Yo no pongo manos en el fuego, que se pueden quemar. Existen escalas, grados: vienen a ser como los pecados del catecismo, los hay veniales y los hay mortales, los hay que no pasan de simple falta y los hay que condenan el alma. El que no paga el IVA del taller es un corrupto, pero no es comparable con los millones que cobraba Bárcenas, los de las tarjetas black, Pujol, los EREs de Andalucía o las mordidas a los partidos a cambio de leyes que favorezcan a determinadas empresas.

¿Qué hay en esa cabeza que sabe que va a cometer un delito y, sin embargo, lo comete? Según diferentes expertos en Psicología en sus mentes no hay más que la decisión de hacerlo, sin más. ¿Pensar en los ciudadanos, en quienes van a resultar perjudicados? Ni por asomo. ¿Problemas de conciencia? Ni sombra. Claro que para tomar esa decisión, el delincuente de cuello blanco ha de estar en el lugar adecuado –tener el poder, que comentaba más arriba-. A partir de ahí, influirá la el hecho de satisfacer unas necesidades (superfluas o no, no importa), el narcisismo propio de tantas de estas serpientes de traje (así los llama Robert Hare, el mejor experto mundial en psicopatías), la ambición de más poder, la codicia sin límites. Entiendo todo esto, pero hay una cuestión fundamental sin la cual la corrupción descendería a mínimos: la sensación de impunidad. Esa seguridad de que de su acción solo se desprenderán beneficios y que su conducta ni será puesta en cuestión por la sociedad ni mucho menos por la ley. Actúan sabiendo que el riesgo es mínimo. Solo tenemos que rescatar las hemerotecas y leer los nombres de políticos, empresarios, instituciones al más alto nivel, medios de comunicación, famosos del arte y el espectáculo, etc, etc.

Los fraudes a Hacienda de futbolistas conocidos apenas es comentada, cuando no justificada con la excusa de que las cuentas se las llevan otros y ellos solo firman, como la Infanta; o cantantes en las mismas circunstancias son jaleados como ídolos. O partidos o políticos corruptos y vueltos a votar por los ciudadanos sin asomo de crítica. Como si, además del delito, el dinero que defraudan no afectara a la ciudadanía, al propio votante o jaleador.

Estamos viendo lo que sucede con la ley y los poderosos. Algunos pagan el pato, ¡qué remedio!, pero los casos alargan la instrucción por falta de medios en los juzgados y de interés en los políticos y la sombra de la injusticia asoma por cada costura. Y la mayoría se irá de rositas.

Hay, además, otros aspectos interesantes que pueden anidar en la mente de un corrupto, según dicen los psiquiatras. Uno es el del morbo, la sensación de sentirse superior, de creer que engaña. Aunque yo no lo tengo tan claro que funcione así. Saben muy bien que no engañan, sino que son, simplemente, consentidos. Si la ley actuara con la suficiente firmeza, con la misma que actúa sobre el ciudadano normal, este morbo quedaría reducido a mero sueño. Y si recrimináramos su presencia por la calle, lo mismo.

Otro es el aspecto moral, el hecho de saber lo que está mal y, sin embargo, hacerlo. Los hay que la tienen un tanto laxa, en otros es más estricta. Hay mecanismos de autocontrol, hay miedo a las consecuencias; hay conciencias que sí muerden y remuerden. Hay quien justifica cualquier delito e incluso lo ve como muestra de su superior inteligencia. Hay quien le gusta ser envidiado por esos actos (y hay quien le envidia).

Pero tanto estos aspectos como los anteriormente mencionados vienen al mismo sitio, a la casa de la impunidad. Una importante revista americana de neurociencia realizó un experimento en una subasta para ver hasta dónde llegaba el grado de corrupción y el resultado dejó claro que, cuando se sabían vigilados, su conducta cambiaba. Sin necesidad de experimentos, esto mismo sucede hoy en día en España: seguirá habiendo corrupción, pero en mucha menor medida, pues saben que la impunidad ha desaparecido. O casi.

La codicia es una característica humana muy cercana a una patología médica y nuestra cultura que encumbra el éxito sin mirar la forma de conseguirlo, la favorece. Toda nuestra sociedad gira en función del dinero, absolutamente todo se mide con ese único parámetro y mientras este concepto no cambie será imposible erradicar la corrupción.

Correo electrónico: espikap@Hotmail.com  Blog: www.lagartosquebrada.blogspot.com
Anuncios

Montoro, alcalde de Madrid

28 Nov

Antonio Tejedor García. Escritor y Profesor

Antonio Tejedor García

Antonio Tejedor García

 El Ayuntamiento de Madrid reduce su deuda en 2.000 millones de euros”.

La noticia pilló por sorpresa a media España (la otra media estaba durmiendo o en quehaceres distintos a escuchar al ministro). Abc, El Mundo, El País y TVE no, su imparcialidad se mide con distintos parámetros, pero algunos medios habían llevado a sus primeras páginas algo insólito en nuestro suelo patrio durante los últimos años: varios ayuntamientos, entre ellos el de Madrid con la señora Carmena a la cabeza, habían reducido la deuda y además –como quien clava la uña y la gira con saña para que produzca más dolor- tienen superávit. Incluso uno de ellos, el de Zamora, con alcalde de IU, declaró en marzo que la había eliminado por completo. ¿No te habías enterado? Ese día no leerías los titulares de El País y compañía, una lástima. En solo dos años han demostrado al PP que hay alternativas a sus políticas de austeridad, que la gestión de Botella y Gallardón en Madrid fue nefasta y que de los casi 6000 millones que habían dejado de deuda, unos 2.000 ya han sido amortizados. Y 1.000 más de superávit. Una bofeteada de tal magnitud a quienes se han considerado ñíderes de la gestión económica que no podía soportar el PP y menos aún el sr. Montoro, que pretende dar lecciones cada día en este tema. Por cierto, ¿de dónde sacan estos señores la aureola de buenos gestores con la corrupción que les gangrena? Con tanta evasión fiscal es difícil que le salgan las cuentas.

No me queda otro remedio que formular un par de preguntas: Se ha vuelto loco el Sr. Montoro? ¿Es tanta la inquina (por decirlo con suavidad) que tiene a estos ayuntamientos que ante su triunfo económico haya optado por la intervención en contra de toda lógica?

Yo contestaría NO a ambas preguntas, ni la locura ni la animadversión han llevado a Montoro a la intervención de las cuentas del ayuntamiento de Madrid. ¿Qué ha pasado, pues? Algo muy sencillo: como las cuentas que él, como Ministro de Hacienda, ha de presentar a Bruselas no son todo lo bonitas que le gustaría y de esa manera demostrar sus méritos, se apropia de los éxitos ajenos –en este caso de los del ayuntamiento de Madrid- para que le cuadren los números ante la Comisión Europea. Allí no miran de qué partidas proceden los déficits o los superávits, si del gobierno central, de las autonomías o de los ayuntamientos. Y el superávit del ayuntamiento de Madrid es bastante grande y le viene de maravilla a Montoro para maquillar sus cuentas, pues necesita 7.000 millones como sea. ¿Va a dejar pasar ese tren?

¿En qué se basa Montoro para intervenir el ayuntamiento sin el 155 de Cataluña? La disculpa es que gastan demasiado. El tope lo pone el propio ministerio y lo saca de aquel artículo 135 que pactaron PP y PSOE y cuyo fin es priorizar el pago de la deuda frente a cualquier otro tipo de gasto público. La primera que cobra, la banca. Neoliberalismo en estado puro. Dicho de otro modo: el ayuntamiento de Madrid no podrá invertir en políticas sociales su buena gestión económica; no podrá intentar una mejora en el bienestar de los ciudadanos. Eso que algunos llaman populismo –el poner la economía al servicio de la gente- prohibido. Los neoliberales –y Montoro es uno de sus adalides- no pueden permitir que el ejemplo de Carmena y demás neófitos triunfe, que todos lo sepan y caigan en la tentación de la mímesis. Su modelo de gestión pública choca frontalmente con el preconizado por el PP: las obras no sufren sobrecostes de mil millones, no se despilfarra en gastos inútiles, no se paga por trabajos no realizados ni se toman a relaxing cup of coffee en la plaza Mayor. Además, ninguno de sus concejales ha sido imputado por el juez ni acusado de quedarse con dinero. ¿Qué hay otros muchos ayuntamientos, comunidades autónomas y el propio estado que inculpen el techo de gasto? Da igual, en los demás no se interviene. Además, que hayan puesto de interventor al antiguo alcalde de Jaén, que dejó su ayuntamiento en quiebra, suena a sarcasmo. Y una pregunta: ¿hubiera intervenido Montoro a la Sra. Botella de regir ahora los destinos del ayuntamiento de Madrid? ¿O hubiera sido felicitada por su gestión?

Que alguien me explique por qué se castiga una gestión buena, transparente y que beneficia a la ciudadanía.

 

JUZGADOS CONTRA LA CORRUPCIÓN

3 Nov

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

La ola de corrupción que nos inunda –más bien un peligroso tsunami-, amenaza acabar con nuestro sistema político, y no digo democracia, pues no me gusta engañar a nadie…

Pero además tiene otra consecuencia peligrosa, y es la inclusión de España en los listados internacionales de países corruptos, -en dónde vamos escalando rápidamente posiciones-, de forma que las grandes empresas multinacionales se lo pensarán dos veces antes de invertir aquí, pues saben perfectamente que tendrán que pagar “mordidas” sin fin para obtener los permisos y licencias necesarios, y en ocasiones no sólo a un sobrecogedor, sino a varios: ayuntamiento, comunidad autónoma, administración central, organismos con competencias específicas, etc., pues para abrir cualquier fábrica o centro comercial hacen falta un montón de autorizaciones, todas las cuales pueden estar sometidas “a peaje”.

¿Qué soluciones tiene esta situación dantesca? Yo me atrevo –la ignorancia es muy atrevida- a propugnar algunas:

  1. Que se exima de responsabilidad penal al empresario que denuncie cualquier petición de soborno, o incluso que lo haya pagado previamente, para poder seguir adelante con su negocio o empresa.
  2. Que se endurezcan las penas de prisión para los políticos o empleados públicos corruptos, inhabilitándoles para ocupar cargos o empleos públicos durante un montón de años, y fijando penas de prisión, de cumplimiento obligatorio, sin posibles suspensiones u otros beneficios penitenciarios.
  3. Que se creen Juzgados contra la Corrupción, al menos uno por comunidad autónoma –y en las grandes varios-, como jurisdicción especializada, para tramitar todos estos asuntos con agilidad y especialización, no como ahora, que los imputados acaban muriendo, de muerte natural, antes de ser condenados, o en su caso, absueltos.
  4. Que se prohíban las sentencias “de conformidad” en estos asuntos, estableciéndose legalmente la obligatoriedad de celebrar el juicio correspondiente, con vistas públicas, para que la sociedad a la que se ha perjudicado, pueda conocer los hechos enjuiciados.
  5. Que se publiquen en el BOE todas las sentencias condenatorias firmes, o al menos un extracto de las mismas, para público conocimiento y desprestigio político o profesional del alto cargo o funcionario hallado culpable de alguno de estos delitos.
  6. Que las penas deban cumplirse íntegramente, salvo que se proceda a la devolución de la totalidad o de una parte sustancial del dinero “untado”, en cuyo caso la prisión podría reducirse en atención a esta circunstancia, pero nunca la inhabilitación para ocupar cualquier cargo oficial.

Es posible que mis ideas sean quiméricas, y seguramente lo son, pero creo son efectivas y realistas. Ahora bien, nada de ello se hará, pues los grandes partidos están de corrupción hasta las cejas, y obviamente no van a tirar piedras a su propio tejado. Que serán tontos, pero no idiotas…

Se impone, pues, botarles y empezar a votar a cualquier otro partido, aunque ello dificulte la gobernación de España. A grandes males, grandes remedios.

Guardar

MARIANICO EN “WASHINGTÓN”

27 Sep

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

     Como ya es costumbre en nuestro presidente siempre que el país se ve agitado por una crisis de enjundia, Mariano pone tierra de por medio. Pero esta vez no ha sido algo tan banal como un partido de fútbol lo que le ha servido para distanciarse del problema de turno. Rajoy ha cruzado el charco hasta el mismísimo corazón del Imperio para entrevistarse con el Sumo Sacerdote, con el oráculo del tuit, con ese adonis rubio de tez anaranjada y fluido verbo que aprendió diplomacia en algún manicomio llamado Donald Trump.

La misión de Marianico es recibir el espaldarazo del tío más poderoso del mundo respecto a la cuestión independentista catalana. Sinceramente, dudo que a Trump le importe un comino salvaguardar la unidad de España y el orden constitucional. Voy aún más lejos, dudo hasta que tenga claro que España no es una región de México y que pretenda que paguemos nuestra parte del muro. En cuanto a saber donde se ubica Cataluña, mejor ni hablamos.

Pero siempre que se acude a pedir favores a las más altas instancias del orden mundial, los fabricantes de vaselina se frotan las manos. Trump apoyará a Mariano. En el encuentro, entre genuflexión, moqueo y besamanos, el presidente de EEUU manifestará su solidaridad incondicional con el presidente español. Y como se le caliente el morro al hombretón, ¡ya se puede atar los machos Puigdemont!, que se va a jartar de recibir tuits apocalípticos hasta que le coja aversión a las sardanas.

La palmada en la chepa de Mariano nos va a costar dineros, entre otras cosas. Nada es gratis en el mundo de este titán de los negocios y los trueques que intenta manejar el planeta igual que una multinacional marrullera. El de Pontevedra lo sabe y suspira: “It´s very difficult…todo esto”, mientras le pone ojitos de carnero degollado al gorila supremacista de genio imprevisible.

De momento, como no está bien ir de visita con las manos vacías, Rajoy le ha llevado a Donald un par de presentes: la expulsión del embajador norcoreano (será porque nos acabamos de enterar que Corea del Norte tiene un régimen totalitario y fascista) y otorgar a los exiliados venezolanos el estatus de refugiados por motivos humanitarios. Bueno, para abrir boca y empezar a hablar no está mal, pensará el americano. Pero algo me dice que, por lo que sea, va a subir nuestra contribución económica a la OTAN con el fin de aliviar la de los estadounidenses. Ahí lo dejo. Al final, la pela es la pela,  en Washington, en Madrid y en Sant Sadurní d’Anoia.

Esperemos que la cosa quede aquí porque ya se sabe que: quien con orangutanes se acuesta… magullado se levanta, como poco. Y es que, andando en sociedad con semejante socio, la caja de pandora se queda apenas en una cucaña rellena de confetis.

Con el tejemaneje que lleva el tío con lo del “pequeño hombre cohete” y la inquietante certeza de que los dos sociópatas tienen acceso directo a destruir a sangre y fuego (amén de ser ambos de gatillo fácil), a una se le queda mal cuerpo. Igual soy tiquismiquis.

¡Mariano no seas loco!… ¡vuelve a España hombre! Incluso en Cataluña estarías más seguro que al lado del Maligno de cabellos de oro. Se rumorea que si la mole simiesca te mira directamente a los ojos te roba la voluntad y hasta la vergüenza.

¡Ay que me olvidaba!, que hablamos de Rajoy. Entonces todos tranquilos, que no pasa nada de nada.

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos

Yo que tú me echaría a temblar, corrupto

19 Sep

Antonio Tejedor. Profesor y Escritor

Antonio Tejedor García

Antonio Tejedor García

En medio de esta vorágine mediática en torno a Cataluña y que arrasa con cualquier posibilidad de noticia se ha producido una muerte que en otro contexto quizás hubiera ocupado, sino la portada, al menos un espacio en la tercera página de cualquier diario. Y una foto en el telediario. Pero Tomás Villanueva –nada les dice este nombre, ¿verdad?- ha muerto en un momento oportuno para el PP. El exvicepresidente de Castilla y León falleció en la madrugada del 7 de septiembre de forma repentina tras sufrir un desvanecimiento en su residencia de Tordesillas (Valladolid). Ni el Servicio de Emergencias del 112 ni la unidad medicalizada pudieron hacer nada por salvarle la vida. Todo apunta a que la muerte de Villanueva se habría producido por causas naturales, probablemente un infarto.

Villanueva tenía 64 años. Antes de dejar la política hace dos años fue asesor del PP, asumió varias consejerías (entre ellas, Economía) en la Junta de Castilla y León y fue vicepresidente de la misma. Asimismo, fue uno de los fundadores de FAES junto a José María Aznar. Tras conocerse que sería investigado por el Caso Perla Negra y la trama eólica, el PP retiró del organigrama de la web su presidencia de honor.

Tomás Villanueva estaba citado a declarar en calidad de investigado en los dos grandes casos de corrupción que investigan los juzgados en Castilla León. El 19 de octubre debía comparecer ante el juez por el caso Perla Negra y el 27 de noviembre por la Trama Eólica. Ayer el juzgado daba traslado de las 83 cuentas de él y de sus familiares, que iba a rastrear Hacienda, en el marco de las investigaciones judiciales.

Si yo estuviera metido en alguna de las tramas que los jueces investigan en los alrededores y en los adentros del PP y supiera muchas cosas de la misma estaría acojonado. Es posible que todas las muertes se deban a la casualidad aunque resulte altamente sospechoso que los sospechosos judiciales vayan cayendo uno tras otro en las proximidades de su declaración. No hay más que recordar los casos más recientes y notorios –cada vez la casualidad apunta más alto- de Rita Barberá y el ya condenado, aunque aún no lo estuviera en firme, Miguel Blesa, que no esperó a que le fallara el corazón y se pegó un tiro. Ahora, el corazón que falla es el del exvicepresidente de la Junta de Castilla y León, otro cargo importante. Antes que estos tres citados, se fueron Juan Pérez Mora (un falso juez que engañó a Correa), Isidro Cuberos (asesor de J. Arenas en Andalucía), Antonio Pedreira (juez instructor de Gürtel) , Francisco Yáñez, (padre de un  testaferro de Bárcenas)  María del Mar Rodríguez Alonso (esposa de un senador PP), Francisco Sánchez Arranz, (concejal PP en Boadilla del Monte)  Leopoldo Gómez (ingeniero, el conocido como cobrador del marido de la ministra Ana Mato) y José Martínez Núñez (empresario construcción). Todos ellos tuvieron algún tipo de relación con la trama, pero no a todos les falló el corazón. Se ha producido algún accidente de difícil explicación  y muertes en extrañas circunstancias, según la prensa.

Sería muy temerario por mi parte decir que todas estas muertes de personas relacionadas con la trama Gürtel u otra del PP sean consecuencia de asesinatos, el resultado de otra trama que se vaya cargando las lenguas potencialmente peligrosas o almas débiles que pudieran poner en peligro a los demás. Pero, claro, uno se encuentra con declaraciones de políticos y palabras de alguien tan importante como el presidente de EE.UU. Franklin D. Roosevelt y te dice que “en política, nada ocurre por casualidad” y le entra a uno el tembleque. No digo nada a los involucrados en los casos citados. Yo, como mínimo, correría a la consulta de un cardiólogo de confianza, que a estos señores les flojea cosa mala. ¿O es el peso de la culpa, que no lo soporta un corazón? ¿O Dios castiga sin palo y sin piedra?

No me digáis que no es para echarse a temblar.

UNA FALSA Y PERVERSA DEMOCRACIA

4 Jul

Miguel Bernad Remón, Jurista y Secretario General de MANOS LIMPIAS

Miguel Bwrnad Remón

Miguel Bwrnad Remón

Con motivo de los 40 años de las primeras elecciones democráticas, se nos ha querido transmitir a la sociedad española que nos encontramos en un país maravilloso, de respeto a la Ley, de funcionamiento correcto de las Instituciones, y que gozamos de un régimen de derechos y libertades de plena garantía.

La verdadera realidad es bien otra, pues tenemos una falsa y perversa democracia, sustentada por un régimen corrupto.

Esta falsa y perversa democracia:

1º. – Nos ha traído una evidente desigualdad de los españoles ante la Ley, según se resida en una u otra comunidad autónoma.

2º. – Nos ha traído la existencia de 200 varas de medir de una “justicia” que está totalmente desacreditada.

3º. – Nos ha traído la muerte del principio universal en los verdaderos sistemas democráticos, de separación de poderes.

4º. – Nos ha traído la corrupción generalizada de las Instituciones del Estado, de los agentes sociales (patronal y sindicatos), y del sector financiero y bancario.

5º. – Nos ha traído el mayor índice de paro de la historia y el mayor de toda la Unión Europea.

6º. – Nos ha traído la pérdida del poder adquisitivo de los jubilados.

7º. – Nos ha traído los privilegios de los políticos (con dos legislaturas perciben la pensión máxima, cobran el 80% de su retribución anterior durante los dos años posteriores a su cese, consolidan el complemente de alto cargo en su nómina de forma vitalicia, etc.).

8º. – Nos ha traído la degradación moral, con la pérdida de los valores esenciales.

9º. – Nos ha traído el saqueo de las Administraciones Públicas, incluida la hucha de las pensiones, que prácticamente ya está sin fondos.

10ª. – Nos ha traído la deriva secesionista e independentista, que además de producir una fractura social, ha puesto en gravísimo riesgo la unidad de España.

Los tres pilares básicos del estado de bienestar, la sanidad, la educación y las prestaciones sociales restantes, han sufrido una profunda regresión, con fines distintos y desconcierto en su aplicación.

Esta es la verdadera cara de esta democracia que el régimen corrupto trata de tapar y por el contrario hacer creer a la sociedad que estamos y disfrutamos de un auténtico Estado de Derecho, que se respeta la Ley, que las Instituciones funcionan y que el régimen de derechos y libertades es óptimo.

Susanita tiene un ratón

24 May

Por Antonio Tejedor. Escritor y Profesor

Antonio Tejedor García

Antonio Tejedor García

Un ratón, chiquitín…., cantaba Miliki.

Y tan chiquito. No ha asustado a nadie, más allá de algún niño repipi y despistado. Y eso que intentó darle un toque de fiereza con las fotos de cada barón en la punta de cada pelo del bigote. Pobre animalico. Lo que daba miedo era la foto, no el ratón. Guerra, Zapatero (¡qué desilusión!), Rubalcaba y los “baronitos” de hoy bajo el manto sagrado de san Felipe González, allá en el cielo de los millonarios arengando a sus huestes de descamisados en la tierra. Se os ha pasado el arroz, señores. Y de paso, nos habéis proporcionado un signo de esperanza. Débil, no voy a negarlo. Pero ante la negrura del panorama, nos agarramos a un Pedro ardiendo. Dudo que haya a la vista alguna posibilidad de que este país se regenere (un poco) y que los corruptos paguen lo que han robado con la devolución del dinero y con cárcel, si así está tipificado en las leyes. Pero, por si acaso, otro santo al que solemos agarrarnos Soy consciente de que la economía tampoco va a cambiar un ápice más allá de algún toque a esta ley o la otra, siempre que no estropee demasiado el hato de las empresas. Hablaba simplemente y nada menos que de moralidad, de altura democrática. A corto plazo (y me temo que a largo) no podemos aspirar a mucho más.

¡Qué palo se ha llevado esta banda! A estas horas los imagino bajo la tierra, que habrá hecho caso a su grito de “trágame” y los ha engullido. Ellos, que se creían dueños y señores del voto y la confianza de las bases, ¡abandonados! ¡Qué desilusión! Quiero hacer un brindis por la militancia socialista (aunque discrepe de muchas de sus ideas) porque han demostrado capacidad de crítica y que no se pliegan al discurso vacuo y falto de enjundia del líder. Y no es la primera vez que lo hacen. Se equivocarán o no, pero deciden ellos. ¡Mira que si las bases peperas se rebelan igualmente y en un ejercicio ético de altura deciden no votar a sus corruptos! Jo, eso sí que sería un milagro.

El partido socialista es el único de los de su nombre en Europa que, mal que bien, va resistiendo los embates del neoliberalismo a pesar de los intentos de su gerentocracia de desideologizarlo y convertirlo en un adlátere dócil del capitalismo que nos domina. Por todo esto y unas cuantas razones más, la victoria de Pedro Sánchez / derrota de Susana, la sultana, nos trae un rayo de esperanza. Chiquitína, como el ratón, pero algo es algo. Solo por esas nefastas declaraciones de que la indignación de los españoles venía a cuenta de que no podían aspirar al chalet en la playa es para que te manden a freír espárragos. Susana, no tienes ni idea de lo que es un obrero de la construcción o del campo o de un taller o una dependienta. Anda, deja de hacerte fotitos con el torero que pasa o la folclórica más cercana y habla con esos obreros. Pregúntales a qué aspiran, qué desean, qué es para ellos lo importante. Lo tuyo, ya lo sé, es codearte con la gente de bien que, como tantos, confundes con la gente de dinero. Y no son necesariamente sinónimos. Y qué falta de elegancia, la tuya, sultana! Si tuvieras un mínimo sentido de la democracia, te hubieras esperado, hubieras felicitado a Pedro Sánchez y mostrado tu apoyo. ¡Qué menos! Es tu compañero de partido, no tu adversario, no es Rajoy o Iglesias. Has quedado a la altura del barro.

Veo la foto de Susana con toda esta baronía y aún me enrabieto más. ¿Estos son a los que las huestes del PP han estado denostando y poniendo a parir durante años? ¿Estos son a quienes odiaban, amenazaban de muerte, insultaban y maldecían? ¿Estos barones eran sus enemigos? ¿Estos eran a quienes acusaban de chalanear con los terroristas, a quienes tachaban de bobos solemnes, radicales, putas baratas y cien barbaridades más? La altura del teatro en España está por las nubes, no hay duda.

Urge la limpieza del país, Susana, y tú no estás por la labor. Una limpieza a fondo, que no quede ni un átomo de mugre. Con mis reparos, pero bienvenido, Pedro

Correo: espikap@Hotmail.com  Blog: www.lagartosquebrada.blogspot.com
A %d blogueros les gusta esto: