Archivo | 11:45

EL DELITO DE ORGANIZACIÓN CRIMINAL. (Interpretación y aplicación)

10 Mar

Por Miguel Bernad Remón, Abogado y Secretario General de Manos Limpias

Miguel Bwrnad Remón

Miguel Bernad Remón

Este nuevo ilícito penal, cuya competencia a tenor de lo preceptuado en la Ley Orgánica del Poder Judicial, compete a la Audiencia Nacional, se está interpretando y aplicando, en muchos supuestos de una parte retorciendo los requisitos para darles encaje en el delito, y en otros muchos casos se mira para otro lado de manera palmaria.

El delito de organización criminal, requiere de una serie de elementos, a saber:

  1. Estructura organizativa,
  2. Reparto de tareas,
  3. Existencia de un líder con sus correspondientes lugartenientes,
  4. Permanencia en el tiempo,
  5. Finalidad: Cometer delitos
  6. Existencia de tres personas o más.

Es evidente, que en las redes u organizaciones de tráfico de drogas, de tráfico de armas, de prostitución, de blanqueo de capitales y de terrorismo, entre otros, se produce una estructura, con unos fines determinados y que actúan de manera permanente para cometer delitos.

Lo que por contra, no se puede incluir en organización criminal en base a una interpretación estricta y literal del precepto, son casos donde más de tres personas han cometido un delito aunque éste sea puntual y no obstante se le aplica el delito de organización criminal.

Hay que ser rigurosos, y muchos fiscales y jueces, los primeros informan y los segundos resuelven encajar hechos y personas en organización criminal.

Pero vayamos a datos objetivos para dar credibilidad a lo manifestado: Los casos Iñaki Urdangarín y Diego Torres; los casos de Pujol Ferrusola; los casos de los ERE de Andalucía; los casos de los cursos de formación; los casos del 3% de “mordida” del CDC; el caso Palau; el caso Gürtel, entre otros muchos se dan los requisitos de organización criminal y no obstante ello, no se les imputa ese delito.

Por otra parte, el caso de Miguel Bernad y otros similares, se les imputa actuaciones encajándoles en delito de organización criminal con una interpretación y aplicación del delito que a todas luces supone de un lado, inseguridad jurídica y de otro, vulneración del principio de igualdad ante la ley.

Es tan flagrante y patente la existencia de organización criminal en los “casos que yo llamaría de especial protección”, que se pone en evidencia las veinte varas de medir de la justicia española, socavando con ello los pilares básicos del Estado de Derecho.

Imagen

Financiación ilegal

10 Mar

Guardia Civil: “Las tecnologías de la salud son un foco de criminalidad”

10 Mar

El jefe de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil explica los riesgo para la sanidad de los ciberataques

Juan Antonio Rodríguez Álvarez, jefe de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

Aunque ha arrancado su intervención diciendo que iba a intentar “no asustar” a la audiencia, el jefe de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, Juan Antonio Rodríguez Álvarez, ha conseguido todo lo contrario. Su primera reflexión en la jornada sobre tecnología en el ámbito sanitario de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud no ha sido muy tranquilizadora: “El mundo de las tecnologías de la salud es un nuevo foco de criminalidad”.

Para dar muestra de la relevancia del problema ha señalado que en Reino Unido se han detectado 188 ciberataques a la sanidad de Reino Unido en lo que va de año, a falta de datos en España. En el primer cuatrimestre del año pasado se produjeron 866 problemas de seguridad en el sistema sanitario en ese país, convirtiéndose en el sector más atacado, con más del doble de las incidencias que registraron las instituciones gubernamentales. En uno de estos casos los ciberdelicuentes accedieron al sistema del hospital y a los historiales médicos mediante un ataque informático a su lavandería.

Habría mucha gente dispuesta a pagar mucho dinero por el expediente sanitario del rey”

El objetivo de estos ataques son económicos porque los “expedientes de salud están a la venta en internet” y porque los maleantes pueden pedir dinero a cambio de recuperar datos robados. Para ilustrarlo ha narrado un hipotético caso en el que el rey se tiene que tratar en un hospital y alguien consigue acceder a su historial. “Habría mucha gente dispuesta a pagar mucho dinero por el expediente sanitario del rey”, ha afirmado.

Para realizar ataques de este tipo “no se necesita tener unos conocimientos muy avanzados de tecnología, pero sí la picaresca suficiente para cometer los delitos”. Ha recordado otro caso en el que “un chaval que había ido a buscar unos análisis a un centro de salud y le dejaron un ordenador para que los viera”. Cambiando dos parámetros, el chico consiguió acceder a todo el sistema y descargarse los historiales. Afortunadamente, se dirigió a la Guardia Civil para avisarles y estos se pusieron en contacto con el centro para arreglar la brecha de seguridad.

Origen: Carlos Corominas. Cristina Cebriá. Redacción Médica. Guardia Civil: “Las tecnologías de la salud son un foco de criminalidad”

LAS MUJERES DEL INFIERNO

10 Mar

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

La última mujer que fue quemada viva en una hoguera inquisitorial en España se llamaba María de los Dolores López. Corría el año 1781 cuando esta muchacha ciega, a la que delató un amante clérigo, fue condenada por los siguientes motivos: Mantener relaciones sexuales con el diablo, beber extraños brebajes propios de hechiceras y sobre todo, por poner huevos.  Si las dos primeras acusaciones no eran lo suficientemente bizarras, la tercera, que la mostraba como una suerte de Caponata satánica, no podía ser menos pinturera. Durante más de dos años la joven fue torturada con las técnicas más crueles y refinadas para persuadirle de que confesara sus aberrantes desviaciones. Pero la obstinada ciega no rebló en defender su inocencia y acabó siendo “purificada” en la hoguera.

En 1968 una guerrilla feminista pasó a la acción utilizando los conjuros como armas. Su historia forma parte de la cara oculta de la lucha por la liberación de las mujeres. Se trata del movimiento W.I.T.C.H. (Conspiración Terrorista Internacional de las Mujeres del Infierno) Y lejos de copular con Satán y sembrar su ovípara semilla, se dedicaban más bien a abrirse paso a codazos entre el patriarcado imperante. Empezando por una izquierda radical que aceptaba a las féminas pero no contaba con el feminismo.

Cambiar bombas por hechizos puede parecer pueril y poco terrorista. Pero estas brujas no eran convencionales. Realizaban acciones directas: boicots, manifiestos, ocupación de redacciones de periódicos, protestas delante de Wall Street, escritura de textos, ruedas de prensa…Las mujeres del W.I.T.C.H. comprendían que su herencia era ancestral. Y que otras muchas, desde la Edad Media a nuestros días, han sido perseguidas por su subversión al papel que le adjudicaba el sistema. Eso es lo que le ocurrió a María de los Dolores López, la tozuda invidente que prefirió arder entre llamas a reconocer las gilipolleces de las que le acusaban. O como sucede actualmente en Arabia Saudí, en Irán, Etiopía y varias decenas de países. Lugares donde el machismo y el fanatismo religioso las encierra bajo un burka, justifica la lapidación por haber sido víctima de una violación o por un supuesto adulterio y donde azotan públicamente a una mujer por pretender conducir un coche.

También en los países musulmanes surgen guerrilleras subversivas. Un ejemplo:  Durante la revuelta argelina contra el colonialismo francés, las mujeres lucharon y murieron junto a los hombres en la clandestinidad, conscientes de que su propia igualdad futura estaba en juego. Al ganarse la independencia, sus “hermanos revolucionarios” las enviaron de vuelta a la cocina. Sus herederas brotaron en la primavera árabe en forma de blogueras que informaban a la población de lo que estaba ocurriendo. En Túnez y en Egipto mujeres con velos, vaqueros o minifaldas, de todas las edades, acudían en manada a las concentraciones. Tomando consciencia de que el laicismo es el único camino para encontrar la equidad. Éstas son las  “brujas” del Islam. Unas subversivas que lanzan hechizos de libertad e igualdad para intentar cambiar su situación. Aún a costa de saber que se juegan la vida en ello.

Explicar a estas alturas que el feminismo no significa odio ni resentimiento hacia los hombres me aburre, con todos mis respetos, un huevo. Sin embargo nunca está de más hacer pedagogía. Tal y como yo lo veo, el feminismo es un movimiento de liberación sobre el abuso ejercido por un sistema patriarcal sustentado por hombres pero con la complicidad necesaria de muchísimas mujeres.

Por poner un ejemplo reciente. Si cuando el alcalde de Almansa, Francisco Núñez, hubiera empezado a largar ese discurso, a lo Paco Martínez Soria, sobre el papel de esposa y madre que cabe esperar de la mujer en el mundo actual, la señora del moño que tenía al lado le hubiera propinado una terapéutica colleja, se hubiera evitado el disgusto de verse retratado como una gañán, Pero ella mantuvo la compostura con sonrisa hierática y look de los cincuenta. Cómo si de un momento a otro nos fuera a contar que estaba superfeliz porque su marido le había regalado una plancha nueva por el día de la mujer trabajadora. Lo dicho, complicidad necesaria.

Decían las mujeres del infierno que basta repetir tres veces “soy una bruja” para pasar a serlo. A mí no me hace falta. Además  de subversiva y toca pelotas tengo un club de trolls que no tiene duda alguna. Escoba y gato negro no me faltan. Lo de poner huevos, sinceramente, aún no lo controlo. Pero tiempo al tiempo. Se que soy carne de hoguera desde el nacimiento. Seguro que más temprano que tarde acabaré ardiendo en el infierno.

anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos

¡QUÉ SE VAYA, Sr. Celaya!

10 Mar

Por Delia Gil. Autora de la serie de artículos sobre el mobbing en la sanidad aragonesa

Delia Gil

Si la moda del mobbing la comenzó Noeno, en su etapa de Consejera, Celaya siempre ha sido uno de sus ejecutores más fieles. Pero este hombre es de los que tiran la piedra y esconden la mano y por eso siempre ha salido bien parado.

¡Allá por donde vaya, arrasa el Sr. Celaya! Es como un ciclón, que consigue amargar la vida a trabajadores y pacientes y destrozar todo lo que toca a su paso. Actualmente se encuentra en plena faena de expoliar la sanidad pública de Aragón, cosa que logrará sino conseguimos retirarlo a tiempo.

Que Celaya es un trepa no cabe la menor duda, pues dejó pronto el trabajo de base para ir saltando de flor en flor: Subdirector del Área Quirúrgica del Clínico, Gerente del Royo Villanova, Gerente del Clínico, Gerente del Sector III, Gerente del CASAR y ahora Consejero. Su vida laboral no tiene desperdicio, se lo ha montado siempre bien para cobrar mucho y trabajar poco.

Como cualquier trepa, es una persona egoísta que no respeta a los demás. Sólo piensa en sí mismo y en conseguir lo que quiere a toda costa; caiga quien caiga.

La RAE define al trepa como arribista, es decir como una persona que progresa en la vida por medios rápidos y sin escrúpulos. Son maestros en el arte de desenvolverse socialmente en su propio beneficio, dando patadas a diestro y siniestro. Tienen una falta absoluta de escrúpulos y de vergüenza y están fuertemente dotados para el oportunismo.

Quienes padecen de arribismo son personas egocéntricas, con muy poca capacidad para empatizar con las necesidades de los demás, y por tanto de los trabajadores y pacientes, ya que son narcisistas y por ello se focalizan siempre en sus propios intereses. Su máxima es seguir la norma social de que tener dinero, prestigio y poder es una forma de triunfar en la vida. Triunfar a toda costa, por encima de cualquier principio moral.

Los arribistas forman parte de un grupo de gente, en este caso los políticos, que se creen que todos es válido para ellos.

Una de sus mejores actuaciones la tuvo Celaya durante el brote de legionelosis del Clínico del 2004, estando él como Gerente. Ese brote afectó a 32 personas y causó la muerte a 7 y, según el Periódico de Aragón, el Salud tuvo que hacer frente a 9 demandas por vía administrativa y otras 2 por lo penal.

La causa del brote de infección se asoció al sistema de refrigeración del hospital Clínico, cuando expertos en mantenimiento de sistemas de refrigeración de alto riesgo revelaron fallos en la limpieza de las torres.

Pues bien, la actitud de Celaya fue siempre la de negar la evidencia, cuando él como máximo responsable tendría que haber sido la persona más interesada en saber la verdad para solucionar el problema rápidamente

Celaya y su banda siempre negaron que una negligencia causara la epidemia, incluso cuando un registro de mantenimiento demostró que un operario había advertido unos meses antes el penoso estado de algunos elementos de la instalación, habiendo piezas rotas, sucias y llenas de algas y calcificaciones.

Fue gracias a un médico del Clínico, que denunció públicamente el mal estado de la instalación, que al final Celaya decidió arreglarla; pero mucho tiempo después. Es decir que Celaya reaccionó mal y tarde, causando enfermedad a muchos pacientes y provocando la muerte de siete.

Pero eso no le preocupó en absoluto porque la gente le importa un comino, pero si que hubo una cosa que le llegó al alma: el odio que cogió al médico que denunció las irregularidades cometidas por él.

Y decidió destruir al doctor y aún más, destruir a su mujer también. Decidió que los dos irían en el paquete.

Al médico le abrió dos expedientes obligándole a enrollarse en un sinfín de juicios, ganando el doctor, por justicia, la mayoría de ellos. A la mujer la echó del hospital, llegando, con sus tentáculos, a intentar impedir que le dieran trabajo en cualquier otro lugar.

Y es que los tentáculos del mal, de Celaya, son muy alargados.

Es por eso y por muchas cosas más, y sobre todo porque está destrozando la sanidad pública, que Celaya se tiene que marchar. Y esta vez se lo pido con rima, para que le suene más bonito.

¡Qué se vaya Sr. Celaya!

Las médicos embarazadas tienen derecho a cobrar guardias sin realizarlas

10 Mar

El tribunal Supremo reconoce el derecho a percibir el plus por guardias aunque no se realicen al estar embarazada

Lïnia Álvarez, médica embarazada a los 62 años no rlaccionada con la sentencia del TS pero famosa desde hace unas semanas

El Tribunal Supremo ha reconocido el derecho de una médico residente en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias, en Alcalá de Henares (Madrid), a percibir el plus por guardias de atención continuada que había dejado de realizar cuando se encontraba en la fase final de su embarazo.

En una resolución que unifica doctrina al respecto, el alto tribunal anula la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que rechazó las pretensiones de la doctora a seguir cobrando las guardias al no considerar ajustado al derecho que la mujer sufriera una disminución salarial por el mero hecho de haberse acogido a una adaptación de su puesto de trabajo por riesgo durante el embarazo y lactancia.

A juicio del tribunal, en este caso la reducción salarial que se le aplicó fue más allá de un concreto complemento y situó a la trabajadora “en un nivel de tratamiento retributivo inferior incluso a la situación de no prestación de servicios, con lo que se pone en juego el objetivo de protección de la seguridad y la salud de las trabajadoras embarazadas perseguido por la legislación nacional”.

Evitar turnos prolongados

En este caso concreto, la reducción salarial se le había aplicado a la doctora pese a habérsele concedido la adaptación de puesto de trabajo por hallarse en el octavo mes de gestación, que fue cuando se le permitió evitar turnos prolongados y guardias.

En todo caso, la mujer -que había sido informada de su derecho a evitar el trabajo nocturno y a turnos durante el primer día de embarazo– había declarado de forma voluntaria su consentimiento a continuar realizándolo bajo su responsabilidad, algo que hizo hasta la fase final de la gestación.

La sentencia del Tribunal Supremo señala que, al quitarle el plus de guardias pese a seguir trabajando, la mujer estaba cobrando en realidad menos dinero que si se hubiera encontrado de baja total, por lo que vulneró su derecho a la igualdad y a la no discriminación por sexo.

En este supuesto de suspensión del contrato “no hay duda del respeto al principio del mantenimiento de los derechos retributivos de las trabajadoras“, señala el Supremo, lo que hace difícil sostener la disminución salarial aplicada a este caso concreto.

Consecuentemente, la sentencia de la que ha sido ponente la magistrada María Lourdes Arastey anula la resolución del TSJM y declara la existencia de una vulneración de los derechos de la doctora. Además, restablece su derecho y condena a la adminstración autonómica a abonarle 1.339,03 euros mensuales por el periodo en que mantuvo aquella situación, a los que hay que sumar otros 6.251 euros por daños morales.

Origen: Redacción Médica.  Las médicos embarazadas tienen derecho a cobrar guardias sin realizarlas

Obligan al SALUD a retirar un expediente sancionador contra un sindicalista de CNT

10 Mar

Después de varios meses de movilizaciones por parte del sindicato anarquista, reclamando al PSOE, como responsable del Servicio Aragonés de Salud, la retirada del expediente disciplinario, el Juzgado Contencioso Administrativo nº 2 de Zaragoza anuló la sanción y sin que quepa posibilidad de recurso

Concentración de CNT ante el Hospital Miguel Servet. Foto: CNT.

El pasado 1 de marzo el Juzgado Contencioso Administrativo nº 2 de Zaragoza anuló dejando sin efecto la sanción y sin que quepa posibilidad de recurso, el expediente disciplinario abierto por la Gerencia del Servicio Aragonés de Salud (SALUD) al trabajador de la Sección Sindical la CNT en el SALUD a quien previamente se había sancionado.

La Confederación Nacional del Trabajo (CNT) lleva meses denunciando públicamente la injusticia y la falsedad de los motivos por los que fue sancionado uno de sus afiliados, asegurando que este expediente no era otra cosa que un acto de represión consecuencia de la labor sindical de CNT, que impulsó las demandas contra el fraude en los contratos de acumulo de tareas, y consiguiendo que éstos se transformen en contratos indefinidos no fijos, cosa a la que se opusieron tanto la Administración del SALUD como el sindicato Comisiones Obreras (CCOO).

Las reivindicaciones del sindicato anarquista eliminaban la temporalidad y disminuían la precariedad en sus contratos laborales, unidas a la campaña de información a los trabajadores y trabajadoras del SALUD, la denuncia pública de este mismo sindicato sobre el fraude de la Administración con los contratos de acumulos de tareas, en las que acusaban de complicidad a algunos sindicatos como CCOO, así como la crítica de la corrupción sindical generalizada que afecta especialmente a los mal llamados “sindicatos mayoritarios”, propició que se iniciara el proceso sancionador contra el delegado de la Sección Sindical de la CNT, que ahora el juzgado declara nulo.

Mientras la Administración del SALUD recortaba puestos de trabajo justificándose en la crisis económica, se ampliaba notablemente la contratación del personal mediante bolsa de empleo con contratos de acumulo de tareas. Algo que desde CNT aseguran que permitió que sindicatos como CCOO se beneficiasen cada vez más de esta manera de contratación pública, pues los cursos de formación que realizaban puntúan para aumentar las posibilidades de ser llamado desde esa bolsa de empleo.

Desde CNT denuncian que sus actuaciones, promovieron represión hacia sus afiliados y afiliadas desde ambos lados.  Según el sindicato anarquista, CCOO promovió una denuncia para que la Administración del SALUD abriera los expedientes sancionadores con argumentos y acusaciones totalmente falsas.

Una Administración que inició este ataque a instancias del Partido Popular (PP), y que posteriormente, al entrar el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en el Gobierno, decidió reabrir el caso pese a que ya en fase administrativa el instructor había recomendado su cierre. “Dicho de otra manera, el PSOE decidió reabrir el caso por razones de política represiva”, advierten desde CNT.

Ante lo que desde el sindicato consideran una estrategia conjunta de represión, emprendieron medidas para ganar con dignidad este conflicto, llevando en multitud de ocasiones sus protestas ante la sede del PSOE, partido que actualmente controla el Gobierno de Aragón y por tanto máximo responsable del Servicio Aragonés de Salud,  solicitando que eliminara el expediente sancionador.

Finalmente han tenido que ser los juzgados los que de manera inmediata anulen dejando sin efecto la sanción y sin posibilidad de recurso alguno el expediente disciplinario, dando la razón a los trabajadores y trabajadoras que luchan por sus derechos organizados en la Sección Sindical de CNT en el SALUD, y evidenciando las prácticas antiobreras que Administración, PP, PSOE y CCOO pusieron en práctica en este caso.

Origen: Obligan al SALUD a retirar un expediente sancionador contra un sindicalista de CNT – AraInfo | Diario Libre d’Aragón