UGT y CCOO, con estafas y a lo loco

Por Delia Gil

Delia Gil Los timos de estas dos Centrales Sindicales son múltiples y variados; a la que te descuidas te colocan uno. Como ha dicho alguien, los españoles no tenemos crisis, tenemos estafas.

El sindicato CCOO ha sido denunciado en Andalucía por malversación de caudales públicos y estafa; por pagar sueldos a sindicalistas con subvenciones para cursos de formación. Parece ser que desviaba ayudas que la Junta de Andalucía le había concedido para la formación de parados y autónomos para financiar gastos de estructura del sindicato. Es decir que, con fondos de la Junta, CCOO pagaba sueldos de sindicalistas y empleados de alto nivel, que desarrollaban funciones sin relación aparente con los programas formativos subvencionados por la Junta.

Otra manera de estafar: cobrar por delegados fantasmas. Es esta una fácil y bonita manera de llenarse los bolsillos: recibir subvención por delegados inexistentes. ¿Cómo lo hacen? Pues de una manera muy sencilla y sin esforzarse nada en absoluto.

En los últimos años, a causa de la crisis, muchas empresas han cerrado y naturalmente sus delegados se han ido a la calle; pues a pesar de ello, UGT y CCOO siguen declarando igual número de delegados desde hace años. Así mantienen el mismo monto de subvenciones.

n ejemplo: el sindicato CSIF valenciano ha declarado que en toda España se computan 80.000 delegados por empresas que ya no existen, bien porque han quebrado, bien porque han reducido el número de trabajadores, y por tanto de representantes, o porque han desaparecido como resultado de distintos procesos de fusiones o adquisiciones. El CSIF estima que en el caso de la Comunidad Valenciana, la cifra se situaría en 10.724 representantes “fantasma” por los que el estado estaría entregando a los sindicatos 136.409 euros por una representación que ya no existe. Según el periodista digital, los “sindivagos” de UGT y CCOO reciben 3 millones de euros, de toda España, por 82.000 delegados fantasma. ¡Qué no es moco de pavo!

Además UGT y CCOO tienen en su haber la estafa de las tarjetas “b” de caja Madrid, o Bankia. En este caso los integrantes del Consejo de asesores de Caja Madrid, se beneficiaron durante más de una década de tarjetas de crédito “b” para gastos reservados. Según documentos de la Fiscalía Anticorrupción, José Ricardo Martínez, secretario general de UGT Madrid, gastó 44.200 euros entre 2010 y 2012. También CCOO está implicado en este caso con Rodolfo Benito, miembro de la Comisión Ejecutiva de CCOO y pieza clave en la jefatura del sindicato.

Y ya por fin acabo con el timo de los ERE, el más retorcido y perverso de todos. En Andalucía, según la jueza instructora del caso de los ERE, tanto UGT como CCOO ampliaron su financiación ilegalmente con los ERE durante una década. Según la jueza las aseguradoras de los ERE pagaron 7.6 millones de euros a los dos sindicatos mayoritarios sin que prestaran servicios que lo justificaran.

Y es que las dos Centrales Sindicales sacan siempre una buena tajada de los expedientes de regulación de empleo. Estos sindicatos, en algunos casos, han cobrado por norma unos 250 euros por asesorar al despedido, aunque no le asesore; este dinero se les descontaba de su indemnización y en la mayoría de los casos sin que el trabajador tuviera constancia de ello.

Para que os hagáis una idea, según datos de INE, en el año 2011 hubo 373.380 personas que sufrieron un proceso de regulación de este tipo. En otros casos, los dos sindicatos hacen el negocio poniéndose de acuerdo con la patronal, de manera encubierta, con el fin de dividir y desalentar la posible resistencia de los trabajadores al ERE, a cambio de lo cual reciben dinero en metálico, estimado según algunos medios en un 10% del coste del despido. Hasta parece ser que hay un guión de actuaciones de cómo proceder ante un ERE para que parezca que defienden al trabajador, boicotear las posibles protestas y movilizaciones y alentar el derrotismo, para acabar diciendo que se ha conseguido lo mejor que se podía obtener.

Han habido casos de pequeñas empresas que queriendo hacer un ERE, estos sindicatos les han aconsejado despedir toda la plantilla y cerrar la empresa; porque como podéis entender el monto para el sindicato así era más elevado.

Como podéis ver, el asunto de los ERE es increíblemente perverso y cruel. Aparte de cobrar a cada trabajador despedido por ayudar a la empresa a ponerle de patitas en la calle, se alían con la empresa que va a hacer un ERE si eso se traduce en un beneficio para el sindicato, aunque así perjudiquen a sus representados, y además son capaces de negociar las condiciones únicamente en función de sus propios intereses.

Ahora ya me ha quedado muy claro, por qué en mi caso UGT no mostró ningún interés en defender mi primer expediente disciplinario. Ahora tengo la certeza de que UGT me vendió al SALUD.

Visto lo visto, podemos decir que los mafiosos sindicatos de clase, UGT y CCOO, son parte fundamental y perfectos representantes de nuestro sistema, social y político, corrupto y parasitario y que se dan la gran vida a nuestra costa. Y los liberados sindicales de UGT y CCOO representan la corrupción y son las columnas fundamentales sobre las que se apoyan y adquieren fuerza estos dos sindicatos.

Creo que queda claro, con todo lo dicho, que las organizaciones sindicales actuales son un gran timo y que ya va siendo hora de que desaparezcan y se reemplacen por nuevas y verdaderas asociaciones de trabajadores.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: