Un “contrato híbrido” para evitar la falta de médicos en la periferia


Los facultativos que quieran ocupar las denominadas, “plazas de difícil cobertura” en consultas del medio rural o en los pequeños hospitales, tendrán un nuevo modelo de contrato. El Salud ultima el denominado “contrato híbrido” que incluirá la combinación profesional del trabajo en Hospitales de la capital con centros de salud y hospitales donde haya una falta de médicos. Localidades del Bajo Aragón y hospitales como el de Teruel y Alcañiz enfrentan constantemente a la falta de profesionales, muchos especialistas prefieren trabajar en Zaragoza.

El gerente del Salud, Chema Arnal, entiende “que haya profesionales que no se quieran desplazar algunes sitios, tratamos por todos los medios que lo hagan, pero son libres de lo que quieren hacer con su trabajo y su vida”. Por eso, se quiere buscar la formula del contrato hibrido: “se trata de que personas contratadas en un hospital, parte de su jornada laboral -o extraordinaria- la realicen en hospitales de difícil cobertura”

El ejemplo de Teruel

La realidad es que no se soluciona la dificultad para cubrir algunas plazas de médicos especialistas. Esta semana han tenido lugar los llamamientos para 19 especialidades y en 9, no se han cubierto todas las plazas. En el Hospital Obispo Polanco de Teruel, casi la mitad de sus especialidades médicas tiene plazas vacantes y la situación podría empeorar en las próximas semanas cuando se resuelva el consurso de traslados actualmente en marcha.

Un problema que va en aumento, y que, por ejemplo, va a dejar al Hospital de Teruel  sin servicio de otorrinolaringología a comienzos del mes de junio. Sus tres profesionales dejan el hospital de Teruel, y por el momento no hay sustitutos. De hecho, el Salud ha anulado esta semana la cita a más de 200 pacientes al no tener asegurado el servicio.

La consecuencia, la lista de espera

La plantilla de especialistas en Teruel suma cerca de 140 profesionales, con cerca de 20 vacantes repartidas entre casi la mitad de especialidades. Corren serio peligro algunas tan demandadas urología, anatomia patológica, oftalmología, endocrinología, geriatría, cardiología, dermatología, reumatología o intensivistas.

Esta situación hace que se alarguen las listas de espera en el Hospital Obispo Polanco, que alcanzan los 4 meses y medio para una consulta de oftalmología, tres meses para neurología o un mes y medio en ginecología.

Cadena SER

5 Comments

  1. Así están fracasando una y otra vez…
    Y los responsables de personal que? Como son de eficaces en sus responsabilidades?
    Son intocables?

  2. El “contrato híbrido” se compone de dos partes:
    1. Como eres interino, contratado, suplente, etc., TE DESTINO DÓNDE TE NECESITO, no dónde tú quieras.
    2. Si no te interesa la plaza, ningún problema: RENUNCIA Y A LA PUTA CALLE.
    Así de claro.

  3. Cuándo se van a dar cuenta de que hay que ofrecer más dinero y facilidad de horarios (conciliación que dicen los modernos).
    Todo los demás es vender humo…

    1. EL PROBLEMA DE FONDO ES, CREO QUE LA MAYORÍA DE LOS INTERINOS Y CONTRATADOS SON GENTE ENCHUFADA, y claro, todos tienen “derecho” (es decir, enchufe) a que su “placita” sea en ZARAGOZA CAPITAL, de forma que al final nadie va dstinado a esos lugares, cuyos ciudadanos y residentes, tienen tantos derechos como el qu emás, a tener una buena asistencia sanitaria…, por lo menos pasable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s