POR NAVIDAD: APADRINA UNA AUTOPISTA

21 Dic

Ana Cuevas

Ana Cuevas Pascual

Fíjense qué lecturas más contradictorias . Cuando se habla de nacionalizar una empresa, pongamos Telefónica, que podría aportar pingües beneficios al estado los ultraliberales se echan las manos a la peineta y claman que eso es cosa de comunistas radicales. De bolcheviques por parte de padre y madre bolivariana, por lo menos. Pero, ¡ay amigo! cuando lo que se trata es de nacionalizar un fiasco como el sombrero de un picador, pongamos unas autopistas de peaje que son un agujero negro inundado de números rojos, entonces es cosa de buenos gestores. ¡Ole sus apéndices nasales!

Se comenta que la broma nos va a costar unos 5.500 milloncejos de euros. Aunque fuentes de asociaciones patronales estiman que su coste puede aumentar hasta los 8.000 millones. Una fruslería que asegura el rescate de unos cuantos pobres ricos que, gracias a Aznar y Álvarez Cascos, sabían que no tenían nada que perder con esta aventura empresarial a la que muchas voces auguraban el fracaso. Redactaron una clausula asegurando que, de irse a pique el negociete, los primos habituales, ósea la ciudadanía, pagaríamos los platos rotos. ¡Qué hermosa gestión de la cosa pública! Las posibles ganancias iban a bolsillos privados pero las pérdidas se sociabilizaban. Desde el 2004 ya se han destinado a estas autopistas más de 900 millones de euros en ayudas públicas.

Esto de la contabilidad creativa, aseguraba Ana Pastor que no nos iban a costar un euro, tiene sus problemas. Por ejemplo explicarle a la gente que se están subiendo los impuestos porque necesitamos recaudar 5.000 millones a causa del déficit y que, por otro lado, vamos a ser los pagafantas (aunque estos son más de moet chandon) de los pufos privados de bancos y empresas carroñeras. Así es el reparto de la deuda:

Las autopistas de peaje son propiedad de diversos consorcios entre empresas constructoras y bancos. R3 y R5 son propiedad de Accesos de Madrid que está constituida por Abertis (35%), Sacyr (25%), Bankia (20%) y ACS (205). La A77 es del consorcio ACS (50%), Abertis (25%) y Globalvia que es Bankia y FCC (25%). R4 y AP36 son del consorcio Autopista Madrid Sur cuya propiedad se encuentra repartida entre Cintra (Ferrovial) 50%, Itínere (Sacyr, Citi Group, Kutxa Bank, Abanca, Liberbank) 40%, Budimex (filial polaca de Ferrovial) 5% y la Kutxa 5%. La R2 es de Abertis, Acciona, Globalvía y Sacyr. Y la AP41 de Isolux Corsán, Consa, Sando, Azvi y Banco Espirito Santo.

Los bancos que reclaman deudas, o al menos mantenían un pasivo con estas empresas hasta hace unos meses, porque se desconoce qué parte pueden haber vendido de sus deudas a día de hoy, son: Bankia 400 mill.; Banco de Santander 327 mill.; Banco de Sabadell 310 mill.; Caixabanc 290 mill.; BBVA 275 mill.; Banco Popular 120 mill.; Novobanco 170 mill.; Unicaja 115 mill; Royal Bank of Scotland 120 mill.; ING 100 mill.; BNP 55 mill.; y Lloyds Bank 55. A estos datos habría que sumar los 270 millones del Instituto de Crédito Oficial. Parte de estos créditos han sido vendidos a diversos hedge funds o fondos buitre como Taconic Capital, Blue Mountain Capital, Neuberger Berman y The Children Investment fund. Según fuentes internas de los bancos el capital en poder de los fondos buitre es de más de 1.000 millones de euros. Es especial el caso de The Children Investment porque es el segundo máximo accionista de AENA, posee participaciones en Red Eléctrica y ha concedido un crédito de refinanciación a Abengoa.

El presupuesto de la secretaría del estado par I+D+I en 2016 fue de 4.200 millones. Menos de 5.000 millones es lo que le cuesta toda la educación en Cataluña. No hay  dinero para mantener el poder adquisitivo de las pensiones ni para la dependencia. La sanidad y la educación pública siguen perdiendo profesionales y recursos. Las personas mueren porque no se puede acordar una tregua energética…

Me trae a la cabeza la sentencia de risa que un tribunal le ha impuesto a Christine Lagarde por haberle regalado 400 millones de euros de dinero público a un millonario francés cuando la buena mujer era ministra de economía y finanzas. Negligencia. ¿Es que acaso le dio poco?  Una peculiaridad, la negligencia, que sin duda abre las puertas para dirigir el FMI. Negligentes abusadores sexuales como  Dominique Strauss-Kahn o negligentes cuatreros que dominan el fraude fiscal y la evasión de impuestos como Rodrigo Rato.

Solo faltaba Lagarde, esa encantadora dama que se indignaba porque tenemos la manía de vivir demasiado. Por eso se empeñaba en recortarnos la vida. Para poder destinar la pasta de todos a lo que verdaderamente importa: salvar millonarios.

El próximo presidente del FMI tiene el listón muy alto. No se si Charles Manson está disponible.

Mientras tanto en Españistán no se actúa con negligencia. ¿Por qué regalar cuatrocientos millones a un millonario si podemos repartir miles de millones entre varios? Nuestro gobierno es igual que Robin Hood, pero al revés. Si alguna cosita como la sanidad o la investigación se van a hacer puñetas, ¡qué carajo! ¿Para qué queremos los pobres vivir tanto?

 No sea usted egoísta y apadrine una autopista.
anacuevaspascual@gmail.com web: http://kuentoschinos.blogia.com Facebook: https://www.facebook.com/ana.cuevaspascual. Twitter: https://twitter.com/tragachicos
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: