Prisión para un médico por fisgonear la HC del amante de su mujer

21 Jun

El tribunal le impone un año y tres meses de cárcel y tres años de inhabilitación absoluta para ejercer la sanidad pública por un delito de descubrimiento de secretos. La sentencia recuerda que los datos clínicos de la historia clínica son confidenciales.

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a un médico de Familia a la pena de un año y tres meses de prisión e inhabilitación absoluta para ejercer la profesión durante tres años por espiar datos de salud recogidos en la historia clínica (HC) del amante de su esposa. El fallo, que no es firme, insiste en que el contenido de la HC es confidencial y que sólo se puede acceder por razones asistenciales.

El acusado, guiado por el ánimo de conocer la situación clínica del querido de su mujer y sin su conocimiento ni consentimiento, accedió con sus claves a la HC. Comprobó los resultados de análisis de laboratorio de bioquímica así como varios diagnósticos y episodios clínicos del paciente.

El facultativo argumentó que lo hizo por “motivos de interés propio” debido a unos problemas de salud. Concretamente, a una enfermedad de transmisión sexual que tanto él como su esposa contrajeron a consecuencia de la relación extramatrimonial que su mujer había mantenido con su amante. Por tanto, consideraba que había actuado legítimamente porque su intención era conocer si padecía alguna enfermedad de transmisión sexual. De ahí que creyera que tenía derecho a proteger su salud.

La sentencia da por probado que el médico fue contagiado por un papiloma venéreo conocido como “verrugas genitales”. Sin embargo, alegó que el periodo de incubación era de varios meses, por lo que necesita conocer esa información. El fallo rechaza este argumento porque “en las fechas en las que accedió a la HC habían transcurrido entre cuatro y cinco años desde el cese de la relación extramatrimonial”. Ello significa que “no era probable que subsistiera un riesgo cierto de nuevos contagios, ya que tanto el condenado como su esposa, para conjurar ese temor, podían haberse sometido a cuantas pruebas hubieran tenido conveniente”.

El tribunal recuerda que el condenado, con su formación académica y su larga trayectoria profesional en el Servicio Cántabro de Salud, “necesariamente debe conocer que los datos relativos a la HC de los pacientes son confidenciales y no puede accederse a ellos salvo con fines asistenciales”, tal y como apunta la Ley de Autonomía del Paciente. Es más, “el mero hecho de ser médico no autoriza a conocer los datos de salud de quienes no son sus pacientes”, señala el Código de Deontología Médica.

Los magistrados concluyen que el médico accedió con “dolo” y consciente del incumplimiento de confidencialidad, pues al entrar en el ordenador con las claves la aplicación advertía de que su uso indebido era objeto de sanción penal y administrativa.

El fallo considera que ha habido una intromisión ilegítima que ha vulnerado la intimidad del pacientey que debe ser indemnizado el daño moral ocasionado con una multa de 2.000 euros, aparte de la pena de prisión e inhabilitación anteriormente citada como autor de un delito de descubrimiento de secretos.

Origen:  Diego Carrasco.Prisión para un médico por fisgonear la HC del amante de su mujer – DiarioMedico.com

¿Porque la Inspección de Aragón accede a la HC de los profesionales expedientados?

Por Pedro Navaja

Pedro Navaja

En la sanidad aragonesa impera la Ley del Oeste en la confidencialidad de la historia clínica. No lo decimos por las habitaciones dobles que permiten enterarse si el de la “otra cama” tiene sífilis o no.

Lo comentamos debido a que algunos Instructores de expedientes disciplinarios lo primero que hacen es hurgar en la historia clínica del investigado. Además lo hacen con el visto bueno de Gerentes. es el caso de Sebastián Celaya que no solo expedientaba a los críticos sino que permitía el acceso a la historia clínica del expedientado. Lo dicho está incluido en el código penal pero a Celaya parece importarle un rábano.

La excusa que da Celaya es que los instructores son médicos (inspectores) y como tales pueden rebuscar en la intimidad de las personas. El argumento se cae por su propio peso ya que el Instructor de un expediente a un médico no tiene que ser médico sino funcionario con un nivel A (Universitario), es decir que puede ser químico, licenciado en filología árabe o ingeniero de caminos canales y puertos. En el momento de Instruir el expediente no actúan como químicos sino como “instructor de un expediente”. ¿Que pasa que al que le toca un Instructor médico se le puede violar la intimidad y al que le toca un químico no?

Celeya ya sabe a que instructor/ a hay elegir cuando se trata de castigar a algún critico por decir la verdad. No elige a los mas sensatos o justos sino a algun resentido contra la sociedad o los profesionales. Heraldo de Oregón ya ha realizado mas de un relato de ficción

El acceso a la historia clínica de los profesionales del salud a los que se les Instruye un expediente disciplinario es un hecho gravísimo que puede estar penado con cárcel. Celaya debe de impedir el acceso a las historias clínicas de los Instructores con el fin de “Ir de pesca” a ver si encuentran algo que les permita empitonar al discrepante.

Hechos similares al contado han sido realizados por una Inspectora del Instructora del Salud en el curso de la instrucción de un expediente disciplinario (por denunciar una irregularidad que ocasiono varios muertos) que fue declarado nulo por el TSJA. Ni la Inspectora ni el Gerente (Celaya) han sido expedientados por estos hechos y por supuesto no están en la cárcel ni se les espera.

La fiscalía, el Colegio de Médicos, el sindicatos de Médicos CESM-Aragón, CCOO, CSI-F y UGT siguen mirando a otro sitio como siempre.

En otro orden de cosas las historias clinicas no estan suficientemente protegidas. nadie reisa sistematicamente los accesos para ver si fulanito accede a la historia clinica del vecino o de su jefe. Las claves no son secretas desde el mismo momento en que se otorgan por los servicios de informátiva. Las historias de papel pueden ser leidas por cualquier persona vestida con bata o pijama verde.

Anuncios

2 comentarios to “Prisión para un médico por fisgonear la HC del amante de su mujer”

  1. Perplejo 21 junio, 2017 a 11:27 #

    Mira que si descubre que el novio tiene SIDA…

  2. Ramiro 21 junio, 2017 a 08:39 #

    Lo siento por el interesado, pero la ley es la ley.

    Dura lex, sed lex.

    De cualquier forma, y como muy bien dice don Pedro NAVAJA, aquí en Aragón, y creo que en toda España, habría mucho que hablar de este tema, Y NADA BUENO, POR SUPUESTO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: