Las urgencias del Servet vuelven a saturarse con hasta 60 pacientes pendientes de ingreso


La falta de camas ha obligado a llevar a veinte enfermos a otros centros en los últimos días. Los boxes estaban ayer llenos y llegó a haber 15 enfermos en los pasillos a media mañana

Varios pacientes esperaban ayer a última hora de la mañana en el pasillo.Heraldo

Los peores presagios se han cumplido. Los servicios de Urgencias de los principales hospitales de Zaragoza han sufrido estos días las consecuencias de un largo puente festivo con salas de espera llenas y pacientes en los pasillos. Ayer, en la Casa Grande, según confirmaron trabajadores del centro, llegaron a acumularse a media mañana hasta 60 personas pendientes de ingreso y se volvió a tener que derivar a enfermos al Militar y a San Juan de Dios. Conforme se dieron dando altas, esta situación mejoró y a primera hora de la tarde, eran 30 los enfermos en este impasse.

Si habitualmente los lunes son complicados para las Urgencias hospitalarias, las gerencias de los sectores temían y eran conscientes de las consecuencias que podía acarrear el puente de la Constitución, con cuatro días de fiesta y sin servicio en centros de salud (salvo los de Atención Continuada). De hecho, el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, explicó que se había preparado un plan para poder asumir la demanda durante estos días.

Si la presión asistencial se comenzó a notar a partir del lunes (todavía festivo), fue ayer cuando la llegada de pacientes al Miguel Servet fue en aumento. A última hora de la mañana, se llegaron a acumular hasta 15 pacientes en pasillos, 22 en boxes y 67 distribuidos en las tres salas de observación (con capacidad para 24 personas, 24 y 19, respectivamente).

Pero, ¿por qué se produce este atasco? El incremento de atenciones lleva consigo un aumento de personas que necesitan ingreso. La falta de camas suficientes para absorber esa demanda produce un cuello de botella en Urgencias, ya que los pacientes tienen que esperar hasta que se liberen habitaciones. En la mayoría de las ocasiones, la situación mejora cuando se empiezan a dar altas y se derivan pacientes a otros hospitales. Según explicaron desde el Servet, durante el fin de semana se tuvieron que enviar 17 pacientes a San Juan de Dios, pero ayer este centro solo disponía de dos camas libres y el Militar, otras dos.

Esperas de hasta cien horas

Así, a media mañana, había hasta 60 pacientes pendientes de ingreso con esperas que en algunos casos alcanzaban las cien horas. En muchas ocasiones, estas demoras más largas las sufren pacientes con patologías muy concretas que necesitan cama en una planta determinada, por ejemplo, por la necesidad de tener acceso a un aparato concreto.

Pero al problema por la limitación de las camas se une, según explican algunos trabajadores, la propia falta de organización del hospital.

Recuerdan que la mitad de plantilla de enfermería del servicio ha decidido trasladarse a otros servicios (por acoplamiento interno). Aunque aseguran que el personal que ha llegado a sustituirlo está perfectamente capacitado, reconocen que todavía tiene alguna carencia. Por ejemplo, no todos pueden estar en el triaje ya que se necesita una experiencia mínima en Urgencias y un curso previo para poder enfrentarse a esta tarea.

Por su parte, fuentes del Miguel Servet admitieron ayer que la situación en las Urgencias estaba siendo complicada estos últimos días. Explicaron que el día 8, hubo 350 atenciones en el hospital General, el día 7, 409 y el día 6, 282. La media de asistencias al día son unas 340. Además, las mismas fuentes hicieron hincapié en que se ha intentado hacer frente al incremento de demanda reforzando el servicio y facilitando los ingresos agilizando las altas.

Aunque los mayores problemas se registraron en el Miguel Servet, otros hospitales de la capital aragonesa como el Clínico o el Royo Villanova también han vivido unas últimas jornadas complicadas, según el sindicato CSI-F.

El incremento de las urgencias en los hospitales ha sido generalizado. En lo que va de año, ya se han atendido 6.200 personas más que en el mismo periodo de 2014. Hace unas semanas, el coordinador Asistencial, Javier Marzo, reconoció que este tipo de atenciones han aumentado entre un 3% y un 4% cada año. Recordó que debido a las características de la población aragonesa (mucha gente mayor) un 12% necesitan ingreso y las camas son limitadas. En ese sentido, adelantó que se va a intentar llegar a un acuerdo con San Juan de Dios para que ponga a disposición del Servet entre treinta o cuarenta camas extra más (para agudos y largas estancias).

Origen: Las urgencias del Servet vuelven a saturarse con hasta 60 pacientes pendientes de ingreso | Noticias de ARAGÓN en Heraldo.es
Anuncios

7 Comments

  1. El problema de la urgencia, como el del resto de los servicios se solucionan:
    Poniendo a los más capacitados a trabajar (no colocando a los que me caen bien). Premiandolos cuando hagan las cosas bien y no llamandoles la atención cuando las hagan mal (no hacer lo contrario, para que a mí que soy un mediocre me hagan sombra). Implicandose la Dirección en todo momento (no hacer guardias localizadas que además las hace el jefecito de la guardia- que nos apuntamos para ganar más perras, pero nos las trae al pairo. Poniendo al mando a gente que mande y sepa mandar (no que cuando surge un problema dicen …esto es lo que hay….o apañatelas como puedas)

    1. El problema es que en la Sociedad actual, el más capacitado se acaba identificando con el que mejor cae, el mas afín, el mas correcto politicamente… y así nos mandan quienes nos mandan. Egos con patas que agachan la cerviz ante quienes les nombran y sacan el genio con los súbditos. Y si alguno se desmarca o coge un poquito de protagonismo, hay que pararlo, no vaya a ser que nos deje en evidencia. Así todos contentos (menos los trabajadores, los usuarios… que no pintan nada)

  2. Esto es lo que dice el Ministerio, sus expertos, directivos y se supone que coordinadores o trabajadores de Urgencias:

    Los estándares de gestión y calidad asociados a un menor riesgo de saturación de urgencias son:

    – El 90% de los pacientes debería ser dado de alta en la UUH, ingresado en el hospital o trasladado a otros centros, en un periodo de cuatro horas.

    – El paciente de la UUH, pendiente de ingreso hospitalario, no debería permanecer en esta unidad más de doce horas (desde que se procede a la orden de ingreso)

    – El tiempo máximo de observación-valoración de la evolución del paciente en la UUH debería ser inferior a veinticuatro horas

    – Cuando el paciente deba permanecer en urgencias más de seis horas debe se atendido en una unidad de observación específica.

    El documento en sí no tiene desperdicio, si bien predominan palabras y palabras, intenciones, indicadores, el famoso debería… y no se habla del paciente para casi nada.

    Como es costumbre se organiza de espaldas al pobre enfermo, aunque la buena intención queda patente en los “objetivos de calidad y seguridad”.

    Ya se han ampliado las Urgencias a un tamaño desmesurado en todos los aspectos, con el resultado de que cabe mucha más gente y se saturan igual -o más, pero viéndose un poco menos-. Aunque claro, se atienden procesos cualesquiera y todos lo hacemos muy bien siempre y tal. Pues no faltaría más con lo megasuperextraguays que somos! Por supuesto que se debe criticar a los gestores. Buena parte de la responsabilidad de decisión y de asignación de recursos es suya, pero aquí todos deberíamos ver en lo que fallamos o cómo podemos mejorarlo.

    Y bueno, da igual. Necesitamos una urgencia más pequeña y más especialistas. Mientras no se solucionen un mayor porcentaje de problemas directamente allí o mejoremos mucho la eficiencia en todas las áreas del sistema esto va a seguir pasando.

    Y no me creo que no sepan por qué. Miren el porcentaje de ingresos, pero en el área médica, no global, que maquillar números es muy fácil. Ningún Servicio médico del Hospital puede soportar esa presión de Urgencias. Por eso, obviamente, no la soportan.

    Eso sí, siempre nos quedará la Romareda para seguir ampliando las Urgencias del Servet. Menos mal.

  3. Me gustaría ver a algun “jefecillo” pasarse por allí abajo para dar las explicaciones oportunas tanto a pacientes como a familaires. Siempre bregando los trabajdores y dando la cara. Es un servicio inhumano y se de lo que hablo ya que trabajo allí.

    1. Tu lo has dicho: “inhumano”. No ya para los trabajadores que seguro que eso les importa bien poco a los que mandan, sino para los pacientes y sus familiares que luego son los que en sus charlitas de powerpoint llaman “el cliente”, y que realmente solo les importan en los momentos que votan y pagan impuestos. Lo que se merecen es tener que padecer la misma atención que saben están ofreciendo. Pero lo triste es que eso no pasa porque cuando les toca, o se van a la privada o van al despacho del que manda para que de las instrucciones oportunas y sean atendidas de manera rápida y cómoda. Si es que como decía el exsociata Felipe, “todos somos iguales, pero unos somos mas iguales que otros”. Y que no vengan con cuentos de que esto no es solucionable. Que pregunten a los trabajadores

      1. Razón toda Coreanito ni mas real ni mejor explicado e irreversible porque les da igual ademas de ser incapaces de solucionar el más mínimo problema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s