LOTERÍA JUDICIAL ESPAÑOLA


Por Ramiro GRAU MORANCHO, Abogado y escritor. www.ramirograumorancho.com

Ramiro Grau Morancho

Soy abogado en España, que es tanto como decir prostituta en Tailandia, ante la gran competencia existente. Y aconsejo a mis clientes que no pleiteen. Aspiro a solucionar problemas, no a crearlos, dedicación que se ha convertido en la principal ocupación de muchos picapleitos.

Y el cliente agradece –o no-, que se le escuche y hable con sinceridad, haciéndole ver los pros y los contras de cualquier acción judicial que pretenda emprender, la duración –imprevisible- del litigio, y el coste económico del mismo, incluida la hipotética condena en costas, en el peor de los casos.

Teniendo en cuenta la tradicional lentitud de la administración de justicia española –me niego a llamarla justicia, pues no lo es, en absoluto-, lo primero que el cliente debe hacer es contratar un abogado relativamente joven, pues caso contrario puede quedarse sin letrado a mitad del pleito, bien por jubilación o por fallecimiento. Por no hablar del posible agotamiento del jurista, ante la pesadez de algunos clientes, que vierten todas sus quejas contra el sistema no en el Consejo General del Poder Judicial, sino en su abogado, que es un simple colaborador del sistema judicial, seguramente la parte más débil.

No espere el letrado apoyo alguno del colegio correspondiente, más dedicados a sancionar que a apoyar a los colegiados, en sus posibles encontronazos en los tribunales, ni mucho menos de sus compañeros, que no amigos, al menos en la mayoría de los casos. La abogacía es una profesión de caníbales, en donde la mejor merienda es otro compañero…

Por no hablar de los antiguos compañeros de carrera, que ahora te miran por encima del hombro, con aire conmiserativo, desde la altura que da haber aprobado una oposición a juez, fiscal, o secretario judicial, aunque ello no acredite, en modo alguno, la competencia profesional, ni mucho menos el interés por el trabajo y el buen hacer. Las oposiciones son excesivamente memorísticas, aunque se diga que no.

Pasado este escenario dantesco, entramos propiamente en el drama judicial, aunque más bien habría que hablar de la comedia. Desgraciadamente, hoy en día pleitear en España se asemeja cada vez día más a jugar a la lotería, que nunca sabes si te va a tocar, pero lo único que tienes claro es el gasto que supone. Pues lo mismo pasa con los litigios.

Una vez decidido iniciar el proceso, se redacta la demanda, denuncia o querella, mejor o peor hecha. Ante la sobrecarga de trabajo de los órganos judiciales, soy partidario de la concisión, que siempre es de agradecer, y, sobre todo, de la claridad expositiva.

La profesión tiende a centrarse mucho en el Derecho aplicable, e incluso en la Jurisprudencia existente sobre el particular, lo que creo es un error, pues si de algo anda sobrado el Juez es de conocimientos jurídicos, mientras que lo que desconoce son los hechos, sobre los que pienso que el profesional debe incidir más, detallando las circunstancias concurrentes, y sin ocultar aquellas cuestiones relevantes que puedan tener transcendencia para la justa resolución del pleito, aunque nos perjudiquen.

Pienso que la lealtad procesal y la buena fe son dos poderosas armas en manos del letrado, que muchos no utilizan, pero creo es algo que a la larga se vuelve en contra de uno mismo. Si algo aprecian los jueces es la honestidad profesional del abogado.

Desgraciadamente cuando el asunto se reparte a un determinado juzgado, comienza ya la “lotería” judicial. Que juez es, de dónde procede, es sustituto, del tercer o cuarto turno, o de la oposición libre. Que experiencia profesional tiene, o de la que carece. Cuál es su ideología política conocida, pues es obvio que todos tenemos alguna, y es totalmente legítimo. Qué opinión tiene de nosotros, si ya hemos tenido alguna relación o contacto previo, pues es evidente que ello de alguna forma condicionará su actuación, pues los jueces también son personas, con sus debilidades y defectos…

¿Recurrirá o no recurrirá la parte demandada, denunciada o querellada? Hay abogados –yo, por ejemplo-, que acostumbro a terminar el asunto que empiezo, y agotar todas las instancias posibles, al menos las nacionales, ya que las europeas me parece más lotería todavía que las españolas. Pero claro, esos recursos posteriores dependen también de las ganas de pleitear del cliente, así como de su solvencia –o insolvencia- económica, con lo cual muchas veces la posibilidad de defender la acción en todas las instancias queda al arbitrio de la parte, más que del profesional, que es un simple técnico a su servicio.

En fin, lo que quiero decir, y sin perjuicio de volver sobre el asunto, es que hoy en día pleitear en España es una lotería, pues depende del abogado, del juez que te toque –en suerte o en desgracia-, del fiscal, en su caso, e incluso de la capacidad profesional e interés –o no- del funcionario judicial que tramite el proceso. Lo único seguro es el alto coste de los pleitos, como cuando se compra la lotería, que lo único que tenemos claro es el precio de la participación correspondiente.

Debo decir, en honor a la verdad, que el PSOE lo único que ha hecho en los últimos años ha sido estropear aún más, si cabe, la administración de justicia, con el establecimiento de sistemas informáticos incompatibles, la dependencia de las comunidades autónomas de parte del personal, y otros del ministerio de justicia, los enfrentamientos entre jueces y secretarios, la creación de unos servicios comunes que funcionan todavía peor que cuando cada juzgado hacía su trabajo –lo que ya es difícil-, una fiscalía desmotivada y con exceso de trabajo, unos procuradores absolutamente innecesarios, y que sólo contribuyen a aumentar el coste de los litigios, etc.

En resumen, nada nuevo bajo el sol. Donde mete la mano el PSOE joroba lo que hay, y no lo sustituye por nada nuevo ni mejor. Pero así justifican sus sueldos y su incompetencia.

Con el acompañamiento, eso sí, de algunos tontos útiles, tanto en la judicatura como en la fiscalía, que se venden por un plato de lentejas. Siempre he dicho que los hay tantos fantasmas que preferirían ver rebajado su sueldo a cambio de no perder el derecho al excelentísimo o al ilustrísimo, como ya se ha suprimido en el ámbito de la administración civil del Estado. Y es que la pedantería, el engreimiento y la petulancia son malos consejeros. La vida me ha demostrado que normalmente aquellas personas muy pagadas de sí mismas esconden en su interior un niño grande o un ignorante con ínfulas de sabio.

 

 

 

 

12 Comments

  1. Ningún partido político tiene interés en MEJORAR LA JUSTICIA, pues a rio revuelto, ganancia de pescadores…
    AL FIN Y AL CABO, CASI TODOS ELLOS SON DELINCUENTES… POLÍTICOS,y no les interesa que el SISTEMA JUDICIAL FUNCIONE BIEN, pues muchos de ellos podrían acabar en la cárcel.

  2. Mientras no se puede ECHAR A LOS JUECES Y FISCALES INCOMPETENTES, QUE LOS HAY Y MUCHOS, O, SIMPLEMENTE VAGOS Y PASOTAS, el sistema no funcionará.
    Hay gente que una vez aprobada la oposición,
    * POR MÉRITOS,
    * POR SUERTE O
    * POR ENCHUFE,
    aspiran a pasar los 30 o 40 años que les “quedan” de vida laboral tocándose los cataplines o el chomino, y claro eso no es aceptable, EN ABSOLUTO.

    Debe pasar unos rigurosos controles de productividad, que hoy por hoy no existen.

    Una buena parte se dedican a buscarse un sobresueldo, o segundo, tercer y hasta cuarto sueldo, dando clases, preparando a opositores -la mayoría cobrando en negro-, escribiendo libros y artículos, dando conferencias, etc., PASANDO DE LAS HORAS DE AUDIENCIA Y DE SU PROPIO TRABAJO, y eso no es de recibo.

    De la misma forma hay un determinado porcentaje de gente muy competente y trabajadora. TODO MI RESPETO HACIA ELLOS, pero en un sistema judicial como el español, TOTAL Y ABSOLUTAMENTE POLITIZADO, nunca llegarán a nada…

  3. En mi modesta opinión, EL PROBLEMA DE FONDO ES LA TOTAL IRRESPONSABILIDAD DE LOS JUECES Y FISCALES: pueden hacer lo que les da la gana, QUE NUNCA LES PAS NADA…, salvo que estén enfrentados o enemistados con sus jefes.
    LA POTESTAD DISCIPLINARIA recae sobre sus mandos, con lo cual, yo me lo guiso, yo me lo como…

  4. D. Ramiro, soy médico jubilado pero conozco bastante bien el mundo judicial porque siendo especialista en Cirugía Plástica tenía que emitir certificaciones sobre personas agredidas con secuelas de cicatrices, deformidades, etc. Mis compañeros forenses han sido siempre gente extraordinaria sin excepción. Pero además tengo una hija abogado y esa fue la que me decía: ¿ese juez le ha tocao a tu paciente? pues que se de por xodido, o al revés, ese juez o esa juez (ahora hay muchas), estupendo para tu paciente.

    1. Y lo del acceso por la tercera vía ha llevado a que lleguen a esa profesión de jueces, secretarios, registradores, etc.mucha gente sin los estudios necesarios e imprescindibles para ser buenos jueces

      1. Totalmente de acuerdo con usted.
        * En la época de Felipe GONZÁLEZ, empezó a llenar la judicatura, por el llamado cuarto turno, con “malos” abogados laboralistas, y gente sin ptreparación, alguno de los cuale ha llegado hasta a ser director general de la guardia civil…
        * Como había mucha gente “de orden”, se pretendía inclinar la balanza hacia la izquierda, y como hace siempre la izquierda, con personas sin méritos ni capacidad suficiente para ello.
        DE ESOS POLVOS VIENEN LOS LODOS ACTUALES.

        1. Perdón, estos eran el tercer turno, no el cuarto, que todavía subsiste.
          Con solo seis años acreditados con ejercicio profesional COMO MAL ABOGADOS, se podía acceder a JUEZ.
          El cuarto turno requiere diez años de ejercicio profesional, Y SIGUE EXISTIENDO Y FUNCIONANDO, para meter a gente de los partidos políticos en la JUSTICIA, que si alguien ha de juzgarte, LO MEJOR ES QUE SEA AMIGO TUYO.

    2. Es verdad todolo que le dice su hija: muchas veces, y según el juez que t eha “tocado” en suerte o en desgracia, ya sabes si vas a ganar o a perder el pleito, pues conoces sus criterios, su forma de actuar, si se inclina a favor del poderoso -la mayoría-, o tiende a proteger a los débiles -los menos-, etc.

  5. LOS PROCURADORES ESTÁN PRÁCTICAMENTE DESAPARECIDOS en casi todo el mundo, o, por lo menos, son de utilización meramente optativa o voluntaria.
    Y aquí en ESPAÑA, en cambio, CADA DÍA TIENEN MÁS COMPETENCIAS, posiblemene para JUSTIFICAR SU INJUSTIFICABLE EXISTENCIA, que solo sirve para dificultad el acceso de los trabajadores y personas normals y corrientes, A LA TUTELA JUDICIAL EFECTIVA.
    En fin, es todo un verdadero dspropósito, y el artículo lo explica muy bien, en clave de humor, aunque en realidad es para echarse a llorar.

    1. Los procuradores no aportan VALOR AÑADIDO ALGUNO, pues son unos simples recaderos, cada día más innecesarios, ahora con la administración judicial electrónica, las notificacione de ordenador a ordenador, etc.
      DEBERÍAN TRANSFORMARSE EN ABOGADOS, ¡así sabrían lo que es ganarse la vida honradamente, conseguir clientes, etc!
      Y, de paso, se reduciría el coste de los litigios entre un 30 y un 40%, por lo menos de los pequeños pelitos, QUE SON LA MAYORÍA.
      Es una vergüenza lo que cobran…

  6. Casa con varias puertas -o varios “amos”-, mala es de guardar…
    Los jueces dependen del CGPJ, es decir de los partidos políticos.
    La fiscalía del Ministerio de Justicia, o sea, del gobierno de turno.
    Los secretarios, ahora letrados e iletrados, mitad del menisterio, y mitad de las autonomías.
    Los funcionarios de la autonómias correspondientes…,
    EN DEFINITIVA, UNA AUTÉNTICA CASA DE…

  7. En España NO HAY JUSTICIA.
    Su parecido con la lotería es evidente…
    Nunca sabes cómo va a terminar el pleito, ni si le darán la razón al que la tiene…, o al que tenga más poder y capacidad de influir sobre el juez o tribunal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s