Yo que tú me echaría a temblar, corrupto

19 Sep

Antonio Tejedor. Profesor y Escritor

Antonio Tejedor García

Antonio Tejedor García

En medio de esta vorágine mediática en torno a Cataluña y que arrasa con cualquier posibilidad de noticia se ha producido una muerte que en otro contexto quizás hubiera ocupado, sino la portada, al menos un espacio en la tercera página de cualquier diario. Y una foto en el telediario. Pero Tomás Villanueva –nada les dice este nombre, ¿verdad?- ha muerto en un momento oportuno para el PP. El exvicepresidente de Castilla y León falleció en la madrugada del 7 de septiembre de forma repentina tras sufrir un desvanecimiento en su residencia de Tordesillas (Valladolid). Ni el Servicio de Emergencias del 112 ni la unidad medicalizada pudieron hacer nada por salvarle la vida. Todo apunta a que la muerte de Villanueva se habría producido por causas naturales, probablemente un infarto.

Villanueva tenía 64 años. Antes de dejar la política hace dos años fue asesor del PP, asumió varias consejerías (entre ellas, Economía) en la Junta de Castilla y León y fue vicepresidente de la misma. Asimismo, fue uno de los fundadores de FAES junto a José María Aznar. Tras conocerse que sería investigado por el Caso Perla Negra y la trama eólica, el PP retiró del organigrama de la web su presidencia de honor.

Tomás Villanueva estaba citado a declarar en calidad de investigado en los dos grandes casos de corrupción que investigan los juzgados en Castilla León. El 19 de octubre debía comparecer ante el juez por el caso Perla Negra y el 27 de noviembre por la Trama Eólica. Ayer el juzgado daba traslado de las 83 cuentas de él y de sus familiares, que iba a rastrear Hacienda, en el marco de las investigaciones judiciales.

Si yo estuviera metido en alguna de las tramas que los jueces investigan en los alrededores y en los adentros del PP y supiera muchas cosas de la misma estaría acojonado. Es posible que todas las muertes se deban a la casualidad aunque resulte altamente sospechoso que los sospechosos judiciales vayan cayendo uno tras otro en las proximidades de su declaración. No hay más que recordar los casos más recientes y notorios –cada vez la casualidad apunta más alto- de Rita Barberá y el ya condenado, aunque aún no lo estuviera en firme, Miguel Blesa, que no esperó a que le fallara el corazón y se pegó un tiro. Ahora, el corazón que falla es el del exvicepresidente de la Junta de Castilla y León, otro cargo importante. Antes que estos tres citados, se fueron Juan Pérez Mora (un falso juez que engañó a Correa), Isidro Cuberos (asesor de J. Arenas en Andalucía), Antonio Pedreira (juez instructor de Gürtel) , Francisco Yáñez, (padre de un  testaferro de Bárcenas)  María del Mar Rodríguez Alonso (esposa de un senador PP), Francisco Sánchez Arranz, (concejal PP en Boadilla del Monte)  Leopoldo Gómez (ingeniero, el conocido como cobrador del marido de la ministra Ana Mato) y José Martínez Núñez (empresario construcción). Todos ellos tuvieron algún tipo de relación con la trama, pero no a todos les falló el corazón. Se ha producido algún accidente de difícil explicación  y muertes en extrañas circunstancias, según la prensa.

Sería muy temerario por mi parte decir que todas estas muertes de personas relacionadas con la trama Gürtel u otra del PP sean consecuencia de asesinatos, el resultado de otra trama que se vaya cargando las lenguas potencialmente peligrosas o almas débiles que pudieran poner en peligro a los demás. Pero, claro, uno se encuentra con declaraciones de políticos y palabras de alguien tan importante como el presidente de EE.UU. Franklin D. Roosevelt y te dice que “en política, nada ocurre por casualidad” y le entra a uno el tembleque. No digo nada a los involucrados en los casos citados. Yo, como mínimo, correría a la consulta de un cardiólogo de confianza, que a estos señores les flojea cosa mala. ¿O es el peso de la culpa, que no lo soporta un corazón? ¿O Dios castiga sin palo y sin piedra?

No me digáis que no es para echarse a temblar.

Anuncios

Una respuesta to “Yo que tú me echaría a temblar, corrupto”

  1. Pedro Benabarre Graus 19 septiembre, 2017 a 09:37 #

    Supongo que el titular es en tono de broma o jocosidad…
    EN ESPAÑA LOS CORRUPTOS SON LOS QUE MEJOR VIVEN.
    Para empezar, ninguno devuelve nada de lo robado.
    Y, si por desgracia les pillan, están unos pocos años en la cárcel, eso sí, a cuerpo de rey, y rápidamente se vuelven a su casa, A DISFRUTAR DE LO ROBADO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: