Ramiro Grau, autor del libro “Galería de tontos contemporáneos”: “Dios quiera que España no acabe como Nicaragua o Venezuela”


Ramiro Grau Morancho

El libro “Galería de tontos contemporáneos”, publicado por Amazon, y escrito por nuestro colaborador, Ramiro Grau Morancho, está resultando todo un éxito editorial.

Alerta Digital ha publicado inicialmente todos y cada uno de los quince retratos de personajes políticos de la reciente historia de España que aparecen en el libro, empezando por el inefable Zapatero, al que el autor dedicó dos artículos distintos, pasando por Soraya, la vicetodo y ahora vicenada, algunos ministros del PP y PSOE, y también los “Marqueses de Galapagar”.

“Galería de tontos contemporáneos” destila ironía, mordacidad y socarronería aragonesa, pero únicamente ataca la faceta pública, política, de los personales, nunca el ámbito personal, de su vida privada, que le merece todo respeto. Hemos entrevistado al autor, ex fiscal, profesor universitario en la Universidad de Zaragoza, pero sobre todo, un español de bien y cabal muy comprometido con su tiempo.

-¿Cómo surgió la idea del libro?

El libro surgió de la manera más tonta, escuchando unas declaraciones de esa gran inútil que se llama Celia Villalobos, proponiendo que los trabajadores se jubilaran después de los 70 años, pues ella tenía sesenta y muchos, y estaba “como una rosa”.

El cinismo, la hipocresía y la cara dura, de cemento armado, de la mayoría de la casta política, me animaron a retratarles ante sus congéneres, a ver si se les cae la cara de vergüenza.

¿Cómo puede decir esta señora que está como una rosa –más bien como un cardo borriquero-, si no ha trabajado en su vida, y siempre ha chupado del bote? Se enchufó a los 21 años en la antigua Organización Sindical, y ahí sigue, tetando del dinero público, tan ricamente.

Y como ellas, muchos, miles, posiblemente hasta cientos de miles.

– ¿Cómo has elegido a los personajes?

Pues al albur de los medios de comunicación social, de sus declaraciones y paridas, normalmente buscando siempre el lado más absurdo y estrambótico de las personas.

Generalmente he procurado seleccionar a aquellos que realmente son tontos, y además lo demuestran en sus actuaciones.

Como decía Gracián, un aragonés universal: son tontos todos los que lo parecen, y además la mitad de los que no lo parecen.

En este caso, he procurado incluir solo a los que lo parecen.

-¿El libro va a tener continuidad?

Si Dios quiere, creo que sí, pues el número de tontos es muy elevado, sobre todo en la casta política. Hay quien dice que si los tontos volaran, no veríamos el Sol, y posiblemente es cierto.

En España tenemos la desgracia de sufrir una casta política sin oficio ni beneficio, salvo honrosas excepciones, y que van a la política como el que se hace cura o militar: por vocación, pero también para “solucionarse” la vida.
En el caso de los políticos, es indignante ver a gente de 40, 50 ó 60 años, que no han trabajado en su vida.

¿Cómo pretenden solucionar los problemas de los demás, si ellos han sido incapaces de solucionar honradamente los suyos propios?

Además, como los políticos lo primero que hacen es ponerse el sueldo más alto de la institución correspondiente, para que no se “resienta su dignidad”, resulta que viven muchísimo mejor que las personas que se han sacrificado estudiando, haciendo oposiciones, etc.

-¿Cómo ves el futuro de España?

Creo que vamos de Guatemala a Guatepeor. La alianza de partidos extremistas de izquierda con los separatistas catalanes, y los pro etarras vascos, no presagia nada bueno.

El buenismo, por no decir la imbecilidad congénita del PP, tampoco.

Estamos en manos de un gobierno legal, pero ilegítimo, al que nadie ha votado, y que además nunca alcanzarían el poder por las urnas.

Son conscientes de ello, y harán todo lo posible para mantenerse en el poder. ¡Dios quiera que España no acabe como Nicaragua o Venezuela!

-¿Qué crees deben hacer los patriotas e identitarios españoles?

Pues cualquier cosa, menos quedarnos en casa. Tenemos que manifestarnos pacíficamente, acudir a votar, apoyar a partidos que realmente defiendan nuestras ideas, dejar de votar a aquellos que nos han engañado o traicionado, etc. Y, por supuesto, hacer proselitismo entre nuestras amistades, compañeros de estudios, profesión o trabajo, familiares, etc.

Yo, por ejemplo, todos los días reenvío varios artículos de Alerta Digital a amistades, para que puedan leerlos, opinar, etc. Y, de paso conozcan nuestro diario.

Y, para finalizar, quiero agradecer a don Armando Robles su gran e incansable labor dirigiendo el diario, y rodeándose de un nutrido grupo de colaboradores, de gran valía personal e intelectual, y no lo digo por mí, que soy la excepción que confirma la regla.

Un diario es labor de muchos, aunque solo haya una o varias personas en la sala de mando, pero hay que renovar contenidos, estar al día de la actualidad, limar los textos, para evitar andanadas judiciales, a las que los gili progres son tan aficionados, sobre todo cuando no pensamos como ellos.

Agradecemos a nuestro colaborador sus valiosas aportaciones a Alerta Digital, y deseamos que siga al pie del cañón, al igual que nosotros.

Origen: El ex fiscal Ramiro Grau, autor del libro “Galería de tontos contemporáneos”: “Dios quiera que España no acabe como Nicaragua o Venezuela” – Alerta Digital
Anuncios

5 Comments

  1. Hecho en falta a políticos aragoneses.
    ¡Que aquí tenemos para dar y hasta para regalar!
    Desde Marco, el que se llevó el sillón, pasando por Marcelino, el pastor del Pirineo, o la Rudi y sus contabilidades, el tartaja de Teruel y sus “negocios”, etc.
    Aquí hay de todo, como en botica, y ninguno bueno…

  2. Acabo de pedirlo, pero me dice Amazon que tardarán unos días en atender el pedido, pues por lo visto no hay existencias…
    Enhorabuena. ¡Con lo difícil que es vender libros hoy en día!

  3. Amigo Ramiro, efectivamente tendríamos un eclipse que podría durar una semana por lo menos. Pero es que muchas, pero muchas personas que no tienen más que estudios de primaria se dan cuenta de que su único camino es juntarse a un partido (les da igual el color) y suben, suben, suben… haciendo la pelota y sabe Dios qué utilizando la zancadilla, el puñal por la espalda, el infundio, la calumnia, el sexo… ¡Qué país Miquelarena!

  4. Voy a comprarlo, pues me parecen unos relatos que se leen muy fácilmente, y son desternillantes, sacando lo más esperpéntico de cada uno de estos personajillos, que se creen importantes, pero que no pasan de ser “verdura de las eras”, como diría don Jorge Manrique.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s