EL CASO BLANQUERNA: ENTRE LA POLÍTICA Y LA INJUSTICIA

7 Feb

Ramiro GRAU MORANCHO

Abogado y escritor. Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. www.ramirograumorancho.com
Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho

         Hace años, cuando era más joven, y posiblemente más tonto, o menos quemado por la vida, creía en la justicia humana. Ahora cada vez menos.

         Hoy por hoy sólo creo en la justicia divina, y con grandes dudas, pues viendo como va el mundo, presiento que Dios está de vacaciones una buena parte del año… Si, ya se: el libre albedrío, la libertad de cada cual y todas esas monsergas. Pero lo cierto es que la sociedad es tremendamente injusta, y cada vez más, por desgracia para todos.

         Uno de estos casos sangrantes, que más me han lastimado jurídica y moralmente, ha sido el caso Blanquerna, llamado así por haber sucedido una manifestación o escrache ante la biblioteca Blanquerna, que al parecer está situada en los bajos del edificio que alberga las dependencias de la Generalidad de Cataluña en Madrid.

         Por cierto que la calle Alcalá, 44, me trae alguna reminiscencia de la época franquista. ¿No estaba allí la Secretaría General del Movimiento…, o me equivoco de número? De cualquier forma, sino era el mismo edificio, no creo estuviera muy lejos.

         Leyendo, o más bien estudiando, detenidamente la Sentencia, sigo viendo bastantes cosas raras, que dan que pensar, y no bien, precisamente:

Folio 8: tras narrar lo sucedido, bastante exagerado, en mi opinión (yo vi la grabación en televisión; no se si es que ya sabían lo que iba a suceder y les estaban esperando, o fue por casualidad), dice así la Sentencia:

         “Tras poco más de un minuto, el mentado grupo, que exhibía banderas de España y de los partidos políticos aludidos, abandonó el local coreando “catalanidad es Hispanidad” y “ser español es un orgullo”… tremendos e injuriosos lemas, supongo, que merecen el reproche penal más severo. (Entiéndase la ironía).

         Por supuesto que en un minuto se puede asesinar a una persona, y hasta intentar violar a una chica, sobre todo si uno es un eyaculador precoz, o atracar a una persona con un arma en la mano…, pero da la casualidad que ninguno de esos delitos se cometieron.

         Simplemente se empujó a un diputado al Congreso, y al delegado de la Generalidad en Madrid, desconociendo los manifestantes los cargos que ocupaban, como recoge la sentencia. Y al marcharse del lugar los manifestantes –o escrachantes, esa palabreja que ha puesto de moda la izquierda más rancia-, que ellos sí tiene derecho a manifestarte: “…arrojando uno…, cuya identidad no ha podido determinarse, un spray irritante que provocó picores, irritación, náuseas y otros menoscabos físicos en los asistentes al acto lo que obligó a suspender el mismo…”.

         La Sentencia es, cuando menos, contradictoria, pues en ese mismo antecedente primero, in fine, se dice que:

         “Posteriormente José María Bosch pronunció, en unos jardines próximos, unas palabras a los asistentes que se mantenían en el lugar”.

         De la interpretación literal del texto yo entiendo que únicamente se suspendió el mismo durante un tiempo indeterminado, que la Sentencia no fija, pero que posteriormente se continuo con la realización del acto, si bien es cierto que “en unos jardines próximos”, no se si refiere a la propia calle de Alcalá, o a algún patio interior del edificio.

         Pero en modo alguno se impidió su realización, o al menos así se deduce de la lectura literal del texto.

         Antecedente Sexto: “se señala el presente recurso para deliberación y fallo para el día 16 de noviembre de 2016, prolongándose los mismos hasta el día de la fecha”.

         Como quiera que la Sentencia es de fecha 11 de enero de 2017, ¿debemos suponer que los cinco señores magistrados de la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo han estado casi dos meses deliberando sobe un hecho puntual, que duró alrededor de un minuto…? Claro que también podemos suponer que las Navidades son sagradas, el fin y comienzo de año también, etc., y han hecho un receso en su atareada vida

       ¡Ahora empiezo a entender el tradicional retraso de la administración de justicia en España!.

         Y digo más, aprovechando la ley de transparencia, y aunque supongo que se habrán dedicado a otras causas de mayor calado y enjundia, quiero suponer, ¿sería posible conocer el coste económico de estos cinco señores durante casi dos meses de deliberación…?

         El fiscal formula recurso de casación basándose en la “indebida aplicación del artículo 22.4 del Código Penal (agravante de cometer el delito por motivos ideológicos), y por “estimar indebidamente aplicado el artículo 21.5 (atenuante de reparación del daño) en el delito de desórdenes públicos con la consiguiente inaplicación del artículo 66.3 del Código Penal”.

         Los fundamentos de derecho primero y segundo de la sentencia (fols. 16 a 20), acogen favorablemente la tesis de la fiscalía, una fiscalía que se caracteriza por su “gran comprensión” hacia la mafiosa familia Pujol, ladrones millonarios, o hacia los sucesivos presidentes y consejeros de la Generalidad, a ninguno de los cuales aplica el tipo penal de malversación de caudales públicos, pues ello podría suponer su ingreso en prisión por varios años. Únicamente se les acusa de prevaricaciones administraciones que, como mucho, y en el peor de los casos, podrían suponer una inhabilitación temporal para el acceso a cargos públicos… ¡Y es que todavía hay clases, y en el derecho penal donde más!

         Pero claro, aquí no están acusando a políticos, sino a ciudadanos, y más que a ciudadanos maduros a jóvenes, que han podido meter la pata, pero no la mano, y que, además, han actuado con fines de defensa de nuestra Patria, y de su unidad e integridad territorial, esa misma que el desgobierno de Rajoy es incapaz de defender, y lo estamos viendo todos los días.

         Resumiendo y concretando, esta sentencia hace bueno el título de mí último libro: Justicia Injusta (Grau Editores, Zaragoza, 2016), que aprovecho para recomendar a quiénes no crean demasiado en la justicia humana…

Anuncios

9 comentarios to “EL CASO BLANQUERNA: ENTRE LA POLÍTICA Y LA INJUSTICIA”

  1. Carlos 8 febrero, 2017 a 21:22 #

    Este caso es una clara demostración de la IMBECILIDAD CONGÉNITA DE LOS ESPAÑOLES.

    Nosotros “protegemos” a los separatistas, mientras que ellos se mofan del Rey, de la Constitución, del Gobierno y de la Bandera Nacional de España. ¡Y no pasa nada!

    Ellos lo hacen “por amor”, NO POR ODIO, como estos pobres chinos.

    ¡Y encima estoy seguro de que estos señores “magistrados” dormirán tranquilos por la noche!

    Que bien se vive cuando no se tiene conciencia, o se es incapaz de distinguir entre el bien y el mal.

    Las sentencias deben ser:
    – PROPORCIONALES a la escasa entidad de los hechos.
    – CON SENTIDO COMÚN, procurando atenuar el rigor de las penas. “Odia al delito, pero compadece al delincuente”.
    – JUSTAS.

    Y en este caso, y siento decirlo, creo que no se cumplen ninguno de esos tres parámetros.

  2. Antonio 7 febrero, 2017 a 13:23 #

    Estos chicos han visto agrandadas notablemente sus condenas al aplicarles los nuevos “delitos de odio”, MUY CUESTIONADOS POR LA DOCTRINA CIENTÍFICA PENAL.Circunstancias agravantes introducidas en el Código Penal por Ruiz Gallardón y el PP, y destinados a proteger a las minorías, colectivos especialmente vulnerables, negros, extranjeros, etc. O JUDÍOS, SOBRE TODO A LOS JUDÍOS, pues podemos dudar de la existencia de Dios, y no pasa nada. Podemos ser monárquicos o republicanos y no hay problema alguno.,

    Pero como dudemos del HOLOCAUSTO JUDÍO, entones se nos puede aplicar este tipo penal, y acabar con nuestros huesos en la cárcel… ¡Acojonante!

    Y a este sistema algunos le llaman LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

    • Simple supervivencia 7 febrero, 2017 a 13:53 #

      Así es. No puedes cuestionar el Holo. judío ni siquiera con los datos de la Cruz Roja Internacional que elevó a no más de 400.000 el número de judíos muertos, la mayoría de enfermedad o de hambre provocada entre otras causas por los bombardeos masivos de los aliados sobre las caravanas alemanas que transportaban alimentos y medicación.
      Un echo que se magnificó para justificar la creación del Estado de Israel y de paso, para iniciar, esta vez si, un verdadero Holocausto como el del pueblo Palestino.

    • Esperanza 7 febrero, 2017 a 22:09 #

      ¿Qué es la doctrina científica penal? ¿Hay ciencia en una doctrina penal? Y la pena por dudar en el holocausto judio, ¿cómo se aplicaría? ¿Por ejemplo poniéndolo en duda por internet? No me puedo imaginar para que sirven los delitos de odio.

      • Antonio 7 febrero, 2017 a 22:35 #

        Pues por ejemplo para cerrar la LIBRERÍA EUROPA y EDICIONES OJEDA en BARCELONA, y SECUESTRAR 15.000 libros, entre ellos veinte ejemplares del libro EL MI(NI)STERIO FISCAL, del autor de este artículo…

        Son cosas que están pasando, al día de hoy, pero como los medios no hablan de ello, pues la gente lo desconoce.

        O para que a estos 15 pobre infelices se les haya pasado de una condena simbólica a seis meses de prisión, que no hubieran cumplido, por no tener antecedentes penales previos, A PENAS DE CASI CINCO AÑOS DE PRISIÓN, que seguramente -Dios no lo quiera-, LES DESTROZARÁN LA VIDA.

        Pero en cambio a los que queman Banderas de España, se mofan del Rey o de la Unidad Nacional, seguramente nadie les acusará de DELITOS DE ODIO. ¿Pensarán que lo hacen por amor!

        • Esperanza 8 febrero, 2017 a 14:10 #

          Gracias por la explicación

  3. Simple supervivencia 7 febrero, 2017 a 11:28 #

    Puedo comunicarme con ustedes en la lengua de Cervantes, porque gracias a la heroica locura de millones de desposeídos que regaron con su sangre durante ocho siglos, España y todo occidente se salvaron del exterminio invocado por Alá.

    Isabel y Fernando iniciaron una catarsis con la que un pueblo peninsular se transformó en una nación intercontinental. Un imperio en el que no se ocultaba el sol y en el que la justicia social y desarrollo tecnológico eran la regla.

    La geopolítica continuó con sus devenires y las alianzas de sociedades secretas e imperios enemigos desmembraron el Imperio español, para dejarnos huérfanos en decenas de pequeños países enemistados entre sí.

    Hoy, en pleno siglo XXI, los hijos de esos enemigos siguen conspirando para acabar con la tierra de Pelayo.

    Ante una invasión descarada con tropas musulmanas y dinero israelí del amado territorio catalán, la sociedad civil española ha decidido bajar la cabeza y esperar a que les arrebaten la tierra de sus ancestros.

    A los catalanes y por extensión a todos los españoles los están sometiendo a un genocidio a través del reemplazo étnico y ustedes creen que hay que usar un lenguaje moderado ante la barbarie si se quiere proteger la supervivencia hispana.

    Esos valientes del “caso Blanquerna” deberían ser dignos de admiración.

  4. Pedro Benabarre Graus 7 febrero, 2017 a 10:26 #

    Un escrache, una manifestación tumultuaria en un centro cultural de la Generalidad en Madrid no puede acabar en CINCO AÑOS DE PRISIÓN PARA SUS AUTORES, 14 chicos y una chica, sobre todo teniendo en cuenta que son gente joven, de unos veinte años, a los que se va a hundir su proyecto vital… (El acto duró escasamente un minuto).

    No es lógico ni justo. Repugna sentido común y al Derecho.

    Y más cuándo cuando vemos como los dirigentes de la Generalidad hacen lo que les da la gana, o la familia Pujol ha robado a manos llenas, y ninguno está en la cárcel. ¡Lo que es peor, TAMPOCO ENTRARÁN NUNCA!

    En mi opinión el Tribunal Supremo se ha cubierto de m… Es fuerte con los débiles, pero débil con los fuertes, LOS SEPARATISTAS CATALANES.

    • Pilar 7 febrero, 2017 a 11:10 #

      La conclusión parece muy sencilla: los separatistas catalanes SON UNA ESPECIE PROTEGIDA.

      Ellos pueden insultar, faltar al respeto a todo el mundo, quemar las Banderas Nacionales de España, etc., Y NO PASA NADA.

      ¡Pero cuidado con meterse con ellos, aunque sea sólo un minuto, pues entonces vas de cabeza a prisión!

      ¿Y a esto llaman “justicia”…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: