El Gobierno expulsará de la Universidad durante 3 años a los que hagan plagios como los de Sánchez


El Consejo de Ministros, presidido por Pedro Sánchez, ha aprobado este martes el proyecto de ley de Convivencia Universitaria que contempla importantes sanciones a los autores de plagios como los que aparecen en la tesis del jefe del Ejecutivo. Esta práctica conllevará como castigo la expulsión de dos meses a tres años de la universidad. Las novatadas con grave menoscabo de la dignidad de las personas o el acoso supondrán penas iguales.

Como adelantó OKDIARIO, el Ministerio de Universidades, liderado por Manuel Castells (Podemos), estaba trabajando en esta nueva norma aplicable a las presuntas irregularidades de Sánchez. Así, el Ejecutivo deroga un decreto de 1954 que permanecía vigente y que, según el Gobierno, estaba en clara contradicción con los principios democráticos y establecía un régimen disciplinario preconstitucional, esencialmente punitivo y que incluía sanciones desproporcionadas.

Finalmente este martes se ha conocido la letra pequeña del anteproyecto de ley que tipifica como faltas «muy graves» el plagio «total o parcial» de una obra o cometer fraude académico en la elaboración de un trabajo de fin de grado, fin de máster o tesis doctoral. Si los alumnos copian y pegan extractos de otros trabajos en sus documentos sin citar la correspondiente autoría, como hizo Sánchez, se enfrentan a un mínimo de dos meses de expulsión del ámbito académico y a un máximo de tres años. El jefe del Ejecutivo anunció denuncias a los medios que publicaron el detalle de esos numerosos plagios de su tesis, entre los que estaba OKDIARIO, sin embargo han pasado 2 años y 9 meses desde entonces y la amenaza no se ha materializado.

La norma de Castells también recoge que alterar o falsificar documentos académicos, la discriminación por razón de sexo u orientación sexual, incumplir las normas de salud pública o suplantar a un miembro de la comunidad universitaria también son consideras faltas muy graves, sancionadas con la expulsión de dos meses a tres años y la pérdida de la matrícula.

Entre las faltas graves se encuentra apoderarse indebidamente de exámenes o falsear sus resultados, impedir la celebración de actividades universitarias o acceder sin permiso a los sistemas informáticos de la universidad, entre otrosPara estos casos se podrá expulsar al alumno durante un mes o la pérdida de la matrícula de la asignatura en la que se haya cometido el fraude.

El proyecto establece, por último, las faltas leves, que se solventan con una amonestación privada que puede ir acompañada de medidas sustitutivas de carácter educativo o recuperador. Se consideran faltas leves el acceder a instalaciones universitarias a las que no se tenga autorizado el acceso, actuar para copiar el contenido de exámenes a través de medios que no se consideren graves o muy graves, o realizar actos que deterioren de forma no grave el patrimonio de la universidad.

Plagios descarados

OKDIARIO fue el medio que desveló el escándalo de la tesis doctoral de Pedro Sánchez. Moncloa admitió en El País en septiembre de 2018, en medio del escándalo, que los plagios eran «un error involuntario». «Los coautores únicamente pueden lamentar este hecho y comprometer su subsanación en el más breve plazo. En las siguientes ediciones de la obra se incluirá correctamente la cita», señalaban fuentes del gabinete sobre el libro publicado con la tesis. Una publicación, La nueva diplomacia económica (Delta Publicaciones, 2013), que aún está a la venta sin haberse corregido, como prometieron. Aún consta ahí el plagio de 454 palabras reconocido por Moncloa en septiembre de 2018 cuando estalló la polémica.

El libro permanece en circulación desde 2013 con contenido plagiado, mientras una resolución del Tribunal Supremo apuntó en 2019 hacia la posible existencia aquí de un delito contra la propiedad intelectual.

Ejemplos

Los plagios más llamativos de la tesis de Pedro Sánchez fueron varios. En primer lugar, el ‘power point’ del ministro Miguel Sebastián en EEUU. Sánchez fusiló en su tesis doctoral (ni citó con nota al pie ni en la bibliografía) el contenido esencial de una presentación del ministro de Industria en EEUU. Pese a ello, obtuvo la calificación «apto cum laude» de un tribunal cuya independencia ha quedado en entredicho por la amistad de sus miembros y la cercanía a Sánchez.

El líder del PSOE también plagió un informe sobre el «Proyecto Marca España» elaborado por el Instituto Español de Comercio Exterior ICEX. En concreto, OKDIARIO detectó que las páginas 295 y 296 de la tesis de Sánchez reproducen contenido de las páginas 102 y 103 del informe «Proyecto Marca España», elaborado en mayo de 2003, es decir, 9 años antes de que el presidente del Gobierno se doctorase.

Igualmente, Sánchez copió y pegó sin citar un artículo del presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet, elaborado en 2010, un informe de la Oficina Económica de Zapatero de 2010 o, por ejemplo, un paper científico de la doctoranda rumana Nicoleta Vasilcovschi. Sánchez afirmó en el Congreso que ministros europeos dimitían al ser cazados con plagios pero en su caso él sigue en en el despacho principal del Palacio de La Moncloa.

OK Diario

4 Comments

    1. ¿Alguién lo duda…?
      O ERREJÓN, cobrando su FALSA BECA DE LA UNIVERSIDAD DE MÁLAGA, para poder vivir DEL DINERO PÚBLICO, mientras planeaba su asalto al poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s