SOBRE LOBAS FEROCES Y CERDOS GILIPUERTAS

13 Jul

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

Ser mujer no es una tarea fácil en casi ningún lugar de este planeta. En lo que denominamos el primer mundo, aunque a nivel jurídico y constitucional exista una virtual igualdad, tampoco resulta sencillo. Cierto es que aquí no se nos lapida o se nos encierra bajo un burka, me replicarán muchos. Es verdad. La quema de brujas,  o sea de mujeres, son deportes que han quedado en la trastienda de nuestra historia negra. Pero, de alguna manera subsisten en el inconsciente colectivo y, cuando una fémina saca los pies del tiesto patriarcal, a más de uno le entran ganas de volver a apilar madera.

Lo que sucede es que las brujas actuales nos hemos vuelto ignífugas. Pero sobre todo impermeables a los insultos y descalificaciones de las manadas de machos mamarrachos que ven cuestionada su hombría cuando se enfrentan a una mujer de igual a igual. Como supongo que ya sabrán, la inteligencia no está en los genitales. Sin embargo esta cuestión plantea dudas cuando observamos el aberrante comportamiento de grupos que hacen ostentación de su machirulismo sin pudor alguno. Durante las fiestas de Pamplona hemos asistido a una especie de celebración del orgullo cafre-machista. Después de los condenables sucesos en los que un grupo de hombres que se autodenominaban “la manada” drogaron y abusaron de una chica de dieciocho años el pasado año, estos sanfermines  se han visto impregnados por un hedor a solidaridad con los agresores. Chapas y camisetas con bonitas  leyendas como: “Chupa y calla”. “Tu culo es mío·, etc... se han vendido como churros entre tipos acomplejados y mediocres que quieren llamar la atención alardeando de lo único que pueden, su cutrerío intelectual. Yo me los imagino en sus casas, amargados por traumas sexuales y emocionales, visionando porno como única alternativa a un simulacro de relación. Tiene que ser algo así para que rezumen tanto odio, tanta falta de respeto por sus madres, sus hermanas, sus hijas… las nuestras. ¿Acaso cuando su mamá les da los buenos días y les pone el colacao , ellos le contestan chupa y calla?

Hay polémica con este asunto. Aunque se ha hecho una campaña intensiva de concienciación se han vuelto a dar casos de agresiones y tocamientos. No parece adecuado jalear estos comportamientos con complementos que animan a cometerlos. Que trivializan la libertad sexual de la mujer cosificándola como un objeto de disfrute.

Pero tengo serias dudas acerca de prohibirlo. Me explico. Si un individuo quiere llevar impresa en el pecho su declaración de principios, ¿quién soy yo para negárselo?. Así es más fácil identificarlos. El que guste de exhibir esta parafernalia está gritando a los cuatro vientos:¡Soy un cerdo gilipuertas! Y perdón por la analogía con el pobre marrano. Que ya dijo Hernández que existen cerdos con peor origen que los cerdos.

Hablando de analogías con animales, yo me pido ser loba. Frente a esas piaras de cerdos babeantes me nace un impulso licántropo, una ancestral ferocidad de loba protectora que acecha las gargantas de las alimañas que rondan a su prole. Loba feroz que no teme a los caperucitos que juegan a ser hombres denigrando a las hembras. Loba desnuda de yugos y correas que sobrevive a dentelladas a la conjura de los cerdos.

Son cosas de animalicos. De tanto soportar guarradas, nos están creciendo los colmillo

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos
Anuncios

14 comentarios to “SOBRE LOBAS FEROCES Y CERDOS GILIPUERTAS”

  1. Esperanza 18 julio, 2017 a 21:01 #

    Por cierto Ana yo no me pido ser loba, eso sí que incita a la violencia. Es ponerse a la misma altura que los hombres violentos, en plan lucha. Yo me pido ser un delfín que representa la comunicación.

  2. astolgus 18 julio, 2017 a 20:46 #

    Ana, es un problema muy complejo que lo componen: exceso consumo alcohol, gran multitud, mayoritariamente jóvenes, deshinibición sexual (unas enseñan mamas, otros muestran glúteos), hay que divertirse a toda costa, nivel mental bajo, al cabo de un tiempo cansancio físico (allí no habrá ningún corredor de los toros), las camisetas y chapas con letreros ofensivos contra unos y otras es el pu.o marketing, que se desarrolla en todos los mercadillos de España…

    • astolgus 18 julio, 2017 a 20:49 #

      sorry, la h no está en su sitio: “desinhibición”

  3. Sanidad 18 julio, 2017 a 08:09 #

    A mi me parece un artículo que incita a la violencia y al odio al sexo masculino propio de una persona intolerante y con algún problema emocional.
    En muchos países este artículo estaría prohibido.

  4. astolgus 18 julio, 2017 a 00:58 #

    Pues mira por donde ahora si que quiero decir que suscribo totalmente lo que dice Coreanito

  5. astolgus 15 julio, 2017 a 18:32 #

    Yo iba a decir algo pero no me meto en ese jardín (¿selva?) porque igual me lapidan esas lobeznas

  6. DUE 15 julio, 2017 a 11:15 #

    Pues me da casi más miedo la loba que el cerdito,¿ Es que no se puede elegir algo normal?¿Que hemos hecho las mujeres para sólo tener estas alternativas “cerdos machistas” o “Lobas”?.No sé, algo que sea normal.

  7. lucifer 14 julio, 2017 a 18:56 #

    jjjj

  8. Adelaida 14 julio, 2017 a 17:21 #

    Se puede decir más alto pero no más claro

  9. Coreanito 13 julio, 2017 a 22:24 #

    Los sectarios como siempre se olvidan de la otra forma de ver las cosas. Habla usted de igualdad y no menciona una ley Viogen totalmente anticonstitucional porque se salta a la torera la presunción de inocencia del denunciado, amén de tratar de forma totalmente desigual el caso cuando el ofendido y/o maltratado es el hombre. No habla de los miles de denuncias falsas que solo buscan mayores prebendas en los casos de divorcios, tanto a nivel economico como de custodia de hijos. todos conocemos casos cercanos en los que determinados abogados “animan” a ellas a denunciar para obtener mas beneficios. Muchas denuncias falsas han sido demostradas, pero después de detener y lapidar al hombre, no se hace lo mismo con la que denuncia en falso. ha habido cientos de suicidios de hombres que han sido despojados de todo con mentiras de ese tipo y ante la impotencia deciden acabar con todo.

    Se refiere a las frases de chapas y camisetas de sanfermines, pero no menciona a la chica que llevaba la camiseta esa de “si quieres comer conejo: yo me dejo”, o las que animan a la violencia con aquello de machirulo muerto abono para mi huerto. Su propio artículo (por llamarlo de alguna manera) incita al odio y la violencia llamando cerdos a los hombres. Si un hombre escribiese algo llamando gallinas (por lo de putas) a las mujeres, (yo no lo afirmo ya que tengo madre, hermanas, mujer e hijas) estaría ya ante un juez y habría sido linchado en las redes sociales. Y porqué ocurre todo esto. pues por lo de casi siempre: dinero y poder. El tema este genera tráfico de millones de euros entre observatorios, ONGs, directores de una u otra cosa, y mucho flujo en prensa (todo de pago por supuesto). podría poner aquí decenas de enlaces que lo demuestran. es la industria de la viogen, que aún se quiere reforzar mas. Es relevante que la primera noticia de cada día sobre sanfermines hayan sido las denuncias por “tocar culos”, que si, que es vergonzoso, pero unos 5 o6 casos de denucnias de ese tipo ¿crean alarma social?. No todos somos unos cerdos ni todas ellas son unas víctimas. da verdadera pena leer algunos tweets de las que se hacen llamar “locas del coño” y las que ven bien enseñar las tetas porque son suyas y es natural, pero mandarían capar a un hombre que se sacase la cola en público. la doble vara y la doble moral. mas dictadores y fascistas que los que ellos llaman fatxas y de extrema derecha. y le puedo decir que seguramente he votado en mi vida a partidos situados mas a la izquierda de lo que pueda imaginar. así que puede abstenerse de atacrame por ahí. pero una cosa es la sensibilidad social y la moral y otra dejarse pisar. hasta muchas mujeres están hartas del tema (enytre otras cosas porque tienen hijos y ven lo que se les viene encima). En fin, que ya cansan

    • cansado 14 julio, 2017 a 18:03 #

      Efectivamente aburren, porque para loba para sus propias congeneres, sobre todo para aquellas que son valientes, independientes, decididas y con empuje son las propias mujeres. Lamentablemente vivimos en un mundo de enanas mentales, hay muchas feminas que quieren que las mande un hombre por mediocre que sea que una mujer por motivadora que sea. Y con semejantes LOBAS sobran los machistas, ellasmismas se sirven

      • Esperanza 18 julio, 2017 a 15:56 #

        Totalmente de acuerdo contigo

    • Esperanza 18 julio, 2017 a 15:53 #

      He de reconocer que tu comentario es razonable. Yo creo que lo que pasa en los Sanfermines es que desata la bestialidad.

    • Esperanza 18 julio, 2017 a 16:41 #

      Lo único que no estoy de acuerdo es que digas que el artículo de Ana incite a la violencia. También estás generalizando tú. Ana no dice que todos los hombres son cerdos, sino únicamente los que llevan la camiseta.
      Por más que leo el artículo yo no siento odio por los hombres. Tengo marido e hijo que no tienen nada de cerdos y no veo por qué he de sentir odio al conjunto de hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: