El cinismo del cristiano viejo con la emigración

2 Mar

Por Juan Bolea. El Periódico de Aragón

Juan Bolea

Juan Bolea

La Administración Rajoy no ha elevado queja alguna frente a la Administración Trump sobre el proyecto de construir un muro en la frontera de México porque España ya tiene su propio muro en Ceuta y Melilla. Trump no ha debido enterarse aún —sus empresas han mantenido escaso contacto con España, donde apenas tiene negocios–, pero en cuanto le informen de otros precedentes de su Gran Muralla mexicana seguro que nos pone en valor como país con muro.

El cinismo de la Administración Rajoy, de la mayoría de los partidos políticos españoles, y de España en general con la emigración es verdaderamente vergonzoso. Nuestros dirigentes se llenan la boca con promesas de integración, con planes de residencia, vivienda, empleo, escolarización, libertad de culto, no a la segregación, no al racismo, sí a los derechos humanos, si al libre tránsito transfronterizo, sí a los refugiados sirios, afganos, magrebíes, sudamericanos, sí a los exiliados políticos, sí al hermano negro, amarillo, rojo, eslavo, rapanuí o esquimal, y luego nada de nada.

España, que sigue siendo un país profundamente racista, pues muchos millones de españoles todavía ven en el musulmán, en el judío, en el gitano y en el negro un peligro potencial, y basta un asentamiento, un guetto, un insulto, una reyerta para hacer saltar la chispa, o la sangre, está a la cola de las políticas de integración.

El emigrante, en España, es bueno cuando ocupa un puesto de trabajo que el español no quiere, cuando cobra poco y trabaja mucho, cuando no reza ni come ni ama (como en aquella terrible película de Ryan Murphy), cuando no vota ni se asocia con otros emigrantes que quieren ocupar un determinado espacio político o social en su país de acogida. Los emigrantes, en España, reciben de la Administración Rajoy la escrupulosa aplicación del artículo 33, un papel, otro, otro más, otro contrato, visado, tampón, revisión, convalidación, más papeles en la Delegación, en el Ayuntamiento, la revisión médica, los penales… Perdido en el laberinto de la burocracia española, el emigrante acaba echando de menos su antigua forma de vida, y se queda lo justo para ahorrar, ir tirando y salir de un mal paso. Con ellos hemos podido repoblar esas comarcas deprimidas de las que huyen los jóvenes, pero para eso hay que creer en su causa y en unas cuantas cosas más en las que no creen los cristianos viejos que nos gobiernan.

Origen: El cinismo del cristiano viejo con la emigración – Opinión – El Periódico de Aragón

Anuncios

4 comentarios to “El cinismo del cristiano viejo con la emigración”

  1. Esperanza 5 marzo, 2017 a 20:46 #

    Totalmente de acuerdo con el artículo.

  2. antegar51 3 marzo, 2017 a 10:08 #

    Antonio, quienquiera que seas, para crítico no tienes precio. Tu sartenada de insultos habla por ti. Y yo que pensaba que vivíamos en un país democrátyico donde se respetan las ideas y se combaten con palabras, sin descalificaciones bochornosas. Y que conste que a mi los pijos tampoco no me caen bien

  3. Antonio 2 marzo, 2017 a 18:44 #

    Este progre de salón me parece un auténtico chorras, y que me perdonen los chorras, es decir gente con poco sentido, de escaso contenido.

    Es un burgués, de buena familia, casado con una Registradora de la Propiedad, por cuenta de la que vive opíparamente, con tres hijos, en su día cobrando la ayuda de 100 euros mensuales por cada hijo (una imbecilidad más del imbécil de Zapatero), con servicio en casa, faltaría más.

    Y viviendo en un chalet o vivienda unifamiliar, en pleno entro de la ciudad, faltaría más.

    ¡Pero eso sí, APOYO A LOS EXTRANJEROS, SIEMPRE QUE NO VENGAN A VIVIR A MI CASA!

    Evidentemente sus hijos tampoco van a ir al colegio pijo al que van mis hijos, faltaría más, QUE TODAVÍA HAY CLASES.

    Al fin y al cabo, yo soy registrador de la propiedad, consorte, y escritor mediocre.

    • Esperanza 5 marzo, 2017 a 20:44 #

      Pues a insultante no hay quien te gane.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: