Archivo | 08:47

“FIN” de Miguel Ángel Gil Andaluz en Torreón Fortea

15 May

Por Zarayorkers

Maravillosa exposición de cerámica la que presenta Miguel Ángel Gil y en la que realiza un completo estudio del género vanitas.  La temática de la muerte aparece en todas la piezas de la exposición; una especie de catálogo barroco donde vemos multitud de calaveras como símbolo de la fugacidad de la vida y la certeza de la muerte.

Miguel Ángel Gil Andaluz

En sentido clásico, lo que se pretende transmitir es la inutilidad de los placeres mundanos frente a la veracidad de la muerte, algo común a todos nosotros independientemente de nuestra clase o estamento social. Y eso es así, el artista nos habla del principio y del fin en unas poéticas y espléndidas obras realizadas con una maestría perfecta. La muerte  como madre de la belleza que, en palabras de Túa Blesa, nos habla de la oscura interrogación que siempre es la muerte. Una oscura interrogación que apunta a una más oscura respuesta.

Pero además, las obras de Miguel Ángel Gil están cargadas de crítica: crítica política, crítica social y crítica a los poderes establecidos (leáse binomio Iglesia-Estado). El artista nos habla de la muerte, pero también de la religión, de la memoria histórica, del olvido, de la cultura, de la crisis humanitaria y de la muerte de la muerte. Todo ello trabajado de una manera conceptual y con la materia primigenia, con el barro, con cerámica y porcelana, con piedra. Una explendida exposición que no puedes dejar de ver.

“FIN”. Hasta el 11 de junio en Torreón Fortea (Torrenueva, 25. 50003 Zaragoza)

Mail: maga@unizar.es, Página web www.artemaga.com  Teléfono: 666114426

LISTA DE PRECIOS EXPOSICIÓN MIGUEL ÁNGEL GIL-1

La juez descarta que un bebé se cayera solo de la incubadora y responsabiliza a una enfermera

15 May

Atribuye un delito de lesiones por imprudencia a la encausada y exonera de culpa a las otras diez sanitarias del Clínico investigadas.

Sebastian Celaya, Consejero de Sanidad y eminencia mundial de la VERDAD y de la SEGURIDAD DEL PACIENTE

Ni reptó por el interior de la incubadora, ni empujó con las extremidades una de las portezuelas, ni se encaramó después al hueco de la ventanilla para precipitarse al suelo desde casi un metro de altura. La razón de que una sietemesina que se encontraba en la unidad de Neonatos del hospital Clínico sufriera un traumatismo craneal fue otra. Según la juez que investiga el caso, el bebé se le cayó de los brazos a una de las enfermeras que lo cuidaban y que había acudido a calmarlo. De ahí que la titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Zaragoza, María José Bello, haya decidido continuar la causa penal contra María Victoria M. A. por un delito de lesiones por imprudencia, y archivar provisionalmente las actuaciones respecto de las otras diez sanitarias investigadas.

El accidente que dio lugar a estas pesquisas se produjo a una hora todavía sin concretar entre las 22.00 del 11 de junio de 2016 y la 1.30 del día siguiente. De hecho, fue ya de madrugada cuando una de las doctoras llamó por teléfono a los padres de la niña para que acudieran urgentemente al hospital. Cuando llegaron, les explicaron que su hija se había colado por una de las ventanillas de la incubadora y se había caído sola al suelo. Para la pareja, aquella versión resultaba completamente inverosímil, lo que les impulsó a presentar una denuncia penal para depurar posibles responsabilidades.

El Salud no vio responsabilidad

Ignacio Barrasa Villar. Gerente del hospital Clínico y una gran eminencia de las incubadoras, la legionelosis, los elementos radiactivos y de los quirófanos cerrados

El Salud decidió abrir su propia investigación interna para aclarar lo sucedido y la conclusión de la inspectora fue rotunda: el personal de la unidad de Neonatos no tuvo ningún tipo de responsabilidad en el accidente. De hecho, baraja como principal hipótesis que la pequeña, de solo 32 días y 1,8 kilos de peso, se desplazara por dentro de la incubadora, se aproximara a una de las escotillas y la abriera con la cabeza o sus brazos.Los padres no dieron ninguna credibilidad a la explicación del Salud. Pero tampoco lo hizo el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), que en un informe remitido a la juez instructora calificaba de”poco real” la versión oficial. Entre otras cosas, decían los forenses, porque un neonato de tan escaso peso”no tiene el mínimo tono muscular” para algo así.

“Nacer prematuro –explicaban los profesionales del IMLA– hace que las articulaciones sean más laxas. Por tanto, es frecuente que se muevan poco y cuando lo hacen sea a modo de sacudidas”. Por todo ello, insistían los forenses en que “es poco aceptable la hipótesis de que la niña pudiera romper a golpes la incubadora y alzarse hasta la escotilla (…), ya que el tono muscular no es el adecuado y suficiente para estos movimientos”.

Durante las inspección interna del Salud, la jefa de la unidad de Neonatos del Clínico dijo que habían comprobado que el muelle de cierre de la incubadora de la que se cayó el bebé no funcionaba correctamente. La jueza contaba con un informe que acreditaba que la máquina había pasado pocos meses antes una revisión sin que se detectaran anomalías, pero mandó citar al operario que la supervisó para preguntarle. El testigo confirmó en el juzgado que no había detectado ningún fallo en la incubadora. Y si alguien vio algún problema, desde luego no se lo comunicó, aseguró el técnico.

Para los forenses, resultaría también absolutamente incongruente que los sanitarios depositaran en una incubadora estropeada a un bebé, sabiendo del peligro que podía correr.

Al final, la magistrada encargada del caso ha hecho suya la versión de los padres y de la abogada que los representa, Carmen Cifuentes.“Debido a que el bebé estaba intranquilo y llorando, la enfermera, con afán de calmarlo, lo sacó de la incubadora, cayéndosele al suelo, cogiéndolo inmediatamente para volver a introducirlo en la incubadora”, indica la juez. “Ello fue presenciado por las tres auxiliares”, apostilla. A este respecto, Simón Lahoz, uno de los abogados de las sanitarias exoneradas, asegura que ninguna de la investigadas dijo haber visto tal cosa cuando declararon en los juzgados.

Origen: La juez descarta que un bebé se cayera solo de la incubadora y responsabiliza a una enfermera | Noticias de ZARAGOZA en Heraldo.es

Las curiosas investigaciones de Celaya

Las investigaciones del Consejero de Sanidad Sebastián Celaya llegan a dos tipos de conclusiones:

PRIMERA.- La culpa es del paciente. En este caso se trata de un travieso prematuro que escalo por la pared lisa de la incubadora, llego a la altura de la escotilla, la abrió con la mano y saltó al suelo. Es una explicación para subnormales y para adornarla realizo una investigación que encargó a una lumbrera de inspectora que apoyó las tesis Celayescas de que el bebe era el culpable. Hizo la risa ya que ni la familia, ni el Instituto de Medicina Legal de Aragón ni la jueza se tragaron la ridícula coartada. Los profesionales se callaron lo que sabían por miedo a las represalias de Chano y por corporativismo mal entendido.

SEGUNDA.- Hay que matar al mensajero. Es lo que les ha pasado a los que han osad, o denunciar graves irregularidades en su gestión. Se les expedienta, se les calumnia y se intenta su aniquilación. Es el caso de la legionelosis.

Las explicaciones de Celaya ante listas de espera, amortizaciones de cientos de plazas de facultativos, falta de inversiones, plantes de médicos, carteras de servicios incompletas son insuficientes. Las explicaciones ante el caso del bebe que se tira de la incubadora son vergonzosas y merecedoras de un cese por razones evidentes

Mientras todo esto pasa Chano sigue colocando a sus dos hijas en el PSOE o en la Unión Europea y el sigue con cargos para los que no está preparado ni técnica ni moralmente

ABOGADOS DEL ESTADO (I Y II): I.- Y PUERTAS GIRATORIAS. 2.- EMPLEOS PÚBLICOS, NEGOCIOS PRIVADOS (II)

15 May

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Abogado y Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com

ABOGADOS DEL ESTADO Y PUERTAS GIRATORIAS

Ramiro Grau Morancho

Si hay un cuerpo realmente pernicioso en la administración española es el de los abogados del estado. Unos juristas con una gran preparación, que todo hay que decirlo, pero que acostumbran a mirar por encima del hombro a los demás abogados, y hasta a los jueces y fiscales.

Unas personas a las que les cabe el Estado en la cabeza, o más bien la gran cantidad de normas legales que dificultad la vida de los 47 millones de españoles… Y que confunden memoria con inteligencia.

Pero que listos lo son, y un rato largo. Desde la actual ministra de defensa, que evidentemente no tiene ni puta idea de temas militares, o la vicepresidenta, tan espabilada para colocar a su marido, también abogado del estado, faltaría más, en Telefónica, con un sueldo millonario. (El marido de la primera se dedica a turbios negocios, que para él deben de ser negocios pero para las empresas por las que pasa no dejan de ser ruina, pura y dura).

Estos señores acostumbran a “adornar” los consejos de administración de los bancos y grandes empresas, pues igual que en Navidad queda muy bien poner a un pobre en la mesa, el resto del año da mucho fuste tener a un abogado del estado de compañero en el consejo de administración, y más en estos tiempos que escasean los títulos nobiliarios para que den prestancia al consejo correspondiente…

Hace unos años tuve un juicio en la Audiencia Nacional, y el abogado del estado que compareció ostentando la defensa y representación de la administración demandada, el Ministerio de Justicia, en concreto, basó su defensa en un ataque al demandante, en este caso el que suscribe, que no me quedo más remedio que formular una denuncia contra él, en vía disciplinaria. Por supuesto no me hicieron nada, faltaría más. Estoy seguro de que mi queja la informó alguno de sus compañeros, y hoy por ti, mañana por mí.

Pero al investigar sobre su vida y obras en esa moderna portería universal que se llama Internet, Google, Facebook, etc., observé que el citado individuo era consejero de varias empresas, y creo recordar que hasta ejercía la abogacía privada en Madrid.

¿Y la ley de incompatibilidades? Pues la ley de incompatibilidades los abogados del estado se la pasan por donde usted y yo sabemos, siguiendo la máxima del Conde de Romanones: “Dejarles que hagan las leyes que quieran, que yo haré los reglamentos”.

En efecto, un real decreto de 1985, creo recordar, les autoriza a ejercer la abogacía sin grandes problemas… El argumentarlo del cuerpo, expuesto verbalmente por un Director del Servicio Jurídico del Estado al que suscribe, en un curso de verano de la Universidad Complutense de Madrid en El Escorial, era el siguiente: “Tenemos que dejarles ejercer la abogacía privadamente, porque sino se nos irían todos, dado lo buenos juristas que son, y lo poco que les pagamos, en relación con lo que podrían ganar en despachos privados de abogados”.

¿Y cuál es el problema? Con reformar la legislación para que el funcionario excedente por asuntos propios –salvo por maternidad o paternidad, o circunstancias análogas- pierda la plaza, asunto solucionado. ¡Seguro que se lo pensarían dos veces antes de marcharse!

Mientras sigamos teniendo estos cuerpos medievales, que creen ser propietarios del Estado, o por lo menos usufructuarios –y los letrados del Consejo de Estado son otro claro ejemplo de lo que digo-, no creo que España progrese ni vaya hacia adelante, pues constituyen una clara rémora para la defensa de los intereses generales, que confunden con los suyos propios, corporativos, de casta, de clase social, y hasta de familias…

En fin, termino ya, que no hay que cansar a los lectores. Pero prometo nuevas entregas sobre el particular, con el caso concreto de la defensa en Derecho de la Universidad de Zaragoza por un abogado del estado “en el ejercicio privado de la abogacía”, es decir, cobrando sus buenos dineros, durante más de treinta años. Pero eso sí, nadie reconoce que le haga nombrado o hecho ese encargo. Un caso realmente acojonante, por no decir para vomitar. (Todo lo que digo lo tengo documentado, y si alguien lo duda o quiere discutirlo judicialmente, por mi parte encantado).

ABOGADOS DEL ESTADO: EMPLEOS PÚBLICOS, NEGOCIOS PRIVADOS (II)

Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

Recientemente publicamos un artículo sobre la encomienda a un abogado del estado de los cientos de pleitos que genera la Universidad de Zaragoza, con un coste en las dos últimas décadas de casi un millón de euros. Dinero cobrado por el citado señor como abogado particular, pues estaba autorizado a ejercer privadamente la abogacía. Es decir, totalmente legal, ya que hay un Real Decreto de 1985, creo recordar, que permite esa dedicación parcial a la Abogacía del Estado…

Lo cierto es que cuando pones en Internet el nombre de cualquier abogado del estado en activo, es raro no ver que son consejeros, letrados asesores, etc., de cientos de empresas, posiblemente de miles, muchas de ellas las más importantes del país, las que conforman el Ibex 35, es decir el club de las principales firmas que cotizan en bolsa.

No deja de ser sorprendente esta confluencia entre intereses públicos e intereses privados, pues supongo que en numerosas ocasiones se producirán choques entre unos y otros. ¿Y a favor de quien se inclinarán estos señores y señoras, pues no debemos olvidar que la actual vicepresidenta del gobierno, o la ministra de defensa, por ejemplo, son también abogadas del Estado…?

Respecto a la situación explicada en el artículo citado, el que suscribe ya denunció lo que venía sucediendo, y no solo a un organismo, pues ya sé cómo “funciona” este país, sino en tres instancias distintas, a ver si alguien hacía algo: el Real e Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza, la Dirección del Servicio Jurídico del Estado y la Diputación General de Aragón, ahora pomposamente llamado el Gobierno de Aragón.

El Colegio de Abogados me comunicó que el asunto pasaba a estudio de una comisión, creo recordar que la comisión de defensa de la profesión, o algo así (no tengo ahora a mano la respuesta), y confirmó la tesis, creo que de Napoleón, de que cuando no quieras hacer algo, nombra una comisión… Del asunto nunca más se supo.

El Servicio Jurídico del Estado contestó en el sentido siguiente:

“PRIMERO. –     D. Jesús Solchaga Loitegui, en situación de activo en el Cuerpo de Abogados del Estado, y con destino en la Abogacía del Estado en Zaragoza, tiene concedida la compatibilidad para el ejercicio libre de la Abogacía con las limitaciones que se señalan en los artículos 1.3, 11.1, en relación con los artículos 9 y 11.4 del Real Decreto 598/95 y 12.1 a) de la Ley 53/1984.

Es, por lo tanto, legal la situación del Sr. Solchaga Loitegui.

SEGUNDO. – Respecto a la posibilidad de suscribir un Convenio de Asistencia Jurídica entre esta Dirección y la Universidad de Zaragoza al amparo de la normativa vigente, se pone en su conocimiento que por parte de esta Dirección no existe ningún inconveniente en celebrar aquél, pero la iniciativa debe partir de la citada Universidad con la expresa conformidad del órgano competente de la Comunidad Autónoma de Aragón al estar la Universidad de Zaragoza transferida a aquélla”.

La Diputación General de Aragón dijo que:

“En contestación a su escrito…, en el que expone la actual organización de os servicios de representación y defensa en juicio de la Universidad de Zaragoza, y propone la alternativa de que los Servicios Jurídicos de la Diputación General de Aragón asuman la citada representación y defensa, se remite copia del Informe emitido al respecto por el Letrado – Jefe de la Asesoría Jurídica”.

Reproducción textual de estos documentos puede verificarse en mi libro “Cuestiones Universitarias”, ed. Jalón, Zaragoza, 1999, págs… 13 a 16.

En dicho libro decíamos sobre este tema textualmente lo siguiente:

“Resulta sorprendente ver lo poco que han cambiado las cosas en España en los últimos años. A pesar de la afirmación de don Alfonso Guerra de “que a España no iba a conocerla la madre que la parió”, lamentablemente seguimos conociéndola y viendo que todo sigue igual. La corrupción, la búsqueda de beneficios personales, la mezcla entre lo público y lo privado, etc., siguen campando por sus respetos. Y para muestra, un botón, que voy a exponer a continuación.

La Universidad de Zaragoza, que tanto defiende, incluso vociferantemente, su autonomía, sin explicar, por supuesto, que es para su equipo de gobierno este concepto, debería explicar a la opinión pública aragonesa porque presupuesta anualmente varios millones de pesetas para defensa jurídica…, cuando tiene en nómina dos letrados a tiempo completo, traídos, además, de otras administraciones públicas, con el consiguiente encarecimiento del funcionamiento de la institución. Y ello a pesar de la existencia de un prestigioso grupo de profesores y catedráticos de derecho administrativo, penal, laboral, etc., que podrían perfectamente asesorar en derecho el funcionamiento de la administración universitaria.

Pero lo que más llama la atención es ver como se contrata la prestación de servicios con un prestigioso Abogado del Estado, de gran competencia, dicho sea de paso, para que defienda privadamente a la Universidad, cobrando varios millones al año por tales defensas. ¿Es que no pueden hacerlo los dos abogados de la plantilla? ¿Son acaso incompetentes…? Estoy seguro de que no, por lo que la situación es aún más absurda.

Es posible que la Universidad piense que la Abogacía del Estado es quien dispone de los mejores letrados, y es muy probable que sea así. ¿Cómo no se utilizan los medios legalmente establecidos al respecto, en lugar de permitir que se hagan negocios privados por parte de empleados públicos? En efecto, el Real Decreto 1414/1994, de 25 de junio, sobre asistencia jurídica a las entidades estatales de Derecho público prevé, por medio de la firma de un convenio de colaboración, que el Servicio Jurídico del Estado preste asistencia jurídica a la entidad firmante, por medio de los Abogados del Estado. Como dice el modelo de convenio: “La asistencia jurídica comprenderá tanto el asesoramiento jurídico como la representación y defensa ante cualesquiera jurisdicciones y órdenes jurisdiccionales en los mismos términos previstos para la asistencia jurídica a la Administración del Estado”.

Lógicamente el Estad cobra por dicho servicio. Pero es un dinero que va a las arcas públicas, no al bolsillo, por supuesto respetable, de un particular, particular que a su vez es funcionario público, Abogado del Estado, obviamente. Como indica el convenio citado: “Como contraprestación por el servicio de asistencia jurídica a que se refiere el presente convenio, la entidad satisfará a la Dirección General del Servicio Jurídico del Estado la cantidad anual de X pesetas, pagaderas por terceras partes en los cinco primeros días naturales de los meses de abril, agosto y diciembre de cada año… Los ingresos efectuados en dicha cuenta se traspasarán al Tesoro Público en un plazo no superior a diez días desde su abono. Asimismo, los intereses que, en su caso, pueda producir dicha cuenta deberán ingresarse en el Tesoro Público con aplicación al concepto de recursos eventuales”.

Resumiendo y concretando: ¿es justo que una administración pública pague a un funcionario público privadamente para que haga lo que podría hacer en el ejercicio de sus funciones, quedándose el dinero en el Tesoro Público? ¿En qué país vivimos?

En otras palabras, ¿le parecería a usted lógico, amigo lector, que los profesores universitarios que cobramos por dar clases (una miseria, por cierto), pudiésemos devengar honorarios por dar clases de recuperación a los alumnos suspendidos? E incluso, digo más: ¿cree lógico que se dé la compatibilidad para poder ejercer privadamente la misma actividad que se hace en el servicio público?

Por otra parte la Universidad de Zaragoza ha sido transferida a la Diputación General de Aragón. Si la Universidad estima (es un suponer) que sus letrados no son competentes, quiero decir que no son los más idóneos para defenderla, ante un determinado asunto, ¿no sería lógico utilizar los servicios de la Asesoría Jurídica de la DGA? Al menos el dinero se quedaría en casa, y se evitaría este gasto. Y estoy seguro de que el Gobierno de Aragón no pondría obstáculos para prestar este servicio a su Universidad…”.

Bibliografía de Heraldo de Oregón: El Equipo A de la abogacía: estos son los 33 abogados del Estado con negocios privados

Macron y el rompecabezas europeo

15 May

Por Antonio Piazuelo. Ingeniero Técnico Industrial. Diputado Constituyente en las Cortes Generales

Antonio Piazuelo Plou

Supongo que todos los que creemos en el futuro de Europa, con independencia del país en el que hayamos nacido, celebramos el pasado día 7 la victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas y volvimos una vez más (como hemos hecho tantas veces) los ojos hacia esa Francia que para muchos aún simboliza la vigencia de los ideales de la Ilustración. Macron no pudo estar más acertado al elegir, como fondo de su primera aparición tras la victoria, el arreglo que Herbert von Karajan hizo sobre la Oda a la Alegría beethoveniana para convertirla en himno de Europa. Y digo que acertó no solo porque subrayaba con ello su firme europeísmo frente al ultranacionalismo de su adversaria derrotada, sino porque esa música representa también, y por encima de todo, la idea de la fraternidad universal (“todos los hombres vuelven a ser hermanos”) en estos tiempos turbulentos, cuando los populismos rampantes avivan el odio al extranjero, al otro. Bravo por Macron: frente a la amenaza neofascista no hay nada mejor que reafirmarse en las viejas y nobles ideas que inspiraron la Revolución Francesa y el nacimiento de la Europa unida.

Pero los riesgos están aún muy lejos de haber desaparecido con la contundente derrota que el joven político ha propinado a los partidarios de la involución en su país. Todo lo contrario, siguen ahí, y con la misma fuerza que tenían antes de que se abrieran las urnas. Porque después de la victoria electoral empieza lo más difícil: hacer realidad las promesas, convertir en hechos las ideas… y me temo que eso no depende solo de la voluntad del nuevo presidente francés.

El fondo del problema que arrastra Europa (y, en general, las democracias) está, a mi entender, perfectamente diagnosticado por muchos expertos. Tiene su origen en las políticas económicas ultraliberales que se vienen aplicando, como si fuesen dogma de fe, desde los años 80 del siglo pasado. Esas políticas, sumadas a los efectos de la globalización económica (tantos y tan complejos que solo enumerarlos sobrepasaría con mucho los límites de un artículo) y al desarrollo de nuevas tecnologías que presionan negativamente sobre la oferta de empleo, han creado un escenario lleno de incertidumbres para la mayoría de los trabajadores occidentales precisamente en el momento en que la crisis global parece que empieza a superarse. Y las incertidumbres, es sabido, generan malestar. Un malestar perfectamente real y hasta bien fundamentado, pero que se convierte en terreno abonado para que arraiguen las soluciones simples (y falsas, y muy peligrosas) que inevitablemente proponen siempre los salvadores de patrias, a derechas  a izquierdas.

Es, por lo tanto, necesario dar una respuesta a ese legítimo malestar desde las instituciones democráticas, como se hizo en otros dificilísimos momentos de nuestra historia reciente. Macron, o lo que Macron representa, puede acercarse a esas respuestas. Porque el nuevo presidente francés es un liberal, pero no un ultraliberal, como apuntaba recientemente Xavier Vidal-Folch, y no ha hecho su breve carrera política pegado a la derecha, por más que haya sido banquero, sino al Partido Socialista francés. Seguramente podría hacer suya la frase de Indalecio Prieto: “Soy socialista a fuer de liberal”. Y eso en un momento en que buena parte de la izquierda europea, incluida la francesa, siente nostalgia de la pureza ideológica y se aferra a ella aunque eso les conduzca a la irrelevancia política. Prefieren sus viejas banderas a ganar elecciones (Corbyn, Sanders, Hamon…Iglesias), de modo que sus supuestas soluciones no dejan de ser juegos de palabras que nunca se convertirán en hechos palpables, de los que puedan beneficiarse aquellos a los que dicen defender.

En ese sentido digo que la ideología mestiza que representa Macron (socio-liberal) abre una puerta a la esperanza.Y es posible que a muchos les parezca una renuncia,a mi tambien, pero no parece que sea posible dar la vuelta a la Historia ni oponerse a los indudables beneficios de la globalización y del desarrollo tecnológico sin ser arrollado por esa realidad, pero sí se puede reducir o eliminar sus efectos más perjudiciales para la mayoría, los que están produciendo un acelerado aumento de la desigualdad social en todo el mundo y muy especialmente en Europa. Para ello hace falta, y ese tal vez sea el mayor desafío al que tiene que hacer frente el nuevo presidente francés, hacer girar las políticas ortodoxas hegemónicas en Alemania y, por imposición germana, en todo el continente. Dicho de otro modo, acabar de una vez con el dogma de la austeridad (o del “austericidio”, si se prefiere) sin caer en nuevas hipertrofias estatalistas.

Alemania. Ahí está la clave. Hace cinco años muchos europeos pusieron sus expectativas en la posibilidad de que un Hollande recién elegido pudiese hacer de contrapeso a las políticas de austeridad que Angela Merkel defendía a capa y espada. Es obvio que esas expectativas fueron defraudadas. ¿Puede ahora conseguirlo su sucesor? Es difícil saberlo pero seguramente no podrá él solo. La potencia económica y política del trasatlántico alemán sigue siendo enorme y, desde luego, Macron no va a contar con la ayuda de la España de Rajoy. La reaparición en escena de Matteo Renzi, si se confirmara, podría proporcionarle un aliado. Pero en todo caso la solución pasa por convencer a Alemania de que la senda que ha elegido para obligar a circular por ella a todos los europeos conduce al crecimiento de los populismos en todas partes y, a la larga, al fracaso de la Unión Europea. Convencer a Merkel de que es preciso dinamizar la economía con inversión pública, no obcecarse en defender su exagerado superávit comercial y avanzar en políticas redistributivas de la riqueza.

Curiosamente, Angela Merkel ha dado muestras de sensibilidad europeísta en otros terrenos (su defensa del derecho de asilo para los refugiados sirios, su postura firme frente al Brexit…). Más complejo parece convencer a su intransigente ministro de Finanzas, el ultraortodoxo Schäuble, para que atenúe siquiera un milímetro sus exigencias pero es posible que una victoria rotunda, como la que se pronostica, de la canciller alemana en las próximas elecciones la sitúe en una posición de fuerza que permita doblegar a los más recalcitrantes. Puede que a muchos defensores de la politica\toreo de salon estas ideas les parezcan incluso reaccionarias

El tiempo dirá… De lo único que estoy seguro es de que la salida está en esa dirección. Insistir en las mismas fórmulas solo favorece a los nacionalistas extremos, de derechas o de izquierdas. Y eso es lo peor que nos puede pasar a todos, que llegue el día en que ningún Macron pueda ganar en las urnas a ninguna Le Pen.

Roba 4.000 € al hombre que cuidaba en el hospital de Calatayud

15 May

La Guardia Civil ha detenido en Morata de Jalón a una mujer de 28 años y nacionalidad dominicana por un supuesto delito de estafa y usurpación de estado, ya que extrajo 4.000 euros de la cuenta bancaria del hombre que conocía y al que cuidaba en el hospital, usando su tarjeta de crédito. También contrató una línea telefónica con sus datos.

El hombre, de 65 años, interpuso denuncia el pasado 9 de mayo porque le habían llegado cargos de 200 euros de servicios de telecomunicaciones y le habían sacado 4.000 euros con la tarjeta, que había perdido. Resultó que se la había quitado, presuntamente, la acusada, que le había estado cuidando durante una estancia hospitalaria entre diciembre y enero.

Origen: Roba 4.000 € al hombre que cuidaba en el hospital – Aragón – El Periódico de Aragón

Pedro pediatra

15 May

chupinazo-1

Pedro Orós, recibiendo el pañuelo azulde las fiedstas de Malpica

Por Juanma Fernández

La historia no sé cómo comenzó porque llegué a su consulta con semanas, aunque tengo presente que nunca le temí. Me asustaban las vacunas y los jarabes con sabor a sapo, pero nunca pensé que de ambos él podía ser culpable. Con él se han vivido varios de los recuerdos más felices. El día, por ejemplo, que afirmé querer ser tan alto como mi padre, que mide unos esplendorosos 1,65 metros. En aquella época se buscaba que yo comiera pescado y esa era la excusa para que me pusiera a la tarea. También se agenció mi primer ataque de alergia, cuando, pasando la tarde en un centro comercial, empecé a estornudar mientras uno de mis ojos se hinchaba como si fuera a reventar. Su tratamiento: «Llevadle mejor a otro centro comercial». Recuerdo a mis padres riéndose con aquello. Una risa de las que te quitan el miedo: la risa siempre es algo muy serio. Llegaron por otro lado los tiempos de empezar a hablar, en los que a mí me costaba pronunciar bien la erre. Aquello coincidió con una época en la que me soltaba en la lengua cervantina dedicando insultos sin criterio al personal desde mi sillita de ruedas. Como efecto colateral de aquello, su nombre, que a mí me salía de corrido: ‘Pedo Pediata’. Pasados los años, aquella figura fue tomando la forma afable y tierna del hombre que cuidó de mi hermana y de mí (y, por tanto, de mis padres) durante nuestra infancia. Y mientras yo solidifiqué mi dicción de la erre, él fue convirtiéndose en una parte indispensable de nuestros días más felices, aquellos en los que el mundo es un gigante de cara blanca que compartíamos con muchos de los que ya no están. Por eso es una pena que Pedro Orós, el pediatra más carismático, decente y cercano que ha conocido el barrio de Casetas, se vaya a jubilar este viernes tras 34 años dando respuestas y consuelo a tantos padres. Se merece el descanso y las clases de piano, pero nos va a dejar muy solos. Hay gente que se va de un sitio en el mundo y arrastra consigo la nostalgia del resto, que no es otra que una manera especial del cariño. El que ha regalado a un barrio de adultos que al recordarle siempre tendrá el tesoro impagable de que volvamos a ser unos críos.

La DGA ofrecerá la teleasistencia gratis a todos los dependientes

15 May

Solo los afectados por un deterioro cognitivo grave no podrán hacer uso de este servicio. La medida se implantará este mismo año en nuevas entradas y se extenderá progresivamente

Una anciana con el dispositivo colgado al cuello que habilita la utilización del servicio de teleasistencia

La teleasistencia será gratis para todas las personas dependientes que la necesiten y lo deseen. El Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno aragonés, a través del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), ultima una modificación de la normativa actual destinada a facilitar que los servicios lleguen a la mayor cantidad posible de personas.

Ya el pasado año, la DGA instauró la teleasistencia gratuita para aquellos dependientes que también hicieran uso de otros servicios. Aquella decisión se ha saldado con alrededor de 475 personas que ya se sirven de la teleasistencia. «Se podría decir que el objetivo primero se ha conseguido», indicó Joaquín Santos, gerente del IASS. Pero la intención ahora es extender esa gratuidad a todos los usuarios dependientes, tanto a los que reciben prestaciones de servicios como económicas en el entorno familiar.

ANTES DE LA PRESTACIÓN // La aplicación se hará de forma progresiva. Así, en primer lugar –a corto plazo, según el IASS– se ofrecerá la teleasistencia a todas las personas a las que se les reconozca la situación de dependencia. «Independientemente del grado que se conceda, cuando los profesionales emitan la valoración correspondiente y el tipo de asistencia, ya se ofertará la teleasistencia para que, si lo desea, pueda hacer uso de ella mientras la persona está esperando a recibir la prestación», indica Santos. Precisamente, este tiempo de espera desde que un dependiente es reconocido hasta que puede disfrutar de la prestación sigue siendo uno de los caballos de batalla del IASS. «En Teruel está muy bien, en Huesca se ha reducido mucho y la provincia de Zaragoza sigue protagonizando el atasco, aunque, en estos momentos, la demora es inferior a dos años mientras que cuando nosotros llegamos eran cuatro», subraya el gerente del IASS.

Así pues, la gratuidad llegará primero a los nuevos dependientes, pero esta medida se extenderá progresivamente, en función de los dispositivos disponibles, tanto a los que ya son atendidos como a los que están en lista de espera.

MECANISMO // La teleasistencia consiste en un dispositivo en un medallón colgado al cuello de la persona y que está vinculado a la línea telefónica. Cuando se pulsa, en caso de sentirse mal o simplemente querer hablar, se entra en comunicación con una centralita atendida por un profesional, que es la que se pone en contacto con la persona adecuada o envía un dispositivo al domicilio de la solicitante.

Este sistema está ideado, sobre todo, para personas solas ya sea porque no tienen familia o porque esta se encuentra lejos. También es útil para usuarios de centros de día, mientras que no tiene función en residencias, donde los dependientes están ya atendidos por profesionales.

La teleasistencia será aplicable para la mayor parte de los dependientes, salvo los que sufran un deterioro cognitivo avanzado, ya que estos podrían no saber cómo utilizarlo. Serán los técnicos quienes valoren si una persona puede hacer uso de este sistema, aunque también será clave la voluntad de la persona. Sobre todo, está indicado para dependientes con problemas físicos.

«Esta implantación es interesante porque está pasando cierto tiempo desde que sabemos que una persona es dependiente hasta que recibe la prestación. Con esta medida, conseguimos darle esa primera atención de forma inmediata aunque no sea definitiva y que esté todo el mundo atendido aunque sea con un servicio complementario», incide Santos.

Origen:  J. OTO. La DGA ofrecerá la teleasistencia gratis a todos los dependientes – Aragón – El Periódico de Aragón