Sanidad deriva las ecografías mamarias de pacientes de Jaca al hospital de Huesca

30 Sep

Desde junio hasta ahora las realizaba el radiólogo que acude dos veces al mes a la capital jacetana

HOSPITAL-DE-JUGUETE-DE-JACAEl hospital de Jaca no realiza ecografías de mama desde hace unos días, ya que el San Jorge de Huesca, del que depende el primero, ha decidido que esta prueba se realice en la capital oscense porque tiene mejores condiciones. Estos controles se hacen cuando se detecta alguna patología en la mama o cuando son necesarios informes más concretos tras la realización de una mamografía normal, a las que se suele someter, dentro de las campañas de prevención, a mujeres mayores de 50 años en el camión que se desplaza tanto a Jaca como a otras ciudades.

Hasta ahora, las ecografías las realizaba el radiólogo de San Jorge que se desplaza desde el mes de junio dos veces al mes al centro jaqués, ya que la plaza de este especialista no está cubierta porque no se encuentra personal, según explican desde el departamento de Sanidad. Este facultativo podía realizar esta prueba porque en el hospital de Jaca hay ecógrafo, pero no mamógrafo, ya que hace unos meses se retiró por quedar obsoleto.

La Plataforma Pro-Hospital de Jaca ha manifestado su desacuerdo con la decisión y vuelve a denunciar la falta de especialistas y la consiguiente merma en la prestación de servicios a los ciudadanos de esta zona sanitaria que atiende las comarcas de La Jacetania y el Alto Gállego y parte del Sobrarbe. Explican que hace años, cuando el hospital no dependía del Salud, si en la consulta de ginecología se sospechaba de alguna anomalía que una mujer pudiera presentar en su exploración mamaria «podía hacerse una ecografía o mamografía al salir de la consulta y regresar a continuación con el resultado, o ser citada si el problema no era urgente ». Actualmente ninguna prueba de mama puede realizarse con los servicios propios del hospital.

pagina-24

Lista de espera de un año

Según explica la plataforma, «el servicio de Radiología de San Jorge, de donde se depende ahora, solo envía un radiólogo dos días al mes y de la lista de ecografías que se cita, al menos la mitad, son ecografías mamarias, unas 45 al mes». Desde hace unos días, añade, se ha recibido orden de citar todas las ecografías mamarias en el hospital San Jorge de Huesca, «cuando este centro tiene una lista de espera de un año».

Por lo tanto, y según sus cálculos, entre 45 y 50 mujeres deberán acudir a Huesca todos los meses para someterse a este tipo de prueba, «que se ha venido realizando en nuestro hospital desde que existe sin que se hayan constatado fallos». En Jaca los resultados «estaban al momento» y posteriormente, si se detectaba algo grave, se derivaba a Huesca. Ahora, para la ecografía, las mujeres ya tendrán que realizar un viaje a la capital oscense, luego deberán esperar a tener los resultados y ser citadas por el ginecólogo en Jaca.

Si los resultados requieren de más pruebas, como una resonancia o punción, entre otras, tendrán que ser derivadas de nuevo a Huesca. Por lo tanto, con esta medida, las pruebas, los resultados y el posterior tratamiento, si fuera necesario, se alargarán más en el tiempo, denuncia la plataforma.

Este colectivo recuerda que en centro jaqués han llegado a trabajar dos radiólogos y «el presupuesto de sus plazas o está amortizado o empleado en otros hospitales ».

Este año se venían haciendo las ecografías de mama desde el mes de junio, antes no, porque no había radiólogo. Con la lista de espera provocada por la ausencia de este especialista y derivando con pacientes tanto al hospital San Jorge como a clínicas privadas, en el hospital de Jaca se contabilizaron un total de 546 ecografías, de las cuales 69 fueron de mama. Igualmente la plataforma reivindica que el centro jaqués sea dotado de un TAC para evitar viajes a Huesca de pacientes en condiciones poco aptas para los desplazamientos.

Un mamógrafo «obsoleto»

El pasado abril, el Servicio Aragonés de Salud retiró el mamógrafo justificando que estaba «obsoleto». El aparato llevaba sin utilizarse casi un año, desde que no había radiólogo y era el camión que acudía cada 15 días el que realizaba mamografías, resonancias y pruebas de contraste.

La atención a las mujeres en el hospital de Jaca ha provocado quejas sobre todo a raíz de que a finales del año pasado las urgencias de ginecología y obstetricia se derivaran al San Jorge al no haber un facultativo de guardia. Es decir, si una mujer embarazada se ponía de parto por la tarde, por la noche o los fines de semana debía viajar hasta Huesca. Cinco meses después se reanudó el servicio con la contratación de dos ginecólogos.

Pero entretanto se creó la plataforma y convocó movilizaciones, como una cadena humana que rodeó el hospital para pedir la mejora de la cartera de servicio, algo que solo se puede garantizar cubriendo las plazas de especialistas. La forman trabajadores del hospital y miembros de otros colectivos, que defienden una sanidad pública y de calidad.

Origen: LAURA ZAMBORAÍN. Heraldo de Aragón
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: