¡Ay, Felipe de mi alma!

17 Oct

Antonio Tejedor Garcia. Escritor y Profesor

Antonio Tejedor García

Antonio Tejedor García

Si contigo solamente yo soñaba, te cantaba Mari Pepa en La Revoltosa, incluso muchos años antes de nacer.

 España entera soñó contigo un día, Felipe. Se lo pagaste, no hay duda.  Pero se lo pagaste solo a una media: le trajiste la contratación  a tiempo parcial, varias reformas laborales, una reconversión industrial que a la otra media le costó muchos dramas familiares e historias de paro y desesperanza, firmaste el tratado de Maastrich para poner a la misma media España de rodillas ante los bancos, utilizaste la cal para blanquear sepulcros y para enterrar etarras. A lo mejor esto no es cierto y pertenece a las confabulaciones que tus opositores te lanzan para desprestigiarte, pero me hubiera gustado que hubieras acabado la frase aquella de “Nunca hemos tenido peor resultado en el País Vasco, a pesar de las cosas que hicimos… pá, pá, pá”.

La verdad es que eres un grande, ¡ay Felipe de mi vida! Tan grande que tú solo ya eres el partido entero. Por eso no me extraña que te sintieras engañado por lo de P. Sánchez. A ti, que te engañen a ti, alma y vida del partido, un socialista desde los tiempos de Isidoro, tu nombre falso para la poli franquista que tan amablemente te trataba. Por cierto, ¿Es o no falsa esta frase “Los altos mandos franquistas de la policía dieron orden de no detener nunca a Isidoro–Felipe González, aunque sí lo hicieran con manifestantes de otros partidos que estaban con él”?

Tú, que por otro lado, con aquello del “cambio” fuiste un perfecto ilusionista que te sacaste de la chistera el conejo del desencanto para hacerlo explotar en los morros de esa media España que también soñaba contigo, que te aupó a la cumbre y a la que cagaste encima sin la menos consideración.  ¡Qué contenta has dejado a la otra media, a la de las grandes empresas, el IBEX, a los amos del circo! Que eso te ha trasmutado de hombre a pelele… algún precio hay que pagar. Aunque tú, más que pagar, cobres. 300 mil del ala por un buen consejo, me han dicho. ¡Caro, el quilo de consejo! Claro que el extremo derecho de la política colombiana –un tal Uribe- o el de la venezolana –otro tal Capriles- tienen pasta gansa, no hay problema.  Como los de Gas Natural. No sabía yo que en Derecho se estudiara energía.  El que ahora, sin que se te mueva un pelo, aceptes las injusticias contra las que antes luchabas, ¿a qué se debe? ¿Has sufrido una contraconversión, se te ha caído el caballo de Saulo encima?

Y por si faltaba poco, rematas tu faena con una estocada atravesada con derramamiento de sangre que ha dejado la arena perdida y comandas el golpe de estado contra tu propio secretario general, el mismo que tú y la cúpula de barones que mangoneáis propusisteis ante el peligro que un supuesto  izquierdista como Madina pudiera tomar las riendas del partido y sacaros los colores. Ya ves, hasta un hombre tan moderado como Pedro Sánchez te los ha sacado. Has quedado a la altura del barro, Felipe, no sé si lo sabes. A este cartel del 79 le sobra tu cara. ¿Sabes que vas a destrozar el partido? Sí, lo sabes, pero te importa una mierda. A mi, en cambio,. me gustaría saber qué tienes que callar para hacerle esto al PSOE, para romper con más de 100 años de honradez.

El hombre que nos trajo el desencanto de la política golpea dos veces. Si lo consigues de nuevo, ¡ay Felipe de mis sueños!, los dueños del circo te van a elevar a la peana del más alto santoral. Son listos, lo sabemos de siempre. Amagan con un Rajoy incapaz de barrer una hoja y arremeten con una escoba de púas sociolistas. Un monumento, Felipe, te van a hacer un monumento. Ahora bien, que sepas que nunca faltarán palomas que utilicen tu estatua como wáter y que nieven tu cutis moreno de yate venezolano.

 

Anuncios

2 comentarios to “¡Ay, Felipe de mi alma!”

  1. Esperanza 17 octubre, 2016 a 16:35 #

    Felipito siempre fue un maestro en el arte del birlibirloque y su partido también. Han sido unos magos del engaño y la estafa. Siempre han dicho una cosa por delante, y han hecho lo contrario por detrás. Ya es hora de que desaparezca el partido.

  2. Maria 17 octubre, 2016 a 15:09 #

    Tienes toda la razón ” Con él empezó todo “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: