Unos 6.600 vecinos del entorno de Zaragoza no van al consultorio que les corresponde

26 Jun

Hay campañas para atraer tarjetas sanitarias, ya que esto supondría aumentar el número de médicos.

Imagen de archivo del consultorio médico de Cuarte de Huerva.Aránzazu Navarro

Recogidas de firmas para exigir más pediatras, solicitudes para ampliar el servicio de urgencias o la existencia de un segundo médico de cabecera… Las protestas reclamando más servicios sanitarios han sido una constante en los últimos años en el entorno metropolitano de Zaragoza, precisamente el área que más población ha ganado en todo Aragón. Sin embargo, y pese a las campañas que algunos de estos ayuntamientos han llevado a cabo, muchos vecinos siguen sin tener la tarjeta sanitaria adscrita al consultorio médico o centro de salud que les corresponde. En cifras se traduce en que casi un 10% de la población del área metropolitana no va al médico de Familia que le corresponde. Esta situación ata de pies y manos a los ayuntamientos a la hora de exigir más servicios sanitarios al Gobierno de Aragón.

Los doce municipios más grandes del entorno de Zaragoza (Utebo, Cuarte de Huerva, Zuera, La Puebla de Alfindén, María de Huerva, Villanueva de Gállego, Fuentes de Ebro, La Muela, Cadrete, San Mateo de Gállego, Villamayor de Gállego y El Burgo de Ebro) suman 76.788 empadronados –según datos del Instituto Nacional de Estadística a 1 de enero de 2016– y los centros médicos de estas mismas localidades cuentan con un total de 70.199 tarjetas sanitarias –cifra facilitada por el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón–. Esto supone que hay 6.589 pacientes que no están adscritos al centro que les corresponde, en muchos casos porque lo mantienen en Zaragoza capital.

El caso de Cuarte de Huerva es uno de los que más llama la atención y eso que el Ayuntamiento ha hecho varias campañas para tratar de concienciar a los vecinos. El consultorio médico de la localidad más joven de Aragón cuenta con cuatro médicos y tres pediatras, pero el número de facultativos podría aumentar si todos los empadronados tuvieran adscrita allí su tarjeta sanitaria –ahora mismo existe una diferencia de 2.060–.

A finales de mayo, el pleno aprobó por unanimidad una propuesta para ampliar el consultorio, aunque en la moción dejaron clara la frontal oposición a la decisión expresada por el Gobierno de Aragón de no construir el necesario centro de salud. “Llevamos once años pidiendo la construcción de un centro de salud y dicen que no puede ser. Ahora pretenden que lo ampliemos nosotros, y lo tendremos que hacer, pero, una vez más, lo tendremos que pagar nosotros“, añadió Jesús Pérez, alcalde de Cuarte.

El regidor de El Burgo de Ebro, Miguel Ángel Girón, dijo que esta situación les perjudica mucho. En esta localidad hay 2.383 empadronados y 1.979 tarjetas. “Es la pescadilla que se muerde la cola. Cuando van al consultorio sin tarjeta, les atienden, pero si no están adscritos no podemos reclamar más médicos”, añadió, al tiempo que recordó que se han hecho campañas en este sentido y que están pensando impulsar una nueva para concienciar a los vecinos.

Es lo que hizo también recientemente el Ayuntamiento de Cadrete. De los 3.655 empadronados en este municipio, hay 743 que no tienen adscrita su tarjeta al consultorio local. Han pedido en más de una ocasión un segundo médico así como que se amplíe el servicio de pediatría, pero si no hay más altas en las tarjetas tienen muy complicado conseguirlo.

El Consistorio cadretino ha puesto en marcha la campaña ‘Tu salud, en Cadrete’, con la que pretenden lograr que la atención pediátrica se amplíe a media jornada y que haya otra plaza de médico de cabecera a tiempo completo, tal y como explicó el alcalde, Rodolfo Viñas. “Es un tema de solidaridad –definió el concejal de Asuntos Sociales, Fabio Rojas– y cada vecino puede aportar así su granito de arena”.

¿En qué influye el número?

El número de tarjetas sanitarias es muy importante porque con él se determina la cifra de médicos en cada centro. Según la Organización Mundial de la Salud, cada facultativo puede tener asignadas un máximo de 1.500 pacientes. Una cantidad que también coincide con la que marca el decreto de Atención Primaria. Sin embargo, en muchas ocasiones no se cumple y los datos para la Comunidad estiman que para cada médico hay entre 1.460 y 1.646 tarjetas asignadas. La Asociación Española de Pediatría aconseja que este especialista no supere las 1.000 tarjetas de menores de 14 años.

La casuística es muy variada. Hay localidades como La Muela, donde el desfase entre empadronados y tarjetas también es grande –hay 976 que no acuden al consultorio que les corresponde de un total de 5.090 empadronados–. En la mayoría de los casos del entorno de Zaragoza, los vecinos están adscritos a un centro de salud de la capital. La ubicación de algunos núcleos de población lo hace aún más evidente. Es el caso de los vecinos del barrio utebero de Malpica, justo al lado de Casetas (barrio rural de la capital aragonesa). Aunque en esta zona tienen un consultorio médico, hay vecinos que mantuvieron su adscripción al centro de salud de Casetas (cuando aún no existía este consultorio) para poder seguir usando servicios como el pediatra, la matrona o el fisioterapeuta sin tener que desplazarse hasta el casco urbano de Utebo –más alejado de Malpica y al que no pueden llegar andando–.

Origen: Cristina Adán Zaragoza Unos 6.600 vecinos del entorno de Zaragoza no van al consultorio que les corresponde | Noticias de ARAGÓN en Heraldo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: