ESPAÑA NOMBRA JUEZ PARA EL TRIBUNAL EUROPEO DE DERECHOS HUMANOS A UNA SEÑORA LEGA EN DERECHO


María Elósegui Ichaso, la Juez española en Estrasburgo no es licenciada en Derecho.

María Elósegui

Por: Garganta Profunda News

Hay dos tipos de jueces: los juristas y los legos en derecho, es decir aquellos que no tienen conocimientos jurídicos, y que aplican el sentido común, la razón, etc., a la hora de interpretar los hechos sometidos a debate.

El jurado, por ejemplo, es un tribunal de jueces legos, al igual que el tribunal de las aguas de valencia, por ejemplo, o la gran mayoría de los jueces de paz, para cuyo nombramiento no se exige la licenciatura o el grado en derecho.

Pero que España proponga, y acabe siendo nombrada, a una persona que incumple los requisitos para ser juez del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, es ya el colmo de los despropósitos…

Hay que tener en cuenta que solo se puede acudir a Estrasburgo después de haber agotado todas las instancias nacionales, incluido el tribunal constitucional, en su caso, y que esa función revisora difícilmente podrá hacerla una persona que carezca de unos mínimos conocimientos jurídicos, que son los que dan –por lo menos en teoría-, la licenciatura o el grado en Derecho.

España presentó una terna de candidatos preseleccionados, de entre los muchos que se presentaron a la convocatoria publicada en el BOE.

Entre ellos figuraba doña María ELÓSEGUI ICHASO, a la sazón catedrático de filosofía del derecho en la Universidad de Zaragoza.

Esta señora arribó a la Universidad de Zaragoza en 1991, como ayudante de escuela universitaria, a pesar de que “desembarcó” en la Facultad de Derecho, de la mano del Opus Dei, grupo religioso o sectario al que pertenece, en calidad de miembro numerario, según es público y notorio.

Venía de la Universidad de Valencia, donde había disfrutado de una beca postdoctoral, siendo licenciada y doctora en filosofía.

En los ambientes universitarios de Derecho todos sabíamos que no era licenciada en derecho, y ella misma lo decía, y había un cierto resquemor en la facultad por la “entrada” de una persona que no era de la casa…

De cualquier forma, como el Derecho Natural de 1º. y la Filosofía del Derecho de 5º. en aquella época eran al Derecho más o menos lo mismo que la formación del espíritu nacional, la religión o la educación física a los antiguos planes de bachillerato, y el gran poder de la Obra en la facultad, nadie se atrevió a decir nada en público.

Pero donde ya nos hemos quedado todos con dos palmos de narices ha sido al ver que ahora “adorna” su curriculum de la forma siguiente:

Títulos Académicos: “2. Licenciada en Derecho”, sin más explicaciones, y por supuesto sin indicar en que Universidad cursó la carrera, durante que años, etc.

Se trata, por lo visto, de materia de fe: o lo crees o no lo crees.

Pues bien, yo no lo creo. La he tratado personalmente, y conozco su gran ignorancia jurídica, por muy doctora en derecho que sea, pues hacer una tesis doctoral en derecho no convalida ni suple la inexistencia de una licenciatura previa…

Con el sistema universitario actual, un periodista, por ejemplo, puede hacer una tesis doctoral en derecho administrativo, sobre la libertad de expresión, por ejemplo, pero ello nunca supondrá que sea profesionalmente un administrativista, o que pueda matricularse en un colegio de abogados, pues realmente no es un jurista.

Es el caso de la señora que nos ocupa, salvo prueba en contrario.

El diccionario de la real academia dice en su acepción primera que es jurista la “Persona que ejerce una profesión jurídica”, y en la segunda, en desuso, según el mismo diccionario, se habla del jurisconsulto, como la “persona dedicada al estudio del derecho”…

En el mundo profesional hay una serie de profesiones que nadie duda de su carácter jurídico: jueces, abogados, procuradores, fiscales, registradores de la propiedad y mercantiles, notarios…

Pero esta señora no pertenece a ninguno de esos colectivos.

Tampoco es cierto que cumpla con los requisitos de la Resolución de 24 de julio de 2017 (BOE de 26 de julio), por la que se abre el plazo para presentar candidaturas, apartado Primero:

“Conforme a lo establecido en el Convenio Europeo de Derechos Humanos, los candidatos deben ser personas que gocen de la más alta consideración moral y reúnan las condiciones requeridas para el ejercicio de altas funciones judiciales…”. Al no ser licenciada o graduada en derecho, no se la puede considerar propiamente jurista, pues realmente no lo es, por mucha filosofía del derecho que sepa.

Esa resolución se limita a transponer lo que dice el art. 21 del Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, aprobado en Roma el 4 de noviembre de 1950, y suscrito por España el 24 de noviembre de 1977, con entrada en vigor el 4 de octubre de 1979. –

La filosofía del derecho es una parte del conocimiento jurídico, pero no abarca en su totalidad la ciencia jurídica, de la que forman parte el derecho penal, el laboral, el administrativo, el procesal en sus diferentes ramas, la historia del derecho, etc.

Y todos esos conocimientos son los que se adquieren en las Facultades de Derecho, pero no gratis et amore, y mucho menos con algún “título” regalado por una universidad en la órbita de la Obra, y en España hay varias…

Como quiera que existe un “Registro Nacional de Títulos Universitarios”, en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que en teoría debería ser público, para poder verificar si una persona que “alardea” de un título es poseedor del mismo o no, lo cierto es que la Subdirección General de Títulos dice lo siguiente:

“En contestación a la petición… por el que solicita verificación de la titulación de una tercera persona, se comunica lo siguiente:

…Los datos contenidos en el citado Registro Nacional están protegidos por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de datos de carácter personal, por lo que se puede acceder a su petición toda vez que… solo se permite comunicar esos datos al propio titular, o al tercero que lo solicite con el consentimiento del titular…

determinándose en el punto 2 del referido artículo 11 cuáles son los casos en los que no es preciso consentimiento del interesado, entre los que se encuentra la obligación de comunicarlos al Defensor del Pueblo, el Ministerio Fiscal o a los Jueces o Tribunales o el Tribunal de Cuentas o instituciones autonómicas análogas, cuando estas instituciones lo requieran.

Por ello es necesario el consentimiento del titular por el que se pregunta”.

Visto lo visto:

  1. – ¿Doña María Elósegui Ichaso tiene algo que ocultar…?
  1. – De no ser así, ¿podría explicar a la opinión pública, a la sociedad española, dónde estudió la carrera de Derecho, en que facultad y durante que años, y que Universidad le ha otorgado el título de Licenciada en Derecho?

Mientras no lo haga, seguiremos dudando de su “hipotética” carrera de Derecho, dato además que es corroborado por sus grandes lagunas –más bien océanos- de ignorancia jurídica.

13 Comments

  1. ¡Un nuevo milagro de ESCRIVÁ DE BALAGUER!
    Y LUEGO DIRÁN QUE EL HOMBRE NO ES SANTO Y HACE MILAGROS…
    Que sois unos rojos de cuidado, eso es lo que soís.

  2. ¡Nuevo milagro de san josemaría de la cosa!
    Hace jurista a una señorita que no tiene ni puta idea del tema, y la enchufa de juez en el tribunal europeo de derechos humanos, nada menos.
    ¡bendito sea el Señor!

  3. Si de verdad es LICENCIADA O GRADUADA EN DERECHO (aunque le hayan “regalado” el título en alguna universidad del Opus Dei, o del tercer mundo -eso suponiendo que la Obra no sea realmente el tercer mundo-), LO TIENE MUY FÁCIL: QUE LO EXPLIQUE:
    – me gradué o licencie en ti o cual universidad, y cursé los estudios durante los años tal a cual.
    – ¿o es que es tan lista que no ha necesitado ni ir a clase, ni estudiar…?
    YO PUEDO DEMOSTRAR DONDE CURSE MI LICENCIATURA EN DERECHO, durante que años, que calificaciones obtuve, etc., y todo ello está bien custodiado -espero-, en la FACULTAD DE DERECHO DE LA ANTAÑO -muy antaño- prestigiosa FACULTAD DE DERECHO DE LA UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA…

  4. ¡Que contenta está, y no me extraña!
    Llegar a juez de un tribunal internacional, nada menos, sin ni siquiera molestarse en estudiar en serio la carrera de Derecho.
    Es un auténtico MILAGRO de San José María.

  5. EL CONFIDENCIAL DEL 2 DE FEBRERO DE 2018 HABÍA PUBLICADO UN ARTÍCULO EN TÉRMINOS SIMILARES A ESTE.
    Al día de hoy, ha sido borrado…
    ¡OTRO MILAGRO DEL OPUS DEI!
    ¿Por qué han presionado a EL CONFIDENCIAL para su borrado? Si realmente es LICENCIADA EN DERECHO, que no lo es, salvo que tenga un título “al estilo CIFUENTES”, que lo demuestren, Y AQUÍ PAZ, Y DESPUÉS GLORIA.
    Gracias por publicar LA VERDAD sobre este -y otros muchos- asuntos, PUES SOLO LA VERDAD NOS HARÁ LIBRES, como dice el EVANGELIO.

  6. EL CONFIDENCIAL del 2 de febrero de 2018 publicó esta misma información, haciéndose eco del malestar en los medios jurídicos de toda España por el nombramiento como Juez del TEDH de una persona que ni siquiera es licenciada o graduada en Derecho.
    No tengo el link correspondiente, pero sí la información, ya que la imprimí para guardarla.
    Me acaba de llamar una amiga, exopus, para decirme que ha ido a ver esa “noticia”, pero que “milagrosamente”, HA DESAPARECIDO DE EL CONFIDENCIAL.
    ¿Estamos ante un nuevo MILAGRO DE SAN JOSÉ MARÍA…?

  7. Pues a este paso puede seguir el nombrarla presidenta del comité para asuntos siquiátricos o del novenario de San Antonio o de Monseñor, como pegue alguna patadita la ficha el equipo de la CUN

    1. ¿Y pensar que esta señorita, virgen supongo, será la que decida si una demanda presentada por cualquiera de los 47 millones de españoles debe ser admitida a trámite o no…?
      ¿Cómo se puede poner en un puesto tan importante a una persona CARENTE DE CONOCIMIENTOS JURÍDICOS, Y DE CUALQUIER PRÁCTICA JURÍDICA, y ello con independencia de que tenga -o no- un título de “licenciada en derecho” DE REGALO, como quien tiene un cromo?

  8. ¡Es increíble que una persona QUE NO TIENE ABSOLUTAMENTE NINGUNA FORMACIÓN NI EXPERIENCIA JURÍDICA, haya podido ser “promovida” al TEDH, dónde tendrá que “revisar” la actuación de los jueces y magistrados españoles, incluidos los del TS y del CONSTITUCIONAL!
    Desde luego, esto solo pasa en España.
    No me extraña que se nos tomen a cachondeo en el extranjero…

  9. MIS FELICITACIONES AL OPUS DEI, LA OBRA DE DIOS (O DEL DEMONIO).

    Dicen que se pasan el día rezando,pero lo cierto es que se preocupan mucho por los asuntos mundanos. A Dios rogando, pero con el cazo dando.

    GRACIAS A ESTA COLOCACIÓN DEL JUEZ NACIONAL DEL TEDH, que es el que hace de “filtro” de las demandas procedentes de cada país miembro, han conseguido:
    – Que durante los próximos 9 años todas las demandas relativas ala Obra, SEAN ADMITIDAS A TRÁMITE.

    Y me refiero, sin ser exhaustivo, a los posibles siguientes temas:
    – Subvenciones a los colegios religiosos, o la educación concertada.
    – El “derecho” a procesionar por las calles en semana santa, por ejemplo, sacando la religión -o la tradición- de los espacios privados, iglesias, etc., para hacerla pública.
    – La adecuada protección de las universidades privadas, algunas de las cuales son de la Obra: Universidad de Navarra, UIC, Universidad Internacional de Cataluña, etc.
    – Los convenio Iglesia Estado, que datan de la época franquista, y que los partidos de izquierdas quieren derogar, o por lo menos modificar.
    – La X en la declaración de la renta, de forma que el Estado actúa como recaudador, gratis et amore, DE ESTE IMPUESTO ECLESIAL DE LA IGLESIA CATÓLICA.
    – El “derecho” a tener sacerdotes en las cárceles, colegios, ejército, etc.
    – La enseñanza de la religión en los centros públicos.
    – El “derecho” DE LOS OBISPOS A NOMBRAR A DEDO PROFESORES DE RELIGIÓN, Y QUE LOS PAGUE EL ESTADO, no la propia Iglesia, PARA LA QUE REALMENTE TRABAJAN.

    En definitiva, un gol por toda la escuadra al gobierno del PP.

    De cualquier forma, y visto como el Gobierno ha “trabajado” en contra de los otros dos candidatos, AUTÉNTICOS JURISTAS, nada menos que el ex presidente del tribunal constitucional, y el jefe de la asesoría jurídica -creo recorar-, del ministerio de asuntos exteriores y de la cooperación, ¿NO SERÁ QUE EL GOBIERNO ESTÁ TRABAJANDO REALMENTE PARA LA OBRA DE DIOS…?.

  10. Yo creo que esta estimada NO COMPAÑERA, lo tiene muy fácil:
    – Que explique en que facultad cursó la carrera de LICENCIADA EN DERECHO, y durante que años, no vaya a ser que resulte tan inteligente que aprobara todo en uno o dos años.
    – Asimismo que Universidad le expidió el título, SI ES QUE LO TIENE, no vaya a resultar “por casualidad” una Universidad del OPUS DEI.
    – Que demuestre que EJERCICIO PROFESIONAL HA TENIDO DEL DERECHO, para HACERSE PASAR POR JURISTA, aunque sea de medio pelo, como yo misma: años de ejercicio como abogada o procuradora, secretaria judicial -ahora letrados-, fiscal o juez, aunque sea como sustituta o suplente, etc.
    -PUES ESAS PROFESIONES, junto con algunas más, como las de notario, registrador de la propiedad o mercantil, abogado del estado, letrado de la seguridad social o de las comunidades autónomas o corporaciones locales, etc., SON LAS QUE DEFINEN LO QUE ES UN JURISTA DE VERDAD.
    – Y, por supuesto, haber superado las oposiciones y ejercido como juez o fiscal, que creo que no es el caso, o haber sido nombrada juez por el extinto tercer turno, o ingresado en la carrera judicial por el cuarto, o en el tribunal supremo por el quinto, o haber sido designada magistrada del tribunal constitucional, etc.
    VAMOS, QUE LA MITAD DE LOS ESPAÑOLES, MÁS O MENOS, SOMOS JURISTAS…
    (Y los y las que no lo son, quieren hacerse pasar por tales).

  11. He sido Profesor de Derecho en la UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA, y confirmo que es verdad lo que dice el artículo.
    Cuestión distinta es que la Obra haya podido expedirle un título de licenciada en derecho, en alguna de sus universidades, españolas o extranjeras, AL ESTILO CIFUENTES.
    Pero, en cualquier caso, SERÍA UN TÍTULO FALSIFICADO, pues esta señora nunca ha cursado LA LICENCIATURA EN DERECHO, y, desde luego, la posesión de un doctorado en derecho, que nadie discute -“casualmente” en la UNIVERSIDAD DE NAVARRA, Obra Corporativa del OPUS DEI-, no supone la convalidación o reconocimiento de una licenciatura previa, QUE NO SE POSEE.
    El doctorado, teóricamente al menos, supone una preparación para la investigación, PERO NO PARA EL EJERCICIO PROFESIONAL, que únicamente lo da la licenciatura o el grado en Derecho.
    Aquí y en todo el mundo civilizado.

  12. No me extraña nada.
    He sido alumno suyo en la facultad, y se decía -no se si es verdad- que solo le dejaban dar clases de DERECHO NATURAL, en 1º. de DERECHO, porque no era del “gremio”, ya que la otra asignatura de su área de conocimientos, FILOSOFÍA DEL DERECHO, que se impartía en 5º. curso, ERA UNA MATERIA MÁS JURÍDICA, de la que ella era LEGA.
    Me parece lamentable, muy lamentable, que se promueva a altos cargos, revisores de la actuación de todos los tribunales nacionales, incluido el Constitucional, a personas CON UN BAGAJE JURÍDICO TAN REDUCIDO, POR NO DECIR INEXISTENTE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s