Archive | Ana Cuevas Pascual RSS feed for this section

SOBRE BORRACHOS, PUTAS Y CALVINISTAS GILIPOLLAS

23 Mar

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

Resulta que el tipo se llama Jeroen Dijsselbloem. Un rubicundo holandés presidente del Eurogrupo que, al parecer, representa la alternativa progresista al avance de la ultraderecha holandesa. (Aunque viendo como se las gasta el menda, se me ponen los pelos como alcayatas al pensar como serán sus oponentes). Porque para el bueno de Dijsselbloem,  lo del progresismo, es como un cuadro de Piet Mondrian. Un concepto abstracto que cada cuál entiende a su manera. Como esa visión que tiene sobre los países del sur que parece inspirada por una popular canción de Manolo Escobar: ¡Viva el vino y las mujeres…!

En una entrevista que ofreció a una revista alemana acusó a España, Grecia, Italia y Portugal, los P.I.G.S. (o cerdos en cristiano, que es como les gusta a los del norte apodarnos cariñosamente), de habernos gastado el dinero del rescate en copas y mujeres. Vamos, en alcohol y putas, hablando en plata. Tiene gracia que eso lo diga un holandés. Cualquiera que conozca Ámsterdam se habrá encontrado con abundantes locales donde te venden drogas o exhiben señoritas en escaparates como mercancía humana. Y en las  experiencias que he tenido en los países del norte, sin ánimo de ofender a los de arriba, he contabilizado más borrachos por metro cuadrado que en las fiestas de mi pueblo. En Copenhaguen me explicaron que el índice de mortalidad por quedarse tirado, ciego perdido, a la dura intemperie escandinava, duplicaba con creces el de fallecidos en carretera. Ya saben. Unos llevamos la fama y otros…la trenzadera.

Porque solo se me ocurre que este señor de apellido atragantante estuviera como una cuba cuando soltó esta perlita. Pero resulta que el tío no dimite y solo se retracta con la boquita pequeña argumentando que se han malinterpretado sus palabras. ¡Qué pillín!

¡Otra vez dándole al canuto! Así se explica que se le olviden unas cuantas cosas sobre los cerdos del sur que a mí me gustaría sacar a colación. Por ejemplo  que fuimos nosotros (los bolingas, putas y puteros) los que contribuimos económicamente a la reunificación de Alemania sin poner ninguna objeción. 50.000 millones de euros de los fondos europeos a fondo perdido. Cosas como que el BCE (Banco Central Europeo) nos infló a créditos sabiendo que estaba contribuyendo a engordar la burbuja inmobiliaria. Y que eso fue el detonante del cataclismo financiero que aún venimos arrastrando. Porque nuestra deuda no fue a fondo perdido. Más bien parecen empeñados en perdernos hasta el fondo.

Dijsselbloem hablaba del exceso de generosidad que, a su entender, han recibido los pueblos del sur. ¿Lo dice por Grecia? ¿Desde cuando la solidaridad pasó a convertirse en un paulatino estrangulamiento? Este tío posee una percepción distorsionada de la realidad.. Es lo que tiene vivir en un país que actúa como paraíso fiscal en pleno corazón de Europa donde, además, se fuman muchos porros. Que te inviste de autoridad moral para criminalizar a los vecinos a los que has empobrecido..

El caso es que los cerdos españoles compramos a Holanda mucho más de lo que le vendemos. Aportando, de esta manera, algo más que una cantera de arena al sostenimiento de esa maravillosa sociedad de bienestar que disfrutan en la tierra de los tulipanes señores tan majos como este..

Como mujer del sur de Europa debería de sentirme doblemente ofendida. Ya saben, por la parte que me toca en la clasificación: puta y borracha. Pero pensándolo bien, me importa un pepino la opinión del amigo Jeroen. Como la de toda la gente que lanza la mierda que lleva dentro para luego, al ser llamados al orden de  lo políticamente correcto, desdecirse mentirosamente. Por eso quiero dejarle un breve, pero prístino, mensaje al presidente del Eurogrupo.

 Señor Jeroen Dijsselbloem : ES USTED UN GILIPOLLAS. Y espero que no malinterprete mis palabras. He querido decir justo lo que he dicho. ¡Eikel!. Se lo digo también en holandés. Para que no quede duda.
anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos

LA FELICIDAD

20 Mar

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

El 20 de marzo se celebra el día internacional de la felicidad. No tengo claro si es una invitación a serlo o si solo pretenden hacernos reflexionar sobre el sentido de la vida. Definir la felicidad depende de las expectativas de cada quién. Si preguntas a la mayoría de la gente si es feliz, pocos responderán que no lo son. Sin embargo, cuando miras a sus ojos, las sombras enturbian esa presunta dicha. Nada es absoluto ni definitivo. Tampoco la felicidad. La mayoría dirán que se trazaron una meta que han satisfecho en gran medida. Un buen trabajo, una pareja, un par de hijos, una casa en propiedad, un círculo social donde encajar…Una huida hacia adelante, cubriendo etapa tras etapa, en busca de un unicornio escurridizo, de una entelequia que no podemos materializar a voluntad.

Pero si indagas un poco más allá y les cuestionas: ¿Y eso es todo?, se van por los cerros de Úbeda. ¿Es que hay algo más?

Nos da terror enfrentarnos al auténtico sentido de la vida por eso reproducimos los patrones aprendidos. Pensamos que acumulando cosas o personas podremos acceder al nirvana prometido. Pero, al parecer, la cosa no funciona así. Todos conocemos a gente que parecen haber alcanzado el éxito personal y profesional pero a nada que escarbas en su dorada aura aparecen los miedos y las inseguridades. El reputado catedrático que vive inmerso entre folios y legajos porque se asusta del mundo que hay allende sus papeles. La bellísima actriz que exhibe una sonrisa refulgente ante las cámaras mientras piensa obsesivamente en la báscula. Siempre puede aparecer otra más joven y delgada. El empresario exitoso que se maneja en un mundo de tiburones hambrientos. Siempre presto a devorar o a ser comido.  La abnegada madre que ve como sus polluelos, ¿la razón de su existencia?, abandonan definitivamente el nido.

Una pareja pasea sonriente cogidos de la mano. Aparentemente una escena idílica. Pero en sus cabezas les asaltan mil temores: ¿Tendremos trabajo para poder pagar la hipoteca?, ¿Perdurará nuestro amor más que ella?. El subconsciente va por libre, amargándonos la vida. Recordándonos que la mayor de las tragedias podría llegar en cualquier momento. Que en realidad, nunca estamos a salvo.

Yo no se qué carajo es la felicidad aunque acumulo en mi vida instantes muy felices. En cualquier caso he renunciado a su búsqueda. Al menos a esa felicidad absoluta que solo puede ser propia de un idiota o un ser insensible. Solo un cretino o un psicópata pueden abstraerse del dolor y la injusticia que campan por este planeta.

Buscar la felicidad puede ser la vocación del ser humano. Otra cosa es entenderla. Hay veces que aparece en lo más cotidiano. Cuando tu gato te ronronea al oído y, por unos segundos, entras en un éxtasis animal que te transmite una paz indescriptible. O cuando escuchas una melodía que te levanta por encima de las tribulaciones y las penas. Cada cuál la siente a su manera. Solo hay que atrapar esos momentos. Exprimir todo su jugo sin acoquinarse por lo que pueda pasar luego. La felicidad no se consigue por oposición ni es un concurso de méritos. No existen plazas vitalicias ni puede atesorarse en las cajas fuertes de los bancos. Sean felices cada vez que puedan pero procuren no obsesionarse con ello. Las mariposas no sobreviven si quieres agarrarlas con el puño. Se hacen polvo.

Jorge Luis Borges dejó unos versos sobre esto: “Ya no seré feliz. Tal vez no importa. Hay tantas otras cosas en el mundo” .

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos

LAS MUJERES DEL INFIERNO

10 Mar

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

La última mujer que fue quemada viva en una hoguera inquisitorial en España se llamaba María de los Dolores López. Corría el año 1781 cuando esta muchacha ciega, a la que delató un amante clérigo, fue condenada por los siguientes motivos: Mantener relaciones sexuales con el diablo, beber extraños brebajes propios de hechiceras y sobre todo, por poner huevos.  Si las dos primeras acusaciones no eran lo suficientemente bizarras, la tercera, que la mostraba como una suerte de Caponata satánica, no podía ser menos pinturera. Durante más de dos años la joven fue torturada con las técnicas más crueles y refinadas para persuadirle de que confesara sus aberrantes desviaciones. Pero la obstinada ciega no rebló en defender su inocencia y acabó siendo “purificada” en la hoguera.

En 1968 una guerrilla feminista pasó a la acción utilizando los conjuros como armas. Su historia forma parte de la cara oculta de la lucha por la liberación de las mujeres. Se trata del movimiento W.I.T.C.H. (Conspiración Terrorista Internacional de las Mujeres del Infierno) Y lejos de copular con Satán y sembrar su ovípara semilla, se dedicaban más bien a abrirse paso a codazos entre el patriarcado imperante. Empezando por una izquierda radical que aceptaba a las féminas pero no contaba con el feminismo.

Cambiar bombas por hechizos puede parecer pueril y poco terrorista. Pero estas brujas no eran convencionales. Realizaban acciones directas: boicots, manifiestos, ocupación de redacciones de periódicos, protestas delante de Wall Street, escritura de textos, ruedas de prensa…Las mujeres del W.I.T.C.H. comprendían que su herencia era ancestral. Y que otras muchas, desde la Edad Media a nuestros días, han sido perseguidas por su subversión al papel que le adjudicaba el sistema. Eso es lo que le ocurrió a María de los Dolores López, la tozuda invidente que prefirió arder entre llamas a reconocer las gilipolleces de las que le acusaban. O como sucede actualmente en Arabia Saudí, en Irán, Etiopía y varias decenas de países. Lugares donde el machismo y el fanatismo religioso las encierra bajo un burka, justifica la lapidación por haber sido víctima de una violación o por un supuesto adulterio y donde azotan públicamente a una mujer por pretender conducir un coche.

También en los países musulmanes surgen guerrilleras subversivas. Un ejemplo:  Durante la revuelta argelina contra el colonialismo francés, las mujeres lucharon y murieron junto a los hombres en la clandestinidad, conscientes de que su propia igualdad futura estaba en juego. Al ganarse la independencia, sus “hermanos revolucionarios” las enviaron de vuelta a la cocina. Sus herederas brotaron en la primavera árabe en forma de blogueras que informaban a la población de lo que estaba ocurriendo. En Túnez y en Egipto mujeres con velos, vaqueros o minifaldas, de todas las edades, acudían en manada a las concentraciones. Tomando consciencia de que el laicismo es el único camino para encontrar la equidad. Éstas son las  “brujas” del Islam. Unas subversivas que lanzan hechizos de libertad e igualdad para intentar cambiar su situación. Aún a costa de saber que se juegan la vida en ello.

Explicar a estas alturas que el feminismo no significa odio ni resentimiento hacia los hombres me aburre, con todos mis respetos, un huevo. Sin embargo nunca está de más hacer pedagogía. Tal y como yo lo veo, el feminismo es un movimiento de liberación sobre el abuso ejercido por un sistema patriarcal sustentado por hombres pero con la complicidad necesaria de muchísimas mujeres.

Por poner un ejemplo reciente. Si cuando el alcalde de Almansa, Francisco Núñez, hubiera empezado a largar ese discurso, a lo Paco Martínez Soria, sobre el papel de esposa y madre que cabe esperar de la mujer en el mundo actual, la señora del moño que tenía al lado le hubiera propinado una terapéutica colleja, se hubiera evitado el disgusto de verse retratado como una gañán, Pero ella mantuvo la compostura con sonrisa hierática y look de los cincuenta. Cómo si de un momento a otro nos fuera a contar que estaba superfeliz porque su marido le había regalado una plancha nueva por el día de la mujer trabajadora. Lo dicho, complicidad necesaria.

Decían las mujeres del infierno que basta repetir tres veces “soy una bruja” para pasar a serlo. A mí no me hace falta. Además  de subversiva y toca pelotas tengo un club de trolls que no tiene duda alguna. Escoba y gato negro no me faltan. Lo de poner huevos, sinceramente, aún no lo controlo. Pero tiempo al tiempo. Se que soy carne de hoguera desde el nacimiento. Seguro que más temprano que tarde acabaré ardiendo en el infierno.

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos

CON FALDAS Y A LO HOMÓFOBO

3 Mar

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

El presidente de la Conferencia Episcopal ha puesto el grito en el cielo porque, durante el Carnaval de Gran Canaria, una majestuosa drag queen utilizó la estética mariana (la de Rajoy no, la de la virgen) para mostrar un espectáculo de luz y fantasía. Inmediatamente pidió respeto a sus creencias por lo que consideraba una burla y una falta de respeto. Servidora, desde su sensibilidad atea mil veces ofendida, comprende en parte su disgusto. He sentido algo similar cuando las monjas me hablaban de trinidades imposibles y palomas preñaderas o de arcángeles(de dudosa filiación sexual) que defendían a espadazos el orden celestial. Yo también estaba segura de que se me cachondeaban y el mosqueo me dura todavía.

Sobre todo cuando unos señores con faldas, alguno como monseñor Cañizares hasta con bata de cola, arremeten como miuras contra el colectivo LGTB y consideran contra natura disfrazarse de  drag queens. ¿Acaso temen que les roben protagonismo?.

De cualquier forma, cabría esperar de quién reclama respeto que se aplicara a sí mismo la misma vara que con el prójimo. Pero los Obispos carpetovetónicos no se distinguen por un enfoque cristiano a la hora de juzgar las diferencias. No pierden oportunidad para definir la homosexualidad o la transexualidad como un error de la naturaleza propio de enfermos y pervertidos. Claro que, si de lo que habláramos es de los miles de niños que han sido violados por religiosos en todo el planeta,  el discurso cambia radicalmente. Son los críos los que van provocando , como pequeños satanes, para tentar a los pobres sacerdotes. Aquí se impone el perdón de la oveja pederasta y de vuelta al redil. ¡Dios es generoso! Eso si no eres mujer, transexual, gay o lesbiana. Porque en todos estos casos el creador se pone tiquismiquis y te manda de cabecica al infierno por un quítame esas pajas.

Bueno, eso es lo que nos cuentan sus representantes terrenales al menos. Porque aunque a los Obispos se les supone célibes se refieren a la sexualidad ajena pontificando como auténticos eruditos. A veces con ejemplos gastronómicos, como el Obispo Munilla, que asegura que el sexo heterosexual es como el jamón de jabugo y que el homosexual una paleta cocida y baja en grasa. Desconozco en qué tipo de experimento erótico-culinario basa esta afirmación. Pero casi prefiero no saberlo.

En esa línea de respeto que reclamaba el jefe de la Conferencia, nos encontramos con otro de sus chicos, Casimiro López, que asevera en su hoja parroquial que el matrimonio homosexual fomenta la destrucción de la célula familiar y gangrena”el desarrollo de la persona humana. De las inhumanas no dijo ni pío.

Y por la misma linde anda uno de mis faldilocos favoritos, monseñor Reig-Pla, quién guiado por esa piedad supina que le caracteriza afirmó sin miramientos hablando de los homosexuales:  “Os aseguro que se encuentran en el infierno”. Pues mire, si el cielo está plagado de cretinos como usted, yo ya me voy pidiendo plaza en el Averno.

Los ejemplos del “respeto” que la sección ultracatólica  nacional demuestra hacia el colectivo LGTB son tan profusos como disparatados, pero no quiero aburrirles. El odio irracional hacia la diferencia se ha vuelto a sacar a pasear con un autobús naranja que invita a la transfobia. Le llaman libertad de expresión pero no pueden ignorar que están cometiendo un delito tipificado en el código penal de incitación al odio. La iniciativa surge el colectivo “Hazte Oír”´, una asociación integrada por los sectores más ultras de la religión. Digamos que actúan como sus portavoces y exhiben sin pudor su intolerancia.

Son muchos las criaturas que optan por suicidarse en un ambiente hostil que les impide desarrollar en libertad su sexualidad. Muchas más las que sufren acoso o marginación .Y miles que deben ganarse la vida vendiéndose a machitos honorables padres de familia. Algunos de misa semanal y comunión. Total, siempre pueden confesarse y ese dios machista al que veneran les palmeará la espalda. Dos padre nuestros y un ave maría y asunto liquidado.

A los Obispos les ofendió ese drag queen que lucía tan hermosa que podía eclipsar a la mismísima virgen del Rocío. Pero curiosamente no les ofende el hambre, la injusticia, los escándalos sobre abusos que les salpican cada día, el desamparo de los refugiados que llaman pidiendo ayuda a nuestras puertas. “Hay que separar el grano de la paja” – fue la respuesta del mezquino Cañizares. Evidentemente, él es la paja. Una paja huera y sin vísceras humanas como un corazón. Una paja que también ardería de mido en el infierno.

Desde mi punto de vista ateo, tienen suerte estos mendas. Porque, si Jesucristo levantara la cabeza, lo de los latigazos en el templo iba a ser una moñada. Pero está claro que estos tipos tampoco creen en nada. Nos insultan, se nos ríen en la cara con esas batas de cola de finas sedas, con sus zapatos de Guzzi , extendiendo sus anillos para ser idolatrados en medio de una parafernalia carnavalesca. Y claro, acaban sintiéndose reinonas, igual que la queen canaria pero con bastante menos gracia. Ahí radica la verdad de tanto odio. ¡Qué mala es la envidia!

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos

MENSAJE DESDE EL PLANETA AZUL

27 Feb

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

Los científicos han descubierto un sistema solar muy similar al nuestro en el que existen muchas posibilidades de que haya surgido alguna clase de vida. Afortunadamente para esos potenciales seres su galaxia está todavía fuera de nuestro alcance. Pero que no se descuiden, ya les hemos echado el ojo encima y la velocidad de la luz no será siempre un obstáculo insalvable. No conocen lo ingeniosos y creativos que se pueden poner los humanos para dar salida a su naturaleza depredadora. En cualquier caso, sería justo ponerles en antecedentes del mundo extraño que habitamos. Imaginen que se tratara de una civilización tecnológicamente más avanzada que fuera capaz de establecer contacto con nosotros. Su primer encuentro con el líder del planeta, Donald Trump, les despejaría cualquier duda acerca de la existencia de vida inteligente. Aunque para ser sinceros, casi daría igual donde aparcaran el platillo. A lo ancho y largo del planeta podrían constatar que la evolución de nuestra especie ha sido una chapuza. La naturaleza es sabia pero hasta el más listo se equivoca. Y eso somos nosotros. Una anomalía evolutiva. Monos parlantes y embusteros que se han encontrado un IPad nada más bajarse de los árboles.

Si los alienígenas tienen algún tipo de wi-fi intergaláctico y les llegan imágenes de la tierra lo tienen que estar flipando. El instinto de supervivencia es la máxima prioridad en cualquier especie. De ahí nace la solidaridad. No es una cuestión de buenismo moralista. Desde las comunidades de hormigas hasta las manadas de lobos entienden mejor el concepto. No pasa igual con los seres humanos. Si no sería impensable que miles de refugiados de las guerras sean confinados y tratados como criminales por los mismos países que han alentado esos conflictos. ¿Vida inteligente? ¡Ja! ¿De verdad no comprenden que quién siembra injusticia recoge tempestades?

Señores alienígenas, mentiría si no les confesara que, pese a todo, aún nos queda algo de esperanza. Así lo demostraron los miles y miles de personas que salieron en Barcelona a la calle para gritarle al gobierno que queremos acoger. ¡Que debemos acoger! En primer lugar porque así los dicen todos los acuerdos internacionales sobre derechos humanos que hemos suscrito. Obligación legal. Pero además tenemos una obligación moral. La de un país desgarrado por una guerra civil que originó, entre otras horribles consecuencias, el exilio de miles de españoles. Y esos otros miles que emigraron huyendo, no por causas políticas, si no de la desesperanza y el hambre que asfixiaba estas tierras. Y no todos se fueron con papeles y un contrato en la mano. Cuando la miseria empuja no hay legalidad, concertina o muro que pueda interponerse.

Como les dije, la cosa está muy mala pero todavía queda algo de esperanza. Aunque de momento los que mandan en la tierra siguen empecinados en construir fortalezas que hipotéticamente protegen a unos seres humanos de otros seres humanos. Pero no se engañen. Lo único que en este planeta se protege son los intereses de los poderosos. El podrido dinero. Un concepto que igual ustedes desconocen pero que aquí, en la tierra, se valora por encima de la supervivencia del propio planeta. Es un mortal juego de psicópatas.

Pues eso, lo que les decía moradores de Trappist-1. Piénsenlo dos veces antes de darse por aquí un garbeo. No acogemos a los nuestros, como para acoger a inmigrantes del espacio. Háganse los locos si intentamos entrar en contacto con ustedes. No den muestras de que existe vida en su galaxia, será lo más inteligente. O mejor aún, si pueden, abduzcan a todos los simios homicidas que están arruinando nuestro mundo y confínenlos, todos junticos, en un remoto planeta del exo-universo. Alguno por donde, casualmente, se espere pronto una lluvia de meteoritos. Solo eso les pido amigos extraterrestres.

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos

CHURRASCO A LA GALLEGA

16 Feb

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

A Mariano Rajoy ya  le llaman por ahí “el manco de Pontevedra”. Y no. No es porque el presidente dedique sus ratos locos a cantar por soleares en un tablao flamenco junto al “quisquilla de Huelva” y el “boquerón logroñés”. El mote tiene retranca. Ya saben, mensaje implícito. Que va con segundas vaya. La cosa viene por esa afición que tiene Mariano de poner la mano en el fuego por todos los crápulas de su cuchipandi que se han visto salpicados por casos de corrupción. A estas alturas la mano de Rajoy es como un lanzallamas. Ahí donde la posa, la credibilidad del individuo avalado por el gesto acaba reducida a cenizas. Más que una extremidad, la mano mariana es una alegoría de una zarza ardiente donde crepitan las reputaciones más trending-basura de los más celebres forajidos populares.

Vamos con un ejemplo práctico: Cuando hace poco Rajoy extendió sus cinco dedos sobre las brasas, metafóricamente hablando, para defender la honra mancillada del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ya nos estaba dando pistas de lo que iba a suceder.

Al protegido le atribuyeron después tres presuntos delitos por fraude y cohecho. No hacía mucho que el presidente le había brindado todo su apoyo y confianza “porque tú te lo mereces”.¡ Oye, como un tiro!. No pasó mucho antes de que el murciano cayese abatido en el fuego cruzado de las investigaciones judiciales. La mano incandescente le había señalado. Su suerte estaba echada.

¿Qué si pienso que Rajoy es gafe? Tiremos un poco de la hemeroteca- Tenemos casos tan sonados como el de Alfonso Rus ( el que fuera presidente de la diputación de Valencia y alcalde de Xätiva) por el que Mariano expresó su amor con vehemencia: “Te quiero Alfonso. Te quiero, coño”. Una declaración tan conmovedora como certera. Desgraciadamente para Rus su destino estaba marcado y aparecieron unas filtraciones en las que se le escuchaba contar “dos millones de pelas” resultantes del cobro de una comisión.

¿Y qué me dicen de Carlos Fabra? Rajoy lo definió como un ciudadano y político ejemplar. Un modelo de virtud. ¡Y zasca! al ex-presidente de la Diputación de Castellón le cayó la del pulpo. Bueno, él estaba más acostumbrado a que la diosa fortuna le favoreciera con premios de lotería pero, en cuestión de imputaciones, digamos que le tocó el gordo y la pedrea. La mano dixit.

Y no podemos olvidarnos de las inquietantes palabras que Mariano dedicó al bueno de Francisco Camps: “Siempre estaré detrás de ti, o delante, o a un lado. Me es igual”. Aparte de rarunas, profetizaban, a la gallega, la caída en desgracia del “curita”. Desde entonces a Camps no le llega al cuello la camisa de su fino traje.

Y podemos seguir con una larga lista. Con frases de incondicional apoyo que han pasado a la historia de la risión: “Rita eres la mejor”. “Eres la alcaldesa que merece valencia” (Rita Barberá), “Luis sé fuerte”( Bárcenas, un clásico ya), “Estas son mis credenciales. La gestión del Ayuntamiento de Valencia y la Comunidad. Y Xátiva. Y Castellón. Otros no, pero yo sí. Estas son mis credenciales” (socarrándose  esta vez en nombre de los delincuentes que pululaban por toda la comunidad valenciana, la que más quemaduras le ha costado al pobre hombre), etc., etc…

Nadie podrá negar que la mano de Rajoy debe ser incombustible. El olor a churrasco a la gallega se agarra hasta la pituitaria más recóndita de nuestra madre patria. Pero él la mantiene, impasible el ademán, sobre el incendio corrupto que asola su partido. Apenas le delata un poco el ojo de mentir que, de pronto, se le pone jotero y retozón. Pero en su fuero interno sabe que su sacrificio a lo San Lorenzo no es en vano. Y que sus mentiras piadosas no le llevarán al infierno. Alguna suerte de justicia poética desenmascara a sus protegidos revelando su verdadera personalidad de villanos.

Mariano solo tiene que señalarlos sacando a pasear su chamuscada mano… de santo. Al final será cierto aquello de que a dios le gusta escribir derecho con renglones retorcidos.

Mariano Rajoy, El Manco de Pontevedra"

Mariano Rajoy, El Manco de Pontevedra”

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual  Twitter: https://twitter.com/tragachicos

ACCIÓN MUTANTE

10 Feb

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

Parece que no ha llovido lo suficiente y nuestro solícito gobierno ha tenido una ocurrencia genial para plantarle cara a las compañías energéticas: reabrir la central nuclear de Garoña. ¡Chúpate esa ENDESA!. Bueno, la verdad es que Endesa e Iberdrola forman parte de Nuclenor (la operadora que se encarga del control de la central). Ósea que el órdago a estas corporaciones vampíricas es más bien un farol que pretende hacerle luz de gas a la ciudadanía. Pero bueno, oye, el caso es tomar medidas ¿no? Pues cuál mejor que la de reabrir una central obsoleta y doblar su esperanza de vida en casi cuarenta años más, En realidad Garoña  supondría un escaso aporte eléctrico a la red. Pero podría ser el mascarón de proa de la deriva de la política energética que quiere llevar este gobierno.

Claro que la apuesta tiene sus riesgos. Pero de los gestores de catástrofes medioambientales como la del Prestige no tenemos nada que temer. En caso de ·”petar”, valdrá la pena escuchar a Mariano decir aquello de: Solo son unos hilillos de radioactividad.

Lo de que reabrir Garoña no es buena idea no lo digo yo, que solo soy una ecologista “esgarramantas”. Los propios técnicos de CNS aseguran que “supone asumir unos riesgos de forma no justificada y sin el conocimiento ni la aceptación de la sociedad”.

A lo mejor se basan en que Garoña es una réplica exacta de Fukushima y la más antigua de todas las centrales españolas. ¡Pero hombre! que a los japoneses se les liara la cosa no implica que aquí pueda pasar lo mismo. Nosotros no somos como ellos. Ellos son más metódicos, disciplinados, meticulosos. Y nosotros…¡uhmm!… Mucho y muy españoles, ¿qué puede salir mal?.

Asociaciones como Ecologistas en Acción o Greenpeace advierten que la central está en pésimas condiciones de seguridad y que existe un riesgo altísimo al encontrarse en la cabecera del río Ebro. Y aunque el CNS es un órgano independiente en principio, técnicos y ecologistas han venido denunciando las presiones por parte del gobierno y las eléctricas. Hay que favorecer la industria nuclear frente a las renovables. ¿Que los países del norte de Europa van por otra senda? Pues nosotros a lo nuestro. O mejor dicho, a lo suyo, a lo de las eléctricas que, de una u otra forma, es una inversión en el plan de pensiones de gran parte de la fauna política ibérica.

A una le da por pensar que si todo este descontrol con la subida del precio de la luz no será una artimaña para justificar la política nuclear en nuestro país. Pero seguro que es un brote de conspiranoia aguda. ¿Cómo dudar de la transparencia y honestidad de los padres de la patria? ¿Acaso nos dan alguna vez motivos?

Si se reabre Garoña, un mundo nuevo de posibilidades aparece ante nosotros. En la ribera del Ebro, los cultivos gozarán de la ventaja de sumar un aditivo que los tomates de Chernobyl ya tienen en su adn. Surgirán nuevas formas y colores en la fauna y flora local. Incluso nosotros mismos podríamos mutar por efecto de las radiaciones como les pasó a Spider-man o al increíble Hulk. Ya no seremos solo mucho y muy españoles. Ahora seremos super-españoles.

Es normal que Mariano se ofrezca como interlocutor, lacayo y peluquero de Donald Trump. Los dos comparten el sueño de un planeta mutante en el que ellos, pobrecicos míos, no desentonen. El estadounidense tiene a su alcance el botón nuclear por excelencia. A su lado, lo de Garoña es un chiste. Y su política energética unida al negacionismo del cambio climático son la combinación perfecta para liarla parda.

Puede que nuestra especie sobreviva a una hecatombe nuclear aunque costara miles de millones de bajas. Tengo la teoría de que somos como las cucarachas. Incluso puede que lleguemos a parecernos físicamente a ellas gracias a los esfuerzos de algunos líderes mundiales. Kafka era el auténtico Nostradamus. Tuvo una revelación sobre la metamorfosis que sufrirá la humanidad aunque, por aquel entonces, el desencadenante se desconocía. Todo va encajando ahora. Imaginen a Donald tuiteando con Mariano usando un traductor automático y debatiendo sobre política energética.

Lo dicho, ¿qué puede salir mal? ¡Que no paren el mundo, que me tiro en marcha!

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual  Twitter: https://twitter.com/tragachicos