Noelia de Mingo: Sus víctimas la perdonan, pero no quieren que salga

2 Jun

Ante la posibilidad de que la médico salga de prisión y controle su esquizofrenia paranoide con un tratamiento ambulatorio, bajo la custodia de su madre, los familiares de los tres fallecidos exigen su permanencia en prisión. Temen que vaya a por ellos.

De Mingo, ayer, a su regreso a prisión tras asistir a clases de idiomas y comer con su familia

El pasado 3 de abril se cumplieron 14 años desde que la doctora residente Noelia de Mingo acabara con la vida de tres personas e hirió de gravedad a otros cinco en a clínica La Concepción, conocida como «La Concha» y actual Fundación Jiménez Díaz, tras sufrir un brote psicótico, ya que padece esquizofrenia paranoide con delirios de persecución y alucinaciones. Como relató poco después, creía que sus compañeros querían terminar con su vida y, por ello, sacó un cuchillo de cocina de 15 centímetros y acuchilló a las personas que la rodeaban. Mató a una doctora, Leilah El Ouaamari, a una paciente, Jacinta Gómez y al esposo de otra, Félix Vallés. Todo comenzó en el control de enfermería de la Unidad 33 del hospital, pero De Mingo fue sembrando el terror por toda la tercera planta. «Ahora voy a por tí», le dijo a Cristina Torres poco antes de asestarla una puñalada, de acuerdo con la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que fijó su condena en 25 años internada en un psquiátrico penal. Desde entonces, permanece en el Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Fontcalent, en Alicante. Y de donde puede salir en breve. «Podría ser cuestión de días», asegura a LA RAZÓN Carlos Sardinero, el letrado de los familiares de las víctimas mortales, que forma parte de la asociación Defensor del Paciente.

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 2 de la Comunidad Valenciana remitió hace unos días a la Audiencia Provincial de Madrid un informe psiquiátrico forense relativo a la situación De Mingo favorable a modificar su régimen de internamiento y que pase a tratamiento ambulatorio en su domicilio con custodia familiar. En este caso, sería su madre Consolación la que recibiría su custodia. A este informe se suma que la Fiscalía Provincial de Madrid no se opone a que cambie su régimen. En el escrito, al que accedió Ep, el fiscal no se opone a la sustitución de la medida de internamiento, ya que la médico presenta «una evolución favorable en los diez años de internamiento, tras realizar salidas terapéuticas». Pero sus víctimas no respaldan la medida.

«Los familiares se oponen a la medida porque tienen miedo y temen por su integridad física», sostiene Sardinero, que se mantiene en contacto diario con todos. «Temen que les hagan responsables del tiempo que ha pasado en prisión y pueda ir a por ellos», añade. Y no sólo eso, «no saben si la madre de Noelia será capaz de distinguir qué es un delirio y qué no. No tiene ninguna formación y no lo detectó hace 14 años».

Sardinero insiste en que «las familias le han perdonado, fue víctima de su patología, pero no quieren que salga. No le guardan rencor a ella, pero creen que lo más conveniente es que ella no salga».

Hace sólo unos días, la médica condenada comentaba la situación que atraviesa. «Noelia está convencida de que se va a retrasar su tratamiento ambulatorio, que sería la situación a la que pase hasta el levantamiento definitivo de la medida de internamiento, por la oposición frontal del novio de Leilah», Alberto Alberca, según pudo saber LA RAZÓN. «Los trámites que ha iniciado supondrán retrasos aunque todo vaya bien», añaden las fuentes consultadas.

Es cierto que el abogado que representa a las familias ha solicitado una vista para plantear las reticencias de los familiares. «Aún no me han dicho si me la van a conceder o no, pero la sección decimosexta trabaja muy bien y al ser un tema de privación de libertad, lo dirimirá muy rápido. Puede decidirse en días o en un par de meses como mucho», explica Sardinero.

Al letrado le preocupa que en uno de los informes «se habla de que la patología está en remisión completa. Eso significaría que Noelia estaría curada y todos sabemos que la esquizofrenia no se cura, sólo se controlan sus síntomas». En este sentido, distintas fuentes indican que «este tratamiento ambulatorio que ahora se valora favorablemente tanto desde el centro penitenciario como por parte de los médicos forenses no es la primera vez que se solicita. Hasta el momento, los médicos no tenían la certeza de que esta mujer no tuviera alguna recaída, por lo que no se le otorgaba. Hoy por hoy, parece que es distinto y confían en su estabilidad», explican. Son estas valoraciones las que temen sus víctimas, ya que «deberían ser los psiquiatras forenses que determinaron su riesgo hace más de diez años, los que decidan si Noelia puede o no salir de prisión porque los psiquiatras que la tratan allí pueden haber tenido cierta empatía con ella».

Al margen de los informes que han llegado a los juzgados desde la prisión y Fiscalía, Sardinero reclama que el juez responsable del caso «debería tomar declaración tanto a Noelia como a su madre. ¿Cómo le pueden dar la custodia sin saber si está capacitada para hacerse cargo de ella?», pregunta el letrado. «Si al final sale de la cárcel, va a ser con nuestra oposición», insiste.

Para los familiares de los tres asesinados ese 3 de abril sigue muy presente: «Para mí sólo ha pasado un minuto, siempre vuelvo a aquel momento».

Cronología del caso De Mingo

Noelia de Mingo

Dejó de medicarse

Tras cuatro meses sin tomar la medicación que le habían recetado para su esquizofrenia paranoide, Noelia de Mingo empezó a pensar que todo el mundo la vigilaba. En su lugar de trabajo, la clínica de La Concepción de Madrid, escribía con el ordenador apagado, entre otras cosas. La tarde antes de su brote, compró un cuchillo.

17 puñaladas en la tercera planta

El 3 de abril de 2003 asestó puñaladas a pacientes y personal sanitario de la Fundación Jiménez Díaz. Cogió su cuchillo de 15 centímetros de hoja y mató a tres personas e hirió a otras cinco. En concreto, Noelia de Mingo asestó 17 puñaladas a ocho personas en la zona de Medicina Interna de la tercera planta del hospital madrileño de la Fundación Jiménez Díaz, donde trabajaba.

25 años de condena

En Junio de 2006, la Audiencia Provincial de Madrid decretó 25 años de internamiento para De Mingo en un hospital psiquiátrico. Lo determinó tras un juicio en el que se personaron los familiares de los tres fallecidos y los seis heridos. El tribunal determinó que la doctora es un peligro para la sociedad.

«Podría pasar como una empleada más del centro»

Noelia de Mingo en una imagen de archivo

Dos años antes del brote psicótico, Noelia de Mingo escribía con el ordenador apagado, pensaba que todos los miembros del hospital en el que trabaja eran actores… sufría delirios. Pero desde que ingresó en el Centro Psiquiátrico Penitenciario de Fontcalent (Alicante) ha dado un giro de 180 grados. «Nunca ha tenido ni un problema. En todo este tiempo no se le ha abierto ni un parte disciplinario. Ojalá el resto de internas fueran como ella», según explicaron fuentes consultadas por LA RAZÓN. De hecho, «el director de prisión ha intentado en alguna ocasión ponerla como ejemplo de conducta a imitar y lo ha rechazado», añaden otras fuentes.

Físicamente también ha cambiado: cuando ingresó llegó mal, demacrada. Tenía pinta de abandonada y ahora va bien vestida, aseada, coqueta. Tiene el pelo un poco más largo de cuando ingresó y lo lleva con rizos o pelo ondulado. Ha evolucionado bien. No ha dado problemas. Es de las más inteligentes y más colaboradoras. «Vamos, que puedes pensar que es una empleada del Centro Psiquiátrico Penitenciario».

Respecto a la supervisión médica, aseguran que «Noelia siempre ha colaborado activamente con su tratamiento médico, tanto farmacológico como de terapia psicológica. Nunca en el centro ha tenido ninguna descompensación psiquiátrica». De ahí que desde hace años pueda salir todos los días y sólo vuelva al centro para dormir. En concreto, «tras pasar los primeros días en el módulo de agudos (lo habitual), empezó en régimen cerrado. Después consiguió disfrutar de salidas de unas horas tuteladas con más internos y desde hace años sale sin acompañamiento. Ha disfrutado de varios permisos».

Al principio, cuando no podía salir, los padres iban a verla varias veces todas las semanas. La han arropado bastante. De hecho, adquirieron un piso en el centro de Alicante para poder estar más cerca de ella.

Mientras espera salir del centro, sigue con su misma rutina. De lunes a viernes «se levanta, desayuna con el resto de internas y sale caminando a eso de las 08:00 o 09:00 de la mañana para coger el autobús de línea. Vuelve a las 20:00 horas, a tiempo para cenar e irse a la celda». Su día a día consiste en ir a la escuela de idiomas. Va a clases de inglés y también recibe o ha estado recibiendo clases de valenciano. Y es que, dado que ya no podrá ejercer como médico, «está estudiando idiomas porque desea dedicarse profesionalmente a la traducción».

Cuando no hay clases, en verano, por ejemplo, «va a la piscina municipal», añaden. «Después de ir a clase, come y pasa la tarde con su familia y regresa al centro», en el que comparte módulo con una treintena de internas (luego hay otro de hombres), no así su celda. Vive en una habitación pequeña de unos 12 metros cuadrados aproximadamente, y en ella tiene cama, mesa y taquilla, al igual que el resto de celdas. Y en su caso, ella tiene una televisión, de las pequeñas que los internos pueden adquirir vía economato.

Ayer, volvió a salir para ir a la escuela de idiomas. Regresó puntual. Y quizá más pronto que tarde podrá salir definitivamente. Por el momento, «ya ha disfrutado de muchos permisos de fin de semana, muchos. También permisos, de siete días, de 15, 30, 60, desde hace unos años».

 Origen: Noelia de Mingo: Sus víctimas la perdonan, pero no quieren que salga
Anuncios

Una respuesta to “Noelia de Mingo: Sus víctimas la perdonan, pero no quieren que salga”

  1. Aanacarmen 3 junio, 2017 a 13:35 #

    Pues ha estado mas en la calle que interna….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: