EL FUTURO DE DOLORES DELGADO, MARGARITA ROBLES Y FERNANDO GRANDE MARLASKA, NO DEBE SER LA VUELTA A LA CARRERA JUDICIAL


Por Miguel Bernad Remón. Jurista y Secretario General del Sindicato Manos Límpias. www.manos-limpias.es

Miguel Bernad Remón. Secretario General del Sindicato Manos Límpias

Las denominadas puertas giratorias tienen una doble vertiente: operan en el campo de la empresa privada u operan en el campo de la política.

Los políticos, bien a nivel nacional, autonómico o municipal cuando cesan en sus mandatos, obviamente o se incorporan a la actividad privada que venían ejerciendo, o se colocan en empresas influyentes que les captan por sus contactos y relaciones.

Esta última puerta giratoria puede ser censurada moralmente, pero no deja de ser completamente legal.

Ahora bien, lo verdaderamente escandaloso, e inmoral y que deja aún más tocado de muerte nuestro estado de derecho y de credibilidad en el poder judicial, es el caso, de jueces y fiscales que dan el salto a la política y cuando cesan en sus mandatos, vuelven o regresan a la judicatura.

En España, esta práctica indecente, se ha permitido y se sigue permitiendo con total impunidad.

Podemos contar por decenas los casos, siendo el más significativo el del ex juez, condenado por prevaricación Baltasar Garzón.

Ahora tres miembros del Gobierno de Pedro Sánchez pueden volver a la carrera judicial y fiscal.

La Ministra de Justica, Dolores Delgado, a la Audiencia Nacional, como Fiscal; Margarita Robles, Ministra de Defensa, al Tribunal Supremo; y el Ministro del Interior, Grande – Marlaska, al Consejo General del Poder Judicial.

No quiero decir que en su retorno a sus destinos originales, vayan a actuar de manera sectaria, en conflictos que pudieran conocer con imputados o investigados, rivales políticos, pero la pulcritud de los procedimientos, no debe dejar el más mínimo atisbo de imparcialidad, objetividad y transparencia.

Esta indecente práctica conocida como puertas giratorias, debe ser erradicada con urgencia, si no queremos deteriorar aún más un sistema que tiene como máximo rechazo la falta de credibilidad de uno de los pilares básicos de nuestro sistema democrático, esto es, el Poder Judicial.

 

 

Anuncios

3 Comments

  1. Pues don Miguel, es que las puertas giratorias están superengrasadas y no las dejan parar ni un momento porque siempre hay una cola de listillos esperando coger hueco

    1. La vicealbóndiga saltó al CONSEJO DE ESTADO, nada menos.
      Y RAJOY pasó de ser un registrador de pueblo, en Santa Pola, Alicante, a uno de los registros millonarios de MADRID, y digo millonarios pues facturan varios millones de euros de ingresos al año…
      ¡No les ha ido mal tras su paso por la política!
      Y la secretaria general, que ha retornado a la abogacía del estado, pronto recibirá alguna canonjía, y sino, al tiempo.

  2. LAS PUERTAS GIRATORIAS PARA LOS POLÍTICOS SON UNA VERGÜENZA…, pero en el caso de los funcionarios, y altos funcionarios, TODAVÍA MÁS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s