La juez descarta que un bebé se cayera solo de la incubadora y responsabiliza a una enfermera

15 May

Atribuye un delito de lesiones por imprudencia a la encausada y exonera de culpa a las otras diez sanitarias del Clínico investigadas.

Sebastian Celaya, Consejero de Sanidad y eminencia mundial de la VERDAD y de la SEGURIDAD DEL PACIENTE

Ni reptó por el interior de la incubadora, ni empujó con las extremidades una de las portezuelas, ni se encaramó después al hueco de la ventanilla para precipitarse al suelo desde casi un metro de altura. La razón de que una sietemesina que se encontraba en la unidad de Neonatos del hospital Clínico sufriera un traumatismo craneal fue otra. Según la juez que investiga el caso, el bebé se le cayó de los brazos a una de las enfermeras que lo cuidaban y que había acudido a calmarlo. De ahí que la titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Zaragoza, María José Bello, haya decidido continuar la causa penal contra María Victoria M. A. por un delito de lesiones por imprudencia, y archivar provisionalmente las actuaciones respecto de las otras diez sanitarias investigadas.

El accidente que dio lugar a estas pesquisas se produjo a una hora todavía sin concretar entre las 22.00 del 11 de junio de 2016 y la 1.30 del día siguiente. De hecho, fue ya de madrugada cuando una de las doctoras llamó por teléfono a los padres de la niña para que acudieran urgentemente al hospital. Cuando llegaron, les explicaron que su hija se había colado por una de las ventanillas de la incubadora y se había caído sola al suelo. Para la pareja, aquella versión resultaba completamente inverosímil, lo que les impulsó a presentar una denuncia penal para depurar posibles responsabilidades.

El Salud no vio responsabilidad

Ignacio Barrasa Villar. Gerente del hospital Clínico y una gran eminencia de las incubadoras, la legionelosis, los elementos radiactivos y de los quirófanos cerrados

El Salud decidió abrir su propia investigación interna para aclarar lo sucedido y la conclusión de la inspectora fue rotunda: el personal de la unidad de Neonatos no tuvo ningún tipo de responsabilidad en el accidente. De hecho, baraja como principal hipótesis que la pequeña, de solo 32 días y 1,8 kilos de peso, se desplazara por dentro de la incubadora, se aproximara a una de las escotillas y la abriera con la cabeza o sus brazos.Los padres no dieron ninguna credibilidad a la explicación del Salud. Pero tampoco lo hizo el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), que en un informe remitido a la juez instructora calificaba de”poco real” la versión oficial. Entre otras cosas, decían los forenses, porque un neonato de tan escaso peso”no tiene el mínimo tono muscular” para algo así.

“Nacer prematuro –explicaban los profesionales del IMLA– hace que las articulaciones sean más laxas. Por tanto, es frecuente que se muevan poco y cuando lo hacen sea a modo de sacudidas”. Por todo ello, insistían los forenses en que “es poco aceptable la hipótesis de que la niña pudiera romper a golpes la incubadora y alzarse hasta la escotilla (…), ya que el tono muscular no es el adecuado y suficiente para estos movimientos”.

Durante las inspección interna del Salud, la jefa de la unidad de Neonatos del Clínico dijo que habían comprobado que el muelle de cierre de la incubadora de la que se cayó el bebé no funcionaba correctamente. La jueza contaba con un informe que acreditaba que la máquina había pasado pocos meses antes una revisión sin que se detectaran anomalías, pero mandó citar al operario que la supervisó para preguntarle. El testigo confirmó en el juzgado que no había detectado ningún fallo en la incubadora. Y si alguien vio algún problema, desde luego no se lo comunicó, aseguró el técnico.

Para los forenses, resultaría también absolutamente incongruente que los sanitarios depositaran en una incubadora estropeada a un bebé, sabiendo del peligro que podía correr.

Al final, la magistrada encargada del caso ha hecho suya la versión de los padres y de la abogada que los representa, Carmen Cifuentes.“Debido a que el bebé estaba intranquilo y llorando, la enfermera, con afán de calmarlo, lo sacó de la incubadora, cayéndosele al suelo, cogiéndolo inmediatamente para volver a introducirlo en la incubadora”, indica la juez. “Ello fue presenciado por las tres auxiliares”, apostilla. A este respecto, Simón Lahoz, uno de los abogados de las sanitarias exoneradas, asegura que ninguna de la investigadas dijo haber visto tal cosa cuando declararon en los juzgados.

Origen: La juez descarta que un bebé se cayera solo de la incubadora y responsabiliza a una enfermera | Noticias de ZARAGOZA en Heraldo.es

Las curiosas investigaciones de Celaya

Las investigaciones del Consejero de Sanidad Sebastián Celaya llegan a dos tipos de conclusiones:

PRIMERA.- La culpa es del paciente. En este caso se trata de un travieso prematuro que escalo por la pared lisa de la incubadora, llego a la altura de la escotilla, la abrió con la mano y saltó al suelo. Es una explicación para subnormales y para adornarla realizo una investigación que encargó a una lumbrera de inspectora que apoyó las tesis Celayescas de que el bebe era el culpable. Hizo la risa ya que ni la familia, ni el Instituto de Medicina Legal de Aragón ni la jueza se tragaron la ridícula coartada. Los profesionales se callaron lo que sabían por miedo a las represalias de Chano y por corporativismo mal entendido.

SEGUNDA.- Hay que matar al mensajero. Es lo que les ha pasado a los que han osad, o denunciar graves irregularidades en su gestión. Se les expedienta, se les calumnia y se intenta su aniquilación. Es el caso de la legionelosis.

Las explicaciones de Celaya ante listas de espera, amortizaciones de cientos de plazas de facultativos, falta de inversiones, plantes de médicos, carteras de servicios incompletas son insuficientes. Las explicaciones ante el caso del bebe que se tira de la incubadora son vergonzosas y merecedoras de un cese por razones evidentes

Mientras todo esto pasa Chano sigue colocando a sus dos hijas en el PSOE o en la Unión Europea y el sigue con cargos para los que no está preparado ni técnica ni moralmente

Anuncios

11 comentarios to “La juez descarta que un bebé se cayera solo de la incubadora y responsabiliza a una enfermera”

  1. J, Diego 15 mayo, 2017 a 16:58 #

    Tienes razón en lo de expedientar a la inspectora. Se trata de una inspectora tragadora de carros y carretas; dice lo que le mandan o es tonta del bote. Aunque también es posible que cuando instruya algún expediente a algún/ a critico se transforme en una sicaria de los políticos. El problema para expedientar a una inspectora es el mismo que para expedientar a un juez; el instructor es un compañero inspector o juez

  2. chus 15 mayo, 2017 a 13:27 #

    Ni el bebe ni el personal de la unidad es responsable de nada, quizás deberían mirar de que año son las incubadoras por muchos controles que pasen el material es muy antiguo, no se si es Celaya el responsable pero me parece muy triste que siempre tiene que ser responsable el personal de enfermería tanto Enfermeras como TCAE, de otras categorías parece ser que no tienen responsabilidad.

    • J, Diego 15 mayo, 2017 a 14:01 #

      Si la incubadora era obsoleta y estaba en evidente decadencia no debió ser usada. la responsabilidad de decidir si estaba en mal estado corresponde al Gerente, es decir a la eminencia mundial Ignacio Barrasa.

      Este insensato e incompetente Gerente no coloca etiquetas que certifiquen el buen estado de cada equipo, la fecha de revisión y la próxima.

      Tampoco obliga a los profesionales a revisar las etiquetas (inexistentes) incubadoras que certifiquen que estén en buen estado y que están el plazo de revisiones.

      La máxima responsablidad recae sobre el Gerente del Salud y del Consejero. El problema es que el Gerente del Salud Javier Marión es una marioneta en manos de Chano.

      • Tomás 15 mayo, 2017 a 19:52 #

        Si la incubadora está averiada, el neonato padecerá hipotermia, y si no funciona el O2, hipoxia.

        Pero no se caerá. Repito, sentido común, el menos común de los sentidos.

        Alguien cometió un fallo y punto. No hacen falta tontos que quieran dar explicaciones peregrinas y encima tome a la justicia por imbécil

        • Maria 16 mayo, 2017 a 14:48 #

          Un frigorífico puede tener rota la puerta y seguir produciendo frio. En los hospitales hemos trabajado muchos años con material deteriorado ( apañado con esparadrapo ) que nadie se ha interesado en sustituir ” mientras siga funcionando ” o ” está bien lo del esparadrapo ” .

          • Golo Golo 16 mayo, 2017 a 15:48 #

            Tienes razón, pero los muslos de pollo, los huevos y las lechugas que contiene no se caen solos al suelo. Necesitan q los saques tú primero

    • Esperanza 16 mayo, 2017 a 16:13 #

      Pues la pobre enfermera a quien decididamente ya le han echado la culpa lo tiene claro.

  3. Tete 15 mayo, 2017 a 12:16 #

    Lo q teneis q hacer es hablar con todos los interesados y ver cual es la realidad. No hacer como valido lo q se supone q paso por parte de los padres y de su señor abogado.

    • Tomás 15 mayo, 2017 a 12:32 #

      Claro, pero si un neoato prematuro es capaz de trepar, girar sobre sí mismo, abrir una escotilla y tener un accidente casi, casi de montaña, igual no tendría que estar en una incubadora de una unidad de neonatología, no?

      Estoy de acuerdo en que todos podemos tener fallos, pero dar esa explicación a los padres y encima justificarla deja en muy mal lugar a los que revisaron el caso. Atenta contra el sentido común y es de sanción para los inspectores

  4. Esperanza 15 mayo, 2017 a 10:05 #

    Tiene razón en todo lo que dice la crítica y a mí me da pena tanto el bebé como la enfermera. Cuando se trabaja en condiciones estresantes, como las que nos somete Celaya, es fácil que ocurran cosas como ésta.

    El responsable final es Celaya y es a él al que tenemos que despedir.

  5. Ramón 15 mayo, 2017 a 09:47 #

    Parece evidente QUE ALGUIEN TENDRÍA LA RESPONSABILIDAD DE CUIDARLO, sea un médico, una enfermera o una auxiliar…
    ¡Pero lo que es evidente es que el bebé no tiene la culpa de nada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: