Archivo | 08:13

El organigrama de la operación LEZO

10 May

El organigrama del caso “Lezo” explicado con humor y con la realidad es una sola viñeta.

Anuncios

Celaya entiende la posición de los anestesistas pero les pide “REFLEXIÓN”

10 May

Les pide que no utilicen a los ciudadanos “como moneda de cambio”

Sebastian Celaya

El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, ha afirmado este martes que respeta y entiende “hasta cierto punto” a los anestesistas que continúan negándose a hacer operaciones extraordinarias en jornada de tarde, quienes, ha dicho, “tendrán que reflexionar” sobre el conflicto.

En declaraciones a los medios tras la firma del convenio entre la DGA y la Fundación Francisco Luzón contra la ELA, Celaya ha asegurado que desarrollar su actividad profesional por la tarde “es una cosa voluntaria”.

“Toda la vida los profesionales han querido completar un poco sus sueldos con este tipo de actividad, otros trabajan en la privada por la tarde, y ahora de repente han dicho que se cansaban mucho”, ha añadido el consejero.

El político ha manifestado su deseo de que no se utilice a los ciudadanos “como moneda de cambio”, y ha expresado su voluntad de conducir las negociaciones con “seriedad”. “Creo que tendrán que reflexionar, y si no, habrá que buscar otras soluciones. A lo mejor hay otros anestesistas que están deseando hacer más jornada de tarde por tener algún otro suplemento”, ha esgrimido.

No obstante, el responsable de Sanidad ha declarado que comprende que “una vez que un servicio ha formado a tres profesionales durante muchos años, tenga ilusión que se queden en el servicio”, aunque ha matizado que “primero, habrá que cubrir las necesidades de los hospitales” que más asistencia precisen.

“Que falten dos plazas en Zaragoza de anestesistas, donde hay doscientos, no es lo mismo que si en Teruel, de doce que hay, faltan tres. Creo que eso lo entiende cualquiera”, ha argumentado.

Origen: Redacción Médica. Celaya entiende la posición de los anestesistas pero les pide “reflexión”

Más opciones para las vacantes de anestesistas

El Salud abre esas plazas a interinos o sustitutos de bajas

El director gerente del Salud, Javier Marión, aseguró ayer que los profesionales sanitarios de la comunidad en situación de interinidad o sustitución por bajas podrán acceder a las plazas de anestesistas sin cubrir en los hospitales aragoneses.

Marión aclaró que el llamamiento, al que se sumarán aquellos residentes que finalizan el MIR en Aragón, será «centralizado, para cubrir de forma ordenada las vacantes». «En el caso del Clínico hay dos plazas vacantes por jubilaciones, y hay dos bajas por enfermedad de larga duración que no se han sustituido, pero también hay puestos libres de anestesistas en Teruel, Alcañiz y Huesca», desgranó el responsable del Salud.

El objetivo, subrayó el gerente, es «cubrir el mayor número de plazas posibles en los hospitales periféricos».

Por otra parte, Marión pronosticó que «posiblemente habrá que forzar un poco más la máquina de tiempos trabajados en el Clínico» para compensar la suspensión de 40 intervenciones quirúrgicas y «agilizar las listas de espera». «En un futuro habrá que reprogramar esas intervenciones», manifestó.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, afirmó que respeta y entiende «hasta cierto punto» a los anestesistas que continúan negándose a hacer operaciones extraordinarias en jornada de tarde, quienes, dijo, «tendrán que reflexionar» sobre el conflicto.

Celaya aseguró que desarrollar su actividad profesional por la tarde «es una cosa voluntaria» y añadió, en este sentido, que «toda la vida los profesionales han querido completar un poco sus sueldos con este tipo de actividad, otros trabajan en la privada por la tarde, y ahora de repente han dicho que se cansaban mucho». «Creo que tendrán que reflexionar, y si no, habrá que buscar otras soluciones. A lo mejor hay otros anestesistas que están deseando hacer más jornada de tarde», esgrimió.

Origen: Más opciones para las vacantes de anestesistas – Aragón – El Periódico de Aragón

Celaya quiere aprobar el Plan de Incentivos para hospitales periféricos a final de mes

10 May

El Departamento de Sanidad confía en cerrar el Plan de Incentivos para cubrir las plazas de hospitales periféricos a final de mes. A pesar de que este acuerdo con los

Sebastian Celaya

El Gobierno de Aragón asegura que tendrá cerrado para finales de este mes el Plan de Incentivos para que los profesionales sanitarios trabajen en los hospitales periféricos de la Comunidad. A pesar de esto, desde Sanidad confirman que algunas medidas ya se están llevando a cabo como la flexibilidad de horarios en estos centros.

El Plan que afectará a hospitales como el de Huesca, Teruel o Alcañiz contempla otras compensaciones para los médicos que trabajen en ellos compute el doble de la valoración habitual durante un periodo de 3 años; que las bolsas de trabajo se actualicen permanentemente; que los MIR puedan incorporarse a las bolsas tres meses antes de acabar su formación; contratos de al menos un año en especialidades con gran dificultad de cobertura; o conceder un complemento retributivo para compensar el extra de trabajo que se deba asumir cuando el profesional de un periférico acuda a un centro de referencia a formarse.

Medidas que quieren aliviar los problemas que tienen estos hospitales, muchas veces con menos especialistas de los recomendados, en la atención a la población. En este sentido, el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha recordado que es su deber garantizar la asistencia sanitaria a todos los aragoneses “estén donde estén”, por lo que ha vuelto a aportar por cubrir de manera ordenada las vacantes.

Origen: Ana Escorihuel Casado. Aragón Digital. Sanidad confía en aprobar el Plan de Incentivos para hospitales periféricos a final de mes

Unidos Podemos avala la sedación paliativa como un derecho y según indicación médica

10 May

Actualiza su texto legislativo

Unidos Podemos ha registrado en el Congreso una nueva versión de su propuesta legislativa sobre la muerte digna. La formación morada introduce la sedación paliativa como derecho “con las indicaciones clínicas pertinentes”.

Marta Sibina, portavoz de Sanidad de Podemos en el Congreso de los Diputados. (DM)

Unidos Podemos ha registrado este martes en el Congreso de los Diputados una actualización de su ley de eutanasia. El grupo confederal busca con este texto “completo y actualizado” cumplir con una sociedad que, a su juicio, “reclama algo más que una ley en la que sólo se reconozcan derechos que ya recogen legislaciones de hace más de una década”. “Además, es necesario seguir ampliando la base de derechos y libertades de la población, algo que pasa por retomar la iniciativa de la regulación de la eutanasia y el suicidio médicamente asistido”, apunta la formación morada.

Según señala en un comunicado, esta nueva propuesta plantea unas “bases generales de derechos en el ámbito de los cuidados paliativos, introduciendo la sedación paliativa en estos derechos con las indicaciones clínicas pertinentes”. Del mismo modo, establece los “requisitos necesarios para que se garantice una cobertura universal de los cuidados paliativos, atendiendo demandas de la sociedad civil en este ámbito como la de garantizar la asistencia en el domicilio los 365 días y las 24 horas”.

Los cambios realizados en el texto original, que corresponde a la ley de eutanasia de Unidos Podemos, también incluye la eliminación del “sufrimiento psíquico intolerable” como causa de solicitud de esta práctica.

“Además, se ha introducido una enmienda adicional derogatoria para revertir la reforma de la ley de autonomía del paciente que aplicó el PP en 2015”, señala el comunicado. En este sentido, explica que se busca acabar con la “vulneración y el retroceso en la autonomía de las personas para tomar decisiones que fueran contrarias al mantenimiento a toda costa de la vida, especialmente en el ámbito del rechazo al tratamiento”.

Para Unidos Podemos, la propuesta de Ciudadanos en trámite “no aporta casi nada”, como tampoco lo hacía la que registró el PSOE semanas antes sobre la misma materia. Así, detalla que el marco legislativo actual, que estableció la ley y los desarrollos legales y normativos posteriores a nivel autonómico, hace que a día de hoy el acceso a los cuidados paliativos “no sea un asunto de leyes, sino de políticas y de recursos”.

“Lo importante para lograr una cobertura universal en cuidados paliativos es la inversión pública y la formación integral del personal sanitario“, añade, para señalar que en este punto también inciden las propuestas de esta enmienda a la totalidad, que respeta escrupulosamente las competencias autonómicas y tiene mucho cuidado de no invadirlas, algo que, a su juicio, “no tiene en cuenta la proposición de ley de Ciudadanos”.

Origen: Diario Médico. Unidos Podemos avala la sedación paliativa como un derecho y según indicación médica – DiarioMedico.com

Moix mintió al negar que intentara apartar a los fiscales del ‘caso Lezo’

10 May

El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, firmó un decreto la víspera de la operación contra la trama liderada por Ignacio González, en el que alude a la próxima designación de “otros Fiscales en la llevanza del presente procedimiento”. La maniobra de Moix fue abortada por el escándalo generado cuando la SER destapó sus intenciones

El fiscal jefe anticorrupción, Manuel Moix / EFE

Cuando el pasado 26 de abril la Cadena SER avanzó que el fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, quería apartar de la ‘operación Lezo’ a Carlos Yáñez, el fiscal que ha llevado la investigación junto a Carmen García desde hace 18 meses, el propio Manuel Moix lo negó de forma tajante. Aseguró que había sido Yáñez quien había pedido su traslado a Granada, y que nunca había sido su intención apartarle del caso. Prueba de ello, sostuvo Manuel Moix en una nota oficial, era que “recientemente” había pedido al Fiscal General del Estado la renovación de Yáñez.

Sin embargo, un documento inédito prueba que el Fiscal jefe Anticorrupción miente. Se trata de un decreto firmado por el propio Moix a la finalización de la junta de fiscales anticorrupción celebrada el 18 de abril, víspera de la operación contra el entramado supuestamente liderado por Ignacio González.

En el decreto, Manuel Moix, exime a Carlos Yáñez y Carmen García de las “responsabilidades” en que puedan incurrir en el cumplimiento de sus obligaciones a la hora de ejecutar la operación, “ante la premura de tiempo para designar a otros Fiscales en la llevanza del presente procedimiento”.

Se da la circunstancia además de que Moix aseguró que solo Carlos Yáñez había pedido su relevo, en un intento de trasladar la decisión al afectado. Pero el decreto revela que la intención del fiscal jefe era cambiar a los dos fiscales. Tanto a Yáñez como a Carmen García, que juntos, ese mismo 18 de abril, habían propiciado una rebelión de la junta de fiscales al oponerse a su intento de impedir uno de los registros de la operación contra González.

La Fiscalía Anticorrupción emitió después una nota en la que manipula la realidad. Para justificarse y negar la información de la SER, Moix afirmó que había pedido “recientemente” la renovación de Carlos Yáñez en su cargo en Madrid. Y es cierto que la solicitó, pero eso sucedió semanas antes de que el 18 de abril tanto Yáñez como García se opusieran a sus órdenes y le plantearan batalla en la junta de fiscales, al invocar el artículo 27 del Estatuto del Ministerio Público.

El decreto de Moix también confirma que el fiscal jefe pretendía evitar el registro a la sede del Canal Isabel II, en lo relativo a la adquisición de la empresa pública Inassa en 2001; y que el fiscal jefe consiguió que los fiscales del caso se abstuvieran “de exponer en el informe” a presentar ante el juez, “sus valoraciones acerca de la presunta existencia de una organización criminal”. Finalmente, el juez Eloy Velasco acabó acusando al entramado de este delito.

Origen: Miguel Ángel Campos Moix mintió al negar que intentara apartar a los fiscales del ‘caso Lezo’ | Tribunales | Cadena SER

Los antivacunas provocan el peor brote de sarampión en décadas

10 May

El incremento en el número de casos en EEUU se atribuye a la reticencia de los padres a vacunar por los casos de autismo

Las ratios de vacunación contra el sarampión han caído en picado

El número de casos de sarampión detectados en los últimos meses han puesto en alerta a las autoridades estadounidenses. De hecho, según recoge The Washington Post, se trata del peor brote en tres décadas de una enfermedad que se erradicó del país a principios de siglo.

El diario hace hincapié en la problemática surgida con la población inmigrante somalí en Minnesota, la más grande del Estado, y que se ha vuelto especialmente reacia por los numerosos casos de autismo, la principal defensa de quienes se muestran contrarios a las vacunas y que quieren vincular la inmunización con la dolencia.

Es el principal argumento de activitas antivacunas como Andrew Wakefield, considerado fundador del movimiento moderno, que ha realizado charlas en la comunidad somalí en los últimos años. Su defensa se basa en un estudio suyo de 1998 que habla de un nexo entre vacunas y autismo, un estudio que posteriormente se declaró fraudulento y por el que el diario médico que lo publicó tuvo que retractarse, y él mismo vio cómo se revocaba su licencia.

Población vulnerable

Según las cifras, las ratios de inmunización han caído en picado, y el pasado mes de abril de produjo uno de los mayores brotes de los últimos años, lo que tildan de una de las consecuencias de la intensa campaña antivacunas en Estados Unidos y a nivel mundial. “Es destacable que se entra a hablar con una población vulnerable y marginada, que no tiene necesariamente la capacidad de juzgar por sí mismos y aprovecharse de eso”, declaró Siman Nuurali, médico estadounidense somalí que coordina el cuidado de pacientes  en un hospital de Minnesota. “Es aborrecible”, añade.

Nuurali explica que aunque numerosas investigaciones han desterrado la idea que relaciona vacunas y autismo, el miedo se ha instalado en la comunidad. Sin embargo, los activistas antivacunas se defienden diciendo que simplemente proporcionan información a los padres.

Ratios en caída libre

La cobertura de vacunación, según el diario, ha caído del 92 por ciento en 2004 al 42 por ciento en 2014, mientras que la considerada óptima como protección frente a la enfermedad está entre el 92 y 94 por ciento. A principios de abril se identificó el brote de sarampión, y el pasado viernes se produjeron 44 casos, todos salvo dos en personas que no estaban vacunadas y todos menos uno en niños menores de 10 años. Unas cifras que, debido a las bajas ratios de inmunización, se espera que aumenten.

Mientras muchos facultativos intentan revertir la creencia de los antivacunas, algunos padres siguen poniendo en duda los beneficios de la inmunización. “¡Por el amor de Dios, quiero saber si las vacunas son seguras! Mi gente está sufriendo. No somos ignorantes. Yo leo mucho. Me informo mucho. Me autoeduco… No sabéis de los que estáis hablando”, gritaba una madre somalí de un hijo con un autismo que le fue detectado a los 3 años, interrumpiendo una charla de un jefe de pediatría de Minneapolis.

Aunque diversos estudios alrededor del mundo están concluyendo que las vacunas no cuasan autismo, esta no suele ser una respuesta satisfactoria para los padres de la comunidad somalí americana. Ellos defienden que si la ciencia puede explicar que las vacunas no causan autismo, la ciencia debería poder explicar qué lo hace.

Origen: Redacción Médica. Los antivacunas provocan el peor brote de sarampión en décadas

Morir en Madrid en habitación individual: solo hay 225, la mitad en manos religiosas.

10 May

La nueva ley de muerte digna entró en vigor esta semana. Garantiza el derecho a pasar los últimos momentos en una habitación individual, requisito que ya se cumple en el 74% de los recursos

Madrid ya tiene su primera ley de muerte digna. Entró en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (todos los grupos parlamentarios la habían aprobado el pasado 2 de marzo a propuesta del PSOE) y regula, entre otras medidas, que los centros sanitarios, ya sean públicos o privados, “garantizarán a los pacientes en situación terminal una habitación individual durante su estancia, con el nivel de confort e intimidad que requiere su estado de salud, siempre que no lo impidan las necesidades asistenciales”. Una coletilla final, “siempre que no lo impidan las necesidades asistenciales”, que deja abierta la posibilidad de que se incumpla este derecho ahora regulado por ley, una especie de última deferencia (la de morir solo, únicamente rodeado de tu familia, sin compartir habitación con otro paciente) para aquellas personas que afrontan los capítulos finales de su vida.

Para el doctor Álvaro Gándara, expresidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), “es imposible” que con los recursos humanos y materiales que hay actualmente en la Comunidad de Madrid se cumpla la ley. De momento, según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad, de las 301 camas que hay en las unidades de cuidados paliativos en centros públicos y privados de la región, 225 son individuales (el 74%). De ellas, 109 están en los hospitales públicos (de un total de 141 camas), y 116 en centros concertados (de un total de 160). Gándara asegura que “una cosa son los datos y otra la realidad. No hay tantas camas individuales”, insiste. Lo que está claro es que la sanidad pública no puede absorber toda la demanda, por eso el Gobierno regional presidido por Cristina Cifuentes acaba de adjudicar un nuevo contrato por 35,6 millones de euros y cuatro años para que seis centros privados apoyen a los públicos en la asistencia paliativa.

Una concertación que inauguró Aguirre en el año 2010, que ya había vencido y que se mantenía mediante prórrogas de tres meses que costaban a las arcas públicas 2,2 millones de euros por trimestre. El nuevo contrato adjudicado en diciembre de 2016 ha recaído en seis centros privados: la Fundación Vianorte Laguna SL, el Hospital Beata María Ana de Jesús, la Fundación Instituto San José, la Residencia Asistida San Camilo, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios Hospital Infantil San Rafael y la Clínica SEAR. Las cinco primeras están en manos de congregaciones religiosas y la última ya estuvo en la picota mediática después de que el Defensor del Paciente denunciara presuntos malos tratos a enfermos hospitalizados en esta clínica.

La última memoria del Sermas (de 2015) señala que solo seis hospitales públicos tienen unidades de hospitalización de cuidados paliativos. Se trata del Gregorio Marañón, la Paz, el Santa Cristina, Virgen de la Torre (estos cuatro en Madrid capital), la Fuenfría (en Cercedilla), Virgen de la Poveda (en Villa del Prado) y Guadarrama, aunque también hay unidades en la Fundación Jiménez Díaz, el hospital Niño Jesús y el Clínico. Pocos centros, teniendo en cuenta que uno de los artículos de la nueva ley estipula que “a los efectos de garantizar el cumplimiento del ejercicio de los derechos reconocidos, los centros hospitalarios, públicos y privados, deberán disponer de profesionales y medios para prestar cuidados paliativos integrales y de calidad a los pacientes que así lo soliciten, incluidos los menores de edad”. Es decir, todos los centros.

La Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) hizo un estudio de todos los recursos disponibles en Madrid, identificando 39 unidades asistenciales, aunque solo catalogó a nueve como completas, es decir, sus equipos están compuestos por cuatro tipo de profesionales (médico, enfermero, psicólogo y trabajador social), de los que los dos primeros tienen una dedicación en estas unidades del 100% y los dos últimos del 50% o más. Para SECPAL, estos nueve equipos están en los hospitales de Getafe, La Paz, Gregorio Marañón y la Fundación Jiménez Díaz, y en los cinco concertados vinculados a órdenes religiosas, Instituto San José, Beata María Ana, San Camilo, Fundación Vianorte y hospital San Rafael.

El doctor Gándara recalca que en Madrid existen “muchos hospitales de la red pública que no tienen todavía equipos específicos de cuidados paliativos, equipos compuestos por médicos y enfermeras, como mínimo”. SECPAL cifra en unos 8.000 los pacientes madrileños que necesitan atención paliativa y que no acceden a ella. Ciudadanos ya denunció en la Asamblea que el hospital de Fuenlabrada, que presta servicio a 224.000 madrileños, solo cuenta con un profesional experto en cuidados paliativos. El PSOE también ha pedido a la Consejería de Sanidad “recuperar el antiguo Hospital Puerta del Hierro” para dedicarlo a cuidados paliativos instalando camas de media y larga estancia.

José Manuel Freire, el diputado socialista que impulsó la norma, cree que todo depende de la voluntad política de la consejería y de la dirección de los centros hospitalarios. “Madrid puede cumplir la ley siempre que los hospitales pongan todo de su parte para que un paciente en esas circunstancias vitales pueda disponer de una habitación individual en cualquier lugar del centro, no hace falta que sea en la unidad de paliativos. De lo que se trata realmente es de que todos seamos conscientes de esta imposición de la ley. Esto obliga a organizar las cosas de otro modo, y que en todos los hospitales haya habitaciones de reserva para estos casos. La consejería debería informar de este aspecto a todos los centros”.

Nuevas camas este año

Magdalena Sánchez Sobrino, coordinadora de Cuidados Paliativos de la Comunidad de Madrid, explica que las camas de los centros concertados se pueden considerar públicas, ya que están financiadas por el Gobierno regional y no le cuestan nada al paciente. “Son unidades que funcionan muy bien y se les exige lo mismo que a las públicas. Tienen un altísimo grado de satisfacción”. Desde la consejería, señalan que la nueva ley se va a poder cumplir, pero reconocen que hacen falta nuevas camas de cuidados paliativos porque la población cada vez tiene una esperanza de vida más larga y las familias suelen tener menos miembros, es decir, va a haber más demanda y menos capacidad de las familias para atender a sus enfermos. “El objetivo es aumentar 94 camas este año y reforzar los equipos que prestan esta atención en los domicilios. La idea es evaluar anualmente las necesidades. También se está estudiando en qué hospitales crear nuevas unidades de cuidados paliativos. Estamos intentando hacer buena planificación para que toda la comunidad pueda estar cubierta geográficamente”.

La Comunidad de Madrid asegura que su objetivo es aumentar 94 camas este año y reforzar los equipos que prestan esta atención en los domicilios

En 2015 (últimos datos), más de 31.000 pacientes recibieron asistencia paliativa: 21.000 de ellos en sus domicilios, de los que 4.400 fueron atendidos por los equipos con los que también cuenta la Asociación Española Contra el Cáncer; y 10.200 en los hospitales, 2.200 de ellos en los centros concertados. De todos ellos, más de 7.500 fallecieron ese año. En cuanto a los profesionales destinados en esta especialidad médica, la consejería los cifra en 539 (359 en los centros públicos y 180 en los privados), aunque en el estudio que SECPAL hizo en 2015 solo contabiliza 357: 119 médicos, 168 enfermeras, 34 psicólogos y 36 trabajadores sociales.

La novena comunidad con una ley

Con esta nueva ley, Madrid se ha convertido en la novena comunidad española que regula los derechos de un paciente en la última etapa de su vida. En ella, “el Servicio Madrileño de Salud garantizará que los cuidados paliativos que se presten en el domicilio tengan la misma calidad asistencial, acceso y utilización de recursos que los pacientes de características similares atendidos en el hospital u otras instituciones”.

La legislación madrileña, muy parecida a la del resto de regiones, recoge la obligación del personal facultativo de informar correctamente al paciente sobre sus opciones y también sobre alternativas a los tratamientos prescritos. Al enfermo se le reconoce el derecho de elegir quién quiere que le acompañe en esos últimos momentos y, si ocurre en el hospital, que se respete su intimidad en una habitación privada. La ley también pretende dar garantías a la actuación de los profesionales, y establece un informe anual que controle la efectividad de su aplicación.

También recoge el derecho de los pacientes a suscribir un documento de instrucciones previas, que podrá formalizarse en cualquier centro de salud de la comunidad y que los médicos estarán obligados a respetar. La ley fue aprobada por los cuatro grupos presentes en la Asamblea, ya que el texto sufrió cambios durante su tramitación. Podemos, por ejemplo, quería despenalizar la eutanasia, algo a lo que se negó el PP.

En sus disposciones finales, la ley obliga a que “la consejería competente en materia de sanidad habilitará los mecanismos oportunos para divulgar la presente ley entre los profesionales y la ciudadanía en general”. Para José Manuel Freire, este aspecto es primordial. “Esto significa que hay que publicitar la ley, si no es papel mojado. Nadie se lee el BOCM. Hay que hacer folletos, poner carteles, mandar información a la gente para que se conozca los pormenores de la nueva normativa. Hay que hacer un plan para que Sanidad sepa dónde prefieren morir los madrileños que pasen por estas circunstancias, en su casa o en un hospital”.

Origen: El Confidencial. Noticias de Madrid: Morir en Madrid en habitación individual: solo hay 225, la mitad en manos religiosas. Noticias de Madrid