LA MAFIA SE SIENTA A LA MESA


Antonio Tejedor. Profesor y Escritor

Antonio Tejedor García
Antonio Tejedor García

Así se llama a una cadena de restaurantes especialistas en pasta fresca. Una mafia agradable, familiar, en la que la pasta se come, no se lleva a la otra patria, a Suiza. Otras mafias se sientan en otras mesas, han sido aupadas allí, ¿por usted, por ejemplo, caballero? ¿Por usted, señora? Una mafia apoyada por muchos, vitoreada, aplaudida. Una mafia que, como Saturno –así nos lo dejó pintado Goya- es capaz de devorar a sus propios hijos. Una mafia para la que cualquiera que obstruya su camino, por más que haya sido uno de los que lo han ayudado a construir, debe desaparecer. Da igual los medios que hayan de utilizarse, económicos, políticos o de índole personal. No hay piedad para el caído, “aunque sea uno de los nuestros”. La empatía, la sensibilidad, la generosidad nunca han formado parte del vocabulario de la mafia.

Es posible que Cristina Cifuentes tenga algún trastorno del control de impulsos que le haya llevado a la cleptomanía. Sería, desde este punto de vista, una enferma. Y a una enferma se le pone un tratamiento, si lo hay. El PP conocía este problema y, sin embargo, la nombró Delegada del Gobierno en Madrid y después, presidenta de la Comunidad. Conocían, además, el video. Alguien lo guardó, por aquello del nunca se sabe. O sí. Sí, sí se sabe. Se sabe y se maneja en el momento preciso. Y eso tiene un nombre: MAFIA. Una persona u organización que guarda un video comprometido durante años y lo saca cuando le interesa, se podrá llamar de muchas maneras, que ahora está de moda la terminología como método de engaño, pero es, lisa y llanamente, una obra propia de la mafia. Aprovechar de manera tan burda, tan vil y rastrera la enfermedad de otra persona, y más siendo una compañera, me resulta repugnante. ¡Qué sentido de la humanidad!

A menudo nos mienten para gobernarnos mejor, para obtener un poder sobre nosotros y mantenerlo. Nos mienten una vez y la siguiente, como hizo Cifuentes. Decía Descartes que no nos fiáramos de quien nos ha engañado una vez. Luego pasa lo que pasa, Cristina. Dijiste que ibas a limpiar de corruptos el PP y mira cómo te responden. Y eso que no has dado ni un solo nombre. Nos has mentido a los ciudadanos y Rajoy, siempre en el fiel de la balanza, te ha volcado el plato. ¿Por un simple amaño en el Master ibas a dimitir cuando otros peces más gordos se han llevado a la patria Suiza millones y millones y ahí siguen, tan tranquilos? Estoy de acuerdo contigo. A no ser que escondas no sé qué cosas, que Inda (aunque no le conceda mucha credibilidad) dice que eres una mentirosa, una ladrona y que las cremas son solo una pequeña muestra. Ya te digo, Cristina, que de ese tipo no me fío, aunque eso de meter la mano en los dineros públicos los de tu partido lo debéis tener por deporte y competís en una división de honor. De honor mafioso, visto lo que te han hecho ¡tus amigos y compañeros! Con amigos así, para qué tener enemigos, ¿verdad? Imagino a cualquiera de tus compis con alguna trampa en la trastienda… ¡como para dormir!

Pecaste de arrogante, tenías que haber dimitido con la primera noticia, pero tienes tan pegada la mentira a la boca que no la distingues de una verdad. La verdad tiene otra textura, sí, sabe distinto. Incluso a veces pica, jode, molesta. No vive en las cloacas del estado ni en los sótanos de un banco suizo. Suele ser más humana. Da igual, la verdad te importa poco. Me encanta, sin embargo, tu resistencia, tu empeño en que otros no suban al poder y se contagien de vuestras trapacerías; me encanta, sí, ese lado humano con vuestros enemigos. Pero ya te he dicho, Cristina, tus enemigos los tienes en tu propia casa, derribando tu pedestal con todo el sadismo, con toda la crueldad. Supongo que como muestra para futuros “amigos” que se resistan a la voluntad del PODER. Que tú no lo tenías, Cristina, que estabas puesta ahí. ¿Ves?, otra cosa como lo de la mentira y la verdad, os empeñáis en no distinguir entre quien manda y quien aparece en la foto.

¿Tú has visto alguna foto de una reunión de la mafia?

Correo del autor: espikap@Hotmail.com  Blog: www.lagartosquebrada.blogspot.com

Guardar

Anuncios

4 Comments

  1. En el apartado de comentarios aparece una entrada con un supuesto comentario de don Daniel LALIENA CLEMENTE, que creo es un médico de Huesca, cuyos comentaros a veces son mejor que los artículos que comenta. (No digo que sea este el caso actual).

    Pues bien, y por razones que desconozco, dicho comentario no aparece por ningún lado… Creo que se ha traspaleado informáticamente…

    ¿Sería posible RECUPERARLO, y colgarlo debidamente?

    Gracias por su atención y cordiales saludos.

      1. Es verdad, y le ruego me disculpen, pero al bajar el artículo, para ver el comentario, lo debía bajar demasiado rápido, y no me di cuenta de que la parte final era el comentario.
        Comentario, que, dicho sea de paso, SUSCRIBO PLENAMENTE.

  2. A fuerza de cumplir años, lustros, decenios…, el PP, el PSOE se han ido convirtiendo en lo que acaban siendo los partidos políticos que tocan el poder demasiado a menudo. Van cayendo todos en las tentaciones de Cristo: El poder, el dinero y el prestigio.

    Evidentemente, con dinero pueden influirse muy significativamente las otras dos. En lo de la mafia, estoy completamente de acuerdo con usted, señor Tejedor. Pero seguramente todo tiene una relación, como ocurre también en la cosa nostra.

    Es más fácil encumbrar a los puestos de más poder a quien resulta de inicio más vulnerable, guardándose en la manga ciertas cartas que luego pueden utilizarse adecuadamente como chantajes: por si la persona elevada en cuestión pretende ir de honrada y quiere volar por su cuenta, pisando callos muy dolorosos. De este modo, primero se le enseña una carta, y si no cambia de postura, se planta sobre la mesa a vista pública. Si con ello no se consigue el efecto deseado, no pasa nada, siempre hay una más que puede enseñarse para terminar de hundir a la persona, con mayor descalabro y humillación cuanto mayor resistencia muestra.

    Por eso mismo resulta extraño poner en cargos altos de responsabilidad a personas íntegras y honradas, sin historias vergonzantes, a quienes no se puede chantajear adecuadamente si llega el momento. Pero, como pasa con las drogas y otras lindezas, los dirigentes, los cerebros poderosos de estos devaneos, los que llevan la sartén por el mango y dirigen el cotarro en la sombra, en el anonimato, los que a la vez se llevan los beneficios más suculentos, esos no aparecen, no se ven, nunca se sabrá quiénes son.

    Es lo más lamentable de nuestra Sociedad. Y, como con la mafia, como ya dijo alguno hace tiempo, el que se mueve no sale en la foto. Tanta persona incapaz, sin cultura, sin formación, vacías de inteligencia e inútiles para cualquier otro trabajo, agarrándose a los sillones y puestos políticos… ¡Qué pena! Pero, cuidado, como decía un escritor francés (a lo mejor lo dijo antes alguien más): Cuando las personas valiosas y honradas no tienen la valentía de dedicar sus esfuerzos y virtudes al servicio de los demás, sacrificando al bien común su vida familiar, su ocio y sus aficiones, la gente inútil y sin escrúpulos se encumbra en los puestos políticos y de poder, ejerciéndolos con total desverguënza e impunidad.

    Así que, quizá la culpa no sea del cha-cha-chá, sino de todas y todos los demás.

    Buenas tardes y buen fin de semana a todas y todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s