LA SENTENCIA DEL CASO NÓOS: DEMAGOGIA, POPULISMO E INJUSTICIA

17 Feb

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado, Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

         Tenía la vana esperanza de pensar que hoy iban a cambiar un poco las cosas, y que se impondría el Derecho sobre el estado de desecho en el que vivimos, pero no ha sido así.

         Como soy pesimista, la verdad es que me temía, más o menos, lo que ha sucedido.

         Una sentencia extremadamente benigna para el “Duque empal-mado” (le sale un año de prisión por cada millón mangado), más dura con su ex socio, que no tiene quien le proteja, y totalmente absolutoria, faltaría más, para la ex Duquesa pero todavía Infanta de España, la ciudadana Cristina de Borbón y Grecia (omito cualquier tratamiento, pues a estas alturas, no creo que los merezca).

         Y, por supuesto, hay que guardar las formas, se absuelve también a la esposa del otro socio, más que nada por el que dirán…

         La noticia me ha sorprendido en una cafetería tomando el inevitable cortado de las mañanas, y la reacción del populacho allí congregado, oficinistas, parados de larga duración, jubilados, etc., me ha resultado francamente lamentable: se limitaban a leer en voz alta las penas en esa especie de tribunal popular que son las televisiones, en este caso concreto Antena 3, pero ni un comentario, ni una sola reflexión, ni mucho menos cualquier opinión, crítica o laudatoria, nada de nada.

         Es evidente que estamos ante un pueblo de borregos, y que ese pueblo tiene un pastor, que se llama Rajoy. Y un amo, que es la irreal familia Borbón, que llevan más de trescientos años, que se dice pronto, viviendo a cuerpo de rey –y nunca mejor dicho-, de todos nosotros.

         Hay un detalle morboso, irónico, o más bien satírico: la condena a MANOS LIMPIAS, el único acusador de la todavía Infanta de España (y de Suiza, pues vive allí, cerca de los dos millones de euros que dicen posee allí su padre) al pago de la totalidad de las costas para esta ciudadana, a la que, dicho sea de paso, creo que la mayoría de los españoles desearíamos no volver a ver más.

          Esas costas supondrán la abultadísima minuta del despacho de ese “padre” de la Constitución, supongo que putativo, que no voy a nombrar pues me dan nauseas. Un urdidor de enjuagues de todo tipo, retorcido como él solo, y un auténtico hijo de… su madre. Gran amigo del Emérito –dime con quien andas y te diré como eres-, y que asumió la defensa como un compromiso personal con el ex Rey, pero que ahora por lo visto pretende cobrar de MANOS LIMPIAS.

         ¡Pues cómo no les embarguen el Apartado de Correos, que creo es lo único que les queda!

         El “detalle” es muy significativo, y dice mucho de la mala uva de las tres magistradas, sin duda ávidas de hacer méritos, que son relativamente jóvenes, y supongo que con muchas ambiciones profesionales y personales, y hay que hacer “méritos” ante los Borbones, que al fin y al cabo son los que dirigen el “rebaño”.

         Como jurista, profesor de derecho, abogado, ensayista sobre temas legales, es decir, aprendiz de todo y maestro de nada, la sentencia me ha producido asco y ganas de vomitar. Y, por supuesto, mucha vergüenza ajena.

         El propio juez Castro, magistrado instructor de la causa, y por lo tanto profundamente conocedor de la misma, ya ha dicho “que no entiende la sentencia”. Y yo tampoco (obviamente salvando las distancias, pues yo soy un simple becario a su lado).

         Teniendo en cuenta que la Infanta disfrutó de dos abogados defensores, dada la incompetencia del titular, y de otros dos abogados en las personas del Fiscal y del Abogado del Estado, ¿deberá pagar el sindicato los salarios de todos ellos…?

         En ese caso, pido que se deduzca de nuestros impuestos el sueldo del Fiscal y del Abogado del Estado, a ver si así, por lo menos ahorramos algo, para poder devolverle a la ciudadana Borbón los gastos que ha tenido con este asunto.

         En fin, España es ansí. Lo dejo por hoy, sin perjuicio de volver sobre el asunto cuándo esté más calmado.

         Justicia a la española. Marca España.

Anuncios

11 comentarios to “LA SENTENCIA DEL CASO NÓOS: DEMAGOGIA, POPULISMO E INJUSTICIA”

  1. No se Puede 19 febrero, 2017 a 19:17 #

    Estaba muy claro. Si el juez molesta, se le suspende. Si la infanta no tiene dinero para abogados, se le pone un fiscal que la defienda. Si la acusación particular se pone pesada, se le destruye. Don Vito victorioso una vez más.

  2. Mary Poppins 19 febrero, 2017 a 12:59 #

    Ya se veia venir que el sistema judicial quería arruinar a manos limpias.Los mangantes son muy poderosos y ganan siempre porque el pueblo está aborregado.

  3. astolgus 19 febrero, 2017 a 02:56 #

    Todo vien de la linea paterna, picha floja, depredador de calzón quitao desde cuando volvía locos a sus escoltas siguiéndole en moto a Huesca y Barcelona, después matando alifantes a costa nuestra y que se lía con una mucho más lista que él y se hace moviselfis y le saca un pastón, y con bastones ortopédicos (y sabe el diablo con que más ayudas) se lía con una alemana que esa sí que es guapa. Con todos esos antecedentes de ficha policial ha convertido al republicanismo a miles y miles de españoles, ¡tontolabayauntalabo!

  4. Antonio 18 febrero, 2017 a 21:56 #

    La Administración de la (In)Justicia española es totalmente predecible y previsible:

    SIEMPRE SE INCLINA DEL LADO DEL PODEROSO.

    ¡Y más tratándose de los Reyes, pasado y actual, y de la hija y hermana de ambos, el Emérito y el titular!

    Que país, Dios mio. Dan ganas de salir corriendo, y para no volver.

    ESPAÑA ES UNA MARAVILLA. EL ÚNICO PROBLEMA ES QUE HAY MUCHOS HIJOS DE…

  5. Santiago Molina García 18 febrero, 2017 a 18:03 #

    Yo creo que todo el mundo esperaba que la sentencia fuera un enjuague político. Desde el primer día faltó la imputación del gran jefe de la trama: don Juan Carlos de Borbón. Lo que a mí más me ha sorprendido de la sentencia es que no hayan sido absueltos todos los imputados alegando mala praxis en la instrucción. También debo decir que ayer aprendí algo nuevo: que por amor se pueden cometer las mayores ilegalidades sin que la persona que las comete sea condenada si pertenece a la nobleza. Enhorabuena por el excelente artículo.

  6. Pedro Benabarre Graus 18 febrero, 2017 a 13:24 #

    Totalmente de acuerdo con el contenido y el continente del artículo.
    Da gusto poder LEER LAS COSAS CLARAS, no como sucede en la mayoría de los medios, que le dan muchas vueltas a las cosas para no decir la verdad.

  7. Maria 18 febrero, 2017 a 12:31 #

    Totalmente de acuerdo con su artículo, solo añadir que el miedo a comentar libremente lo que ocurre con ciertos poderes del Estado , podría ser lo que impide que los ciudadanos expresen su opinión abiertamente .

    • Carlos 19 febrero, 2017 a 13:16 #

      1. Es verdad lo que usted dice.

      La práctica totalidad de los diarios en papel están prácticamente quebrados, y se mantienen gracias a las ayudas públicas: subvenciones, publicidad institucional, compras masivas de ejemplares que luego van directamente al contenedor de papel reciclado, o se regalan, etc.

      En esas condiciones, ES DIFÍCIL, POR NO DECIR IMPOSIBLE, SER CRÍTICO.

      2. Solo quedan ALGUNOS DIARIOS DIGITALES, y no todos.

      HSO, por ejemplo, es un remando de libertad y tolerancia. Lo mismo sucede en Voz pópuli, por ejemplo, o Rambla Libre, pero otros muchos, como El Confidencial, por ejemplo, censuran todos los comentarios críticos, y si insistes, te bloquean para que no puedas acceder a comentar nada. (A mi me lo han hecho con dos seudónimos distintos, pues deben de grabar la IP del ordenador).

      YO LES HE CORRESPONDIDO DEJANDO DE LEERLES, y poniéndoles a parir siempre que puedo, como ahora.

  8. J. Diego 18 febrero, 2017 a 08:37 #

    Enhorabuena por el brillante artículo. Centrado, al grano, sin demagogia y con una pizca de sarcasmo sutíl.

    Es vergonzosa la justicia en este país. Lo mas vergonzoso, aparte de la reducción de penas es la de la absolución de la infanta lo que les obliga a hacer lo mismo con la Diego Torres.

    Mas vergonzoso e inmoral es la persecución al responsable de Manos Limpias y que hagan pagar las costas.

    Todos sabíamos lo que iba a pasar y así ha sido. Si hubiera honradez el Consejo General del Poder Judicial y la Fiscalía debieran cargar contra los defensores de la Infanta, es decir el fiscal Horrach y el abogado del estado

  9. Perplejo 18 febrero, 2017 a 01:39 #

    Y bien seguro que sí.

  10. Esperanza 17 febrero, 2017 a 20:52 #

    Totalmente de acuerdo en que da asco todo. Pero no creo que sorprenda a nadie. Todos sabíamos que a Cristina no le iba a pasar nada. somos un país de borregos y eso no tiene remedio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: