Archivo | 07:36

Los médicos se rebelan ante la publicación, con nombres y apellidos, de cuánto les pagan las farmacéuticas

3 Abr

La patronal farmacéutica establece que la información sobre los abonos será personalizada desde 2017 y sin autorización de los interesados

Las sociedades científicas y el consejo que aglutina a los colegios médicos dudan de la legalidad de revelar lo que reciben para congresos o colaboraciones sin permiso expreso del profesional

PP y Ciudadanos acordaron que el dinero para congresos no tribute y Hacienda ha ideado una fórmula para fiscalizarlo pero sin obligar a los médicos a pagar impuestos por él

Los médicos se revuelven ante la idea de que aparezca publicado el dinero que  reciben de las empresas farmacéuticas. El nuevo código de Farmaindustria obliga a pormenorizar individualmente estos datos desde enero de 2017 y, además, no es necesario el permiso de los sanitarios a los que inviten a un seminario, abonen un viaje a un congreso o paguen por colaborar con ellos.

Agrupaciones como la Federación de Asociaciones Científico Médicas (Facme) o el Consejo General de Colegio Médicos (OMC) –que integra a los colegios de médicos de toda España– se están rebelando ante la idea de ver el nombre de los profesionales asociados a un pago por parte de uno o varios laboratorios.

Facme –que aglutina a 41 sociedades médicas– cuestiona incluso que esta publicación pueda hacerse. Tienen “serias dudas sobre la legalidad de la desagregación de datos a nivel individual sin su autorización”, explican. El código de la patronal farmacéutica que regula esta transparencia (voluntaria para las empresas) recoge que “las transferencias de valor que realicen los laboratorios a los profesionales sanitarios a partir del 1 de enero de 2017 no requerirán su consentimiento previo y se publicarán de forma individual”.

Esto significa que Bayer, Glaxosmithkline, Sanofi o Novartis emitirán una relación de personas con todo lo que les hayan abonado. Y así todas las farmacéuticas: listado y dinero.

En 2015, 190 laboratorios revelaron sus pagos a profesionales, sociedades científicas y asociaciones de pacientes por valor de casi 500 millones de euros. El dinero destinado a sanitarios llegaba en forma de congresos u honorarios (además de la investigación y desarrollo). A pesar de que cada empresa publicó largos listados de médicos, el 90% de esas cantidades apareció de manera agregada, es decir, un total global sin individualizar porque entonces esa información requería la autorización de cada beneficiario.

El siguiente paso implica que se publicará todo lo que haya percibido el sanitario a título individual en un año. Pero se hará con todos los conceptos juntos sin especificar cuánto corresponde a formación a congresos, cuánto a alojamientos,  dietas u honorarios.

Uno de los aspectos que más roce está provocando es el de los gastos para asistir a congresos. Las sociedades médicas repiten que esto es inversión en formación. “Abogamos por una clara separación entre actividades promocionales de la industria y actividades formativas”, insisten. Las partidas incluyen las matriculaciones, los desplazamientos y el alojamiento.

Acuerdo Ciudadanos-PP para no tributar

Los grupos parlamentarios de Ciudadanos y el PP aprobaron en febrero una iniciativa que insta al Gobierno a que este dinero quede  libre de tributación para los profesionales.

La diputada socialista Miriam Conchel recordó entonces que Hacienda ya había aclarado que esto no era posible, ya que solo quedan exentos de tributación los fondos formativos “abonados por el empleador en el marco de una relación laboral”, cosa que no se da entre un médico del sistema público y un laboratorio. A pesar de ello, la iniciativa salió adelante.

Sin embargo, el Gobierno ha ideado la manera de cuadrar esta estrategia al permitir que los beneficiados se desgraven el valor de lo que reciban de los laboratorios. Según contó la portavoz del PP en la comisión de Sanidad del Congreso, Eugenia Romero, a Redacción Médica, el Ministerio de Hacienda entiende que esas transferencias tienen que estar sujetas a fiscalidad, pero “los sanitarios no tienen que pagar estas tributaciones”.

La Federación de Asociaciones Científico Médicas insiste en que las sociedades “deben ser quienes determinen la mejor manera de transparentar la información”. El consejo de los colegios médicos de España dice que “comulgamos con la postura de la Facme” sobre la publicación de las transferencias de valor. Su presidente, Serafín Romero, ha dicho además que los cantidades “para formación no pueden ser penadas ni fiscalizadas en el peor sentido de la palabra. No pueden convertirse en un castigo para el médico”. Aunque luego admite que “otra cosa es que haya habido comportamientos…”.

La Agencia Española de Protección de Datos amparó la iniciativa de las compañías. Redactó un dictamen en el que analizó que la publicación sin consentimiento del médico respetaba la normativa. La consultora PwC, al analizar esta medida, explicó que la omisión de permiso se sostenía por el hecho de informar previamente a los afectados, ofrecer una cantidad general por persona sin desglose y no permitir que los datos puedan ser tratados.

A la Facme no le convence y amaga con “pedir dictámenes alternativos”. “Estamos obligados a defender la honorabilidad de nuestros socios”.

Origen: Raúl Rejón.  El.Diario.es  Los médicos se rebelan ante la publicación, con nombres y apellidos, de cuánto les pagan las farmacéuticas

Derecho a la información

Manolo Varoufakis

Los ciudadanos españoles tienen escasa información de la calidad de sus hospitales y de sus médicos lo cual afecta a su capacidad de elegir facultativo, centro e incluso a dar su consentimiento informado antes de una intervención quirúrgica. Tampoco saben si reciben dinero en efectivo o en especies por parte de las empresas del sector armaceuticias, equipamiento biomédico, prótesis, etc.

El comprador de servicios sanitarios (de su propio dinero o a traves de los impuestos) tiene derecho a conocer todos los aspectos relevantes de su compra. Debe tener a su disposicón el nivel de calidad de su médico y si tiene o no relacciones con las empresas del sector con el fin de poder elegir. Claro que en España no se puede ni siquiera elegir médico. Nos ocultan todo y nos limitan la elección. Con lo dicho en este parrafo nadie deberia decir que tenemos la mejor sanidad del mundo. Si a lo comentado añadimos las largas lista de espera (a pesar de estar troceadas) nos convertimos en lo peor de nuestro entorno.

La absoluta falta de información del nivel de calidad de los médicos españoles y de sus relacciones monetarias o en especies con el sector hacen que los cidadanos esten absolutamente desinformados a pesar de que son los que pagan.

La calidad de los médicos en US

La sanidad publica USA facilita datos que permite conocer la calidad de cada médico y de cada hospital que trabaja para Medicaid  es decir la excelente red  asistencial pública para jubilados y que atiende a 65 millones de estadounidenses.

Una rápida búsqueda por Internet en la página ProPublica.org permite saber que quizás no sea una buena idea que nos pongan una prótesis de rodilla en el Centure Health Penrose St. Francis Health Services ya que en ese centro trabaja el Doctor Steven Waskow que tiene una tasa de morbimortalidad ajustada por riesgo superior al resto de profesionales en Estados Unidos.

ProPublica

En ProPublica.org constan los datos de complicaciones de 16.019 cirujanos, 63.103 pacientes reingresados por complicaciones y 3.405 éxitus en las intervenciones mas frecuentes como prótesis de cadera, prótesis de rodilla, colecistectomía laparoscópica, hernias discales con diferentes localizaciones o resecciones protáticas de diversos tipos. La búsquedas se pueden realizar por localización geográfica por cirujano, por hospital o por tipo de intervención. También es posible saber si las complicaciones de un mismo cirujano son diferentes según el hospital lo cual nos da un punto de vista acerca del centro.

Lo comentado no quiere decir los cirujanos con mas complicaciones y mortalidad ajustada por riesgo  debieran estar en la carcel por mal praxis sino que sus resultados son peores. Su  salario tiene una parte fija (50%) y otra variable (50%)  que depende del número de enfermos que atiende. Los galenos “mas torpes” operan menos ya que los pacientes se informan antes por internet y por tanto ganan menos. Los facultativos con mala praxis no ganan nada ya que estan en prisión o suspendidos en su ejercicio.

El dinero que perciben los médicos US del sector

Por si fuera poco es posible saber si el ortopeda Steven Waskow recibió algún dinero ligado a algún laboratorio farmacéutico o empresa de prótesis. Los pacientes pueden acudir a la página ProPublica y ver que Steven Waskow recibió 12 $ de una marca de Ibuprofeno (Caldolor, Cumberland Pharmaceuticals Inc) y 179 $ de la empresa Knees fabricante de prótesis de rodilla. Conocer estos datos en España es imposible.

El Código Ético de Farmaindustria prevé que la Industria Farmacéutica publicar voluntariamente el dinero entregado directa o indirectamente a los médicos. La mayoría de las laboratorios no detallaran el dinero entregado a los facultativos de forma individual sino global.

El PP y el PSOE ocultan la información

En España y en Aragón estas cosas suenan a ciencia ficción y eso que tenemos la mejor sanidad del mundo aunque nadie lo pueda demostrar. El PP ha ocultado este tipo de información y el PSOE también. Los ciudadanos son para ellos una especia de mal necesario para votarles y olvidarse de ellos hasta las próximas elecciones.

Este tipo de información debe ir acompañada de libertad de elección de facultativo cosa que es muy dificil en CCAA como Aragón ya que esta sectorizada y la adscripción a un sector u otro no depende de la libertad sino del lugar de residencia. La libertad de elección de centro podria ser posible si el PP hubiera convertido en realidad su proyecto de Área Única aunque seria complicado penalizar a los cirujanos “mas torpes” ya que la retribución es tipo funcionarial, es decir para todos café. Cambiar el sistema retributivo en la sanidad publica con un gran porcentaje variable es misión imposible por rechazo de los profesionales, por la cultura sindical y especialmente por el peligro de que los politicos utilizaran el sistema para premiar a los suyos y castigar a los críticos. Este es al menos el estilo de personajes como Celaya.

La asimetría de la información sanitaria entre pacientes y profesionales es un fallo del mercado sanitario que justifica la intervención del estado. La democracia incipiente y el escaso espíritu democrático de los partidos clásicos hacen que los políticos oculten información relevante a los ciudadanos. Una solucioes n que mitigue la asimetria es informar a los ciudadanos con datos relevantes del nivel de calidad de sus centros y de sus médicos para que puedan elegir con información

Anuncios

Más del 50% de los médicos de Familia de Aragón trabajan en el medio rural

3 Abr

La dispersión geográfica y la deficiente tecnología son algunas de sus desventajas.

Juan Antonio Madueño trabaja como médico rural desde hace años.Antonio García/BYKOFOTO

Hace tan solo unos días, la organización mundial Wonca destacó el trabajo de un zaragozano como médico rural. Una profesión que aseguran se lleva en la sangre y que aporta muchas cosas personal y profesionalmente, aunque como reconocen los propios facultativos también cuenta con muchas desventajas, como la dispersión geográfica y una deficiente tecnología en las consultas. Actualmente, más del 50% de médicos de Familia de la Comunidad trabajan en el medio rural para atender a casi 560.000 aragoneses que viven en esas zonas.

En concreto, según datos aportados por el sindicato de médicos Fasamet, en Aragón hay 533 médicos que pasan consulta fuera de las capitales de provincia, que por contra suman 432. Eso, sin contar los facultativos de Atención Continuada (otros 213 en el medio rural) ni pediatras (75). Una proporción de efectivos que, según asegura el presidente de Fasamet, Leandro Catalán, no nos hace únicos porque Castilla y León tiene, por ejemplo, una distribución parecida entre urbanos y rurales. Pero en el caso de Aragón, hay que sumar otras “peculiaridades” que sí nos condicionan, como el envejecimiento de la población y la dispersión geográfica.

“Habría que compensar esas variables a la hora de valorar la financiación de la Comunidad”, explica el presidente de Fasamet, Leandro Catalán, pero también compensar el “esfuerzo extra” de los profesionales rurales que se hacen cargo de varios pueblos. De hecho, recuerda que son la mayoría de estos facultativos, por no decir la totalidad, los que tienen que poner su vehículo para recorrer las localidades en las que pasan consulta. “Se paga el kilometraje, pero es mínimo. Se tienen que hacer su seguro, poner el coche, hacerse cargo del desgaste de este… y todos los gastos derivados. Además, de exponerse él mismo a estar en la carretera”, explica Catalán, que pone sobre la mesa la necesidad de que el actual mapa sanitario de 1986 se revise para hacer una mejor distribución de los recursos y de los centros de salud de la Comunidad.

En numerosas ocasiones, los médicos rurales han denunciado, además, que las condiciones de trabajo no son las más adecuadas: el personal en muchos casos es escaso y están previstas muchas jubilaciones en los próximos años, algunos consultorios no están bien acondicionados (hace frío o las dependencias son obsoletas) y el equipamiento o el instrumental son deficitarios. Además, Catalán recuerda que en algunos son frecuentes los fallos de cobertura y falta la tecnología necesaria para trabajar con normalidad.

«Me gusta el trato cercano con la gente»

La mayoría de profesionales trabajan en el medio rural por vocación. Aseguran que se ofrece una buena sanidad aunque reconocen que hay algunas deficiencias.

Juan Antonio Madueño es un Médico de Atención Continuada (MAC) del centro de salud Ensanche de Teruel que conoce bien el medio rural turolense. Ha hecho frecuentes sustituciones en consultorios de pequeñas poblaciones cercanas a la capital. Asegura que la sanidad que se ofrece es buena y el trabajo de los profesionales es magnífico, aunque reconoce que una de las cosas que más echa de menos son equipos informáticos más modernos. Explica que, ahora que ha llegado la banda ancha a muchas localidades, se encuentra, sin embargo, con ordenadores «muy lentos» que dificultan la labor burocrática que también deben realizar los médicos. «A veces hay que tener la receta tradicional a mano, porque, en determinados momentos, la electrónica puede resultar más complicada», aclara.

En los últimos meses, ha atendido pacientes de San Blas, de Bezas, y esta semana se desplazó a Celadas, una población de 300 vecinos, que «en verano se multiplica por cuatro». «En el medio rural, no tiene nada que ver el invierno con el verano», destaca. Explica que mientras en los meses fríos la mayor parte de sus pacientes son pensionistas y familias con niños llegadas de países del norte de África o Rumanía, en verano es frecuente tener que atender a abuelos que se hacen cargo de sus nietos durante julio y agosto y, a veces, se ven desbordados por esta labor. No obstante, destaca que unos y otros son «muy respetuosos con la tarea del médico y muy buenos pacientes, porque cumplen al pie de la letra las pautas dietéticas y farmacológicas que se les da».

Indica que, al igual que él, muchos médicos que trabajan en el medio rural lo hacen por auténtica vocación. Y es que no es tarea fácil, pues los desplazamientos a pequeños municipios dispersos por el territorio son frecuentes y el profesional los realiza con su propio coche, si bien la Administración paga el kilometraje. Los facultativos suelen, además, procurarse su propio instrumental –fonendoscopio, pulsiómetro o tensiómetro– a fin de conocer mejor el aparataje y poder sacar de él el máximo provecho.

Cada día pasan por la consulta de Celadas una media de 20 pacientes. Madueño señala que en los pueblos pequeños el enfermo acude al consultorio, muchas veces, «para hablar». «Hay ocasiones en las que las personas mayores se sienten solas y confiesan al médico sus preocupaciones y temores. El trato tan cercano con la gente y charlar con las personas es lo que más me gusta de la medicina rural», concluye.

Origen: C. FONTENLA Y M. A. MORENO Más del 50% de los médicos de Familia de Aragón trabajan en el medio rural | Noticias de ARAGÓN en Heraldo.es

EL PP SE CISCA EN EL FUTURO DE NUESTROS HIJOS

3 Abr

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

El PP, ese gran fraude a todos los españoles, vuelve a jugárnosla.

En lugar de echar a todo el personal interino, contratado, sustituto, eventual, de confianza, etc., para así aligerar notablemente el gasto público (y porque son los únicos a los que se puede echar, dicho sea de paso), promete hacerles fijos, es decir funcionarios de carrera, o contratados laborales fijos. Con dos cojones.

¡Qué más da que andemos más cerca que lejos de los cuatro millones de empleados públicos, cuando hace más de cuarenta años, en 1075, no llegábamos ni al millón y medio! El papel lo aguanta todo…, y por lo que se ve, España y los españoles, también.

Basta con darse una vuelta por cualquier empresa privada, bancos, aseguradoras, etc., para darse uno cuenta de la gran cantidad de mesas vacías, y de la notable reducción de empleo que se ha realizado en todas partes, precisamente para reducir costes…, mientras que en el sector público es todo lo contrario: cada día hay más empleados (y digo empleados, para no ofender a los auténticos trabajadores), pasando la mañana, gastando calefacción, aire acondicionado, teléfono, y dando de comer a las cafeterías próximas al “trabajo”, que eso al menos es de agradecer.

Y ahora a RAJOY Y MONTORO, CHAPUZAS A DOMICILIO, no se les ha ocurrido otra brillante idea que hacer fijos a los 300.000 interinos que parece ser existen en España, “transformándoles” en fijos, supongo que a través de unos concursos-oposición, debidamente amañados, para que la práctica totalidad se quede en los puestos que ocupan, interina o temporalmente.

Excuso decirles que una buena parte de ellos son enchufados, es decir personas que deben su puesto a amistades, relaciones políticas, etc., y que por tanto lo único que se pretende es dejarles el futuro asegurado, ante el previsible cambio de gobierno en las próximas elecciones, pues este gobierno no creo que pueda aguantar toda la legislatura…

¿Y qué pasa con los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, en el acceso a los empleos públicos, tal y como predica la Constitución vigente…? Pues les importa una higa, y digo una higa por no decir una mierda. Que también.

Muy claramente lo han dicho los voceros gubernamentales, y lo han repetido hasta la saciedad los tertulianos a sueldo del PP: “se trata de hacer fijos a los interinos”.

Es decir, no se piensa en convocar unas oposiciones libres, a las que puedan concurrir nuestros hijos, por ejemplo, sino de transformar a los actuales empleados interinos y temporales en fijos, a través de algún procedimiento especialmente maquinado para la ocasión, supongo que un gigantesco concurso-oposición, en donde se valoren fundamentalmente los servicios prestados, con lo cual los opositores libres no tienen nada que hacer.

¿Hasta cuándo, Rajoy, vas a seguir agotando nuestra paciencia…?

¿ERES UN FANÁTICO?

3 Abr

Antonio Tejedor Garcia. Escritor y Profesor

Antonio Tejedor García

Antonio Tejedor García

Cuando una persona defiende con tenacidad desmedida sus creencias u opiniones, lo llamamos fanático. Dicho así, puede sonar demasiado tajante y radical; entre otras cosas por la ambigüedad de los adjetivos y porque se puede ser fanático en un tema y tolerante en otro, no todo es blanco o negro en nuestra vida.

El fanatismo es un tema complejo y profundo y no es mi intención penetrar en esos vericuetos, sino simplemente apuntar algunas consideraciones que puedan llevarnos a una reflexión personal. Empecemos por mostrar lo evidente, las características que lo definen con mayor claridad.

Los estudiosos del tema nos dicen que ser fanático implica la adhesión incondicional a una causa, la que sea. Una adhesión que supone, de facto, el desprecio hacia las demás, como si la suya fuera, no la idea mejor, sino la única. Se siente, además en la necesidad de imponerla y para ello si ha de echar mano de la violencia, la echa. En casos extremos, el fanatismo llega hasta la muerte de otras personas (tenemos ejemplos a diario, pero quisiera quedarme en unos términos más cercanos a nosotros, a nuestra casa, a nuestro entorno)

Si preguntáramos a un familiar, a un amigo, a uno mismo, sería difícil que cualquiera se definiera como fanático. Incluso es posible que se enfadara porque en la pregunta puede ver implícita una afirmación. Sin embargo, hay quien dice que esa respuesta rápida negativa bien pudiera resultar una pequeña señal de que en el camino estamos. Sería interesante que perdiéramos (o ganáramos) unos minutos para decirnos ante el espejo si nuestro deseo de imponer las propias ideas es habitual, si despreciamos a quienes son diferentes a nosotros por el mero hecho de serlo, sin tener un mínimo conocimiento de los que piensan o sienten o desean, si nos han dicho alguna vez que tenemos una mente cuadriculada y que nos ceñimos a unos esquemas rígidos, si nuestras ideas son incuestionables y no hay nada que discutir, si desconocemos lo que es el espíritu crítico y aceptamos lo que nos dicen nuestros ídolos o líderes sin pasarlo por el tamiz del propio cerebro.

El fanatismo está presente en distintos aspectos de la vida. Hay fanáticos de un club de fútbol, de cantantes, de grupos musicales, deportistas. Hay fanatismo religioso, personas que creen que las suyas son las únicas creencias válidas y, además, sagradas, intocables y jamás aceptan una crítica o una broma referente a cualquier aspecto de su religión porque se sienten insultados. El fanatismo religioso es el que más daño ha ocasionado a lo largo de la historia de la humanidad y ha dado lugar a cientos de guerras, de condenas y muertes como sucedió con la Santa Inquisición o, en la actualidad, con un sinfín de actos terroristas como vemos con los de la yihad. Aunque hoy en día, aquí, en España, el fanatismo más preocupante es el tipo político.

Hay investigaciones sobre el comportamiento del cerebro de un fanático y algunas conclusiones, a pesar de no poder otorgarles el certificado de científicas, resultan sorprendentes. Y un neurotransmisor, la dopamina, podría jugar un papel importante en el proceso, pues las neuronas que la manejan están relacionadas con las emociones que experimentamos y se activan cuando el organismo obtiene placer con alguna acción. Además, lo hacen en mayor medida cuanto más inesperada es la recompensa (una victoria imprevista, por ejemplo). La repetición de recompensas, lejos de contentar al fanático, le fuerza a alcanzar más y más, a convertirlo en insaciable, a no estar nunca satisfecho, lo que, de alguna manera, conlleva el propio castigo.

La palabra fan, en español, es un acortamiento de la inglesa fanatic y lo usamos, sobre todo, para el deporte, como una forma de desdeñar la propia palabra u ocultarla en un escenario en el que nosotros no representamos la obra y por tanto no nos afecta. Vale. Los auténticos fans, los realmente peligrosos, son los que proceden de la cantera religiosa y la política y ocupan parcelas de poder. Por una razón sencilla: sus comportamientos afectan a nuestras vidas, a nuestra libertad, a nuestras ideas y a nuestros actos. Además, según psicólogos y expertos que han estudiado la materia, son incorregibles, sus mentes han adoptado una estructura característica y podrían pasar de un tipo de fanatismo a otro, pero resultaría extremadamente complicado dar el paso de fanático a tolerante. En cualquier terreno serían ellos y los otros; los míos y los que están contra mí.

Entre los de a pie, podemos reconocerlos –reconocernos- en los enfados continuos ante la menor contradicción, en los insultos y descalificaciones en vez de la discusión o confrontación de ideas, en el desprecio al diferente sea moro, negro o rumano (los sudacas ya están mejor considerados), sea facha o podemita, sea homosexual o lesbiana. Añadimos otro rasgo más al fanático: la falta de empatía. Se ve incapaz de ponerse en el lugar y la situación del otro. Puede pegarle un botellazo en la cabeza al moro de turno o al hincha del equipo rival y a continuación ir al bar y comer un bocata y una cerveza sin que la conciencia le diga ni mu. A pesar de las apariencias, no son psicópatas; de hecho, pueden mostrar cariño o comprensión entre los de su tribu. Lo que sí son enfermos. El fanatismo es un trastorno cultural, adquirido a través del aprendizaje en casa, en el ambiente donde te mueves, en la sociedad.

¿Soluciones? En palabras de los psicólogos, para dejar de ver el mundo al revés se necesita resetear y reconfigurar el cerebro, darle un aprendizaje alternativo. ¿Vamos por ahí?

Apuntes sobre la corrupción sanitaria en España (I): Consideraciones preliminares

3 Abr

El autor arranca con esta entrega una serie de seis tribunas de opinión en las que repasará ejemplos que, a su juicio, constituyen focos de posible corrupción en el sistema sanitario nacional. Cúpula política, órganos de dirección y gestión, sociedades científicas, industria farmacéutica y ejercicio profesional serán protagonistas de su punto de vista en las próximas semanas.

Por Amando Martín Zurro. Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria

La corrupción, en su sentido más amplio, es un problema universal y tan antiguo como la misma humanidad. Afecta a todos los ámbitos del quehacer social y, por tanto, también al de la sanidad. Este artículo es el inicial de una serie en la que se abordarán algunos de los elementos principales que caracterizan a la corrupción sanitaria, con referencia especial a nuestro país, en distintos ámbitos: político, dirección y gestión de centros y servicios, ejercicio profesional, sociedades científicas e industrias y empresas farmacéuticas. Esta compartimentación no deja de ser artificiosa en la medida en que, en muchas ocasiones, la corrupción cruza simultánea y transversalmente varios de los ámbitos mencionados, pero puede sernos de alguna utilidad para analizar los diferentes tipos de comportamientos corruptos más frecuentes en cada uno de ellos así como sus posibles causas y las medidas que se podrían arbitrar para prevenirlos o abordarlos correctivamente.

Definición y tipos
Existen numerosas definiciones de corrupción y corrupto. Para la primera vamos a utilizar la establecida en el Diccionario de la Real Academia Española y que es del siguiente tenor: “En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores“. Una aproximación al concepto jurídicamente más correcta sería la que califica como corrupta toda acción u omisión realizada por un actor público que incumpla las normas jurídicas y viole las obligaciones del cargo, con abuso de posición y la finalidad de obtener beneficios privados, personales o para un grupo.

Frecuentemente se habla también del concepto de corrupción cultural y estructural y se suele entender como tal aquella que está firmemente arraigada en las relaciones públicas y privadas y que suele ser ejercida por grupos poderosos que incluso pueden llegar a cambiar el marco legislativo en su beneficio, transformando en legales actuaciones que no lo eran. La definición de corrupto se refiere a aquella persona que realiza, se deja o ha dejado sobornar, pervertir o viciar por prácticas corruptas.

En el ámbito de la corrupción general y sanitaria aparecen frecuentemente ligados a este epígrafe otros conceptos con connotaciones éticas y jurídicas como los de prevaricación (delito consistente en que una autoridad dicte a sabiendas una resolución injusta), apropiación indebida (delito que comete el que toma posesión de un bien que le ha sido confiado temporalmente), malversación (delito que comenten los que sustraen, o consienten que un tercero lo haga, bienes públicos que tienen a su cargo), robo o hurto.

Que España es un país en el que la corrupción y los corruptos son “el pan nuestro de cada día” parece no admitir discusión alguna. Solamente hay que mirar los medios de comunicación y consultar las redes sociales. Nuestro país se sitúa en un puesto de “honor” en las escalas mundiales de corrupción y en el informe de 2016 de Transparencia Internacional ocupa el lugar 41 sobre 167 estados, concretamente entre Costa Rica y Georgia, siendo uno de los más corruptos de Europa. Cuando este tipo de análisis se aplica comparativamente a las naciones y regiones del estado español se observa que Cataluña lidera el ranking en número de personas procesadas seguida por Andalucía y Madrid.

Andalucía es la que tiene más procedimientos abiertos por corrupción, seguida de Valencia y Cataluña. No me ha sido posible encontrar datos comparativos similares referidos a la corrupción sanitaria en las distintas zonas de España. Si la corrupción general es tan frecuente en España sería sorprendente por improbable que un sector económico y de servicios tan importante como el sanitario estuviera libre de este problema.

“Un pastel apetitoso”
La corrupción sanitaria, como la general, genera importantes problemas para el funcionamiento efectivo y eficiente de las instituciones, centros y servicios del sistema de salud y pone en riesgo la utilización correcta del gran volumen de recursos presupuestarios. Nadie puede poner en duda que nos encontramos ante un pastel bien “apetitoso” para la actuación de grupos y personas que pretendan utilizar en su provecho los bienes públicos. Los perjudicados más directos por la corrupción son los ciudadanos y, sobre todo, los que tienen menor nivel adquisitivo.

La corrupción no sale gratis y ocasiona perjuicios graves tanto en el ámbito económico como en la misma imagen que proyectan el sistema sanitario y sus profesionales y en la consideración que le guarda la ciudadanía. Es la antítesis del necesario buen gobierno de la sanidad. Esta relevancia del problema justifica ampliamente reflexionar sobre las distintas formas de corrupción existentes en la sanidad a partir de los casos conocidos públicamente que, mucho me temo, son solamente la punta visible de un iceberg de considerables dimensiones contra el que puede chocar con riesgo de hundirse el Titanic sanitario español.

Origen: Apuntes sobre la corrupción sanitaria en España (I): Consideraciones preliminares – DiarioMedico.com

Un total de 4.667 personas se presentan al examen de la oposición de auxiliar administrativo del Salud

3 Abr

Un total de 4.667 personas se han presentado este domingo, 2 de abril, al examen del concurso oposición de la categoría de auxiliar administrativo, convocada por el Servicio Aragonés de Salud y que se ha realizado en diferentes facultades de la Universidad de Zaragoza

Un total de 4.667 personas se han presentado este domingo, 2 de abril, al examen del concurso oposición de la categoría de auxiliar administrativo, convocada por el Servicio Aragonés de Salud y que se ha realizado en diferentes facultades de la Universidad de Zaragoza.

En esta convocatoria, en la que se acumulan la Oferta Pública de Empleo (OPE) extraordinaria del 2011, la OPE del 2014 y la del 2015, el Salud oferta 386 plazas: 260 para turno libre, 22 reservadas a personas discapacitadas, 2 para víctimas del terrorismo y 102 para promoción interna.

En concreto, han sido 4.667 los que han acudido a la prueba de las 10.843 personas admitidas inicialmente.

Origen: La Vanguardia. Un total de 4.667 personas se presentan al examen de la oposición de auxiliar administrativo del Salud

BOA con nombramientos y listados de OPEs de Celadores y Auxiliares Administrativos

3 Abr

El BOA de hoy publica dos dedazos: uno de Subdirector de Tecnología Sanitaria del Centro de Gestión Integrada de Proyectos Corporativos y otra de supervisora de enfermeria. También se nombran dos nuevos Jefes de Sección de Gnecología en el hospital Clínico. Por último  se publican los listados de admitidos y excluidos de las OPEs de Celadores y Auxiliares Administrativos

Dedazos

ORDEN SAN/362/2017, de 14 de marzo de 2017, del Consejero de Sanidad, por la que se nombra a D. Samuel Moñux Salvador, Subdirector de Tecnología Sanitaria del Centro de Gestión Integrada de Proyectos Corporativos del Servicio Aragonés de Salud.

RESOLUCIÓN de 8 de marzo de 2017, de la Gerencia de Sector de Zaragoza I del Servicio Aragonés de Salud, por la que se resuelve el procedimiento de provisión, por el sistema de libre designación, de un puesto de Supervisión de Unidad de Enfermería, en la plantilla orgánica del Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza.

La señalada por el dedo es María de los Ángeles Pérez Milla

Jefes de Sección de Ginecología en el hospital Clínico

RESOLUCIÓN de 8 de marzo de 2017, de la Dirección Gerencia del Servicio Aragonés de Salud, por la que se resuelve el proceso selectivo para la provisión, con carácter temporal, de un puesto de Jefe de Sección de Ginecología Oncológica del Servicio de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Clínico Universitario “Lozano Blesa” de Zaragoza.

La Ganadora es Carmen González Morán

RESOLUCIÓN de 10 de marzo de 2017, de la Dirección Gerencia del Servicio Aragonés de Salud, por la que se resuelve el proceso selectivo para la provisión, con carácter temporal, de un puesto de Jefe de Sección de Medicina Materno Fetal del Servicio de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Clínico Universitario “Lozano Blesa” de Zaragoza.

El ganador es Manuel Ángel Romero Cardiel

Admtidos y excluidos en OPE de Auxiliar Administrativo y Celador

RESOLUCIÓN de 7 de marzo de 2017, de la Dirección Gerencia del Servicio Aragonés de Salud, por la que se modifica la Resolución 24 de febrero de 2017, por la que se declara aprobada la relación definitiva de admitidos y excluidos para participar en el proceso selectivo, convocado por Resolución de 4 de febrero de 2016, para el acceso a la condición de personal estatutario fijo en plazas básicas de la categoría de Grupo Auxiliar Administrativo de la Función Administrativa en centros del Servicio Aragonés de Salud de la Comunidad Autónoma de Aragón, para su provisión por turno libre, de discapacidad y de víctimas del terrorismo.

RESOLUCIÓN de 7 de marzo de 2017, de la Dirección Gerencia del Servicio Aragonés de Salud, por la que se modifica la Resolución 24 de febrero de 2017, por la que se declara aprobada la relación definitiva de admitidos y excluidos para participar en el proceso selectivo, convocado por Resolución de 4 de febrero de 2016, para el acceso a la condición de personal estatutario fijo en plazas básicas de la categoría de Celador en centros del Servicio Aragonés de Salud de la Comunidad Autónoma de Aragón, para su provisión por turno libre, de discapacidad y de víctimas del terrorismo.