Archivo | 08:09

Sigue el plante de los anestesiólogos

3 May

Los médicos del Clínico insisten en que hacen su jornada y han dejado de hacer operaciones de tarde de lista de espera.

Mientra Celaya sigue adelantando la edad de jubilación para amortizar plazas

El Consejero de Sanidad Sebastian Celaya

Los anestesistas del hospital Clínico de Zaragoza continúan negándose a hacer operaciones extraordinarias por la tarde hasta que no se refuerce el servicio y se complete la plantilla estructural del servicio. Mientras, por su parte, el Servicio Aragonés de Salud confía en poder llegar a una solución esta misma semana para poder retomar la actividad de tarde, que es la que sirve para reducir lista de espera, lo antes posible.

Aunque no han transcendido detalles de la negociación interna entre las partes, algunos anestesistas sí que hicieron hincapié ayer en que esta situación no es una protesta ni una huelga de celo de los profesionales, ya que aseguraron que ellos cubren y se hacen cargo de toda su jornada ordinaria de mañana, cuando se lleva a cabo la mayor parte de operaciones programadas. Destacaron que después de meses de mucho esfuerzo, a lo único que se ha negado gran parte del equipo es a hacer un trabajo extraordinario por las tardes –lo que en el mundo sanitario se llaman peonadas– para reducir lista de espera quirúrgica. Precisamente, estas intervenciones vespertinas retribuidas son las más efectivas para reducir las demoras.

Ignacio Barrasa Villar. Gerente del hospital Clínico y una gran eminencia de las incubadoras, la legionelosis, los elementos radiactivos y de los quirófanos cerrados

Sanidad, de momento, no ha adelantado lo que se les ofrecerá a los anestesistas durante las negociaciones de esta semana. Lo que parece descartado es que sean los profesionales del Miguel Servet los que se hagan cargo de más intervenciones del hospital Clínico como en principio se había puesto sobre la mesa. O, al menos, algunos anestesistas de la Casa Grande consultados por este periódico verían casi inviable esta opción por la sobrecarga de trabajo con la que ellos ya cuentan. Así, de momento, se han suspendido 40 quirófanos del Clínico de los 250 que hace de media durante toda la semana.

Muchos miembros del servicio de Anestesia del Clínico apuestan por que se complete la plantilla estructural del servicio con la contratación de los residentes que terminan su formación este mes. No obstante, esta opción choca con las normas de funcionamiento de la nueva bolsa única de especialistas que controla los nuevos contratos.

El Servicio Aragonés de Salud acordó que las vacantes tienen que cubrirse a través de este listado, que ha recibido muchas críticas por parte de los profesionales al valorarse para su elaboración solo el tiempo trabajado y no otras cuestiones, como el tiempo de investigación o los trabajos publicados en revistas científicas. Esta bolsa de trabajo, además, penaliza a los que rechazan los puestos ofertados por la Administración (pasan a ser los últimos de la lista).

El problema que se genera es que los nuevos residentes tendrían que incluirse en esta bolsa de trabajo e inicialmente se les tendría que ofrecer los puestos que hay en la actualidad vacantes, como cuatro plazas en el hospital de Teruel.

Incentivar los periféricos

Sin embargo, según se ha comprobado con esta y otras especialidades, hay muchas reticencias por parte de los profesionales en ocupar los puestos de centros periféricos. Algunos facultativos prefieren incluso irse fuera de la Comunidad aragonesa. Precisamente, en ese sentido, Evangelino Navarro, de CSI-F, recordó que es necesario avanzar en ese sentido y que el Servicio Aragonés de Salud contrate personal en “mejores condiciones económicas y temporales” para los puestos de difícil cobertura. En eses sentido, los responsables de Salud están negociando con los sindicatos el plan de incentivos. No obstante, ya se han tenido que tomar algunas medidas extraordinarias para poder cubrir algún puesto. A los urólogos de Zaragoza que hacen guardias en Teruel se les ha tenido que dar algunos complementos económicos extras para compensar el desplazamiento y la estancia fuera de su casa.

Origen: C. F. B. El plante de los anestesistas sigue mientras el Salud confía en llegar a una solución en breve | Noticias de ARAGÓN en Heraldo.es

Celaya se lamenta con una cara pero con la otra sigue amortizando plazas

Por Pedro Navaja

El Consejero de Sanidad Sebastián Celaya tiene dos caras. Una de cara a la galería y a la prensa no p0ara de crear comisiones o comenzar a diseñar planes que nunca se terminan. Los profesionales no pueden mas. Esta misma semana Medicina Interna de Jaca pedía a los médicos de familia que no enviaran mas pacientes que no podía mas. Ahora son los anestesistas del Clínico

Con la otra cara, con la verdadera sigue pegando tijeretazos mortales a la sanidad aragonesa. Incluso le da estocadas como el adelanto de la edad de jubilación con el único fin de amortizar plazas y acabar con la medicina publica. PP y PSOE quieren  reducir a mínimos la sanidad publica con el fin de que los ciudadanos se busquen la vida en las compañías de seguro privadas.

«Se acabó la buena voluntad»

Los anestesistas del Clínico aseguran que la falta de efectivos «viene de lejos», por lo que la decisión de no participar en operaciones por las tardes «se veía venir. Esto explota ahora, pero ya lo advertimos»

«Todo esto no es nuevo. Sufrimos una merma de efectivos desde hace mucho tiempo y así lo hemos ido advirtiendo a la Administración hasta que, ahora, la situación ha explotado. Pero viene de lejos». Jesús –nombre ficticio– trabaja desde hace varios años como anestesista en el hospital Clínico de Zaragoza y, como el resto de sus compañeros, no participará en operaciones por la tarde como acción de protesta contra la falta de estos profesionales.

La medida, adoptada según el colectivo por la jefa de servicio, se toma, pues, cuando los anestesistas han decidido decir basta ante una situación que viene de lejos. «Estamos con menos gente de la que deberíamos estar. Antes, las tardes se pagaban aparte –lo que se conoce popularmente como peonadas– pero, ahora se une que los traslados no se cubren, que nos empezamos a hacer mayores, las bajas maternales y todo eso se acumula y provoca una merma de efectivos», incide.

Además, el personal se queja de que la nueva configuración de la bolsa de trabajo «obliga a ir al lugar que te mandan y, si no aceptas, te envían al último lugar de la lista, pero hay hospitales centrales que requieren profesionales especializados y es el jefe de servicio quien está más capacitado para decidir quién debe ocupar determinados puestos».

Por eso, los anestesistas entienden que «se acabó la buena voluntad» y exigen un cambio de postura. «Por ejemplo, si ahora salen tres residentes, que los dejen porque hacen falta. Esto no es un capricho de nadie. Hablamos de un servicio de anestesia central que cada día presenta un parte de quirófano, es decir, aquí se opera cada día y necesitamos gente para cubrir todos los puestos de trabajo», insiste.

Porque, además, las perspectivas no son halagüeñas en cuanto a la dotación de profesionales. «En los próximos diez años se jubilará alrededor de la plantilla», subraya. En la actualidad, el servicio cuenta con 40 profesionales y se necesitarían, al menos, cuatro más.

El plante de los anestesistas está programado para toda esta semana, aunque desde el Departamento de Sanidad se insiste en que todo podría quedar solucionado en las próximas horas. «Supongo que quieren seguir con las peonadas y con las jornadas de deslizamiento –nuevos contratados que trabajan por la mañana o por la tarde–, pero tenemos más actividades y no llegamos a todo», expone Jesús.

Origen: J. OTO.«Se acabó la buena voluntad». El Peeriódico de Aragón
Anuncios

Resumen de la OPE de facultativos

3 May

El enlace a las OPES de todas las especialidades y una matriz resumen con todas las plazas.

Enlace a la OPE de Facultativos

 

La resonancia del hospital Clínico continúa parada doce días después de la avería

3 May

Sanidad instalará mañana un segundo camión móvil para intentar paliar la demora que se ha generado por el parón.

Ignacio Barrasa, Sebastian Celaya y Isabel Gutiérrez Cía tres eminencias mundiales de la políítica y gestión sanitaria

La resonancia del hospital Clínico de Zaragoza continúa parada doce días después de la avería. El fallo se detectó el pasado viernes 21 en las tarjetas que utiliza el dispositivo para las pruebas diagnósticas. Está previsto, según informaron desde el Departamento de Sanidad, que la pieza llegara ayer por la tarde. Así, estimaron, la máquina podría estar operativa hoy por la mañana.

Ante los trastornos que ha generado la avería de este aparato, ya que se han tenido que suspender decenas de pruebas, Sanidad ha decidido reforzar a partir de mañana por la mañana el servicio e instalar un segundo camión de resonancia, que funcionará en turno de mañana y tarde (hasta las 23.00). Esta instalación móvil se sumará a la que ya normalmente se encuentra a las puertas del hospital.

La previsión de Sanidad es que la máquina fija se pueda reparar lo antes posible y que durante diez días se mantengan las tres resonancias disponibles a pleno rendimiento para intentar recuperar el ritmo que se ha perdido estos días. De hecho, el servicio de Radiodiagnóstico había tenido que suspender hasta el martes 25 de abril 77 pruebas, por lo que ahora se pueden superar ya el centenar de casos, ya que lo habitual es que se hagan 40 citaciones al día. Además, hay que tener en cuenta que muchos de los pacientes pendientes de este estudio están ingresados, con el coste extra que esto puede generar.

La resonancia magnética es una prueba de diagnóstico por imagen muy demandada por los facultativos, ya que tiene múltiples utilidades y sirve para conocer el estado de los distintos tejidos. Es importante para diagnósticos de Traumatología, Oncología (ya que permite analizar si hay tumores o el estadio de estos) o el sistema nervioso, entre otras aplicaciones. Se trata de un tipo de prueba similar al escáner o al TAC, que en lugar de funcionar por radiación trabaja con ondas. Ofrece una información muy precisa y que requiere de un análisis más largo.

Mucha lista de espera

Además, los sindicatos recuerdan que esta es una de las pruebas diagnósticas que acumula una mayor lista de espera en Aragón, que se prolonga hasta un año. “Esta situación agrava el problema”, comentaron los representantes sindicales, que subrayaron también la “falta de radiólogos” como otro de los retos pendientes.

No en vano, esta situación de prolongada espera para conseguir una prueba diagnóstica en el sector III (que tiene como referencia el hospital Clínico) esperaba paliarse o al menos mejorarse con la incorporación de una resonancia en el centro de especialidades Inocencio Jiménez, inaugurado hace dos años para dar servicio a una población de 300.000 vecinos de Zaragoza y provincia. Aunque ya se habló de esta previsión el año pasado, todavía no se ha concretado cuándo se podrá instalar esta nueva máquina en el centro de la avenida de Navarra.

Origen: La resonancia del hospital Clínico continúa parada doce días después de la avería | Noticias de ARAGÓN en Heraldo.es

¿Eres del PSOE o vecino de algun mandamás y quieres ser directivo?. Es tu oportunidad

3 May

El Consejero de Sanidad ha sufrido una revelación. Despues de una vida nombrado a directivos según carnet políticos del PPSOE ahora le ha dado por “formalizar” estos contratos con concursos de libre designación.  El plazo de presentación de solicitudes será de quince días naturales, contado a partir del mañana (día siguiente al de la publicación de esta resolución en el “Boletín Oficial deAragón”.

Gerencia de Urgencias y Emergencias Sanitarias

Huesca y Barbastro

Calatayud

Sector II

Desde Heraldo de Oregón animamos a que los vecinos, amigos, afliados al PSOE soliciten el cargo que les guste. El problema es que la vida util del Presidente de Aragón Javier Lamban esta supeditada a que se ha apuntado a los seguidores de Susana Diaz que si pierde las primarias Pedro Sánchez le cortará la cabeza

Financiación de récord para buscar una cura del cáncer en Zaragoza

3 May

El proyecto ‘Cadence’ pretende utilizar catalizadores para intoxicar las células tumorales. El Consejo Europeo de Investigación dota con 2,5 millones de euros a la institución pública

Luis Miguel García Vinuesa y Jesús Santamaría ayer en la presentación del pooyecto Candence

La Universidad de Zaragoza ha obtenido el proyecto mejor financiado de su historia hasta el momento, con casi 2,5 millones de euros, para investigar una posible cura contra el cáncer. El programa Cadence trata de ahondar en un tratamiento que utilizará la catálisis para destruir el tumor desde su interior.

Jesús Santamaría, catedrático de Ingeniería Química del Instituto de Nanociencia de Aragón (INA), ha recibido su segunda ayuda concedida por el Consejo Europeo de Investigación (ERC). En este caso se trata de una Advanced Grant, una subvención otorgada a científicos que tengan, como mínimo, diez años de trayectoria profesional con reconocido prestigio.

El método que propone Cadence consiste en introducir, en el paciente, células madre con un catalizador en su interior, lo que Santamaría definió como «una partícula metálica recubierta de un óxido para facilitar una reacción o cambiar el resultado de tal reacción». En el momento en el que se introdujeran en el organismo, las células madre actuarían de vehículo para llegar hasta el tumor.

Las células cancerígenas se extienden a través de la sangre, al crear capilares ocupando cada vez más espacio. Santamaría explicó que las partículas del tumor originan conductos «más rápido de lo normal, lo que provoca que la estructura no sea tan buena y tenga agujeros». Los expertos aprovecharían esta condición para crear catalizadores más pequeños que dichos «agujeros» y puedan introducirse en el interior. En ese momento, «los catalizadores, activados por rayos infrarrojos, destruirían moléculas útiles para el tumor y generarían productos tóxicos dentro del mismo», aclaró Santamaría.

cONCURSO PÚBLICo / La dotación económica permitirá aumentar el equipo de cuatro, los que iniciaron el proyecto, a once investigadores, mediante un concurso público, que se abrirá en junio. Se llevarán a cabo las pruebas con catalizadores, estudios in vitro, cultivos 3D y estudios con ratones y ratas de laboratorio.

Santamaría ha remarcado la dificultad con la que se encuentra en este tipo de investigaciones aunque ya ha dejado claro que esto «es solo una prueba de concepto y no se podrá aplicar en pacientes hasta dentro de una década, como mínimo».

En Europa, una de cada cuatro personas muere de cáncer. Expertos han investigado métodos como la quimioterapia, radioterapia, cirugía, mundoterapia, terapia de alta precisión o tratamientos hormonales hasta ahora. Sin embargo, a Santamaría, al estar rodeado de catalizadores, le llamaba la atención que «todavía no se hubieran probado para esto». El científico explicó que este proyecto ha resistido a «siete evaluaciones de siete científicos independientes y uno nos dijo que no sabía si iba a funcionar porque no se había probado nunca. La única forma de comprobarlo es arriesgándonos».

Origen: SONIA AIBAR Financiación de récord para buscar una cura del cáncer en Zaragoza – Aragón – El Periódico de Aragón

Condenan a una clínica por quemar a una clienta en una depilación láser

3 May

La mujer, que deberá ser indemnizada con 9.750 €, sufrió lesiones en ambas piernas y precisó de 275 días para recuperarse

Otro caso de quemaduras por depilación laser

Una clínica estética deberá indemnizar con 9.750 euros a una clienta que sufrió quemaduras en ambas piernas durante una sesión de depilación con láser. La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Zaragoza, Soledad Alejandre, ha absuelto a la empleada del centro que causó las lesiones, Esperanza M., de la falta de imprudencia leve que se le atribuía, al haber quedado despenalizada la conducta en la última reforma del Código Penal. No obstante, la condena a compensar económicamente a la perjudica, declarando como responsables civiles subsidiarios al titular de la clínica, Jaime R. M., y a la compañía de seguros AMA.

La magistrada considera probado que, en el mes agosto de 2013, la usuaria I. V. contrató con la empresa clínica Dr. Ruiz Montoya un tratamiento de depilación láser que debía aplicarse en cuatro sesiones. Por este servicio la clienta abonó 315 euros, que pagó en efectivo con su tarjeta de crédito antes de comenzar el tratamiento.

En septiembre, empezó a someterse al proceso de depilación láser y recibió las dos primeras sesiones, en las que todo transcurrió con normalidad y con las que no tuvo ningún problema. Sin embargo, en la tercera sesión, recibida ya en diciembre, le causaron quemaduras en forma lineal en ambas piernas debido a que la trabajadora, según detalla la sentencia, aplicó erróneamente sobre la superficie de la piel un lápiz de color marrón para marcar la zona a depilar. Esto provocó que la energía del láser fuera absorbida por el pigmento del lápiz. La trabajadora, Esperanza M., fue denunciada por estos hechos.

Restos hiperpigmentados

Según recoge el fallo judicial, las quemaduras en ambas piernas evolucionaron hacía heridas hiperpigmentadas que precisaron de una cura farmacológica para quitarle el pigmento, que fue controlada por un dermatólogo. Las lesiones precisaron de un periodo de 275 días de estabilización y a la denunciante le ha quedado como secuela un perjuicio estético leve derivado de los restos hiperpigmentados que todavía persisten, si bien en menor intensidad. La juez también considera probado que la trabajadora que hizo esa sesión de depilación láser tenía un contrato de trabajo como recepcionista de la clínica.

El abogado de la denunciante, Carlos Vela, calificó los hechos de una falta de lesiones por imprudencia y solicitó una indemnización de 9.750 euros, cantidad que incluye los 318 de gastos médicos, 789 por las secuelas y 8.643 por las lesiones.

En sus fundamentos de derecho, la magistrada argumenta que la denunciada «omitió» las más elementales normas de precaución que deben adoptarse para practicar la técnica de la depilación láser y que hubieran evitado el resultado lesivo. En este caso, según quedó demostrado en la vista oral, habría sido suficiente con utilizar un lápiz de color blanco para marcar las zonas de tratamiento, evitando de esta forma que la piel pudiera absorber la energía láser y provocar quemaduras. La sentencia puede ser recurrida.

Origen: M. G. C. Heraldo de Aragón
A %d blogueros les gusta esto: