Irene, Cantero y otras pijas progreso

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

El PSOE atrae a los tontos más que un caramelo a los niños en la puerta de un colegio… La verdad es que no se que hago sin estar “en la PSOE”.

Tal vez porque creo en la igualdad de oportunidades, pero no en la igualdad de resultados y, sobre todo, en el trabajo, el esfuerzo personal, el espíritu de sacrificio, y odio el igualitarismo por abajo. Y creo en Dios, y en la Iglesia Católica, con todas sus imperfecciones, que las tiene, pero cuyos méritos son muy superiores a sus fallos.

Me he quedado francamente perplejo con la “política” de Pedro Sánchez, ofreciendo los primeros puestos en sus listas electorales a personas que militaban en partidos distintos, como la periodista Irene Lozano, que en cuanto recibió la oferta creo que no volvió a UPyD ni para recoger sus cosas, o la comandante del ejército retirada por invalidez permanente, pero que no debe de estar tan mal cuándo aspira a “sacrificarse” como diputada. Y sin dejar la pensión vitalicia de la que disfruta, a sus 38 años, de más de 2.500 euros mensuales, por catorce pagas. (Más de lo que cobra un Embajador de España, amigo mío, con más de cuarenta años de servicios, en lugares del mundo a dónde muchos pagaríamos para no ir…).

¿Qué pretende Sánchez con estos “fichajes” estrellas…? Es posible que lo que consiga es acabar estrellado, pues los militantes que llevan años y años trabajando por la PSOE, no creo que estén muy contentos con estas designaciones digitales.

¿Qué puede esperarse de una capitán, que fue incapaz de defenderse a si misma, aunque fuera por el socorrido sistema de la patada o el puñetazo en los testículos de su agresor, por muy superior que éste fuera? Y a continuación dar parte de lo sucedido…

Desde luego, a estas dos trepas, ser pijo progres feministas les ha resultado estupendamente, y ha sido un buen negocio, que redondearán en breve, cuando reciban el ansiado escaño.

No creo que hayan conseguido vender muchos libros, pues tras ojearlo en librerías puedo y debo decir que es absolutamente infumable, pero han conseguido una proyección social que es, posiblemente, lo que buscaban.

Son igual de caras que la ex senadora y aspirante a diputada por Zaragoza doña Susana Sumelzo, a quien tras recibir una denuncia de Manos Limpias, explicando que la empresa de su familia había recibido casi doce millones de euros de dinero público, para arreglo de carreteras (y posiblemente financiación de campañas electorales del PSOE), no se le ha ocurrido otra cosa que denunciar a los denunciantes, pensando que la mejor defensa es un buen ataque.

¿No hubiera sido mejor, y más honesto, dar las explicaciones correspondientes, e intentar que la causa se sobresea…, para lo cual no le van a faltar apoyos, tal y como funcionará la “administración” de justicia con la nueva legislación procesal penal…?

Pero ya se sabe que hay gente a la que le gusta dar la nota, aunque sea dándole más publicidad al asunto. Relevancia que evidentemente perjudicará al PSOE y a ella misma, a menos de dos meses de las próximas elecciones generales.

Más o menos como esas chicas liberadas y liberales (salvando las distancias, naturalmente), que tras pasar por las varias teles basura que tenemos en España –básicamente la Cuatro, la Cinco y la Sexta-, aumentan notablemente el precio de sus servicios, pues seamos claros, ¿a quién no le hace ilusión cuándo ve a una golfa contando sus chorradas en televisión poder decir a sus amigos: “a esa me la he tirado yo”?

Pues lo mismo pasará en este caso con los votantes socialistas, con las diferencias correspondientes, obviamente. Podrán decir, con orgullo: “a esa la he votado yo”.

Y ellas se estarán descojonando de risa de los tontos útiles que las han aupado al escaño…

 

A %d blogueros les gusta esto: