Un informe oficial alerta del «preocupante» gasto público en medicamentos que se da en Aragón y que “hay que vigilar”

31 May

«Es necesario reforzar la vigilancia» para reducir el consumo farmacéutico, indica el informe del Servicio Aragonés de Salud

El Consejero de Sanidad Sebastian Celeya va a vigilar el gasto farnacéutico

Un informe oficial del Servicio Aragonés de Salud (Gobierno de Aragón) ha alertado del «preocupante» gasto en medicamentos que se da en la región, de cómo se dispara año tras año y de las consecuencias económicas que tiene para las arcas públicas. El mismo informe apuesta por «reforzar la vigilancia» para reducir el consumo farmacéutico.

Ese informe se incorporó a la documentación con la que se han tejido los presupuestos del Gobierno aragonés para el presente año. En ese documento,  se destaca que «el incremento del gasto farmacéutico, cifrado en casi un 6% anual, resulta preocupante». Y, como solución, propone «reforzar la vigilancia para conseguir un uso racional del medicamento». Es decir, recetar menos y, a ser posible, medicamentos más baratos.

El año pasado, el gasto público en medicamentos alcanzó en Aragón los 530 millones de euros: 330 millones por recetas, y otros 200 millones por medicamentos gastados en la actividad cotidiana de hospitales y centros de salud.

El sistema sanitario público aragonés dispensa anualmente del orden de 30 millones de recetas, con un coste medio por receta de unos 11,5 euros.

Tras la reducción del gasto farmacéutico que se produjo entre 2010 y 2013, fruto de medidas de ahorro aplicadas en los años de la crisis económica, desde 2014 no ha parado de crecer de nuevo el gasto en recetas en Aragón. Así, de los 299,46 millones a que ascendió en 2013 se ha pasado a los 330 millones del último año. Y durante el presente ejercicio esta «factura» volverá a crecer, hasta situarse previsiblemente en el entorno de entre los 340 y los 350 millones de euros.

En estos momentos, el Gobierno de Aragón ya se cuenta entre los ejecutivos autonómicos que soporta un mayor coste farmacéutico por habitante, en torno a 405 euros por cabeza. Uno de los motivos de ese elevado gasto público en medicamentos es el envejecimiento de la población aragonesa.

Origen: R.P. Zaragoza. ABC. Un informe oficial alerta del «preocupante» gasto público en medicamentos que se da en Aragón
Anuncios

9 comentarios to “Un informe oficial alerta del «preocupante» gasto público en medicamentos que se da en Aragón y que “hay que vigilar””

  1. LuisV 2 junio, 2017 a 08:47 #

    El problema es la absolutamente vergonzosa política de los gestores que PREMIAN al que receta menos (da igual el motivo), o al que gasta menos (aunque el paciente se muera sin diagnóstico). Lógicamente igual de censurable es quien les hace caso desde su puesto de trabajo, pero claro, para eso tienen a la mitad de mis compañeros con contratos temporales, para que no les quede más remedio que obedecer o ser despedidos.

  2. Yo también me siento estafado 1 junio, 2017 a 19:10 #

    Astolgus, anda que no hay “compañeros” médicos que se están vendiendo por diversos motivos (reconocimiento, ganar méritos, futuros cargos de responsabilidad…) y participan en el ejercicio de negar tratamientos por mor del coste/efectividad que con demasiada frecuencia se traduce en ser CAROS

  3. Angela 1 junio, 2017 a 07:56 #

    Desde luego presionar a los médicos, sobre todo en AP, para que no receten; o premiar, todos sabemos cómo, a los que no recetan, no es pensar en el paciente.

    ¿Para cuando un sistema de promoción o de incentivos BASADO en la opinión de quienes realmente importan en todo esto, los pacientes?

    • LuisJO 1 junio, 2017 a 08:00 #

      Tienes toda la razón del mundo. Hace unos días pude presenciar una escena en la que un compañero mío no quiso recetar a un paciente porque “venía de la privada”.

      Nosotros no somos las secretarias de otro médico, pero si un paciente se esfuerza en intentar mejorar su salud, y el médico que le atiende le atiende bien, le explica, le hace un BUEN INFORME para su MAP, y por tanto nos ayuda en nuestro trabajo), quien desprecia ese esfuerzo de un paciente y el trabajo de un compañero (venga de donde venga), debería colgar la bata para siempre.

  4. Astolgus 31 mayo, 2017 a 10:20 #

    Es un problema de solución muy difícil, sino imposible: medicamentos que se utilizan para familiares de personas no incluidas en la SS, medicinas “recomendadas” por la vecina del 5º que “le ha ido muy bien para el reuma”, para el hijo o persona mayor de 50 años en paro de larga duración superando el tiempo de prestación, inmigrantes ilegales, etc. etc. etc. Muchos de estos casos amenazan al médico si no les firma la receta y te acusan hasta de xenófobo si son islamitas (que haberlos haylos).

    • Reviro 1 junio, 2017 a 07:52 #

      Hablando de la Esclerosis Múltiple, hace ya algunos años el ministro de interior británico dijo “prefiero pagar sillas de ruedas que tratamientos”. Supongo que no tenía familiares con esa enfermedad. Para nuestra desgracia todavía hay dirigentes que no han evolucionado moral ni científicamente…..

      • Astolgus 1 junio, 2017 a 09:25 #

        No pongo fecha pero sí país: Holanda, alguien sugirió la muerte asistida para pacientes NO terminales sino con una enfermedad crónica muy invalidante o pacientes solicitando ayuda para el suicidio, llegando a tener lista de espera con ciudadanos de la CE

        • Cuanta razón 1 junio, 2017 a 10:49 #

          Es muy diferente (pero con diferencia abismal), que el paciente lo solicite, a que otra persona decida por ti y en este caso decida que no te aplica el tratamiento mas efectivo porque es caro. Que un político lo decida (y que lo asuma y lo explique a la población), pero un profesional que está sujeto a un código deontológico y ético nunca debiera asumir que no prescribe algo porque es caro o porque pone en riesgo la sostenibilidad del sistema. Porque si de esto último hablamos, tal vez se podrían asumir muchos tratamientos prescindiendo de muchos puestos inútiles, y eso no lo queremos ver. Por no hablar de otro tipo de cuestiones que entran en lo pollítico

          • Astolgus 1 junio, 2017 a 12:38 #

            El ministro del Interior británico era un s.o.b. (por si no conoces esta abreviatura “son of a bitch”, o sea hijo de puta).

            Y ahora a “Cuanta razón”: si un político (¡ojo! que puede ser médico pero no haber ejercido en su puta vida, haberlos haylos) decide prohibir por caro un tratamiento más efectivo merece que le digan de todo y que lo defenestren (si existiera vergüenza en los partidos políticos). Un auténtico profesional de la Medicina recetará siempre lo que crea mejor para su paciente según su experiencia aunque, como todo humano, pueda equivocarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: