Estudian reforzar Urgencias del Polanco con médicos de ambulatorios al no hallar sustitutos

30 May

La dirección del centro y el propio servicio llevan casi 2 meses buscando 2 profesionales y solo han logrado 1

Todo lo que toca el Consejero de Sanidad Sebastian Celaya es un desastre total

El Departamento de Salud del Gobierno aragonés baraja reforzar las guardias de Urgencias del hospital Obispo Polanco de Teruel con médicos de Atención Primaria ante las dificultades para encontrar facultativos sustitutos de cara a los próximos meses de verano, cuando los profesionales cogen sus vacaciones y, además, aumenta la actividad del Servicio.

Tanto la dirección del centro hospitalario como la propia unidad de Urgencias llevan dos meses intentando encontrar a dos médicos dispuestos a trabajar en el Servicio de julio a diciembre, pero solo han hallado uno, por lo que han empezado a estudiar otras soluciones.

«No encontramos a nadie, pese a que hemos buscado por Andalucía, Navarra, País Vasco, Soria y, por supuesto, Aragón», explicó una fuente médica. «Tenemos un problema serio, porque, si no hallamos sustitutos, la carga de trabajo será brutal y eso es arriesgado en actividades en las que se trabaja con personas», subrayó la misma fuente.

Aumento de actividad El Servicio de Urgencias del Obispo Polanco, con una media de 33.000 pacientes al año, experimenta un notable aumento de la actividad a partir de julio, con la celebración de las fiestas de la Vaquilla en la capital turolense y la llegada de veraneantes a los pueblos de la provincia, que en muchos casos supone triplicar la población invernal de un municipio. Todo ello repercute en un mayor número de asistencias en el área de Urgencias hospitalarias.

Las doce plazas de médicos con que cuenta la Unidad están cubiertas en su totalidad, pero faltan sustitutos para hacer frente a las vacaciones de verano. Si el problema no se solventa, cada facultativo tendrá que hacer frente a una media de 7 u 8 guardias –24 horas de trabajo ininterrumpido– al mes.

«Eso es una barbaridad, la sobrecarga de trabajo sería brutal y pasaría factura al médico y al paciente », subrayó, en relación al número de guardias por facultativo y mes, un portavoz del sindicato médico CESM en Teruel. Desde la formación sindical señalaron que, para analizar tanto el problema como las posibles soluciones, se ha solicitado una reunión con la Gerencia del hospital que tendrá lugar, finalmente, el próximo 7 de junio.

Personal muy preparado

Fuentes médicas indicaron que la idea es que aquellos facultativos que trabajan en centros de salud de Atención Primaria y que así lo deseen puedan realizar guardias en el servicio de Urgencias del hospital siendo remunerados por ello. Las mismas fuentes subrayaron que se trataría en todo momento de «personal muy preparado que, en muchas ocasiones, se ha formado profesionalmente, incluso, en el propio hospital».

Desde el Gobierno aragonés explicaron que la dirección del centro y el servicio de Urgencias están «trabajando conjuntamente » acerca de cómo reforzar las guardias de los próximos meses y una de las opciones que se baraja es «apoyarse en profesionales de Atención Primaria».

La coordinación entre médicos del hospital Obispo Polanco y profesionales de los centros de salud de la capital turolense y su entorno se ha llevado ya a la práctica en el área de Pediatría y con muy buenos resultados. En el servicio de Pediatría el problema era el mismo que en Urgencias, la escasez de profesionales para poder cubrir todas las guardias, y se solucionó con la colaboración de médicos de Familia.

Origen: Mª ÁNGELES MORENO. Heraldo de Aragón

Hay que fidelizar al profesional

Por Ismael Sánchez Presidente del Colegio de Médicos de Teruel

Ismael Sánchez, Presidente del Colegio de Médicos de Teruel

No podemos empezar a buscar médicos sustitutos para hacer guardias durante seis meses cuando el verano está a la vuelta de la esquina. Solo con una planificación que arranque en febrero y ofreciendo contratos duraderos encontraremos a los profesionales necesarios.

O empezamos a mimar a los médicos o será muy difícil llenar las plazas que queden vacías. Y me refiero a los residentes que acaban su formación en Teruel y a los que habría que cuidar, dándoles contratos estables, hasta que superasen la oposición. De lo contrario, en cuanto encuentren una interinidad en otro lugar, se irán allí.

Qué decir de los profesionales ya instalados en Teruel y cuyo trabajo es necesario para poder seguir ofreciendo una asistencia sanitaria de calidad. Hacen falta incentivos, económicos o profesionales, que fidelicen su permanencia, además de la convocatoria periódica de oposiciones y traslados que garanticen la consecución de plazas en propiedad y la posibilidad de cambiar de destino. Hablo también de la conciliación de la vida laboral y familiar, de la formación profesional y del desarrollo de la investigación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: