Un desprendimiento en la sala de pediatría revela el deterioro del centro de salud de Santo Grial

17 May

El Colegio de Médicos denuncia «deficiencias estructurales» y el PP urge revisar el edificio

Los problemas de accesibilidad obligan a derivar a otros centros a pacientes en silla de ruedas.

Las baldosas cayeron sobre los asientos de la sala de espera. HERALDO

El centro de salud de Santo Grial, uno de los tres de la capital oscense, tiene graves problemas de accesibilidad y de falta de espacio, por lo que hace tiempo que los pacientes están a la espera de la construcción de un nuevo edificio. Pero ayer, el desprendimiento de parte de una pared puso de manifiesto además el deterioro del inmueble, donde este año solo está prevista una mínima adecuación para cumplir con los estándares de seguridad.

El incidente ocurrió en torno al mediodía en la sala de espera de pediatría. El revestimiento de baldosas de una pared se desplomó y fue a caer sobre las sillas y el suelo. En ese momento, aunque había pacientes aguardando a entrar entrar en las consultas situadas en la primera planta, las sillas donde cayeron los cascotes estaban vacías, según confirmó el Salud, y no hubo daños personales.

«Han ido los servicios de mantenimiento para limpiar y retirar las baldosas que estaban sueltas», añadieron fuentes del departamento de Sanidad, que confirmaron que este año no habrá dinero para empezar a construir el nuevo centro y que para la reforma del actual no existe ninguna partida específica. Sí está prevista una obra de mejora de accesos y seguridad antiincendios.

De hecho, los problemas de accesibilidad del edificio, con una empinada rampa y un ascensor obsoleto, han provocado que se esté derivando a pacientes con movilidad reducida a otros centros de salud de la ciudad.

El Partido Popular denunció las condiciones del Santo Grial. En una improvisada rueda de prensa a las puertas del inmueble, el portavoz municipal, Gerardo Oliván, denunció la gravedad del incidente. «Afortunadamente no ha herido a ninguna persona, pero podía haberlo hecho porque los cascotes han caído sobre unos asientos», señaló.

Según dijo Oliván, «muchos pacientes, los que van en sillas de ruedas o familias con niños, se están derivando al centro Pirineos para tapar las vergüenzas de la nula gestión del Gobierno de Aragón». El portavoz municipal se preguntó si solo son necesarias unas obras de accesibilidad o se requiere una reforma en profundidad.

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha descartado tener que realizar una inversión millonaria cuando está pendiente uno de nueva construcción en el barrio de Los Olivos. Sin embargo, en 2017 no existe partida presupuestaria para su ejecución. En los dos últimos años, la DGA ha invertido 25.000 euros en pintura, lo que para el PP es «solo un lavado de cara».

El portavoz de este partido, que cuestionó la nula capacidad de influencia del alcalde en este asunto, exigió al Gobierno de Aragón una revisión en profundidad del edificio «para garantizar la seguridad de los ciudadanos ». También le pidió que estudie «si es necesario mantener un centro de salud en estas condiciones », y lo urgió para la licitación de las obras del que lo sustituirá (el proyecto ya está redactado).

No olvidó solicitar la redacción del proyecto técnico para el centro del Perpetuo Socorro, ubicado en la planta baja de un edificio de viviendas y que igualmente está pendiente de trasladarse a un edificio de nuevo construcción. «Estamos asistiendo al ninguneo del Gobierno de Aragón en estas demandas históricas de la ciudad, con el silencio cómplice del alcalde, Luis Felipe», denunció.

«Cuanto más tarden, peor»

El presidente del Colegio de Médicos insistió en las «deficiencias estructurales» del edificio, que ya ha puesto de manifiesto en otras ocasiones. «Lo llevamos diciendo hace tiempo. Hoy (por ayer) ha habido un desprendimiento, pero en otra ocasión fue un conato de incendio», recordó José María Borrel. «Piensan que todavía puede esperar más, pero ¿no sé a qué puede esperar más? Y cuanto más tarden, peor», añadió.

Los sindicatos del sector coinciden en que sería necesario un mínimo de mantenimiento mientras no empiecen las obras del nuevo, «porque no podemos tener a la gente en situación de riesgo ». Ana Taronjí, presidenta de CSIF Sanidad de Huesca, anunció la petición de un plan de prevención de riesgos para los usuarios. Esta representante recordó que también hay serios problemas en el servicio de Urgencias del hospital San Jorge y en la Escuela de Enfermería.

Origen: M.ª JOSÉ VILLANUEVA. Heraldo de Aragón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: