El ‘Harrison’ todo lo que el médico necesita


Editado por McGraw-Hill, desde 1950 es una referencia mundial en Medicina Interna.

Más de 4.000 páginas con la medicina interna actualizada.

.

Fue publicado por primera vez en 1950 y acaba de llegar a su vigésima edición de la mano de la editorial McGraw-Hill. A pesar de que se dirige a todos los miembros de la profesión médica, los médicos internistas y generales son los que más lo utilizan, así como los estudiantes de Medicina. Con permiso en nuestro país del Farreras-Rozman, está considerado como una autoridad de primer orden en medicina interna. Su nombre procede de Tinsley R. Harrison, de Birmingham (Alabama), director de las cinco primeras ediciones y quien estableció el formato: una base robusta de medicina clínica entrelazada con la fisiopatología.

Con un 25% del contenido nuevo y revisado, esta 20ª edición del ‘Harrison Principios de Medicina Interna’, garantiza conocimientos relevantes en unos entornos clínicos en constante evolución. Abarca desde temas de vanguardia en las fronteras de la medicina, como la epigenética, células madre, la función de los telómeros y la neuroterapia, hasta los últimos avances en hepatitis, terapias contra el cáncer basadas en el sistema inmune, el VIH y las enfermedades cardiovasculares. Actualiza asimismo etiología, patogenia, manifestaciones clínicas, métodos de diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, agrupadas por aparatos y sistemas, y con un gran apoyo para diagnósticos diferenciales con explicaciones detalladas sobre las causas de los síntomas.

Algunas cifras atestiguan su relevancia: dos volúmenes, seis editores (Dennis Kasper, Anthony Fauci, Stephen Hauser, Dan Longo, J. Larry Jameson y Joseph Loscalzo), 700 autores más los revisores de España, 477 capítulos agrupados en 20 grandes secciones, 4.000 páginas, 1.600 ilustraciones, 1.400 cuadros, 16 atlas en la versión online, 200 árboles de decisión, además de abundante contenido multimedia y material adicional accesible en la versión digital.

Un esfuerzo continuado que se ha convertido en sinónimo de la Medicina Interna y que sigue siendo impulsado por la filosofía médica que acuñó Tinsley R. Harrison en 1950: “No hay mayor oportunidad u obligación que pueda tocarle a un ser humano que convertirse en médico. En la atención del sufrimiento, el médico necesita habilidades técnicas, conocimientos científicos y comprensión de los aspectos humanos. Aquel que usa esto con coraje, humildad y sabiduría proveerá un servicio único a su prójimo y construirá un edificio duradero de carácter para sí mismo. El médico deberá pedir al destino no más que esto y no debería contentarse con menos”.

Origen: El ‘Harrison’ llega a la vigésima edición – Diariomedico.com
Anuncios

8 Comments

  1. Harriso, Farreras… Hace años que la consulta bibliográfica ha dejado de basarse en las enciclopedias, como ha sucedido con Larousse, Espasa… La tecnología actual (acceso al conocimiento) permite consultar cualquier duda de forma más actualizada e incluso revisada en bases de datos inmensas. Y las redes sociales le añaden la interacción, crítica, debate y cambios de paradigmas que las enciclopedias no pueden. Hasta el pdf está quedando obsoleto. La contrapartida es el exceso de mala información que requiere buenos filtros y mucha metodología.

  2. Hace años conocí a una chica que vivía, única y exclusivamente, de vivir un manual, creo que de medicina general, de un catedrático, de Barcelona o Madrid, que era el ABC de la Medicina.
    Creo que valía 30.000 pesetas, de las de entonces, es decir, un dineral.
    ¿Puede ser que fuera EL FERRERAS, o algo así?
    Había una editorial, o más bien oficinas comerciales, en la Plaza de las Canteras, y debían de “conseguir los listados de nuevos alumnos de Medicina, y los iba visitando a domicilio, enseñándoles el libro, etc.
    Si alguien tiene información más fideligna, ruego lo publique…
    Posteriormente lo vi en el escaparate de una librería médica que había subiendo por Fernando el Católico, a la altura de la calle Luis Vives, o algo así.
    Yo creo que se hombre se hizo de oro con ese manual… ¡Que envidia me da!

    1. Nada, hombre, escriba usted uno y hágase de oro. Total, supongo que piensa que no hace falta saber demasiado para escribirlo. Con no cometer muchas faltas de ortografía ya debe ser suficiente.
      Fíjese, si hasta Belén Esteban ha escrito uno. O dos

  3. Tiene Ud. toda la razón del mundo. Pero me temo que les va a pasar como a los DUES siempre seran los ATS de antes. Pues ustedes siempre seran medicos generales e incluso de cabecera.

    1. Hace años estuve en Argentina, y los enfermeros era también licenciados, es decir los médicos eran licenciados, pero los enfermeros también.
      Como me dijo el director de u hospital, “sí, todos somos licenciados, pero nosotros somos médicos, y ellos son enfermeros”, como dando a entender que académicamente eran todos iguales, pero en la práctica, no.
      Y SUPONGO QUE AHORA EN ESPAÑA, QUE TODOS SON GRADUADOS UNIVERSITARIOS, PASARÁ LO MISMO…

  4. Agradecería no utilizaran el término de medicina general cada vez los generalistas abundan menos y predominamos los especialistas en medicina de familia,formados 4 años como cualquier otro especialista de interna cirugía,radiología etc etc.la medicina general pasó a la historia afortunadamente se creo la especialidad de familia que da una mejor formación y calidad a la primaria.
    Un saludo .
    Atentamente Dra Rubio especialista en medicina familiar y comunitaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s