EL GESTO

20 Jun

Antonio Tejedor García. Escritor y Profesor

Antonio Tejedor García

Antonio Tejedor García

Es posible que la orden del presidente del Gobierno de que el Aquarius con sus más de seiscientos pasajeros atracase en Valencia sea un simple gesto de buena voluntad. Pero no me pareció tan simple. Primero y fundamental, por no permitir que esas personas murieran ahogadas en el mar. No mata solo quien aprieta el gatillo, sino quien pudiendo, no lo impide. ¿Quién puede seguir llamándose ser humano después de ver impasible cómo muere un grupo de personas cuyo única culpa es haber nacido en el lugar equivocado?

Africa, expoliada por nuestras empresas y conquistadores desde hace siglos, incluida la compra-venta de esclavos. Africa, arrasada por las multinacionales, pagados sus productos a precios de miseria de forma que no puedan vivir. Africa, sembrada de gobiernos tiránicos y títeres, puestos por nuestros negociantes para no perder un céntimo. África, intervenida a placer de nuestra gloriosa civilización occidental, derrocando gobiernos que no interesan y llevando a más miseria todavía a gran parte de la población.

¿Y aún nos extrañamos de que vengan a Europa, aunque sea escondidos en los bajos de un camión, en pateras o entregándose a mafiosos que les roban todo lo que tienen por el sueño de pisar un futuro?

La supuesta simpleza del gesto ha traído otras consecuencias. Como la de desnudar, aún más, que ya los conocíamos, a toda esa caterva de racistas, xenófobos y demás amigos de “los nuestros, primero”. La portada del ABC, para cubrirse de gloria. Supongo que, además, después irían a misa de 12 y comulgarían sin un mal sentimiento en la cabeza. Estos son los que se llaman herederos de la civilización. Cristiana, para más inri.

Sé que muchos ciudadanos que pregonan lo de “los nuestros, primero” se han dejado seducir por el señuelo del sentimentalismo sin parase a pensar un instante. Porque si nuestros mayores no tienen donde caerse muertos, como dicen los de la factoría FAES y replican por las redes, ¿quién los ha dejado en tal situación? ¿Por qué antes del Aquarius no protestaban por ellos? ¿O son los africanos los culpables de que nuestro anterior gobierno haya robado a espuertas y ahora no haya dinero para las pensiones? Hay que tener la cara como el cemento armado para acusar a los emigrantes de nuestros desmanes. Aunque es una táctica vieja: acusa a otros y desvía la atención del centro. Lo siento por la gente con buena voluntad que se deja arrastrar.

Lo del Aquarius no es la solución, todos lo sabemos. Ha sido un gesto, repito. La solución estaría en crear puestos de trabajo en origen para que nadie tenga que emigrar. Lo digo por África, pero también por Castilla, Extremadura o Andalucía, donde la industrialización no pasa de ser una palabra que dice por la tele el político de turno. De esos paisajes hemos tenido que salir miles de personas, y no ha sido por placer, créanme. ¿Le van a pagar nuestros importadores un precio adecuado al agricultor marroquí por sus tomates? ¿Van a pagar nuestras empresas de móviles y telefonía un precio justo por el coltan? ¿Van a comprar el petróleo de Nigeria al precio debido?

Esto por poner unos simples ejemplos. Y más allá de nuestras empresas, de esas rapaces que trabajan allí, me permito preguntar a cuantos vivimos en este país y soltamos alegremente “primero, los de aquí”, si damos ejemplo, si compramos la ropa fabricada en nuestro país o financiamos a las multinacionales que operan en el extranjero, si compramos en las tiendas del barrio o vamos a Carrefour y demás por el ahorro de unos euros, si salimos a cenar a un restaurante español o a McDonald, si las películas que vemos son las de los nuestros o las americanas, si los muebles que compramos están fabricados aquí o son de Ikea. O si los bancos donde depositamos nuestro dinero invierten en el país o lo hacen fuera.

Alguno dirá que esto es populismo, que vivimos en una aldea global y no es posible aislarnos. Vale, de acuerdo. ¿En todos los temas o solo en los que nos interesa? No sé, quizás al ser yo también emigrante, vea el problema de otra manera.

Anuncios

Una respuesta to “EL GESTO”

  1. Antonio 20 junio, 2018 a 12:04 #

    Mi hijo está haciendo las prácticas de Derecho.
    Le tienen en un despacho que dicen ser abogados, pero que nunca van al juzgado, ni a juicios. Es más los pleitos que tienen, se los dan a otro abogado…
    Pero, eso sí, LE TIENEN TRABAJANDO A LOMO CALIENTE NUEVE HORAS DIARIAS, de 8 a 17 horas, con una pequeña pausa para comer un bocadillo.
    Por supuesto sin cotizar a la seguridad social, recibir beca alguna, ni cobrar nada.
    ¡Luego que no hay trabajo!
    COMO VA A HABER, SI SE EXPLOTA ASÍ A LOS ESTUDIANTES Y PREGRADUADOS.
    Y lo peor del caso es que no está aprendiendo nada, pues solo hace tareas de auxiliar administrativo. Eso como mucho.
    ¿Es consciente la FACULTAD DE DERECHO y la UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA de esta situación, o les importe tres pepinos…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: