Celaya: La culpa del colapso de urgencias la tiene un médico muerto hace 10 años (José Luis Casado Martínez)

16 Ene

Celaya-soprendido-border-line-DESGOBIERNO-DE-ARAGÓN

Por Pedro Navaja

Estas navidades el Consejero de Sanidad Sebastián Celaya ha elaborado un plan para contrarrestar la indignación de la sociedad aragonesa por el evidente deterioro de la sanidad con pacientes cuatro horas en espera de triage -por enfermería- de urgencias hospitalarias. o doce horas esperando la asistencia por el 061. El plan consiste en dar entrevistas a El Periodico de Aragón y a Heraldo que se exponen en este post

Durante las vacaciones también se ha repetido el hacinamiento de pacientes urgencias  que han llegado a estar cuatro días ingresados en pasillo o en salas comunes sin barreras mecánicas antes las infecciones, sin intimidad del propio cuerpo teniendo que hacer deposiciones o limpieza del propio cuerpo en presencia de otros pacientes, sus familias e incluso visitantes.

Tampoco tenían confidencialidad de los datos de salud protegidos por nuestras leyes e incluso castigada su revelación por el código penal. Los pacientes próximos, sus familiares y sus visitas eran testigos involuntarios de las preguntas y respuestas intimas  sobre la salud. También de los diagnósticos e intervenciones anteriores y de los pronósticos o tratamientos.

Por si fuera poco los pacientes estaban inseguros sin los medios fijos elementales como oxigeno, aspirador, timbre de emergencia o interfono. Los útiles como fonendoscopios pasaban de paciente a paciente. Las manos de los sanitarios no se lavaban entre dos enfermos por falta de medios.

Celaya no asume su culpa. Del colapso de las urgencias del hospital Miguel Servet le hecha la culpa a un muerto. Si a un muerto. Hace responsable del actual deterioro al que fue su Coordinador  José Luis Casado Martínez (PP) y que murió hace casi una década. No dice que fue su jefe durante su época de correrías universitarias durante la dictadura.

El Consejero de Sanidad es un incompetente “nivel Dios”. Ha cometido graves errores de indocumentado irresponsable común o no reparar las torres de refrigeración del clínico a pesar de la advertencia de la empresa de mantenimiento lo que ocasiono siete fallecimientos. Propuso y ejecuto en la practica dos gerentes simultáneos para el Salud; uno el y otro Marión. También ha sido famoso por decir públicamente que iba a poner un Consejo de Administración al frente de cada hospital o que los Consejos de Salud serán ejecutivos.

Sin embargo, tonto lo que se dice tonto no es. Al menos para sus intereses es muy listo. Si ser especialista en nada un miembro del OPUS DEI hizo posible su contratación como intensivista del Clínico donde además del sueldo de adjunto hizo guardias y méritos políticos. Lo suyo no era ver pacientes sino el ordenador con el copy pega de publicaciones de nutrición subvencionadas por la industria del sector y que nadie compraba por falta de calidad por lo que tenían que ser regaladas por los laboratorios.  Si hizo una oposición con un tribunal del PSOE para la ser Jefe de Sección y primer ejercicio (memoria) de valoración subjetiva y eliminatorio.

Celaya no ha hecho nada salvo darle a la lengua. Es el vago del cuento de la lechera que lo único que sabe hacer es darle rienda a su perniciosa imaginación diciendo que esta haciendo un plan o que creará una comisión. Ha hecho buenos a inútiles como Noeno u Olivan sin olvidarnos del bibliotecario.

La culpa de que el incompetente y vago de Celaya sea Consejero es del Presidente de Aragón Javier Lambán.

logo EPA

 Una de las salas de boxes del hospital Miguel Servet, repleta de pacientes casi al mediodía de ayer. - NURIA SOLER

«La situación en urgencias ha sido peor de lo que esperábamos»

¿Cómo es posible que el 061 tarde 12 horas en atender un servicio?

No me cabe en la cabeza que se tarde eso. Habría que ver el caso concreto, pero no es lo habitual.

¿Y una espera de 8 horas en urgencias?

¿Para qué? ¿para ser atendido? Primero está el triaje para seleccionar a la gente con más gravedad y 4 horas en triaje tampoco me cuadra.

Pero esas cuatro horas en triaje se han dado estos días.

Si eso ha pasado, ahí hemos tenido un fallo, hay que reconocerlo. No es normal. Un triaje en 15 o 20 minutos debe estar hecho, a no ser que lleguen cien personas de golpe y hagan cola.

Sanidad anunció que la gripe era epidemia antes de que empezara la saturación de los servicios. ¿No es posible evitar que pase todos los años lo mismo adoptando medidas con antelación?

Habíamos hecho una previsión de cómo íbamos a actuar, con una serie de medidas como la disminución del cierre de camas, el refuerzo de los centros de Primaria, que han funcionado bastante bien y hemos cubierto todas las agendas, o un plan con un equipo que dos veces al día valoraba la situación de cada hospital. Hemos ido tomando medidas conforme hacían falta y la verdad es que hasta el 4 o 5 de enero la situación había funcionado relativamente bien, sin un exceso de presión salvo en momento puntuales. Los problemas empiezan el día de Reyes, cuando nos encontramos con un aumento, que nos ha sorprendido, de la necesidad de ingreso, que ha crecido muchísimo. La gravedad de los pacientes ha hecho que, en vez de cifras de ingreso de un 12%, hayamos tenido hasta el 20%. El día 8 abrimos todas las camas disponibles y seguíamos sin poder ingresar a quien lo necesitaba. Ahí se tomó la decisión de suspender intervenciones quirúrgicas de tarde o abrir plantas, como en Barbastro. Ha habido dos o tres momentos difíciles, pero creo que se ha ido respondiendo a tiempo y bien. Si nos comparamos con otras comunidades, creo que no podemos estar descontentos de cómo han funcionando los servicios de urgencias.

Pero antes de Reyes ya hubo problemas y ya se había anunciado el nivel epidémico. ¿De verdad que no había forma de prevenir eso?

Es que la gripe no es la causa principal, porque puede colapsar las urgencias, pero no las camas. La tasa de gripe es de 0,2 afectados cada cien ciudadanos. No es una epidemia masiva, el problema es que ha coincidido con procesos de pacientes graves, que no se les puede mandar a casa, y no se puede resolver en un PAC o en un centro de salud. Eso es lo que nos ha pillado por sorpresa. No es una excusa, pero hemos estado al tanto y, conforme a la necesidad, se ha ido respondiendo. Hablamos de un sistema que lleva cinco años sin invertir un duro, con muchos recortes, y que, efectivamente, está menos elástico para responder a estas situaciones.

¿Está satisfecho de toda la gestión sanitaria de estas semanas entonces?

Habría preferido que no hubiera pasado esto, pero el problema de urgencias y la sanidad es que a veces las cosas surgen y nadie puede preveerlas. Pido disculpas a los pacientes que se hayan visto afectados por esta situación.

¿Contento con la gestión de Manuel García Encabo?

Totalmente. Su gestión no es concretar en estos momentos, sino que son los gerentes de los hospitales y los directores de Primaria quienes tenían una serie de instrucciones. El 061 también se ha reforzado para resolver muchos casos. El problema ha sido la necesidad de tener más camas que las habituales.

¿Y en el caso del gerente del Salud, Javier Marión?

También.

¿No ha habido falta de previsión entonces?

Creo que no. Sí que, efectivamente, la situación ha sido peor de la que esperábamos.

Esa sorpresa que se han llevado con más ingresos de los estimados, ¿le hace replantearse cambios para el año que viene?

Tendremos que ser más precoces a la hora de abrir camas o suspender operaciones. Hacerlo antes, pero un gerente que debe tomar la decisión antes debe tener la seguridad de que va a poder absorber lo que hay.

¿Se plantea cambios en la gestión de las urgencias?

Los servicios de urgencias son imprevisibles. En Zaragoza funcionan razonablemente bien. En el Servet tiene una forma de funcionar que viene de los tiempos de Casado, que es lo que creo que dificulta esto, porque se amontonan. En el Clínico, sin embargo, se suben antes a planta. Ahí es donde hay que mirar la forma concreta de funcionar. Es muy importante que las altas que se den sean por la mañana y a tiempo. Hasta hace muy poco, en el Servet esta gestión la hacía un administrativo y ahora ya hay una enfermera, con poder y mando que dirige a la cama libre. Lo que no puedo hacer con los recursos que hay en la comunidad es tener 40 camas vacías, con personal, por si hacen falta. Eso sería malversación de fondos y mala utilización.

La gente se pregunta por qué se cierran camas.

Si en vacaciones no se opera, no las puedo tener abiertas con personal. A esta gente hay que darle vacaciones también. Este año hay muchos días, que se juntan a los del año pasado y están sin gastar por parte de los sanitarios. Dar vacaciones en una oficina es muy fácil, porque se cierra y se amontonan los papeles. Pero en un sistema sanitario hay que hacer sustituciones y si la planta no se usa, se debe cerrar. Creo que eso es usar los recursos de forma adecuada.

Los profesionales insisten en más dotación de personal, por ejemplo, en el hospital Provincial. ¿Está satisfecho con la gestión que se está haciendo allí?

Yo creo que se le puede dar mejor rendimiento. Está atendiendo menos urgencias que el PAC de Sagasta. El otro día se abrieron allí 30 camas, con enfermeras, y están dando buenos resultados. La gente se debe convencer de que el Provincial está bien y es mucho mejor en instalaciones que el Servet o el Clínico, pero ha tenido una deriva en los últimos 10 años poco clara. Está en el centro, hay que potenciar sus urgencias, y cuando haya necesidad de más personal, se pondrá.

¿Cree que haría falta un hospital nuevo en Zaragoza?

Creo que no hay que hacer más hospitales, sino utilizar mejor los que tenemos. No disponemos en absoluto de recursos ahora mismo para hacer un hospital nuevo. Me gustaría poder inaugurar un centro de salud cada mes, es lo más bonito para un consejero de Sanidad, pero creo que esa época ya pasó. Hay que ser realistas y ser más eficientes. Hay que mejorar cosas, como el plan de crónicos.

¿Qué pretende este plan para enfermos crónicos?

Este plan no consiste en hacer un hospital para dejar a los ancianos allí encerrados, como algunos opinan, sino que Atención Primaria debe identificar a estos pacientes (15.000 en todo Aragón) y cada centro de salud sabe quiénes son. Van a tener una enfermera responsable del paciente que le atenderá si hace falta en su domicilio. Y, en el momento en el que el paciente se descompense, y necesite hospital no irá a urgencias, sino que irá a una sala especial para estos crónicos. Lo llevará medicina interna y funcionará de 8 de la mañana a 8 de la tarde, como una especie de hospital de día. Muchos volverán a casa tras el tratamiento y otros se quedarán ingresados. Eso evitará el paso por urgencias. Esto ya está diseñado, pendiente de una reunión con el jefe de servicio de Medicina Interna y no necesita muchos recursos. Confío en que con los presupuestos de este año podamos destinar un poco más para personal.

¿Está contento con el PAC de Sagasta después de la reapertura que usted decidió?

Sí, funciona muy bien. Si tuviera más medios y más recursos me plantearía el del Inocencio Jiménez o el del Grande Covián, pero hace falta presupuesto. Hay que ir con las prioridades.

¿Qué opina sobre las dudas que se han planteado respecto a la eficacia de la vacuna gripal?

¿Qué dudas? Creo que la directora provincial de Huesca no es experta en absoluto en Salud Pública ni en vacunas, es una médico de Primaria que puede tener su opinión particular. Para valorar la eficacia hay que esperar a que pase la epidemia y después analizar. Se sabe que el virus que hay circulando está incluido en la vacuna, por lo tanto no se han equivocado de virus.

¿Le molestaron las declaraciones de la directora provincial de Huesca sobre la vacuna?

No, porque ya la conozco. Pero no entiendo por qué tiene que hablar de cosas que no son de su competencia. No he hablado con ella, el director general de Salud Pública sí.

¿Falta dinero para gestionar la sanidad aragonesa?

Sin duda. Ya he dicho que sí siempre. Estamos infrafinanciados sin duda. En cuatro años, es la comunidad que más ha bajado el presupuesto para Sanidad en un 20%. Es la comunidad que el año pasado más aumentó el presupuesto, un 12%. Estamos intentando recuperar, pero venimos de tiempos donde el PP, al que no le quiero echar la culpa, tomó unas medidas políticas. Creyeron que aumentando la inversión y bajando los impuestos se iba a solucionar todo. Nuestra postura es meter el dinero en los departamentos más sociales porque creemos que es donde realmente hacía falta. Gimeno me ha felicitado por cómo hemos ajustado el gasto de personal, hemos mirado cada contratación y cada cosa. Cada punto que nos vamos del déficit son 40 millones menos que nos quita Montoro. Seguimos estando intervenidos y eso es un problema. ¿Por qué no pude empezar el hospital de Alcañiz? Tenía el dinero, la aprobación de las Cortes, pero Madrid dijo que no se aseguraba que en el futuro se fuera a tener ese dinero. Y me pararon el hospital de Alcañiz cuando ya podríamos haber empezado. No me dejan hacer ciertas cosas ahora si no pago farmacias, personal y demás. La situación es muy difícil y necesitariamos al menos 200 millones más al año para estar razonablemente bien.

¿Los hospitales de Teruel y Alcañiz le quitan el sueño?

Alcañiz sí, es una situación muy especial. Había un plan de hacerlo con la privada, nos opusimos y apostamos por lo público. Este año, con los 10 millones que hay, vamos a pegarle un buen empujón a las obras. Y Teruel, todo a la vez no da tiempo, pero estamos en la fase de redactar el nuevo proyecto, que hay que valorarlo y demás. Por mucho que pusiéramos dinero, los plazos administrativos, que son lentísimos y me desesperan, no nos darían tiempo en el año para gastarlo. De infraestructuras, me preocupa si no arreglamos cosas como urgencias de Huesca, las camas de agudos del Servet o la rehabilitación del pabellón del psiquiátrico. Teruel está aún bastante bien, costará un poco más, pero aún tiene buenas condiciones.

¿Se nota, personalmente, cansado por el ajetreo de dirigir este departamento?

No. El nuevo año me ha traído nuevos ánimos.

Desde algún sector se ha pedido su dimisión, ¿en algún momento ha tenido la tentación de dejarlo?

Todos somos personas y todos tenemos nuestros altibajos. Hay momentos que dices que no vale la pena. Me queda un año para jubilarme, me gusta la política sanitaria y creo que puedo aportar algo. Si en algún momento creo que mi presencia aquí es un estorbo, me iré, por supuesto. El presidente del Gobierno sabe que me puede quitar cuando considere si no lo estoy haciendo bien. De ahí a dimitir, hay mucho.

¿Está dispuesto a aplazar la jubilación y acabar la legislatura como consejero?

Mi idea es acabar la legislatura y por estar en el Gobierno la puedo aplazar, claro. No tengo ninguna duda, sé que hay muchos que están deseando tomar el puesto.

¿De qué está más y menos orgulloso de su gestión?

Me siento orgulloso de haber devuelto la sanidad universal. La pena es que creía que iba a ser una cosa temporal porque iba a haber un cambio de Gobierno en España y, consecuentemente, se derogaría el decreto que crea todo el lío. También estoy muy orgulloso de lo que se está haciendo en recursos humanos porque, aunque la gente sea muy crítica, estamos trabajando serios. Había un tremendo desorden. Lo que más me ha descorazonado y me sigue preocupando es la falta de permiso para comprar alta tecnología. Especialmente, la de los aceleradores para pacientes con cáncer. Espero que en el próximo Consejo de Gobierno se puedan licitar ya los dos nuevos previstos.

Origen: J.OTO A. LAHOZ. El Periódico de Aragón

ha-celaya-ha-el-plan-de-urgencias-no-ha-fallado

«El plan de Urgencias no ha fallado, solo ha habido esperas un par de días»

El consejero de Sanidad dice que los problemas se han debido a un pico asistencial y al aumento de los ingresos

Los hospitales públicos aragoneses atendieron casi 17.700 urgencias en los primeros diez días del año

El responsable sanitario de Aragón achaca los problemas registrados en los servicios a un pico asistencial, al aumento de ingresos y a la falta de camas en los hospitales

Los servicios de Urgencias de los hospitales aragoneses llevan varias semanas con problemas de saturación, que han llevado a suspender operaciones y han obligado a los pacientes a esperar durante horas una cama libre. Solo en los diez primeros días del año atendieron a más de 17.700 pacientes. Aun así, el consejero de Sanidad dice que todo se debe a un pico asistencial y al aumento de los ingresos y asegura que se ha cumplido el plan de Urgencias previsto. «Las cosas han ido funcionando relativamente bien, pero el problema fue el día de Reyes, en el que hubo un pico de demanda que nos sorprendió. Lo llamativo es que ha habido una necesidad de ingresos de pacientes. Si normalmente es de un 12 o 13%, algunos días se ha llegado al 20%», asegura. Celaya quita importancia a la situación y dice que «de las 500.000 urgencias que se atienden al año en Aragón, 300 o 500 pacientes han estado en unas condiciones un poco más desagradables»

El comienzo de año ha sido complicado: las Urgencias hospitalarias saturadas y decenas de pacientes pendientes de ingreso. ¿Cómo ha vivido el Departamento esta crisis?

Habíamos previsto un plan de actuación en el periodo navideño. Las cosas han ido funcionando relativamente bien, pero el problema fue el día de Reyes, en el que hubo un pico de demanda que nos sorprendió. Lo llamativo es que ha habido una necesidad de ingresos de pacientes. Si normalmente es un 12% o 13%, algunos días se ha llegado al 20%. Lo que hemos necesitado son más camas para ingresar. Esto nos ha obligado a desprogramar operaciones de menor gravedad.

Pero entonces ha fallado el plan previsto, ¿no?

No. Quizás el día 8 tendríamos que haber suspendido operaciones, pero hay que entender que es algo serio. Si comparamos las informaciones que nos llegan del resto de comunidades, aquí no hemos salido mal parados. Ha habido un par de días que la gente ha tenido que esperar más de lo recomendable, pero en definitiva las Urgencias han respondido y los hospitales, también.

Usted como médico, ¿qué le diría a un paciente que lleva más de cuatro días pendiente de conseguir una cama?

No creo que haya habido pacientes que hayan estado tanto tiempo esperando. Tenemos estadísticas y creo que hemos respondido cuando ha hecho falta y con un plan progresivo. Se han puesto los medios cuando han sido necesarios. Efectivamente, de las 500.000 urgencias que se atienden al año en Aragón, 300 o 500 pacientes han estado en unas condiciones un poco más desagradables. Le acusan de falta de previsión y le recriminan que anule operaciones, ¿qué tiene que decir al respecto? Se han suspendido intervenciones en enero y en febrero toda la vida. Este año estamos teniendo una cantidad pequeña, que no llega al 6% de las que se hacen a diario.

¿Considera que el principal problema ha sido la falta de camas?

Estamos siempre en un equilibrio entre las camas que se usan para intervenciones y las que se usan para medicina interna. Hay momentos en los que este equilibrio se descompensa, como en esta ocasión.

¿Hay que incrementarlas?

Creo que es un tema que tenemos que plantear. Los pacientes tienen mayor edad. Enfermos que antes no tenían que ingresar, ahora, sí. Tenemos que replantearnos tener más camas para estos pacientes crónicos.

Desde hace años todos los consejeros hablan de ese plan de crónicos, ¿pero cuándo se va a materializar?

El plan de crónicos atenderá a unos 15.000 aragoneses. Va a haber una enfermera responsable de su seguimiento en los centros de salud. El médico de Primaria actuará de manera preventiva y si es necesario, se trasladará al hospital, pero sin pasar por Urgencias. Tienen que ir a una unidad de crónicos que funcionará hasta las 20.00, con personal médico. Va a ser hospital de día y si hace falta, una unidad de ingreso.

¿Se podrá poner en marcha antes del verano?

Sin duda alguna. Lo que necesitamos son hospitales que atiendan a la población que tenemos, y en Aragón son mayores de 85 años. Cada año, en Aragón entre 1.200 y 2.000 pacientes superan esa edad. Además, cada año tenemos 1.000 pacientes de más de 90 años.

Hasta un 20% de las atenciones en Urgencias son de dolencias leves. ¿Se usan mal los servicios?

Esto es otro problema. Es curioso que los problemas siempre coinciden después de un fin de semana. Igual hay que cambiar la forma de funcionar. En lugar de querer operar mucho el lunes, hacerlo más el jueves o el viernes. La gente después del fin de semana también parece que va más a Urgencias.

¿Valora abrir más centros de salud los fines de semana para descongestionar los servicios de Urgencias?

Se podría valorar, pero tampoco creo que sea la solución. Si vemos que sigue habiendo problemas, seguiremos planteando cosas. No obstante, tenemos que ser cuidadosos por la situación económica. Tener todas las navidades cuatro plantas abiertas con el personal necesario si no hacen falta, es una malversación de fondos públicos.

Precisamente, respecto al tema económico, ¿está contento el consejero de Sanidad con el borrador de presupuestos?

Nunca puedo estar contento con el borrador de presupuestos, pero tenemos que transmitir a los ciudadanos que la situación económica es todavía muy delicada.

Con un 1,2 millones poco se va a poder hacer con el hospital de Teruel, ¿no?

Confío en que mejore, pero hay que poner cosas reales. No se pueden poner 30 millones, como hacían otros, cuando no estaba adjudicado.

Origen: C. FONTENLA. Heraldo de Aragón

Anuncios

10 comentarios to “Celaya: La culpa del colapso de urgencias la tiene un médico muerto hace 10 años (José Luis Casado Martínez)”

  1. Pilarin 17 enero, 2017 a 18:11 #

    Celaya eres un mentiroso y lo sables. Naces más tonto y te dan subvenciones. MENTIROSO

  2. Ramiro 16 enero, 2017 a 19:47 #

    Conocí al doctor Casado Martínez personalmente, y quiero reivindicar su memoria, su buena memoria.

    ERA UN PROFESIONAL COMO LA COPA DE UN PINO, ABSOLUTAMENTE ENTREGADO A SU TRABAJO.

    Que el modelo que él diseñó e implantó no sea válido 10 años después, es posible, pero ello no disminuye en un ápice SU CAPACIDAD Y PROFESIONALIDAD.

    Y me parece indigno echarle la culpa a un muerto, dicho sea de paso, Y CON ÁNIMO DE MOLESTAR.

  3. Esperanza 16 enero, 2017 a 18:45 #

    Necesitamos un cambio total y absoluto de nuestro Sistema Sanitario. Necesitamos una revolución y necesitamos quitar el SALUD de las garras de Celaya.

  4. Juan D.: Tonto tonto, mierda mierda 16 enero, 2017 a 13:29 #

    No os olvideís de además de trabajar como especialista sin serlo colocó a su hija de asesora en la Unión Europea pero viviendo en Zaragoza. Servia a la eurodiputada Ines Ayala del PSOE de Aragón

  5. Perplejo 16 enero, 2017 a 11:22 #

    Vergonzoso.

  6. Juan D. 16 enero, 2017 a 10:21 #

    Lo que tiene que hacer es que AP tenga mas capacidad resolutiva ya que cualquier prueba o colaboración que piden son semanas, meses o años. Ademas debe estyar integrada “realmente” con especializada.

    Pero el que no sabe, no sabe. No se puede pedir que un alcornoque fruticfíque néctar de higos. Los alcornoques producen corcho y bellotas

    • Frimena 18 enero, 2017 a 11:52 #

      Lo que es vergonzoso es que venga gente a urgencias con un P10 de su médico de cabecera por un catarro con ligera disnea, no es de recibo que deriven con un P10 a una persona mayor con un INR de 5-6 a urgencias para que le pongan una vitamina K que se puede poner tranquilamente en AP, lo que no me cabe en la cabeza que te vengan con un P10 a urgencias alguien que se ha contusionado en el brazo para que le hagan una RX. No es lógico que se deriven pacientes a urgencias con un tapón en un oído, no entiendo como se ven derivaciones de primaria a urgencias para “curarse en salud”. Se debería de hacer un listado con qué médicos derivan a urgencias y si son de verdad urgencias o lo hacen para quitarse “el muerto” y si no esta justificado su derivación a urgencias darles un toque que se ven muchas cosas en el triaje y algunas son de denuncia al colegio de médicos por hacer cierto tipo de derivaciones para salvarse el culo. Es más fácil derivar a urgencias y que se encarguen ellos. De veguenza los de AP. No generalizo pero…se ven algunas cosas…que parecen residentes.

  7. Socialista arrepentido 16 enero, 2017 a 10:00 #

    A este siniestro personaje al que le regalaron la plaza de especialista sin el titulo que le mueve es su complejo y la inconsciencia. Por eso le mueve el afán de protagonismo y dice tonterías. Tened cuidado con el. Es rencoroso y se vengará : Lo hizo conmigo y me expedientó con calumnias de un tema que era su responsablidad. Afortunadamente la justicia hizo justicia pero me las hizo pasar canutas. No se contentó con intentar quemarme en la hoguera sino que investigó mi historia clínica sin mi permiso y ha divulgado datos que se ha inventado con el fin de desprestigiarme. Es un personaje peligroso

    • sabidondo 16 enero, 2017 a 18:25 #

      Pero esas ardices tan rastreras no son típicas de este personaje…existen muchos maestros en el desprestigio del compañero…suelen ser los TREPAS

      • Esperanza 16 enero, 2017 a 18:43 #

        Totalmente de acuerdo, existen muchos maestros en destruir a los que treabajan bien. Por eso Celaya, como persona destructiva que es no se merece estar en el puesto que está. Es un inútil peligroso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: