Archivo | 12:51

EL FIASCO AUTONÓMICO ARAGONÉS

21 Abr

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado y escritor. Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

Dentro de unos días celebraremos de nuevo el Día de Aragón, y creo es hora de poner sobre el papel más bien sobre el ordenador, la opinión que a muchos miles de aragoneses –seguramente cada vez a más- nos produce este curioso fenómeno del autonomismo español.

En el caso aragonés, que creo es trasladable a las 17 autonomías, y a las dos ciudades autónomas, Ceuta y Melilla, una profunda decepción.

Creo que a muchos no nos parecen nada buenos los resultados.

Hemos conseguido hacer un país absolutamente ingobernable, pero que es un verdadero paraíso para los abogados y otras profesiones parecidas: 18 normativas legales y reglamentarias, la estatal y las 17 autonomías, de forma que no hay quien se aclare ante ningún asunto.

Tenemos 18 directores generales de carreteras por ejemplo, pero no podemos arreglar ninguna vía, pues no hay dinero.

También un SALUD en cada autonomía, pero un sistema sanitario que todavía sigue funcionando por la profesionalidad y competencia de los profesionales, no por los políticos que, en general, no saben ni lo que llevan entre manos.

Una gran cantidad de competencias compartidas entre dos o tres administraciones, que es “ideal” para cuándo pasa algo, y todo el mundo procura escurrir el bulto.

Un sobredimensionamiento de las administraciones públicas, pero eso sí, sin suprimir ningún ayuntamiento (aunque ya no quede población; si hace falta se empadrona a las ovejas y cabras, que para algo están); con 38 diputaciones provinciales que todos sabemos que no sirven para nada, pero que dan de comer a 60.000 empleados públicos; con un senado que es como la isla de los piratas, a donde van a parar todos los delincuentes políticos retirados, jubilados o echados de las poltronas regionales correspondientes… En fin, para que seguir, que me entra la depresión.

En Aragón estamos francamente contentos, sobre todo los políticos y aspirantes a serlo.

Hemos descubierto numerosos “yacimientos” de empleo:

  • 10 consejeros, creo recordar.
  • 66 directores generales (más o menos).
  • 67 diputados autonómicos o diputados aldeanos (para diferenciarlos   de los nacionales).
  • 100 asesores, más o menos, sólo en el gobierno regional.
  • 150 altos cargos en las 38 empresas públicas que creo todavía subsisten.
  • 1.500 empleados en dichas empresas, la mayoría ingresados en ella por rigurosa oposición, digo enchufe (en que estaría yo pensando).

En fin, para que seguir.

¿Van las cosas mejor que cuándo éramos parte de un estado centralista, en el que todas las decisiones importantes se tomaban en Madrid?

No, ni mucho menos.

Ahora hemos sustituido en centralismo madrileño por el centralismo zaragozano, y sino que les pregunten a los de Huesca y Teruel…

Todo ello mantenido por una población de escasamente 1.300.000 personas, de las que nativos o indios escasamente somos un millón, y el resto son extranjeros, la mayoría de los cuales han venido aquí para “disfrutar” de nuestro estado de bienestar, ayudas sociales, asistencia sanitaria gratuita (para ellos), etc., y que por lo tanto aportan bien poco para mantener toda esta estructura elefantiásica.

Y del millón de “indios”, una buena parte son personas jubiladas, con reducidos ingresos, y expuestas a la extorsión fiscal del impuesto de sucesiones, por ejemplo, para poder sostener todo este tinglado, que hace aguas por todas partes.

Pero eso sí, han aumentado nuestras posibilidades de colocación, digo de chupar del bote, sobre todo si somos políticos o empleados públicos:

Podemos ser directores generales, diputados autonómicos, asesores (pero solo los que no tengan ni puta idea de nada), y hasta consejeros.

El cargo de presidente queda reservado al más listo (no digo inteligente, sino listo, que es otra cosa), pillo y taimado de cada casa…

Todo lo que digo en tono jocoso, por desgracia debe entenderse como algo dicho con total seriedad.

Voy a ver si me tomo un carajillo de coñac, a ver si me ánimo un poco…

Anuncios

EL ATAQUE DE LAS RANAS PSICOTRÓPICAS

21 Abr

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

En un lugar llamado España acaecen a cada momento fenómenos paranormales cuya explicación no puede hallarse dentro de los límites de lo racional. Hechos insólitos que causarían la risión al más sosainas y apático de los mortales. Como esa denuncia que planea sobre un concejal gallego por un cartel de carnavales que mostraba un monigote disfrazado de Papa dándole al tintorro copa en ristre. Si ya suena raruno que el origen de la denuncia venga de una asociación de viudas que dicen haber visto ofendida su sensibilidad religiosa, más ridículo resulta que se haya admitido a trámite. Solo puedo pensar que el monigote no es el único que empina el codo. O será algún juez cachondo con muy poco trabajo. Tengo entendido que nuestro sistema jurídico es nutrido, impecable, apolítico y no está nada, nada colapsado. ¿O es al revés?. Bueno, el caso es que, a los pocos días, vi por la tele al otro Papa. Al jubilado de lujo con mirada de asesino en serie, ya saben Benedicto equis, uve, palito, celebrando su onomástica y metiéndose entre pecho y espalda una jarra de cerveza que hubiera podido servir de jakuzzi  para todas las viudas ultrajadas y alguna amiga a punto de enviudar. Y me pregunté: ¿Qué habrán sentido tan respetables damas al ver al pontífice emérito dándole al drinking?. ¿Habrá implosionado su sensibilidad religiosa al comprobar que deja a la altura del betún al mamarracho del cartel carnavalesco? ¿Y el juez? ¿No piensa imputarlo de rebote por alterar la paz espiritual de estas delicadas damiselas? ¡Ay señor!

Yo a veces he pensado que es el agua. Alguna sustancia diluida que  provoca que vivamos en una especie de realidad alternativa que con frecuencia se transforma en un mal viaje. Ahora los hechos empiezan a encajar. Porque agua hay de por medio. Todo un canal que lleva el nombre de Isabel II y que, por lo que tengo oído, se ha tornado en una pestilente charca de la que no paran de salir ranas, sapos y hasta renacuajos. Pero, ¡Ojo con estos anfibios!. No estamos hablando de batracios comunes e inofensivos. Si casualmente los chupas o te rozas con su brillante y tersa piel te inoculan su psicotrópico veneno hasta dejarte más “colgaó” que una paraguaya. Eso le debió pasar a la pobre Esperanza. La otrora lideresa terminator, ha tenido que ir a declarar por todo este lío de sus manos derechas. Le han salido rana.  Al parecer, a la pobre marquesa de la boca de fresa le pasa como al rey Midas. Pero en vez de convertir en oro lo que toca, Esperanza transforma en sapo todo lo que besa. Donde pone el ojo… ya pueden preparar celda en Soto del Real porque  el elegido acabará saltando de la charca directo a sus instalaciones.  Esta pobre sexagenaria no había sufrido tanto desde su lenta e implacable fuga de los agentes de movilidad. No había mas que verla. Alicaída, con un hilillo de voz casi imperceptible, abandonando su clásica chulería racial para mostrar desamparo, luego también ante las cámaras, llorando trémulamente,

Casi llega a enternecerme. Pero casi, porque enseguida he recordado las palabras que Aguirre le dedicó a Carmena desde el cariño, como es ella: A la política hay que venir “lloraó” de casa. ¡Toma castaña! Consejos vendo, para mí no tengo.

Al final el Partido Popular, más que una charca de ranas, es un pantano putrefacto donde la justicia va pescando lentamente todo tipo de alimañas. ¡Y las que quedan por sacar! Alguna hasta posó en una famosa foto en las Azores. Tiempo al tiempo.

Y más medios a la justicia. Porque mientras se pierden recursos y se alargan los procesos que atañen a temas vitales para él estado, no se puede permitir que patochadas como el dichoso cartel de carnaval, contar chistes o decir que el Valle de los Caídos es una mierda como la copa de un pino sean cuestiones que atasquen el sistema. Es indecente.

Y puestos a imputar chorradas, a estas alturas, viendo la proliferación de anuros chungos que tiene este partido, podrían imputar a sus votantes por enaltecimiento de algo. Del gangsterismo organizado por ejemplo. Esta banda le daba sopas con honda al mismísimo Capone. Si llegan a coincidir en el espacio-tiempo el pobre Al no se hubiera comido nada. O a lo mejor tendría un ministerio. El de Hacienda le vendría al pelo.

Mientras Espe lloriquea, Mariano es llamado a declarar y hasta a Marhuenda se le están cayendo los palos del sombrajo, el portavoz del PP, Rafael Hernández, ha salido al paso del derrumbe de su partido haciendo las siguientes declaraciones: Estamos muy preocupados por la situación de Venezuela. Señor Hernández, desde el cariño también: ¡ Váyase a la mierda!

¡Croa, croa cantaba la rana… croa, croa en un canal de Madrid..! Pero tranquilos. Los de Ciudadanos no van a romper el pacto porque dicen que es mejor tener controlado al bicho que sacarlo del poder. ¡Vaya! Otros que chupan sapos con fruición. Pero en vez de darles piquitos en sus resbaladizos morros, estos felones sapos ponen el culo. Un trasero corrupto que atufa. ¡En fin! Pues si hay que chupar se chupa, ¿no? Lo de la transparencia puede esperar. Tampoco hay que ponerse tan tiquismiquis en las cosas de pareja.

Dicen que en la política se deben hacer extraños compañeros de cama. ¿Pero zoofilia anfibia?.¡Agh!.. ¿No será pasarse un poco de la raya?

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos

LA “JURISPRUDENCIA” DEL PROMOTOR DE LA ACCIÓN DISCIPLINARIA DEL CGPJ

21 Abr

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

Hay una jurisprudencia que interesa, y mucho, a los jueces, y es la que emana del Promotor de la Acción Disciplinaria.

En realidad no deberíamos hablar de jurisprudencia, pues como todos sabemos es la que emana del Tribunal Supremo, sino más bien de “criterios” del citado Promotor, hacia el cual debo expresar, en primer lugar, mi máximo respeto, pues creo pesa sobre sus hombros una carga muy grande, posiblemente excesiva.

El año pasado acudí en tres ocasiones al Promotor, y no precisamente para felicitar a ningún juez, y debo reconocer que los tres asuntos están ya resueltos, con un resultado siempre favorable al poder judicial, que ha ganado por goleada: 3 a 0.

Es decir, siempre ha considerado que no había que expedientar a nadie, y que la jueza en cuestión, doblemente denunciada, y una sección civil de una determinada audiencia provincial, habían actuado correctamente, y no procedía por tanto abrir expediente disciplinario alguno.

El último de los asuntos llevaba el número mil y pico, de lo que se deduce que diariamente se registran unas tres quejas, por término medio, incluidos los días feriados, es decir, inhábiles…

¿No sería mejor que en vez de un solo Promotor hubiera dos o tres Magistrados, lo que podría servir, además, para aquilatar las resoluciones, y evitar el excesivo poder de esta figura, que vacía de competencias el Servicio de Inspección del CGPJ, que supongo seguirá existiendo y funcionando…?

Acato y respeto, pero no comparto, las citadas resoluciones, que supongo serán también los “criterios” del citado Promotor, y voy a comentarlos someramente, dando mi punto de vista como iletrado (ahora que no nos lee nadie). Para mí, como para cualquier analfabeto jurídico, el Derecho es, o debe ser, sobre todo sentido común. Y cuando falta el sentido común, que es el aplicado por la generalidad de la población, es que algo falla.

No se puede legislar contra natura, aunque en este país, antes llamado España, lo estamos viendo todos los días, por desgracia: se llama “matrimonio” a las uniones de homosexuales y lesbianas, pero en cambio las parejas de hecho (que según las malas o buenas lenguas son millones las personas que están en esa situación), permanecen en el limbo jurídico; se legisla sobre las operaciones de cambio de sexo, y se financian con dinero público, mientras que personas que esperan un trasplante o una operación de corazón fallecen en las listas de espera; se acaba de disponer que los alumnos suspendidos en la Eso puedan pasar al Bachillerato, sin problema alguno, y demos gracias a Dios que no se legisle, también, que cualquier burro con alas tiene “derecho” a ser graduado universitario, preferentemente en Derecho, faltaría más… En fin, el acabose.

En el primer y segundo casos el Promotor entiende que una jueza puede comportarse en la sala de vistas con el mismo apasionamiento que los abogados de las partes, criterio que no comparto.

Un juez no solo debe de ser imparcial y objetivo, sino también parecerlo.

Todos tenemos un mal día, aunque esta jueza los debe de tener muy a menudo (ahora mismo acabo de recibir un correo electrónico de una señora que también va a denunciarla), pero todos esperamos de la jurisdicción que dejen sus problemas en su casa, o en su despacho, y no los lleven a la sala de vistas.

En el segundo asunto, sobre esa misma jueza, que no se ha abstenido de intervenir, a pesar de haber sido denunciada con anterioridad, el Promotor sostiene el “criterio”, legal pero irrazonable, por lo menos desde mi punto de vista, de que al no haberse sancionado a la jueza, no hay motivos para que no siga resolviendo, como si tal cosa.

Un juez no solo debe de ser honesto, sino también parecerlo. Es posible que yo fuera un mal juez sustituto –aunque nadie se quejó de mí, al menos que yo sepa-, pero si alguien me hubiera denunciado, desde luego que me hubiese apartado del procedimiento, por entender que no iba a poder actuar con imparcialidad, probidad y objetividad. Pero claro, hubiera sido una decisión tomada desde el sentido común, que tal vez la Sala de Gobierno del TSJ correspondiente hubiera invalidado, obligándose a seguir actuando en el pleito concreto y determinado…

Según el Promotor, aunque te denuncien todas las veces que quieran, sino eres sancionado por ello, no hay problema alguno. ¡Curiosa forma de ver la realidad, que creo se aparta bastante del sentido común!

¿O es que todos somos seres angelicales, que estamos por encima el bien y el mal, que no profesamos fobias y filias, simpatías y antipatías, en función de nuestra relación con una determinada persona, abogado, procurador, fiscal, etc.?

En el tercer y último caso, una sección que denuncia a un abogado ante su colegio profesional por haber criticado una resolución de la secretaria judicial (perdón, de la letrada de la administración de justicia), el Promotor no entra al trapo, cual toro bravo, y dice que es un acto jurisdiccional, y que por tano no debe conocer del asunto. Y, obviamente lo archiva.

¿Puede utilizarse el enorme poder que la Constitución y las leyes dan a los jueces para emplearlo en contra de abogados molestos, por ser moscas cojoneras del sistema…, pero que se expresan libremente en el ejercicio de su profesión, y en defensa de su cliente, en este caso él mismo?

Yo creo que no. Y es más, si los 150.000 abogados que hay en España, se dedicaran a quejarse de todas las actuaciones presuntamente irregulares, desatenciones, comienzo de las vistas con retrasos notables, suspensiones de juicios sin avisar, dilaciones en la resolución de los recursos, procedimientos y sentencias, de los 5.500 jueces que tenemos, creo haría falta una docena de Promotores de la Acción Disciplinaria…

José Luis Domíguez Gabás Jefe de Urgencias de Huesca “a dedo”. Es vecino de los ex Consejeros Larraz y Escó

21 Abr

El Zar Chano I El Inutil

Por Pedro Navaja

El Gerente de Huesca ha nombrado a José Luis Dominguez Gabás mediente el procedmiento de libre designación. Dominguez comparte urbanización con Jefazos del PSOE en Nueno (Huesca) como los exconsejeros Alberto Larraz y Carlos Escó. El nuevo Jefe de Urgencias vive en el 147 de una urbanización privada y Larraz en el 143 de la mismaEscó. Otro ilustre vecino es el tambien ex Consejero socialista que vive en la Urbanización Carlos Escó y su esposa Eva Almunia (Candidata a la Presidencia de Aragón) vive en el nº 149 de la misma urbanización; Escó fue condenado por el Caso Plaza.

 Todas estas importantes figuras estan incluidas en una super famiglia cuyo jefe era Marcelino Iglesias (conocido pastor de Bonanza y minitor de esquí en Cerler), ex Presidente de Aragón, cargo que ha heredado Javier Lamban

Larraz es el Jefe del lobby de incompetentes de la política sanitaria Aragonesa. Sus miembros mas ilustres son Luisa Noeno, Alfonso Vicente y Sebastián Celaya. La norma fundamental de esta famiglia es la defensa y obediencia al grupo por encima de la formación y capacidad. El actual Jefe del loby sanitario en Aragón de esta familia es Sebastian Celaya famoso por su incompetencia, sus Chanadas y recordado por la legionelosisis del Clinico que fue record mundial.

Deseamos a Dominguez los mayores exitos en el lobby de vecinos de Nueno – Bonanza.

`

A %d blogueros les gusta esto: