El Salud reconoce, ahora, su responsabilidad en la caída de un bebé de la incubadora

22 Ene

La Fiscalía y los padres de la niña retiran los cargos contra la enfermera acusada de un delito de lesiones por imprudencia profesional grave, para la que pedían cárcel e inhabilitación.

Foto de archivo de la unidad de Neonato del Clínico, donde ocurrieron los hechos en junio de 2016. DUCH

La juez que investiga el accidente sufrido por una recién nacida en la sala de incubadoras del Hospital Clínico ha decidido archivar el caso, por lo que finalmente no habrá juicio contra la enfermera acusada de un delito de lesiones por imprudencia profesional grave y el Servicio Aragonés de la Salud (Salud). Según fuentes judiciales, la instructora ha optado por el sobreseimiento al saber que los investigados han reconocido su responsabilidad y han cerrado un acuerdo para indemnizar a los padres del bebé. De hecho, tanto estos como la Fiscalía han retirado también la acusación.

Ignacio Barrasa Villar. Gerente del hospital Clínico y una gran eminencia de las incubadoras, la legionelosis, los elementos radiactivos y de los quirófanos cerrados

Los hechos que dieron lugar a esta investigación se produjeron a una hora todavía sin determinar entre las 22.00 del 11 de junio de 2016 y la 1.30 del día siguiente. Fue ya de madrugada cuando una de las doctoras de la unidad de Neonatos llamó por teléfono a los padres de la niña –que habían estado esa misma noche viendo a la pequeña– y les pidió que acudieran urgentemente al hospital. Cuando llegaron, les explicaron que su hija –de solo 32 días y 1,8 kilos de peso– se había aupado por sí sola a una de las ventanillas de la incubadora, había empujado la portezuela y se había precipitado al suelo. Para la pareja, aquella versión resultaba completamente inverosímil, lo que les impulsó a presentar una denuncia por la vía penal.

El Salud decidió abrir su propia investigación interna para aclarar lo sucedido y la conclusión de la inspectora fue rotunda: el personal de la unidad de Neonatos no tuvo ningún tipo de responsabilidad en el accidente. En cualquier caso, dadas las explicaciones ofrecidas a los padres, la titular del Juzgado de Instrucción número 10 decidió llamar a declarar a todos los sanitarios de la unidad que estaban trabajando cuando se produjo la caída.

Tras la práctica de los interrogatorios y después de que el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) emitiera un informe desmontando la versión del hospital de que la recién nacida había abierto sola la portezuela, la magistrada llegó a la conclusión de que a la enfermera María Victoria M. A. se le tenía que haber caído la niña de los brazos cuando trataba de calmarla. Aunque ella, nunca ha reconocido responsabilidad alguna.

A la misma conclusión llegaron la abogada de los padres del bebé, Carmen Cifuentes, y la Fiscalía, que pidieron para la acusada penas de entre 4 y 6 meses de prisión, y de entre 2 y 3 años de inhabilitación.

La representante del Ministerio Público consideraba que había causa suficiente para ir a juicio, pero ha optado también por retirar los cargos al entender que prima el interés de los perjudicados. Y estos valoran de forma positiva tanto el acuerdo cerrado con la encausada y el Salud como el hecho de que su denuncia haya servido para sustituir varias de las incubadoras del la unidad de Neonatos del Clínico.

Recuerda la Fiscalía que la acusada mantuvo siempre la versión de que la recién nacida se cayó sola. “Descartada tal increíble versión –apunta en su último informe–, hemos de suponer que la niña se cayó al suelo por un descuido de la enfermera, pero desconocemos el motivo concreto que causó tal caída”.

Origen: M. A. Coloma El Salud reconoce su responsabilidad en la caída de un bebé de la incubadora | Noticias de Aragón en Heraldo.es

Inspectores e Instructores en entredicho

Algunos inspectores del Servicio Aragonés de Salud están en entredicho. Cuando el Directivo o Consejero de turno quiere meter un paquete a algún disidente buscan al mas cabrón de todos. El interfecto se va de pesca en la vida del condenado a priori y exagera las debilidades y oculta los méritos. El resultado es la condena. El político cuando ve que su sillón esta en peligro pone a un inspector que le saque las castañas. Cuando un inspector brilla el político de turno Celaya y otros le cortan la cabeza.

Si los hechos dejan en mal lugar al Servicio Aragonés de Salud o al político de turno, como es el caso, algunos inspectores no dudan en firmar informes dudosos y en ponerse de felpudos en favor de la administración y en contra de la verdad. Es el caso que nos ocupa. La Inspectora tuvo la desfachatez de apoyar la postura oficial de que la niña se había colado por una de las ventanillas de la incubadora y se había caído sola al suelo. El Gerente del centro era Ignacio Barrasa Villar. Gerente del hospital Clínico y gran eminencia de las incubadoras, la legionelosis y de los productos radioactivos. El Consejero de Sanidad era Celaya, incompetente donde los haya y hazmerreir de la profesión. Ambos deberian saber que trabajan para los ciudadanos.

Aunque hay inspectores que brillan El cuerpo de inspección esta desprestigiado. La culpa es de ellos mismos y de los políticos que los usan como kleenex

 

Anuncios

8 comentarios to “El Salud reconoce, ahora, su responsabilidad en la caída de un bebé de la incubadora”

  1. Antonio 24 enero, 2018 a 16:15 #

    Errar es humano, pero hay que tener cojones, u ovarios, como es el caso, Y RECONOCER ESE FALLO, REPITO, HUMANO.

    Y apechugar con las consecuencias.

    ENGAÑAR AL PACIENTE ES LO ÚLTIMO QUE SE DEBE DE HACER…, y aquí en Oregón, y por desgracia, es lo habitual, en estos casos…

  2. Usuaria 22 enero, 2018 a 19:52 #

    Al final pagamos el destrozo entre todos en algo que tendria que tener unos responsables concretos. El dinero público nunca es de nadie

    • Pedro 22 enero, 2018 a 21:20 #

      ¿Pero tienen contratada la responsabilidad civil con alguna compañía de seguros, o prefieren asumirlo directamente, Y AHORRARSE LAS CUOTAS…?

      • Pedro 22 enero, 2018 a 21:21 #

        Total, y al final, tanto lo uno como lo otro, lo acabaremos pagando entre todos…

        PERO, ESO SÍ, ESTAMOS JODIDOS, PERO AGRADECIDOS.

        Es lo que tenemos los oregoneses, que a tontos no nos gana naide, pero naide, naide.

  3. Tururu 22 enero, 2018 a 14:40 #

    El titular es un poco confuso, da a entender que la enfermera ha sido absuelta y la condena le ha caído al salud, cuando lo sucedido es que han llegado a un acuerdo extrajudicial con la susodicha.

  4. Ramiro 22 enero, 2018 a 13:38 #

    Me parece una vergüenza que no se asuman las propias culpas, se depuren disciplinariamente las responsabilidades que procedan, o incluso judicialmente, Y SE INDEMNICE DEBIDAMENTE A LOS PADRES Y HERMANOS DEL BEBÉ.

  5. Carlos 22 enero, 2018 a 09:39 #

    ¡A buenas horas, mangas verdes!

    Siempre riéndose de los ciudadanos, gracias a cuyas contribuciones, mucha gente inútil TIENE TRABAJO FIJO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: