Cómo es trabajar como médico sin el MIR

12 Jul

A pesar de que lo más habitual es hacer la residencia, ejercer la profesión médica una vez terminada la carrera es posible. Esto puede ayudar a renovar la vocación por la medicina tras seis años de estudio, además de suponer un modo de financiación para las academias preparatorias de la prueba MIR. DMJ ha contactado con dos titulados para conocer su experiencia.

Una vez superados todos los créditos que permiten la obtención del título de graduado en Medicina, el siguiente paso suele ser la preparación del examen MIR. Con ello, los estudiantes pretenden acceder a un posgrado de formación sanitaria especializada que les dé acceso a un puesto de trabajo en el Sistema Sanitario Público o Privado como especialistas.

Sin embargo, no todos aquellos que superan la prueba pueden formarse en la especialidad deseada. Otros incluso no tienen la oportunidad de hacer el MIR, debido a que hay una demanda de plazas superior a la oferta.  En la convocatoria anterior, 7.937 aspirantes con número de orden asignado finalmente quedaron sin plaza.

Fue el caso de Pau Mateo Ramos, de 27 años, quien quedó sin plaza en la especialidad que quería. No es la primera vez que le ocurre, ya que también se presentó a la convocatoria MIR 2017. “Voy a presentarme en la próxima convocatoria MIR para poder escoger alguna quirúrgica, no tengo todavía claro por cual me decantaré”.

La carrera capacita para ejercer como médico

Mientras se prepara, Ramos trabaja como médico de contingencia profesional en una mutua desde hace tres meses. “Muchas veces se nos olvida que, una vez terminada la carrera y hecho el juramento Hipocrático, uno ya es médico. Decir lo contrario es contraproducente, ya que conduce a la confusión y resulta desmotivante”.

Ramos cuenta que el hecho de trabajar antes de ser especialista “viene muy bien para tener experiencia laboral y desconectar del mundo estresante del MIR”. Según explica, el período de transición que hay de la carrera al MIR “son ocho meses que oxidan, es solo estudiar”. Para él “es necesario” ejercer antes, para “adquirir unas competencias prácticas y regresar a la teoría con más ganas y teniendo los objetivos profesionales más claros”.

En este punto concuerda con Emilio José Delgado Soto, de 27 años, quien opina que “en la carrera no se hacen las suficientes prácticas”. Delgado, que obtuvo el título de Medicina en 2017, se encuentra trabajando en un consultorio de atención primaria en el sistema sanitario público sin haber pasado por la formación MIR. Se trata de una situación excepcional, porque que generalmente se exige tener una especialidad vía MIR. No obstante, ante la falta de especialistas, algunos servicios públicos contratan temporalmente a titulados.

La empleabilidad médica aumenta con la especialización

Delgado – que interrumpe la entrevista para atender a una paciente de urgencia-  cuenta que se interesó por estudiar Medicina  “porque me gustaba mucho el trato con las personas”, algo que encuentra a faltar en los planes de estudios porque “en  seis años de carrera se hacen pocas prácticas e interactuamos poco con el paciente”.

Trabajando, explica, “estoy disfrutando muchísimo y aprendiendo de todo”. Ejercer antes de seguir estudiando “para mí fue un respiro, es un parón del estudio que necesitaba y lo recomiendo”. Sin embargo, afirma que “esto es pan para hoy y hambre para mañana, ya que en cualquier momento puede aparecer alguien más cualificado que ocupe mi puesto”.

Las ofertas de trabajo para médicos  requieren con frecuencia una especialización vía MIR, reconoce Carlos Pérez, director de Adecco Healthcare (división especializada de la compañía de formación y empleo Adecco). Además, añade que, “como en todas las profesiones, la especialización abre oportunidades” pero “el mercado laboral tiene suficientes oportunidades para todos”.

Este motivo ha lleva a Delgado a  reafirmarse en la decisión de presentarse a las pruebas del MIR, concretamente para formarse en Pediatría o Familia. “Para la anterior convocatoria no tuve tiempo para prepararme bien el examen, ni tampoco sabía si iba a poder pagar la academia. Aunque me dieran facilidades para pagarla una vez estuviera haciendo la residencia, no quise correr el riesgo por si finalmente no obtenía plaza; por ello busqué un puesto de trabajo durante este año”.

Aun así, Delgado considera que al médico se le dirige demasiado hacia el MIR. “Falta espíritu crítico por parte de los estudiantes porque, en realidad, podemos hacer muchas cosas que no sean ser especialista en un determinado hospital”. Ramos, por su parte, achaca esa “fascinación por el MIR” a que “es una manera objetiva de discriminar”.

Origen: Diario Médico. Cómo es trabajar como médico sin el MIR – medico joven – medico joven
Anuncios

2 comentarios to “Cómo es trabajar como médico sin el MIR”

  1. Ratoncito 13 julio, 2018 a 15:05 #

    Me alegro mucho de lo capacitado que se sienta el médico del ejemplo del articulo, pero decir que un recién acabado de la carrera puede ejercer como médico es estar muy alejado de la realidad.
    Hace falta estudiar mucho más que la carrera y hacer algo más de práctica para poder trabajar en algún puesto con un mínimo de seguridad para el paciente atendido.
    A mí no me gustaría que me atendiese ningún médico al salir de la facultad, ¿a alguien si?

  2. Lo siento , no tener especialidad y trabajar en ella es un fraude así como no aceptar criticas 12 julio, 2018 a 20:37 #

    Jesús pude publicar lo escrito, en otro medio ,no le interesa la opinión realista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: