EL INFILTRADO

26 Ene

Antonio Tejedor Garcia. Escritor y Profesor

Antonio Tejedor García

Antonio Tejedor García                 

 La línea políticoroboaplauso siempre fue un clásico. El político (tema transversal, que gusta de decir ahora, sin nombrar tendencias) roba de cualquiera de las mil formas que ellos mismos han puesto a la propia disposición y en caso de ser trincados, en vez de condenas, recibían aplausos (la ley es como el cuchillo, no hiere a quien lo maneja). Siglos de historia contemplan este hito con parangón en otros muchos lugares, que en esto no tenemos la exclusiva.

Ahora han llegado los del PP y, ellos, siempre tan clásicos, nos rompen la tradición y quiebran esta delicada línea. ¿A quién se le ocurre sustituir el aplauso por la cárcel? Luego, que somos nosotros, el populacho, los que nos metemos con la burguesía, que les tenemos manía, envidiamos su estatus y su dinero en Suiza. Cosas así, dicen. Pues, no señor, no somos nosotros, entre ellos se devoran. No obstante, siempre buscan una justificación, una disculpa. A veces, de lo más peregrina. Ahora culpan al Sr. Bárcenas y lo acusan de infiltrado. Un infiltrado de la CNT, nada menos, un anarquista de lo más peligroso (¿O es de Podemos?). Joder, Bárcenas, ahora que sé de su sacrificio no le llamaré más Luis el Cabrón. Don Luis, así le llamaré ahora. Tiene usted todo mi respeto. ¡Y con qué señorío disimula!

Ha de ser muy duro aguantar años y años, soportar el sacrificio de convivir con la odiada burguesía que nos explota solo por darles en las narices y sacar a la luz sus prácticas más castizas y ancestrales de estafas, fraudes, saqueos, malversaciones, atracos (sin pistola) y lindezas varias. Siento que le hayan descubierto, Don Luis, y me temo que se lo harán pagar caro. Más, si se lleva a alguno al talego, con lo poco que les gusta a esa gente mezclarse con la chusma. Los infiltrados tienen mala prensa, porque al hecho de destapar sus fosas sépticas se añade el engaño y esto duele, Don Luis, burlar a quienes tienen la exclusiva de la burla social es un pecado que no está en su talante perdonar. Piense durante un segundo, Don Luis, usted no tiene pedigrí, es un nindungui que debería estar agradecido de por vida y besar sus áureas posaderas y en vez de eso, se les mete hasta la cocina, arrasa con ollas y pucheros y además hace tanto ruido que se entera todo el país. Ya le digo, no se lo perdonarán. No volverá al palco del Bernabéu a, entre whiskys y platos de Jabugo (no sé el orden digestivo), cerrar negocios para otros (aunque alguna migaja haya caído en su mesa reservada de Suiza)

Por tanto, le aconsejaría que no empeñe en defenderlos, usted ya está condenado y con la táctica que sigue en el juicio lo único que va a conseguir es librar al que le condena. Pobre favor. Con esa postura va a devolver bien por mal, algo muy cristiano, lo sé, pero que a ellos no les cabe en la cabeza de un anarquista. Otra cosa que no le entiendo: ¿va a volver a jugar a las cartas en la prisión con esos tipos de chándal venezolano? Hombre, por favor, donde esté la clase y el saber estar, las carnes cargadas de aplausos y cuentas en los paraísos fiscales, los políticos de raigambre y casta, por favor, Don Luis, no compare una partida de cartas con empresarios de postín o compis de partido a los desarrapados con los que jugaba. No los abandone en la calle y recójalos a su vera, que en cualquier prisión hay calefacción y aire acondicionado. Vamos, Don Luis, no defraude a los de su clase. Con que cuente la verdad nos vale.

Correo electrónico: espikap@Hotmail.com  Blog: www.lagartosquebrada.blogspot.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: